Tag Archives: viajar barato

Interrail, la primera gran aventura de tu vida

De todos los medios de transporte, probablemente el tren sea el que tiene más de poético y literario, tal vez por el ritmo que imprime y por los grandes espacios en los que es posible moverse mientras te desplazas. No en vano se han escrito multitud de novelas de todos los géneros sobre los vagones, los convoyes de todo el mundo e incluso, hoy en día, con la proliferación de los aviones y la mayor rapidez de los vehículos privados, sigue siendo un medio muy reflejado en las diferentes formas artísticas.

El Interrail: un viaje hasta el autoconocimiento

La elección del tren por parte de los artistas para sus formas de expresión que mencionábamos más arriba es un reflejo de lo que este medio supone para el viajero: más tiempo para relajarse y más espacio para moverse con comodidad. Por lo tanto, es el lugar perfecto para encontrarte contigo mismo/a o para conocer a personas que podrán cambiar tu vida. Esto es especialmente significativo cuando el viaje en tren lo haces durante tu juventud, por ejemplo, en Interrail.

Las largas horas sobre las butacas de una hilera de departamentos que se desplaza a alta velocidad sirve para permitirnos la introspección. Si tenemos en cuenta que aún todavía y hasta dentro de muy pocos meses, el roaming sigue vigente y con caras tarifas, los jóvenes dejarán de tener acceso a Internet en cuanto crucen su frontera, por lo que pasar tantas horas desconectados les obligará a dejarse llevar por pasatiempos de otras épocas: podrán leer libros que quizá ni se planteaban o dedicar el tiempo a la reflexión y el autoconocimiento.

Por otro lado, el viaje con Interrail para muchos jóvenes supone su primera aventura, la primera vez que necesitan comportarse con auténtica independencia, de sus padres, hermanos mayores o personas que hasta entonces les resolvían las situaciones. Hay que tomar decisiones y saber afrontar contratiempos, lidiar con incomodidades y aprender cómo es de verdad la vida. Para muchas personas, es el primer baño de madurez y comienza a forjar su personalidad.

Ponerse a prueba  con esas dificultades y contratiempos mencionados también sirve para el autoconocimiento, pues es en momentos de crisis donde una persona llega realmente a mostrarse cómo es. Sabemos cómo es alguien, no en cualquier situación cotidiana, sino en sus reacciones ante un problema: si lo resuelve con facilidad, si se echa atrás y se acobarda, si lo resuelve con mucha dificultad, pero sin venirse abajo…Todas estas circunstancias definen a alguien e incluso el propio individuo es posible que no se haya conocido a sí mismo hasta tener que enfrentarse a ellas.

interrail

Interrail: Europa entera bajo nuestros pies

El aspecto de “tarifa plana” de Interrail te permite improvisar destinos, añadir paradas, alargar el viaje, modificar etapas sobre la marcha, quedarte más tiempo donde te gusta… para una joven persona se abre todo un mundo. Es un “viaje abierto” en el que tenemos todas las vías ante nosotros y nos toca elegir. Cada camino supondrá una forma de vida muy diferente y de lo que ahí se decida puede depender todo nuestro futuro. Pero, al mismo tiempo, es algo que hay que pensar sin dejar pasar demasiado tiempo, con cierta rapidez, para no parar de disfrutar. Los trenes van pasando y tal vez hay uno de ellos que no hay que dejar escapar.

Hablamos de que se pueden visitar hasta 30 países con un pase de tren, por lo tanto estamos hablando de posibilidades muy diferentes. En el tiempo del que disponemos, no se puede visitar todo, por lo tanto hay que seleccionar. Esa decisión ya nos dice mucho de cómo somos. Por otra parte, los diversos países de Europa son muy distintos entre sí y el estar pasando de uno de los más ricos a uno de los más desfavorecidos en cuestión de horas nos permitirá observar de primera mano las desigualdades que existen en el mundo y aprender mucho sobre los demás.

backpackers girl waiting for the train

Tu mundo y tu mente se abren con un viaje de Interrail

Cuando viajamos a otros países, conocemos a personas muy diferentes a nosotros mismos y también distintas a todas aquellas que ya conocíamos en casa. Esto puede aportarnos amistades que durarán eternamente, pues por fin conocimos a aquella persona afín a nosotros que no nos encontrábamos en nuestro entorno. También puede abrirnos mentalmente porque sabremos de otras culturas, otras formas de pensar y otras circunstancias. Dejaremos de ver a los demás por lo que nos han contado o se refleja en los medios y nos convertiremos en personas más abiertas y tolerantes, aumentando al mismo tiempo el autoconocimiento.

En cualquier viaje se pueden descubrir otras culturas, pero lo del Interrail es algo más, porque no se trata solamente de desfilar cinco minutos ante alguien y ver cómo vive, sino que es pasar horas y horas compartiendo compartimento de tren o dormitorio común en un albergue. Durante tanto tiempo en común, es posible escuchar mucho más y conocer mucho más a fondo a los demás.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El hecho de ocupar una litera en un barracón para decenas de personas puede aportar al viajero cierta madurez igualmente, debido a que tiene que aprender a desprenderse de sus comodidades cotidianas, a olvidar sus manías y a ser más tolerante. Habrá quien haga ruido, habrá quien tenga problemas de higiene y seguramente las camas son más incómodas que las de casa. Pero la aventura tiene un precio y el ser capaces de pasar por todas estas inclemencias con tal de disfrutar de los días indica un primer paso en el camino de abrirnos hacia el mundo.

En viajes, haces amistades que duran para siempre porque con ellas se han compartido esos momentos de dificultad o de dura decisión que indicábamos más arriba y que nos forjan como personas. Así como con los amigos de cerca de casa solo pasamos momentos de ocio, con estos hemos vivido experiencias más intensas y eso significa que en pocos días se haya compartido más con ellos que durante toda la vida con los de casa. Por ese motivo, nunca olvidaremos a nuestros amigos de los viajes de juventud.

El símbolo de viajar con mochila: la casa a cuestas

Es igualmente simbólico el tipo de equipaje que se suele utilizar para hacer viajes en Interrail: la mochila. Se trata de un único bulto en el que lo tendremos que llevar todo y que tiene la característica de formar parte de nosotros, al estar sujeta a la espalda. Ni la arrastramos, ni cuelga de nuestro brazo.

Cuando vamos de Interrail, somos como las tortugas: llevamos la casa a cuestas. Esa sensación de tenerlo todo (al menos todo lo imprescindible)encima, de acarrear la casa sobre la espalda es de nuevo algo muy simbólico para los estudiantes y jóvenes trabajadores que deciden hacer este viaje en sus vacaciones.

Female resting legs on a train seat with backpack

Durante los días o semanas que dure el periplo, lo hemos dejado todo atrás, hemos abandonado nuestras casas a muchos kilómetros de distancia y no las necesitamos. La independencia real de la mochila, insufla en esas jóvenes personas una independencia moral. Al mismo tiempo, el sentimiento de aventura se acrecienta porque el llevar con nosotros todo lo necesario equipara nuestra sensación a la de una huida y ese vértigo aumenta la sensación aventurera.

Viaja en Interrail con tu bici

Una de las múltiples ventajas del tren con respecto a otros medios de transporte es que puedes llevarte la bici y muchas veces sin pagar ningún extra ni tener que hacer empaquetados imposibles. Con ella, el peso de la mochila será menor cuando te desplaces entre la estación y el albergue. Además, podrás acceder a destinos que no estén conectados por las grandes líneas ferroviarias, ampliando así las posibilidades de tu viaje. Aumentarás la rapidez y harás algo de ejercicio. Si en la ciudad, tu bici es tu gran compañera, no te la dejes en casa cuando salgas de Interrail.

Monopatín, hoverboard, patinete o cualquier otro cacharro que utilices para desplazarte por la ciudad tendrá la misma cabida en los trenes y te hará el mismo servicio cuando viajes de Interraíl.

Tourist in tartan shirt with bikes and luggage on the suburban railway platform waiting for the train.

En conclusión, si hay un viaje que se pueda considerar de aprendizaje, ese es el que se hace en los primeros años de la juventud y el que pasa por dejar de contar por primera vez con la protección y supervisión de los adultos. Es nuestro cuerpo el que se está desplazando, pero es nuestra mente la que se está enriqueciendo, cambiando, ampliando y en la que se están alterando parámetros. De cuánto provecho saquemos a este viaje dependerán muchos aspectos de nuestro futuro.

Fotos: iStock

En Vive 0,0 | Autopistas para bicis

17 viajes para tener unas vacaciones diferentes y originales

Cuando hablamos de vacaciones diferentes, la mente se aleja a lugares muy remotos y piensa inmediatamente en destinos exóticos, apartados y retadores, pero que tu viaje sea diferente no depende del destino que escojas, sino de la actitud con la que vayas. Puedes irte a las antípodas y seguir siendo la misma persona que eras. Y puedes recorrer 100 kilómetros y conseguir que te cambie la vida.

Si sales de tu ciudad precisamente para cambiar de aires y te metes en la misma rutina, no sirve de nada, volverás tal como estabas, pero con más cansancio y menos poder adquisitivo. Lo importante durante un viaje es tratar de relajarnos si vivimos demasiado estresados o de animarnos si estamos ligeramente de bajón. Quién sabe si solo un cambio de temperaturas nos trasformará el ánimo, por lo que podría estar bien ir un lugar frío en verano y a uno cálido en estas fechas de invierno.

Viajes con los que puedes ayudar a otros

1. Vacaciones solidarias en Senegal

Si quieres dedicar tus días libres a colaborar con los demás, existen muchísimos proyectos interesantes que te lo permitirán, a la vez que te sirven para conocer un lugar del mundo que será diferente a todo lo que habías visto hasta ahora. Por ejemplo, podrías unirte a cineastas en acción, quienes plantean unas vacaciones solidarias en Senegal.

Teenagers Friends Beach Party Happiness Concept

2. Cetáceos y navegación en Mazarrón

Sin tener que salir de nuestras fronteras, encontramos una opción maravillosa para los amantes de la naturaleza. Desde el puerto de Cartagena, Murcia, se tomará un barco en el que se pasará una semana por las costas observando los cetáceos y aprendiendo mucho del mundo que nos permite nuestra existencia.

Silhouettes of children diving from the bow of a boat

3. Las casas bioclimáticas de Tenerife

Además del turismo de solidaridad que nos permite ayudar a otras personas, está creciendo mucho el ecoturismo que nos ayuda a poner nuestro granito de arena. Por eso, a la hora de elegir nuestro destino, podemos tratar de que sea sostenible, como las casas de ITER, en Granadilla de Abona. Además de ayudar al utilizar casas autosuficientes con un balance 0 de emisiones de CO2, estarás en plena naturaleza y al lado del mar.

Closed books on a beach

4. Viaja en eco camper

Si sales desde Barcelona, con un grupo reducido de amigos, a lo mejor te apetece alquilar una eco camper y hacer un recorrido rural a la vieja usanza, sintiéndote como aquellos hippies de los años sesenta y setenta que salían sin itinerario marcado y dejándose llevar por lo que iba surgiendo. La mejor forma de viajar si en tu vida cotidiana eres una persona amante del orden. Una vez por allí, se puede parar para ver algún concierto o festival al aire libre.

Viajes para descubrirte

5. Transilvania, tierra de bosques y castillos

La misteriosa tierra del conde Drácula puede ser un destino turístico perfecto si quieres huir de lo más habitual. En la zona encontrarás castillos, bosques y tesoros ocultos como el Palacio de Peles y el Castillo de Hunyad, también conocido como Corvin, que parece sacado de un juego de Exin y te permitirá soñar y trasladarte a épocas pasadas y a cuentos tenebrosos.

Aerial view to countryside landscape with saw mill in pine forest nearby Dobrany in Czech Republic, Europe.

6. Noruega y sus fiordos

Se trata de un país muy grande que requerirá dedicarle varios días de viaje especialmente por las distancias que hay que recorrer entre un destino turístico y otro, debido a que todos son tan interesantes que no querrás regresar habiéndote dejado alguno sin pisar. Desde Oslo hasta los fiordos o incluso el Círculo Polar Ártico, lo que te ofrece este viaje es cultura, naturaleza, deporte al aire libre… es tan completo que nunca lo olvidarás. Descubrir es descubrirte. Si permites que tu mente esté abierta a todo lo que te rodea, descubrirás cosas sobre ti mismo y misma.

Bicycle tourist with loaded bike riding on an empty road

7. Un lujoso recorrido en el Transcantábrico

Los amantes de los trenes tienen claro que se trata del mejor medio de transporte y no cabe duda de que es el que mejor permite observar lo que tenemos a nuestro alrededor, pues nos deja libre el 100% de la atención, al no estar conduciendo y viaja a ras de suelo para que todo quede a nuestra vista. Con respecto al autobús, presenta la comodidad de poder estirar las piernas en cualquier momento. Además, con uno de estos trenes con alojamiento, el viaje ya se hace completo.

La zona que visita el Transcantábrico es una de las más mágicas de la península y gracias a eso el viaja psará por encima de lagos, ríos, se adentrará en montañas brumosas… un sueño para quienes puedan permitírselo. Las salidas son desde Santiago de Compostela o León.

Viajes para reavivar la llama

8. Las playas casi vírgenes de Albania

Con seguridad ni te habrías planteado que lo que puede ofrecerte Albania son preciosas playas, casi vírgenes. Si la idea es volver a encontrar esa pasión que tu pareja y tú ya dais tan por hecha, estos lugares paradisíacos lo pondrán todo de su parte. Al no enfrentaros a las pegas de la masificación turística muchas de las discusiones que surgen por menudencias provocadas por la incomodidad, podréis dedicaros el uno al otro.

Si os gusta la historia, no os perdás el conjunto arqueológico de Butrinto y las viejas ciudades llenas de encanto. Desde España, lo más habitual es que tengas que hacer escala en Turquía o en Italia o bien viajar a uno de los cuatro países con los que tiene frontera y alquilar un coche.

hipster businessman consult the board of timetable trains

9. En barco por los canales del sur de Francia

Si hay un país que se asocia con el amor y el romanticismo, ése es el vecino y de todos los destino que ofrece, siempre bellos y atrayentes, el sur está lleno de lugares majestuosos tanto en lo que se refiere a su naturaleza como a sus ciudades y pequeños pueblitos colgados de las montañas. La opción de alojaros en u pequeño bote en el canal Du Midi os proporcionará la cercanía necesaria para volver a sentir lo que más os unía.

Cafe with tables and chairs in an old street in Europe with retro vintage Instagram style filter effect

10. Hoteles inesperados que no están tan lejos

En la provincia de Málaga, enclavado en uno de los rincones más apacibles y pintorescos de La Axarquía, se encuentra el curioso hotel Los Caracoles, que está construido en viviendas individuales abovedadas, como cuevas trogloditas. Por la zona hay bastantes establecimientos de características similares que ofrecen una estancia diferente a todas. Las grandes bañeras, las chimeneas y las terrazas ofrecen un ambiente de fantasía y romanticismo que ayudarán a avivar esa llama.

couple riding motorcycle

Viajes para desconectar

Lo más probable es que lo que necesitemos de unas vacaciones sea olvidarnos de todo lo que nos suele molestar en el día a día y qué mejor forma de no pensar en las cosas que nos incordian que mantener la mente ocupada. Por eso, vamos a ofrecer algunos viajes con actividades que nos tendrán tan entretenidos que no podremos seguir reconcomiéndonos. Además, nos reiremos tanto que a la vuelta todo nos parecerá mucho más ligero.

11. Desafío Enigmático en una casa rural

A solo 49 kilómetros de Madrid se encuentra una enigmática casa rural que ofrece una actividad única. Consiste en pasar varios días resolviendo enigmas y realizando actividades tanto para adultos como para los más pequeños.

A keyhole in the concrete wall. New York City view in the hole.

12. Duerme sobre un árbol en Galicia

La localidad de Noia supuestamente aloja el arca de Noé, dado que se dice que es allí donde encalló tras el diluvio y el nombre le vendría de la hija del navegante. Alojarte en estas peculiares cabañas del bosque del Concello de Outes te permitirán descubrir una flora y una fauna muy particulares y estar en pleno contacto con la naturaleza.

Sign marking the distance from Pamplona to Santiago de Compostela, in the Sierra del Perdon, Navarra

Unas vacaciones deportivas

Si te gustan tanto los deportes que cuando viajas a una gran ciudad te sientes encerrado o encerrada, no permitas que te ocurra. Elige como destino unas vacaciones al aire libre durante las que puedas practicar tu deporte favorito.

13. En bici junto al Danubio

En otra ocasión recomendábamos este viaje que se realiza en bicicleta de forma muy cómoda junto al río Danubio y permite descubrir varios países europeos, además de conocer a personas de diferentes nacionalidades que harán la ruta al mismo tiempo.

two cyclists relax biking in Norway

14. Senderismo por Gales

La nación menos conocida del Reino Unido esconde unos paisajes impresionantes y una buena forma de conocerlos es a pie, siguiendo el All Wales Coast Path para descubrir una costa increíble como la que describió el poeta Dylan Thomas. En esta naturaleza, que en ocasiones puede presentar una climatología hostil, no te resultará difícil dejarte levar y toma conciencia de tu interior.

Dado que los vuelos hasta Cardiff desde España son escasos, lo mejor es volar a Brístol, destino muy preferido por los españoles, y tomar un tren o un autobús desde allí, solo hay que cruzar el canal.

happy cute young woman having fun on the road of her trip in the countryside

15. Descubre la naturaleza tal como era

Sumérgete en una reserva de la biosfera para olvidarte de todas las cuestiones que te oprimen de la ciudad y seguro que este viaje te cambiará más la perspectiva que cualquier recorrido a un lugar remoto en otro continente. El alojamiento se encuentra en Campiellos, dentro del Parque Natural de Redes y ofrece actividades para disfrutar de un fin de semana como de varios días: pic-nic, rutas de montaña…

Viajes para hacer en solitario

Es tan habitual viajar en pareja, en familia o con amistades que los viajes individuales apenas se consideran. Las habitaciones casi siempre son dobles y la mayor parte de las actividades son para dos y cuando alguien va solo parece que es obligatorio apuntarse a un grupo de singles para remediar esa situación lo antes posible. Tan extraordinario visitar lugares sin compañía que hasta hay una película con titulada Viajo sola como declaración de principios.

Pero viajar solo tiene muchas ventajas, como por ejemplo, no dejarte guiar por nadie y trazar tus propias rutas. Aunque te bases en libros y experiencias previas que te puedan haber contado, comenzar a moverte por el nuevo lugar por tu cuenta será una experiencia que te permitirá descubrir muchas cosas sobre tu persona.

viaja sola

16. El Londres que no conocías

Obviamente, Londres no se puede plantear como destino original y no solo por la cantidad de turistas españoles que hay allí en cualquier época del año, sino incluso por los muchos jóvenes que se han trasladado hasta la capital inglesa en busca de oportunidades. Pero decíamos que todo depende de cómo te lo plantees y el viaje a Londres puede ser muy diferente si te alejas de lo trillado.

Las guías London’s Hidden Walks, de Stephen Millar, presentan más de treinta paseos que te permitirán descubrir barrios que de otra forma ni habrías pisado y conocer una parte muy curiosa de la historia de la ciudad. Pero lo mejor es cómo te abren los ojos. Dado que te señalan casi cada rincón o detalle de los edificios y calles por los que pasarás, en seguida te habitúas a fijarte en todo y comienzas a descubrir lo que ni si quiera aparece escrito. Este viaje se puede hacer en solitario, debido a que la guía te proporcionará todo el entretenimiento que necesitas, pero también en pareja o grupo.

destinos para unas vacaciones diferentes

17. Fotoperiodismo en los Balcanes

Si queremos diferenciarnos de los turistas, lo primero que parecería que tenemos que hacer es evitar tomar fotos, pero eso no es así. Depende de la foto que tomes. Este curso, para el cual se puede solicitar aquí una beca, te ayudará a integrarte en la auténtica cultura y forma de vida de Bosnia Herzegovina, Serbia y Croacia para que tus fotos sean diferentes. Los alumnos conviven en casas de familias locales, descubriendo la idiosincrasia real de ciudades como Sarajevo, Mostar o Srebrenica, donde se desarrollan experiencias fotográficas a pie de calle.

Imágenes: iStock Photos colección Essentials.

En Ciudadano 0,0 | Las mejores tiendas de bicis de Málaga. Bicis de segunda mano en Málaga
En Ciudadano 0,0 | Facturar la bici en el avión

Sin coche pero de vacaciones: 11 escapadas rurales para Semana Santa

centro de turismo rural

Cada vez son más los jóvenes urbanos que renuncian a tener coche, dado que en su día a día no les hace ninguna falta. Es maravilloso poder acceder a todas nuestras obligaciones diarias en la ciudad en transporte público, bicicleta o incluso caminando. El problema llega cuando nos apetece salir al campo, pues entonces sí que parece imprescindible disponer de un vehículo, especialmente si queremos aprovechar al máximo lo que ofrecen los parajes rurales.

Por supuesto, tenemos a nuestra disposición la opción de alquilar un turismo para nuestra escapada, ya sea de fin de semana o de Semana Santa. Por muy a menudo que lo tomemos a lo largo de un año, seguirá siendo más económico que mantener un coche propio, con lo que conlleva de seguro, aparcamiento, etc. Se puede pedir el coche prestado a un familiar, una amistad… y recurrir al carsharing, así como a otras soluciones que solemos ofrecer y que, si te interesan, te pueden llegar gracias a nuestra Newsletter. Pero si ninguna de esas os vale, vamos a ver 11 escapadas rurales para Semana Santa para salir de vacaciones sin coche, 11 destinos eco friendly para Semana Santa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Me encantan las escapadas rurales, pero no tengo coche, ¿cómo lo hago?

Si ni tú ni ninguno de tus compañeros de viaje tiene carnet de conducir, no significa que tengáis que renunciar a una escapada rural. Si tu pareja y tú preferís relajaros y dejar la conducción para cuando sea imprescindible, no tenéis por qué perderos esa casita romántica que os espera en el campo. O si simplemente pensáis que es bueno darle un respiro a la atmósfera, nada os impide realizar actividades en plena naturaleza. Vamos a sugerir 11 destinos rurales para Semana Santa a los que podrás llegar sin coche ni propio, ni alquilado, ni prestado.

turismo rural en tren o auutobús

Llegar al lago de Banyoles sin coche

Con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina, ya toca empezar a preparar los planes para tomarse unas pequeñas vacaciones. La península Ibérica es tan grande y tiene tanto que ofrecer en cuanto a historia, cultura y paisaje que no es necesario tomar un avión para salir al extranjero para sentir que estamos de vacaciones. Un destino de carretera puede resultar igual o más interesante y no siempre será necesario disponer de coche para acudir hasta allí.

Por ejemplo, puedes llegar en autobús de la compañía Teisa hasta la localidad gerundense de Banyoles y después andar o pedalear unos 5-6km hasta este complejo turístico. Una vez allí, podrás pasear por el lago, darte un baño si el tiempo acompaña, y realizar diferentes actividades sin necesidad de vehículo propio.

lago de Banyoles sin coche

Escapada rural al río Nalón en Asturias

En las riberas del Nalón, en Asturias, encontramos este hotel rural al que se puede acceder gracias a un autobús de la empresa Alsa. Desde allí, puedes hacer senderismo con varias rutas disponibles, como el recorrido del Bajo Nalón por la senda costera, visitar el museo Prerrománico de Santiane de Pravia y apuntarte a muchas otras actividades.

turismo rural semana santa

Visitar Rascafría y el Paular en transporte público

Si bien las visitas a las grandes ciudades es preferible hacerlas en transporte público –tren, avión, autobús— porque una vez allí no vamos a utilizar nuestro vehículo y lo único que va a generarnos son preocupaciones y complicaciones, en las escapadas rurales el coche suele ser la mejor forma de viajar. Pero no es la única, debido a que existen destinos a los que podemos llegar de otra manera. Para llegar a Rascafría desde Madrid, tienes varias opciones de transporte público. Una vez allí, dispones de una gran variedad de alojamientos, como por ejemplo este hotel rural. Sin necesidad de coche, podrás visitar el Paular, hacer senderismo, realizar actividades en el río… todo resulta accesible caminando.

rascafría y el paular sin coche

Visita Zafra sin gastar gasolina

Resulta un tanto paradójico que para ser amante de la naturaleza y disfrutar del campo con aprovechamiento total sea necesario disponer del coche. Una actitud que puede considerarse ecologista acarrea otra que puede no serlo tanto. Par los más puristas amantes del campo y del aire limpio existen alternativas como vehículos ecológicos, ya sean eléctricos o híbridos, además se plantea la posibilidad de no gastar ni un litro de gasolina viajando sin coche hasta el destino.

Varias líneas de tren hacen parada en la bella localidad de Zafra, donde se encuentra un hotel rural con muchísimo encanto, que merece la pena para una escapada romántica.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ni coche ni moto, pero de excursión: la costa de levante

Tal vez la búsqueda de alojamientos rurales cercanos a estaciones de tren y paradas de autobús nos esté limitando mucho las posibilidades. Si estamos en forma y nos gusta la bici, podemos llevárnoslas –en los trenes de largo recorrido no suelen poner pegas— y de esa forma, expandir el radio donde buscar el hospedaje varios kilómetros más. De hecho, la bici nos puede dar la libertad de realizar todo el viaje a pedales, avanzando una pequeña etapa cada jornada.

Para visitar la costa, tenemos trenes muy rápidos que llegan, por ejemplo, a Alicante. Desde ahí, con la bici, en unos kilómetros a una cala más recogida, si esa es nuestra preferencia. Por ejemplo, todas las que hay alrededor de Campello, donde, entre otros alojamientos, encontramos http://www.puebloacantilado.com/estos apartamentos en un simulado pueblo en los acantilados.

la bici en el tren

Úbeda y Baeza a tiro de piedra

No tenemos por qué dejar de hacer lo que nos gusta simplemente por la incomodidad de buscar otro medio de transporte alternativo. Hay muchas opciones que nos pueden servir perfectamente para ello, más allá de aprovecharnos de algún amigo o amiga que sí tenga coche, especialmente por la dependencia que eso nos crearía.

El tren de media distancia de Renfe nos deja en la estación de Linares Baeza, desde la que podemos tomar un autobús visitar estas dos preciosas poblaciones: Úbeda y Baeza, alojándonos en cualquiera de ellas. En ambas hay numerosos establecimientos donde dormir, como por ejemplo, estos apartamentos rurales a solo 1 kilómetro de la ciudad.

Úbeda y Baeza en tren y autobús

Canfranc o alojarse junto a una estación de tren

Vamos a explicar qué alternativas tenemos para hacer una escapada de fin de semana si no tenemos coche. Está claro que lo mejor será buscar un alojamiento que esté cerca de una parada o estación de transporte público, ya sea de tren como de autobús de línea. Una vez estemos en el destino, podremos hacer visitas.

Desde Madrid o Barcelona, haciendo escala en Zaragoza, se puede llegar hasta Canfranc. Merece la pena la visita para ver la estación de tren abandonada y el paisaje montañoso. Una vez allí, disponemos de varios alojamientos para elegir, entre ellos estos apartamentos de montaña que se encuentran a 300 metros de la estación.

estación de canfranc

El Camino de Santiago sin cargar equipaje

Una de las aparentes ventajas que presenta viajar en coche cuando vamos a un destino rural es que no tenemos que cargar con cosas. Pero existen alternativas incluso para esto. Por ejemplo, a lo largo de las distintas etapas del Camino de Santiago, se ofrece un servicio de taxis para llevar las mochilas de los peregrinos o excursionistas. Si vas por una zona donde no tengas esta posibilidad, sigue los consejos sobre viajar con poco equipaje, lleva solo lo imprescindible y no te pesará.

destino rural cerca estación de tren

Galicia en tren, una opción de viajar sin coche

Vamos a ver una forma de visitar zonas de campo y de interés artístico y cultural sin disponer de coche. Además de todos los alojamientos cercanos a estaciones de autobús y tren que hemos visto, existe la opción de alojarse en el propio tren. Renfe ofrece varios recorridos turísticos. Dentro de Galicia, se pueden hacer varias visitas sumamente interesantes.

escapada rural sin coche

Puebla de Sanabria, cómo llegar sin coche

El tren de Renfe de media distancia llega hasta Puebla de Sanabria desde Medina del Campo, con parada intermedia en Zamora y muchos otros puntos. Un destino perfecto para darse un baño o simplemente contemplar un precioso paisaje y participar en actividades rurales y acuáticas. En pleno centro de la ciudad encontramos, entre otros, el este elegante hostal al que podremos acudir caminando. Para acudir hasta el lago, existen estos autobuses regulares, que tardan una media hora. También puedes ir en bici, si te la has llevado o quieres alquilarla.

turismo rural en bici

No tener coche ya no es un problema: el románico en Frómista

Si quieres viajar y no dispones de coche propio ni prestado, cualquier ciudad de Europa se pondrá a tus pies y te ofrecerá numerosas opciones de moverte por ella en bici, a pie o en transporte público. Cuando decidimos quedarnos más cerca y visitar un área rural nos da la sensación de que el coche es imprescindible. Pero no es así. Gracias a los trenes de media distancia, podemos visitar, por ejemplo, Frómista, ciudad cuna del románico que ofrece muchas posibilidades para visitar patrimonio artístico. En plena plaza del pueblo encontramos una pensión, que solo supone uno de los muchos alojamientos que hallaremos en la localidad.

Estos son solo once de los muchísimos destinos a los que puedes llegar desde muchas ciudades de la península sin necesidad de coche. Para encontrar otras alternativas, puedes hacer búsquedas con la indicación de que se pueda llegar con transporte público marcada. Seguro que encontrarás lo que más te apetece.

Imágenes | Sonia, Juanedc, Artur Staszewski, Przemek Wi?ch, JT Curses, Joe Ross, varias fotografias, M.Peinado, Maximo Lopez, Taller de cerámica “A Noitiña”, jacinta lluch valero, Guillén Pérez, Deramaenrama, Jorge Franganillo y Fernando.

World Travelers, la nueva tribu urbana sin fronteras ni banderas

Hay muchas formas de viajar y de disfrutar de las visitas, desde la más superficial y rápida hasta la inmersión total. Cada vez son más las personas que consideran que merece la pena desplazarse si una vez allí vamos a vivir una experiencia muy completa. Una serie de viajeros, que se hacen llamar World Travelers, así lo consideran y afrontan su turismo de una manera muy diferente. Se trata de la nueva tribu urbana sin fronteras ni banderas y vamos a ver cuáles son sus formas de viajar y las diferencias con respecto a los turistas de siempre.

Si a ti también te gusta plantearte las estancias de una manera mucho más activa y participativa, si tienes una forma eficaz de prepararte los viajes, si echas mano de ciertas alternativas, tal vez también seas World Traveller. Y en cualquier caso, está claro que te gusta viajar como a nosotros, por lo que seguro que te resulta de utilidad apuntarte a nuestra newsletter para recibir las mejores sugerencias sobre este tema y otros similares.

¿Qué son los World Travelers?

Los travelers son una comunidad de gente aficionada a los viajes que trata de conocer el lugar al que han llegado como un nativo más. Con el lema, “El mundo es uno, y tengo poco tiempo para conocerlo entero”, se mueven mucho más y llegan mucho más lejos, pero no gasten necesariamente más dinero que un ciudadano medio, gracias a una serie de estrategias para sacar el máximo partido al dinero del que disponen.

World Traveler

Un traveler o traveller –ambas ortografías son correctas en inglés— se define a sí mismo como una especie de “adicto” de lo nuevo, su afán es conocer muchas cosas y las nuevas experiencias son su pasión. Aunque este punto coincide con el turista que tiene ganas de encontrar cosas novedosas, el ansia y la sed por aprender sería lo que lo lleva a los travelers un paso más allá.

Algunos World Travelers han abandonado su vida tal y como la conocían para conocer el mundo y vivir al máximo, como por ejemplo, Ángel, un antiguo ingeniero de Microsoft, viajero empedernido, que lo dejó todo para irse muy lejos. Reivindica la capacidad de cada uno de tomar sus decisiones, la energía para hacer cosas, el amor por viajar… y te pide que te unas a la comunidad de los travelers como él.

Cómo ahorra dinero en sus viajes un World Traveler

El traveler busca optimizar su presupuesto a través de intercambios de viviendas, de compartir el transporte gracias al carsharing u otro sistema, de conseguir un alojamiento gratuito gracias a una red de viajeros… Se valen de consejos relacionados con lugares económicos que encuentran en redes sociales y foros de Internet… Como ves, nada que se escape de tu alcance, nada que cualquiera con un mínimo de inquietud y algo de tiempo no pueda hacer.

World Travellers

También es posible gastar mucho menos de lo previsto si se dejan de lado las costumbres asentadas. Saliendo fuera de temporada se puede ahorrar muchísimo en casi todos los aspectos del viaje y se encuentran muchas ventajas, como mayor comodidad en todos los lugares y una mayor facilidad para conseguir días libres en tu trabajo.

Redes sociales y apps útiles para la comunidad traveler

Si ya quieres convertirte en traveler, pero todavía no sabes por dónde empezar, te vendrá bien conocer algunas de las redes sociales de mayor utilidad para preparar un viaje con esta perspectiva. Para Existen varias páginas web para encontrar un apartamento donde hacer tu vida como si estuvieses en casa, aunque la más extendida es claramente Airbnb.

Además, cuentas con las webs Tourist Eye y Gogobot, con la aplicación Dopplr y con algunas otras, donde los miembros de la comunidad comparten sus vivencias en primera persona.

preparar el viaje

Los antiguos diarios de viajes ahora son blogs

Otra de las características de los World Travelers es la necesidad de compartir con los demás sus experiencias, de hacer a todo el mundo partícipe de sus disfrutes y de revelar a quienes quieran leerle cosas útiles y buenos consejos.

Si pasas el suficiente tiempo en otro lugar, seguro que descubres cosas que no aparecen en las guías turísticas ni en las páginas oficiales de la ciudad. Y te parecerá una pena que otras personas no las estén disfrutando. Haz unas fotos y comenta para los demás qué es lo que verdaderamente te ha gustado. Escribe un diario, como se hacía antaño, pero con la ventaja de poder compartirlo por Internet en forma de blog. Ya verás como cunde el ejemplo.

Diarios de viajes

Llévate los deberes hechos

Probablemente estáis pensando que estas inmersiones tan profundas solo son posibles cuando las estancias en las diferentes ciudades van a ser largas, al menos de varios días. Y muchas veces, el tipo de viaje que estamos haciendo nos deja parar solo un día o dos en cada lugar. Pero eso no tiene por qué ser un impedimento para ver nuestro destino de una manera más atenta, pues podemos aterrizar allí con los deberes ya hechos y habiendo preparado de antemano lo que necesitamos saber. Así no nos harán falta todos esos días extra en los que vamos encontrando nuestro lugar.

Antes de llegar a cualquier sitio, además de consultar las visitas turísticas que puedes hacer para no dejarte nada, para ahorrarte colas o ir en los horarios de menores aglomeraciones, busca también las posibilidades culturales. Más allá de las guías y páginas oficiales de turismo, se pueden consultar grupos de Facebook de la ciudad, agendas culturales y otras publicaciones de ocio escritas para los habitantes de tu lugar de destino. De esta forma, cuando estés allí, puedes ir a los bares de moda, asistir a exposiciones e inauguraciones, acudir al cine para ver una película que no se estrenará fuera de ese país…

Mapa de viaje

Otra forma de llevar los deberes hechos es aprender lo básico del idioma del lugar, aunque nunca haya estado entre tus asignaturas. Hay una diferencia enorme entre estar en un sitio donde al menos sabemos entender los carteles y anuncios, aunque no lleguemos a comunicarnos bien, o estar en un mundo de signos desconocidos… si la idea es integrarnos de verdad, esto nos ayudará muchísimo. Y ese saber nunca estará de más, aunque no volamos a otro país donde se hable su lengua.

Mucho más que turismo: visita la ciudad de manera diferente

Para ser algo más que un turista, se suelen recomendar muchas actividades que convertirán el viaje en una experiencia mucho más completa. No te sentirás como un turista, sino como uno más de los ciudadanos del lugar que estás visitando y sacarás mucho más partido a tus viajes si te apuntas a cualquiera de estas propuestas.

Visitas turísticas y culturales

Por ejemplo, jugar a la “búsqueda del tesoro” siguiendo las pistas publicadas en algún medio, apuntarse a una ruta guiada, alquilar o pedir prestadas bicicletas y abarcar mucho más con el paseo, realizar un recorrido temático basado en un libro, película, estilo musical…

Por supuesto, una manera de sumergirse por completo en una cultura y de conocer de verdad cuáles son las ventajas y los problemas de una comunidad es colaborar con ellos en un proyecto social, humanitario o simplemente de restauración del patrimonio.

La gastronomía también es cultura

gastronomía de viajes

Conoce los platos y las recetas de tu lugar de destino, pero no solo probándolas en un restaurante o cantina. Además, pregunta por ellas, aprende a hacerlas y, si te han gustado, importarlas. Si vuelves de cada viaje con una receta nueva para incorporarla a tus menús cotidianos, tu alimentación se volverá mucho más variada y enriquecida. Además, si se te da bien a cocina, ese blog de viajes donde cuentas las experiencias quedará mucho más completo con recetas de cada lugar visitado.

Eliges un lugar o el lugar te elige a ti

El propósito de tu viaje puede ser el mero turismo, pero otras veces lo que ocurre es lo contrario: hay algún motivo que te llevó hasta allí y, ya que estás, te propones visitar el lugar. Por ejemplo, puedes haber ido porque toca tu grupo favorito, que nunca vendrá a tu país, puedes haber acudido a un congreso de tu especialidad, tal vez se trate de un viaje de trabajo, has ido a la boda de familiares o amigos, te han hecho una invitación que no has podido rechazar…

Muchas veces, el no elegimos qué lugar visitamos, sino que el lugar nos elige a nosotros. Eso no significa que no haya cosas allí, además del propósito principal, que no puedan interesarnos. De hecho, si se trata de un sitio poco turístico, quizá hasta lo disfrutemos más, sin aglomeraciones, sin agobios y con muchas novedades inesperadas.

Planifica tu equipaje

Viaja con poco equipaje

Muchas veces, los viajes lowcost implican llevar solo equipaje de cabina. Otras veces te conviene para añadir rapidez a tus trayectos, para asegurarte de no perder nada en las conexiones… Una persona muy viajada está acostumbrada a ir ligera de equipaje, ya sabe lo que es imprescindible y lo que no le hará ninguna falta.

Calzados y ropa de abrigo que combinen con todas los conjuntos que has escogido para no tener que llevar varios de recambio, prendas versátiles que vayan con diferentes temperaturas, botecitos pequeños para todas las necesidades de aseo, versiones de viaje de los utensilios de los que no puedas prescindir y una planificación exhaustiva y hecha acorde con tus verdaderas necesidades te ayudarán a que te quepa todo en una pequeña maleta.

Viaja ligero

Disfruta también de las esperas y desplazamientos

Es muy posible que viajar te guste y que disfrutes mucho de los lugares a los que vas, pero que cada vez estés moviéndote menos porque los desplazamientos y las esperas te dan una pereza inmensa. Para vencer este impedimento, solo tienes que cambiar ligeramente de actitud. Las horas muertas en aeropuertos o los medios de transporte lentos son parte del viaje y como tal tendríamos que disfrutarlos.

O bien podemos tratar de aprovechar ese tiempo para hacer algo útil –por ejemplo, esos “deberes” de los que hablábamos en otro apartado— o simplemente vivirlos con más intensidad, relacionándonos con compañeros de viaje y de espera, aprendiendo de los demás…

Si lo que te afecta es el jet lag, la incomodidad de los asientos o la pérdida de sueño, seguro que hay remedios naturales para pasarlo y, si no, piensa que solo durará unos días y no te dejes hundir ni detener por una molestia sin importancia.

Aprovechar el tiempo en el avion

El festival viajes y culturas te propone otras formas de viajar

Entre el 16 y el 28 de febrero se celebra en Madrid el Festival El viaje y sus Culturas donde se exploran formas viajar, como la de los World Travelers y muchas otras. Esta convocatoria es una reivindicación de la alegría del viaje, de la pasión de los viajeros, de la conversación entre culturas y de la enriquecedora diversidad del mundo. Con actividades de todo tipo, que van desde los talleres a las proyecciones de películas, cualquiera que ame viajar disfrutará este certamen y aprenderá mucho de él.

Después de leer todo esto, ¿te sientes turista o te sientes World Traveler… o quizá un poco de las dos cosas? Cada persona tiene su manera de disfrutar de sus viajes y de todo lo que hace, así que seguro que tú has descubierto muchas otras posibilidades en tus visitas. Si quieres compartir alguna, nos encantará conocerla en un comentario.

Imágenes | Nathaniel Wouldn’t you like to know, fdecomite, martinak15, Kate Ter Haar, Martin Burns, Steven Coutts, Jon Rawlinson, dave.see, Robert Couse-Baker, Eduardo M. y Ginny.

11 razones para elegir septiembre como mes de vacaciones

Hasta ahora, marcharse de vacaciones durante el mes de septiembre se veía como la opción de quienes no tenían otra y casi siempre parecía que se disfrutaría menos de los días libres y de las visitas que viajando en los meses clásicos de verano. Sin embargo, para mí es la opción preferible y siempre que puedo, elijo septiembre como mes de vacaciones por, como mínimo, once razones que voy a resumir a lo largo de este artículo.

Si te interesan este tipo de consejos o reflexiones, puedes recibir los más importantes apuntándote a nuestra Newsletter.

París en septiembre menos masificado

Opto por un turismo cultural y de inmersión

Cuando he elegido el mes de septiembre o incluso el de octubre para tomarme las vacaciones, he visto que las temperaturas ya no acompañarían tanto como para estar todo el día en la playa o en la piscina. Esa circunstancia me ha impulsado a escoger un destino turístico centrado en las visitas culturales, en lugar de uno basado en el mero descanso. Una vez hecho, me alegro de que haya sido así porque mi viaje se ha convertido en una experiencia mucho más enriquecedora.

Por otra parte, lo que me gusta cuando voy a otra ciudad, espcialmente si es de otro país, es saber cómo vive la gente de allí y casi convertirme en una ciudadana más de aquellas tierras. Viajando en septiembre es mucho más fácil descubrir a los auténticos habitantes de las ciudades cuyas calles y negocios pisamos, en vez de a otros turistas como nosotros. De esta forma, podremos hacernos una mejor idea de cómo es la vida en esas urbes, sumergirnos más en su cultura y en sus costumbres y volvernos a casa con un conocimiento mucho más realista de lo que hemos visitado.

Conozco las ciudades como de verdad son. Recuerdo viajes hechos en agosto en los que me encontré las urbes absolutamente despojadas de habitantes autóctonos, como un París sin parisinos o un Milán aquejado del aburrido y desolador Ferragosto. Si nos desplazamos hasta allí en septiembre, la efervescencia del comienzo del curso escolar y las reincorporaciones laborales se mezclarán con nuestros paseos.

Encuentro los lugares menos masificados

no esperes colas si te vas de vacaciones en septiembre

Supongo que no soy la única, pero una de las cosas que menos me gustan de viajar son las masificaciones en las visitas turísticas y las colas para entrar en museos y monumentos. La afluencia turística es menor si se viaja en septiembre, con lo que visitar cualquier tipo de lugar, ya sea de ocio como cultural, resulta más cómodo y rápido. Tantas esperas me he ahorrado que, con el tiempo extra he podido visitar una cosita más al día, es decir, le he sacado más partido a mi viaje. Pero para mí, que me agobio tan fácilmente, lo más importante poder ver más de cerca todos los monumentos y con una mayor comodidad y tranquilidad.

También la menor masificación me ha beneficiado en los momentos de intendencia o de descanso. Por ejemplo, algunos restaurantes de zonas de veraneo tienen esperas de más de una hora. Encontrar una hamaca libre en la piscina del hotel o espacio para poner la toalla en la playa en ocasiones es tarea imposible. Mientras que, al acudir en épocas de menos turismo es muy fácil encontrar sitio. Existen varios lugares que he descubierto durante periodos vacacionales y que ya tengo fichados para regerar, pero a los que nunca volvería en agosto. En cambio, los guardo en la recámara para repetir siempre que pueda acudir en meses menos concurridos.

Disfruto de precios de temporada media

Cuánta rabia da ver eso de “desde XX€” y luego entrar en la oferta del viaje o la habitación y comprobar que casi se duplica el precio indicado, debido a que nuestro momento de acudir se encuentra exactamente en el epicentro de la temporada alta. Al haber optado por viajar en otras fechas, no he tenido que sufrir esos tremendos incrementos de precio que a veces son tan exagerados que parecen aleatorios.

El alquiler de coches, aunque no siempre esté sometido a tarifas según la temporada, lo cierto es que también sube cuando la demanda aumenta. Así que cuando he necesitado este servicio, he encontrado precios más económicos en épocas fuera de temporada y, si no es así, por lo menos, una disponibilidad mayor de la flota, que hizo que pudiese escoger sin tanta dificultad el utilitario que más me convenía.

habitación barata viajando en septiembre

Me beneficio de ofertas de última hora

Aunque el motivo económico no fuese el que me llevó a elegir los meses más tardíos para salir de veraneo, finalmente se mostró como la ventaja mayor de salir en septiembre. Además de no estar sometidos a las subidas de tarifas de la temporada alta, los precios de septiembre son aún más baratos, gracias a las ofertas de última hora. Adicionalmente, he descubierto este verano aplicaciones y páginas web que encuentran descuentos de hasta el 70% en habitaciones de hotel si se reservan el propio día o el anterior.

Algunas agencias de viajes hacen ofertas en sus packs de tours organizados para liquidar los asientos o plazas que se les han quedado vacíos. También los hoteles pueden lanzar promociones que nos pongan muy baratas habitaciones que en otra época se escaparían de nuestro presupuesto. Incluso las actividades que realicemos una vez en nuestro destino, como excursiones, pueden beneficiarse de ofertas del tipo 2×1 y similares que significarán un claro ahorro en el cómputo global de lo gastado en vacaciones.

ofertas de última hora en viajes en septiembre

Tengo mayor facilidad para elegir horarios

Viajando en fechas de alta afluencia, no solo en verano, sino también en navidad, Semana Santa, etc… muchas veces me ha resultado imposible encontrar los billetes de tren o de avión que se adecuasen a mis planes. Me ha ocurrido en muchísimas ocasiones que el trayecto que quiero hacer se ha puesto carísimo y he tenido que acabar adaptando mis horarios a lo que quedaba libre y medianamente asequible, lo cual no ha sido nada fácil.

Entiendo que lo mejor es adquirir los pasajes meses antes, pero en mi caso no siempre es posible saber con tanto adelanto cuáles serán mis días libres y estoy segura de que para muchas personas es igual de complicado planificarse con tanta antelación. Viajar en septiembre nos permite planificar con menos previsión.

horarios disponibles vacaciones en septiembre

Me ahorro los atascos

Tan difícil resulta algunas veces hacerse con los billetes adecuados, que en más de un recorrido he optado por salir en coche para poder hacer planes que solo dependiesen de mí y de mis compañeros de viaje. Claro que para desplazarse en vehículo propio, escoger fechas de gran afluencia es casi más perjudicial. Y ya tengo comprobado que las ventajas de salir de vacaciones en épocas más extrañas son aún mayores cuando nos desplazamos en coche, ya que evitamos los terribles atascos de la operación salida y retorno.

Esto por sí solo, para mí ya supone una diferencia sustancial porque me desespero fácilmente cuando me invade la inpotencia de estar ahí atascada. Pero hay que tener en cuenta, además, que gracias a escoger fechas tardías he viajado de forma más segura, ya que las acumulaciones de tránsito son una de las situaciones más peligrosas en la carretera y me quedo totalmente feliz de no verme metida en una de ellas.

Atasco operación salida y retorno

No paso tanto calor

Sí, es cierto, el calor lo paso igual si me quedo en mi ciudad, con la salvedad de que lo paso en mi lugar de residencia y no en mi destino de vacaciones. La diferencia está en que durante los días de trabajo, lo normal es pasar muchas horas en la oficina, donde es muy probable que haya aire acondicionado. Por mi parte, luego me marcho a casa o bien en transporte público, que también está refrigerado, o bien en bici, que me refresca gracias a la brisilla que produce el movimiento. El resto del tiempo suelo pasarlo en casa, con mi ventilador, o ir al cine… en definitiva: escojo lugares climatizados.

vacaciones en septiembre

Mientras que durante las vacaciones, lo normal es pasarse el día entero en el exterior, ya sea en playas, campo y montañas, ya sea en la ciudad de destino, visitando monumentos y edificios. Soportar el calor en condiciones como estas es mucho más difícil, por lo menos a mí. Por eso, las temperaturas suaves, pero todavía no frías, de un mes como septiembre, hacen que los días sean mucho más agradables para pasear por ciudades, ver museos, visitar monumentos. Además, nadie dice que no podamos darnos todavía algunos refrescantes bañitos en el mar o el río. He llegado a bañarme incluso en octubre o en noviembre, así que no veo la más mínima dificultad para seguir disfrutando del agua en septiembre.

Escojo mi lugar favorito

Quienes viajamos habitualmente a casas rurales o alquilamos apartamentos, sabemos que las primeras ofrecen pocas habitaciones por establecimiento y los segundos son únicos. Infinidad de veces he encontrado lugares idílicos que me han encantado al verlos en las fotos promocionales de la página web. Pero muchas veces no he podido disfrutarlos, ya que siempre están reservados en las fechas en las que quería ir. Pues bien, viajando en septiembre u octubre, hay muchas más probabilidades de que esa habitación decorada de una forma tan personal o esa casita irrepetible estén libres para nosotros. Lo sé porque he hecho la prueba: he buscado el mismo lugar en distintas fechas y cuando indicaba septiembre la disponibilidad era mucho mayor.

casa rural disponible en septiembre

Y no solo los alojamientos ofrecen una mayor disponibilidad, sino también otro tipo de servicios que necesitemos contratar, como el alquiler o préstamo de bicicletas para toda la familia, las excursiones que tienen cupo limitado de viajeros, las entradas para musicales u otros espectáculos que se suelen agotar con tanta facilidad…

Vacaciones en septiembre: soy la envidia de los compañeros

No resulta muy positivo basar la decisión de la época en la que se toman las vacaciones en la envidia que se puede producir en los demás. Así que veámoslo más bien como una autocompensación por la que hemos sentido nosotros cuando los que estaban a nuestro alrededor se marchaban. Algo así como “el que ríe el último, ríe mejor” y como una forma de verle a todo siempre el lado positivo. Quizá no volvamos tan bronceados como los que salieron en julio y agosto, pero seguro que tenemos experiencias más interesantes que contar o, al menos, más novedosas ya que, a nuestra vuelta, las batallitas de los demás ya estarán empezando a cansar a la concurrencia.

Puesto de trabajo vacío_de vacaciones en septiembre

Mi sustitución en el trabajo resulta más fácil

Cuando he querido tomarme las vacaciones durante los meses de julio y agosto, he puesto a mis jefes en un pequeño aprieto, ya que tenían muy difícil encontrar a alguien que se ocupase de mis tareas. Por ese motivo, he tenido que tomarme menos días seguidos, ya que los compañeros también querían viajar la semana anterior y la siguiente a la mía y el reparto de tareas se hacía imposible si nos marchábamos dos o tres al mismo tiempo.

Sin embargo, pidiendo permiso para marcharme cuando todos ya han vuelto, no solo se lo he puesto más fácil a ellos, sino que incluso he tenido la posibilidad de marcharme durante un intervalo algo más extenso, ya que había gente que se quede haciendo nuestras labores.

Me voy de vacas en septiembre, pero mi trabajo queda hecho

Por mi parte, me he ido más tranquila, sin ese sentido de la responsabilidad ni esa sensación de haber dejado cosas a medias y, por supuesto, sin algo muy incómodo que es tener que estar pendiente de los mails de trabajo durante el descanso para asegurarme de que no se ha producido ninguna emergencia.

Me encanta mi ciudad en pleno verano

Con el contenido de este apartado se podría escribir un post tan extenso como el que nos ocupa, pero veamos estas ventajas de quedarnos en la ciudad durante el mes de agosto de un plumazo rápido. Cuando casi todo el mundo está fuera, el hecho de ser unos de los pocos que nos hemos quedado nos permite, por ejemplo, ir a ese restaurante o esa obra de teatro en los que nunca había hueco, podremos aparcar en lugares a los que normalmente no nos plantearíamos ni llevar el coche, acudimos al trabajo o a las obligaciones sin aguantar la contaminación de las calles y sin sufrir los horrores de la hora punta, resulta más cómodo pasear y ocuparse de tareas cotidianas como hacer la compra, etcétera, etcétera. Suena falso y exagerado, pero de verdad que estando en agosto en Madrid (pongo este ejemplo porque es donde vivo), ha habido veces en las que he conseguido estar en sitios inimaginables. Parece otra ciudad.

madrid en agosto vacío

Por supuesto, existen otras ventajas, como las que apuntan aquí y seguro que muchas otras personales que cada uno tenemos para elegir esta época del año para marcharnos de vacaciones. Una de ellas, que a mí se me antoja interesante aunque es una tontería, es que me da menos pena volver porque las siguientes escapadas –los puentes de noviembre y diciembre o las de navidad— están mucho más cerca, así que, en lugar de pensar en reincorporarme a la rutina, ya estoy pensando en ese próximo viaje, con lo que se me abren las miras y me lleno de optimismo.

Basándonos en esta experiencia personal que os he resumido, seguro que habéis podido constatar que viajar en septiembre, lejos de convertirse en algo con lo que hay que conformarse, resulta ser una opción no solo tan válida como cualquier otra, sino incluso superior si se mira por el lado bueno. ¿Todavía tienes oportunidad de marcharte o acabas de regresar? Pues ya sabes, empieza a dar envidia desde los comentarios.

Fotografías | Wikimedia, Wikipedia, Eric Savage, Kathleen Tyler Conklin, Cristeen Quezon, No Frills Excursions, Nils van der Burg, Luis Hernandez, Sean MacEntee, Phil Whitehouse y Antonio Zugaldia.

Vacaciones alojados en casas de particulares, una inmersión en la cultura local

casas de vacaciones

Viajar es una experiencia fantástica y ahora puedes profundizar mucho más en la cultura de cada lugar que visitas gracias a una nueva forma de alojamiento. En lugar de escoger un hotel, con todo incluido, podemos elegir una modalidad con la que haremos una mayor inmersión en la forma de vida local: pasar las vacaciones en casas de particulares.

Tanto si lo que haces es un intercambio de casas con personas que vendrán a la tuya mientras tú vas a la suya, como si simplemente alquilas un apartamento a particulares, tendrás una experiencia mucho más enriquecedora que la de un turista. Si este es el modo de vida que más te define, seguro que querrás seguir recibiendo una selección de nuestras publicaciones.

Alquiler de casas particulares

apartamento de vacaciones

Para alquilar, existen numerosas webs específicas que ofrecen viviendas en cada ciudad. Mi recomendación es consultar varias de ellas, tras escribir en el buscador la palabra “apartamento” y el nombre de la ciudad a la que se quiere acudir porque los precios y garantías pueden variar mucho de unas a otras y quedarse con la primera que se encuentre quizá no suponga llegar al mejor trato posible. En general, se tratará de alquileres de apartamentos cuyo uso es exclusivo de vacaciones, pero también vas a encontrar otras páginas donde algunos de los apartamentos ofrecidos son las casas reales de esos particulares, que te las ceden durante el tiempo que las necesites.

Al vivir en casas de vacaciones de particulares reales, puedes conocer de primera mano las costumbres de esos habitantes y vivir durante unos días como uno más de ellos. Te integrarás en lo que ofrece esa ciudad como si fuese la tuya, de la forma más parecida posible a lo que supone vivir en otra ciudad que no es la nuestra. Tendrás a tu alcance curiosidades, como ver los libros que coleccionan en su biblioteca, las películas que han comprado en DVD o el tipo de decoración que han elegido.

Warmshowers_captura

Además, si viajas en bici, despreocúpate por el alojamiento. Existen redes por todo el mundo que gestionan alojamientos gratuitos para cicloturistas de forma hospitalaria. Muchas personas te ofrecen un lugar donde dormir y una ducha caliente a cambio de pasar un rato con ellos contándoles tus experiencias viajeras. Por ejemplo, con WarmShowers o con Couch Surfing, puedes encontrar personas dispuestas a alojarte en numerosas ciudades (en casi cualquier país), conocer a otros viajeros y ofrecer a cambio tu casa en otra ocasión. Hospitality Club funciona de forma similar, poniendo en contacto a gente para intercambiar alojamiento y otras ayudas.

Por otra parte, alojarte en un apartamento con cocina y electrodomésticos, te supondrá un enorme ahorro en alimentación y bebidas, podrás comer de forma saludable, preparando lo que más te gusta, y te permitirá pasar más tiempo relajándote con los tuyos.

¿Y tú: eres turista o viajero? ¿Alguna vez te has alojado en una vivienda particular? Si es así, seguro que tienes anécdotas que compartir.

Fotografías | Heather on her travels, Tachy on Decay y captura de pantalla Warmshowers.

Intercambio de casas por vacaciones

Si te gusta sentirte como en casa, incluso cuando estás de viaje, puedes tener todas las comodidades de una verdadera casa sin por ello gastar más. El intercambio de pisos es una alternativa vacacional que presenta grandes ventajas, que van mucho más allá de un mero ahorro económico.

Por ejemplo, si yo vivo en Madrid, puedo dejar mi piso a una pareja parisina, mientras ellos nos prestan su apartamento en París. Si habitas en Barcelona con tu familia, puedes intercambiar tu casa con unos romanos que deseen conocer la Cuidad Condal mientras tú paseas por las ruinas y monumentos de Roma. Nueva York, El Cairo, Tokio… hay Ciudadanos 0’0 en todas partes del globo y seguro que alguno se quiere acercar a tu ciudad.

Una experiencia enriquecedora

La idea no es solo ahorrar dinero, sino tener una experiencia mucho más interesante y enriquecedora. Por ejemplo, se puede leer un libro de las estanterías de tus intercambiadores de piso que no te hubieses planteado ni ojear. Se puede escuchar la música de su colección y descubrir nuevos e interesantes sonidos.

 

Es la mejor forma de observar la auténtica vida de los ciudadanos del lugar que está visitando. Sus costumbres, su modus vivendi, su distribución de los espacios y gusto por la decoración… Reconocerás muchas cosas en las que somos iguales y otras que nos diferencian por completo y tendrás la oportunidad de hacerte una idea de lo que tu poder adquisitivo se permitiría en esa otra urbe.

 

Más que unas vacaciones, será como el simulacro de un traslado a esa ciudad.

El apartamento de A. y N. en el que nos alojamos durante unos días en París nos sirvió para que él nos avisara de una sesión de AfroBeat en los Jardines de Luxemburgo, para enterarnos de la carrera como músico del padre de ella, para ojear las obras de sociología que coleccionaban y sonreírnos al encontrar, ocultos tras los libros más sesudos, algunos ejemplares de Dan Brown y otros bestsellers (los nuestros se quedaron a la vista).

No solo ahorras en alojamiento

Ya no tendrás que buscar un hotel o apartamento de pago, tu único gasto estará en la forma de llegar hasta allí y ya sabemos que no es difícil encontrar ofertas en transporte. Por lo tanto, si este año habíamos renunciado a salir de vacaciones por cuestiones económicas, quizá es el momento de hacer un replanteamiento y ver que sí nos llega, aunque creyésemos que no.

Al estar en un apartamento que dispone de todo, podrás comer o cenar de vez en cuando en casa. Visitar los mercados de la ciudad en la que te alojas forma parte del conocimiento de ese lugar. Haz una compra, descubriendo productos nuevos y prepárate algo de allí, quizá se te revele una receta que lamentes no haber probado antes. Harás un consumo responsable incluso fuera de tu ciudad.

En algunas ciudades, lo más caro ya no es cenar o comer, sino tomarse algo. Si la casa en la que te hospedas tiene terraza, salón o salita de estar, seguro que alguna de las tardes, en lugar de salir, te apetece quedarte a tomar una cervecita con algo de picar.

Es posible que las personas con las que intercambias tengan costumbres parecidas a las tuyas y, por ejemplo, se muevan en bicicleta. De ser así, podrás tomar prestadas las suyas y dejarles a ellos coger las vuestras. Ahorraréis en transporte y visitaréis la ciudad de una forma más pausada y placentera, integrándoos realmente en su vida y entre sus ciudadanos.

Si tienen contratada una conexión a Internet, ya hay otro gasto del que te puedes olvidar. Pero lo mejor es que la tuya, que de todas formas la estás pagando, tendrá quien la aproveche.Y lo mismo si estás suscrito a alguna televisión de pago o similar.

¿Con quién intercambio mi casa?

Quizá estéis pensando que esta opción solo está al alcance de aquellas personas que tienen amistades por todo el mundo. Si no conoces a nadie en la ciudad a la que quieres viajar, ¿con quién vas a intercambiar tu piso? Pues bien, no solo está al alcance de cualquiera, sino que además es posible para cualquier lugar del planeta.

 

Existen numerosas páginas web donde se puede hacer el intercambio: no hay más que buscar a alguien con intereses complementarios a los nuestros y decidir la casa que más nos conviene. Solo hay que introducir los datos de tu piso y seleccionar el destino y las fechas para ver qué encuentras disponible. Haced la prueba, hay algunos lugares impresionantes que dan ganas de viajar ya.

En lugar de sentir desconfianza porque unos desconocidos van a entrar en tu apartamento, lo que consigues es que tu casa no quede vacía y evites así el riesgo de robos y allanamientos. Alguien está cuidando de tu casa, regando tus plantas y quizá alimentando a tu animal doméstico, mientras tú disfrutas de unas vacaciones. De alguna forma, se podría considerar que estás “reciclando” tu casa, que es un modo de consumir de forma responsable, de aprovecharlo lo que tenemos, lo que va con nuestra filosofía de no tirar nada y de sacarle a todo el máximo partido.

Conclusión

Lo mejor de la experiencia del intercambio de casas es que podrás conocer a gente similar a ti y quizá hacer amigos. Es probable que la próxima vez que ellos quieran visitar tu ciudad y tú la suya, en lugar de intercambiar las casas, lo que hagáis sea invitarlos y devolverles la visita para estar todos juntos y que cada uno le enseñe al otro lo que más le enorgullece de su ciudad. La convivencia y la vida urbanita se impondrán al final para sacar lo mejor de cada uno.

 Fotografía | El dormitorio de arriba del todo corresponde a la serie ‘New Girl’, de Zooey Deschanel.