Tag Archives: Tupper

Siete recetas de picnic fáciles y rápidas para llevar al campo, a la playa o a la piscina

Para conmemorar el Día Mundial del Picnic (18 de junio), os proponemos siete recetas de picnic fáciles y rápidas, siete platos sencillos e ideales para comer al aire libre o para llevar de excursión. Ahora que nos apetece más salir de casa, no tenemos por qué renunciar a comer bien.

Estas recetas, que no requieren elaboraciones complicadas y que podemos disfrutar sin necesidad de calentarlas, resultarán excelentes para comer durante nuestras escapadas y excursiones en la temporada de buen tiempo.

Siete recetas de picnic fáciles y rápidas

1. Ensalada de pasta

recetas de picnic ensalada de pasta

Uno de los platos más apetecibles cuando estamos al aire libre son las ensaladas de pasta. Versátiles, cómodas y con muchas posibilidades, estas ensaladas resultan saciantes y completas.

Mezclando pasta corta cocida –fussili, margaritas, macarrones, coditos o cualquier variedad- con tomates cherry, unos granos de maíz cocido y unos tacos de aguacate, trocitos de jamón de york o conservas de pescado, y con un aliño de aceite de oliva virgen extra y un toque de vinagre, tendrás el éxito asegurado.

2. Fingers de pollo cocinados en el horno

recetas de picnic fingers pollo

Los fingers de pollo se preparan en un momento y casi tardan menos en desaparecer cuando abres el tupper y los ofreces a los que te acompañan en ese día de picnic. Basta con cortar una pechuga de pollo en tiras, sazonarla con sal y pimienta y empanar cada tira pasándola por harina, huevo y pan rallado. Después, se pueden freír; pero, si los haces en el horno, te quedarán igualmente crujientes y tendrán menos carga calórica. En el momento de comerlos, en frío, puedes añadir un chorrito de limón y te sorprenderá su sabor.

3. Empanada de carne picada

recetas de picnic empanada

Las empanadas de carne picada –o también las de bonito- suelen ser muy apreciadas por todos en excursiones y jornadas de picnic al aire libre. Para hacerlas, basta con preparar el relleno, con tomate, cebolla, carne picada y darle el toque personal de sazón. Después, podemos hacer masa casera o comprar la que venden refrigerada, montar la empanada y cocinarla en el horno hasta tenerla bien dorada. Una de las ventajas de este plato es su fácil dosificación, que permite usarla como aperitivo, merienda o como plato principal.

4. Tarta salada de puerros y espárragos

recetas de picnic tarta de puerros

Las tartas saladas y las quiches son excelentes opciones para comer al aire libre, ya que están tan buenas en frío como recién hechas. Son una buena alternativa a las empanadas que sugeríamos antes, para quienes prefieren platos más ligeros. Esta receta de tarta salada de puerros y espárragos es muy fácil de hacer y os garantizo que les gusta a todos.

5. Ensalada de judías blancas, verdes y pintas

recetas de picnic judias

Las ensaladas de legumbres son perfectas para comer en el campo, en la playa o la piscina, ya que resultan muy completas desde el punto de vista nutricional y se preparan en un momento, en especial si utilizamos legumbres cocidas. Podemos mezclar distintos tipos de judías o alubias y aliñarlas al gusto, completando con tomate, pimiento o cualquier hortaliza de nuestro agrado. Un toque final de aceite y vinagre, y listas para dejarnos bien satisfechos.

6. Gazpacho andaluz tradicional o de frutas

gazpacho andaluz tradicional

Un termo con gazpacho fresquito se agradece enormemente cuando aprieta el calor y queremos tomar algo que nos entone. Podemos utilizar la receta tradicional del gazpacho andaluz -una sencilla sopa fría de hortalizas- o sustituir parte de los tomates por frutas como sandía, cerezas, melocotón o fresas, de manera que consigamos resultados más afrutados que gustarán a todos.

7. Macedonia de frutas

recetas de picnic macedonia

Quizás la sandía o el melón son las frutas que más apetecen cuando estamos al aire libre, pero más que nada por la comodidad y facilidad que tienen para comerlas. Si os tomáis la molestia de pelar y picar distintas frutas y prepararlas en un tupper listas para comer, os aseguro que todos se las comerán en un momento, a media mañana, a la hora del postre o incluso para merendar.

Puedes darle un toque especial a tu macedonia preparando un almíbar ligero –cociendo un vaso de agua con tres cucharadas de azúcar durante 5 minutos- y echándolo sobre las frutas cuando esté frío. Unas hojitas de hierbabuena y listos para una refrescante experiencia.

Con estas siete ideas fáciles y rápidas para preparar recetas de picnic, no tendrás que recurrir a la clásica tortilla de patatas o al bocadillo de jamón o chorizo para disfrutar con los tuyos de un estupendo día al aire libre.

En Vive 00 | La guía definitiva para un picnic perfecto (infografía)
En Vive 00 | Las nueve mejores recetas de picnic

17 recetas veraniegas para ganar el premio al “Mejor tupper de la oficina”

Cuando llega el verano, somos muchos los que nos quedamos a comer en el trabajo, y cada vez es más frecuente lo de llevarse la comida desde casa para poder “comer casero”. Para ayudaros a configurar vuestros menús, os sugerimos estas 17 recetas veraniegas para ganar el premio al “Mejor tupper de la oficina” con las que desde luego, seréis la envidia de todos vuestros compañeros.

Hemos elegido menús saludables y sencillos, que además también podéis utilizar para cuando queráis comer en la playa o la piscina y que se caracterizan sobre todo porque son fáciles de elaborar y de calentar, para que aunque comáis en el trabajo, podáis tener la sensación de comer casero cada día.

Si te interesan temas tan interesantes como éste, no dejes de suscribirte a nuestra nueva newsletter rellenando este formulario y así recibirás cómoda y semanalmente todas nuestras publicaciones en tu buzón electrónico.

Consideraciones previas

Si vamos a comer en la oficina, necesitaremos contar con unas buenas fiambreras o tuppers de calidad, con cierre hermético y fácil apertura, que sean buenos para transportar y conservar nuestros alimentos e incluso sean aptos para el microondas donde podremos calentar nuestra comida para comerla en su punto.

Tened en cuenta la temperatura de la oficina, si no contáis con nevera, para que el calor de la temporada no afecte a los alimentos y procurad guardarlos en sitio fresco, sin abrir el tupper hasta el momento de calentar y comer. Las salsas, aliños y otros complementos de vuestros platos, es mejor llevarlos aparte y mezclar en el momento de consumir.

Seis ensaladas para llevar a la oficina

plate of watermelon salad on wooden table

Las ensaladas son uno de los formatos más llevados a la oficina ya que su versatilidad y multitud de posibilidades abre a los comensales un mundo lleno de opciones. Tanto las ensaladas de pasta, las de legumbres o las de arroz, son una alternativa perfecta a las habituales recetas de ensalada completa de hojas verdes, hortalizas y distintos aliños. Es conveniente completarlas con atún, pollo, y latas de conserva.

650_1200 (1)

Si esta es vuestra elección os recomendamos la ensalada César o la ensalada de pasta como recetas sencillas para llevar al trabajo. Si queréis una buena ensalada  de pasta, podéis elegir la ensalada de pasta con crema de aguacate y salmón o si lo preferís, la de fusilli con mozzarella y atún.

Si os apetecen otras ensaladas menos habituales, os recomendamos las de lentejas con arroz y verduras, o la ensalada de alubias con hortalizas, que sin duda os alegrarán a mediodía y serán la envidia de vuestros compañeros.

Los tres platos más clásicos

empanar-5

Probablemente, la tortilla de patata, la ensaladilla rusa o los filetes empanados son los alimentos clásicos cuando vamos a comer fuera de casa, ya que estos alimentos se pueden consumir fríos si no tenemos microondas y suelen aguantar en muy buen estado incluso hechos con uno o dos días de antelación. Lo único es tener la precaución de conservar en nevera ya que tanto la tortilla como la ensaladilla pueden ser foco de intoxicaciones alimentarias.

ensaladilla-rusa-original-770x380

Aquí tenéis algunas recetas como la de tortilla de patatas con cebolla. También os vendrán bien estos trucos para mejorar vuestros filetes empanados y, por supuesto, nuestra deliciosa receta original de ensaladilla, que podéis llevar al trabajo sin añadir la mayonesa y aliñarla justo en el momento de comerla.

Cuatro recetas de empanada para llevar en tupper

empanada carne picada casera

Estas preparaciones son mis preferidas ya que tienen la ventaja de poder ser racionadas muy cómodamente y, además, son aptas para comer en pequeños bocados como aperitivo o tentempié o en raciones grandes para comer a mediodía.

empanada-australiana-carne-770x380

Si optáis por esta posibilidad os ofrecemos distintas alternativas. Podéis encontrar empanadas de carne clásicas, o modernas variaciones como la empanada australiana de carne, o recetas de empanadas de pescado como las de bonito y pimientos o la de sardinas pequeñas o parrochas.

Otras cuatro buenas recetas para llevar a la oficina

650_1200 (4)

Los platos de pasta, guisos caseros de carne como las albóndigas o los loncheados de carne asada son excelentes para llevar y recalentar en el momento, ya que quedan prácticamente como recién hechos.

Una carne marinada y cortada como si fuera fiambre es excelente para hacer sándwiches caseros y nada mejor que platos de pasta como las caracolas rellenas de carne o los noodles con pollo y brócoli para disfrutar de un plato casero de pasta sano y ligero. Para terminar, os recomendamos la receta de estofado de carne casero, una receta infalible que todos querrán probar.

carne-guisada-o-estofada-ciudadano-770x379

Con todas estas sugerencias, tanto por variedad como por presentación, vuestros tuppers de recetas veraniegas para llevar al trabajo serán la envidia de todos los compañeros en la oficina y, sin duda, y eso es lo más importante, estaréis bien alimentados cada día.

En Ciudadano 0,0 | 11 recetas de tupper saludables para llevar al trabajo 
En Ciudadano 0,0 | Recetas para llevar a la playa o la piscina 
En Ciudadano 0,0 | Piscinas en Madrid, Barcelona, País Vasco, Valencia y Andalucía
En Ciudadano 0,0 | Blogs con comidas para tupper
En Ciudadano 0,0 | Aprende cómo hacer un estupenda receta de kebab casero. Plato turco típico
En Ciudadano 0,0 | La receta de ceviche peruano para hacer en casa

Receta de lasaña de carne para disfrutar en casa y en el trabajo

receta de lasaña de carne presentación ciudadano cero cero

La receta de lasaña de carne es una de las más agradecidas y fáciles de preparar cuando somos novatos en la cocina y además es un plato idóneo para disfrutar tanto en casa como en el trabajo.

Hoy vamos a preparar una lasaña de carne picada de ternera y hortalizas, que nos sirve de aprovechamiento de sobras que tengamos en la nevera. Aunque la receta es laboriosa es muy fácil de preparar, al igual que la fabada otras recetas para novatos que hemos hecho ya juntos.

Si te interesan estas recetas y otras noticias interesantes, puedes suscribirte a nuestra nueva newsletter rellenando este formulario, para recibir nuestras publicaciones en tu correo electrónico.

Ingredientes para 8 raciones

ingredientes lasaña nolotiro ciudadano cero cero

  • 16 placas de lasaña precocida, 1 litro de bechamel, 500 g de tomate frito, 500 g de carne picada, 2 cebollas, 2 zanahorias, 1 rama de apio, 1 pimiento
  • Para la bechamel, 50 g de mantequilla, 50 g de harina y  1 litro de leche entera

Cómo hacer una receta de lasaña de carne paso a paso

Lo primero que debemos hacer es adelantar las dos salsas que lleva la lasaña entre las capas, es decir, la salsa de tomate frito y la salsa bechamel. Aunque podemos comprarlas ya preparadas en el supermercado es preferible hacerlas caseras para un resultado mejor.

Para hacer la bechamel, derretimos la mantequilla en la sartén y añadimos la harina, removiendo hasta hacer una pasta. Después vamos añadiendo la leche sin parar de remover hasta obtener una crema espesa. Si se nos formase algún grumo, se puede volcar el contenido de la sartén en el vaso de la batidora, triturar y retornarlo a la sartén continuando hasta que esté perfecta y cremosa.

Para hacer el tomate frito, freímos 1 kg de tomates pelados y los pasamos por el pasapurés. Para el relleno que pondremos entre las capas de pasta, se admiten todo tipo de carnes, por lo que es un plato ideal para el aprovechamiento de lo que tengamos en la nevera, ya sea pollo, salchichas, chorizos etc, aunque en esta ocasión lo haremos con carne picada de ternera.

como hacer el relleno de la salsa de lasaña de carne pasos

Para el relleno, picamos muy fina la cebolla, el pimiento, el apio y las zanahorias, pochando todo en la sartén. Podéis añadir también sobras de pisto, calabaza, calabacín, berenjena o las hortalizas que queráis aprovechar, para darles salida si se os quedan atrasadas en vuestra nevera o despensa. Una vez pochado todo, añadimos la carne picada, y cuando cambia de color, el tomate, dejando que se cocine todo junto durante unos 15 minutos.

Para montar la receta de lasaña de carne, dejamos las placas de pasta en remojo durante 10 minutos y después las escurrimos y secamos en un paño blanco de cocina. Montamos las capas poniendo una capa de pasta, una de carne y otra de bechamel, repitiendo la operación tres veces.
montaje lasaña de carne pasos

Rematamos con queso rallado y un dibujo de tomate frito haciendo un marco. Horneamos a 190º durante 20 minutos y terminamos gratinando a 220º el queso durante 4 o 5 minutos. Servimos tras dejar reposar la receta de lasaña de carne durante 10 minutos fuera del horno.

Tiempo de elaboración | 1 hora y media
Dificultad | Media

Degustación

La receta de lasaña de carne se puede recalentar sin dificultad por lo que es un plato perfecto para llevar al trabajo en tupper y tener una comida deliciosa para variar nuestra dieta.

En Ciudadano 0,0 | Mi vida a otro ritmo con mi comida en el tupper
En Ciudadano 0,0 | Receta de empanada de carne del asado navideño

11 recetas de tupper saludables para tu menú semanal en el trabajo

Cuando se acercaba el verano, te ofrecimos 15 sugerencias de platos fríos para comer en el trabajo para que no se te hiciese rutinaria la hora de comer. Ahora te traemos platos que se pueden tomar calientes para la temporada que comienza, ahora que ya se han acabado las jornadas reducidas. Te planteamos once recetas muy sanas para llevar al trabajo, con las que podrás recuperar los hábitos saludables que quizá has descuidado estos meses de verano. En general, son además recetas muy fáciles de preparar, que no te quitarán tiempo, pues si hablamos de comida para llevar al trabajo, sabemos que no te sobran las horas.

verduras al vapor

Se trata de once sugerencias para que puedas prever un menú semanal completo y continúes variando la siguiente semana. Además, cada una de las preparaciones que te proponemos a continuación, también admite múltiples variaciones en lo que se refiere a ingredientes, por lo que no repetirás en mucho tiempo, salvo que te apetezca. Hay y habrá muchas más recetas en Ciudadano 0,0, apúntate a nuestra Newsletter para recibirlas inmediatamente.

Recetas saludables: menestra de verduras al vapor

Los días más calurosos, opto por las ensaladas que se pueden combinar de forma tan variada que no resultan repetitivas. Pero mi opción cuando hace algo más de fresco son las verduras al vapor. Al igual que con el plato mencionado, las combinaciones que puedes hacer aquí son múltiples. Combinando las verduras que más te apetezcan ese día, puedes sacar una buena menestra, que se adereza con algo de pimienta y una gota de aceite crudo. Mi recomendación personal es poner siempre patatitas pequeñas, cortadas en dados, con piel, para añadir algo de textura al plato.

Preparar los alimentos al vapor hace que tengan muchísimo más sabor que cuando los hierves y, además, mantienen mejor las vitaminas y propiedades. Si lo que te está echando atrás es no contar con una vaporera, que pueden ser algo costosas, aquí te damos trucos para cocer al vapor sin necesidad de comprar un cacharro.

Noodles con gambas y verduras

Noodles con gambas

?Otra de las recetas sencillas de preparar para llevarte al trabajo cada mañana son los espaguetis finos o fideos gruesos que conocemos con el nombre anglosajón de noodles, a pesar de que es la cocina asiática la que los ha popularizado. Se pueden preparar de múltiples maneras, a mí como más me gustan es en ramen, es decir, en un caldo que además puede contar con algo de carne, huevo y muchas verduras. Pero ya que en este caso hablamos de recetas para llevar en un tupper, será preferible optar por la versión más frita, quizá en wok, para evitar derramar líquidos.

Recetas tupper: Quiche de calabacines, zanahorias y cebolla

Lo bueno de la quiche es que puedes prepararla con antelación o incluso hacerla una tarde y tener platos para los dos días siguientes. La elección de ingredientes que te damos en este caso es sumamente saludable, pero no estará exenta de sabor, ya que la cebolla conseguirá que esté muy sabrosa. Una vez estés en la oficina, con un toque mínimo de microondas, ya estará deliciosa.

Quiche

Alcachofas rellenas de salmón

Las alcachofas naturales son un poco engorrosas de pelar, sin embargo, merece la pena tomarlas naturales además de porque resultan más sanas porque puede ser la verdura que más sabor pierda al ser envasada. Una vez peladas y cortadas, se vacían de las hojas interiores y se cuecen al vapor. El salmón se puede hacer al vapor o a la sartén, pero su tiempo de cocción es menor, así que mejor prepararlo por separado. Se rellenan las alcachofas y se añade un chorrito de crema fresca que te puedes llevar en un pequeño frasco aparte para el trabajo. Más detalles aquí.

Alcachofas rellenas

Penne con tomates secos y albahaca

La comida italiana se presta muy bien a ser transportada en tupper, por eso te proponemos que cualquier plato de pasta con los ingredientes que más te gusten. Ya que tratamos de que se trate de algo saludable, hemos elegido ingredientes vegetales y ligeros. Los tomates secos se pueden comprar en bolsitas en casi cualquier establecimiento y es necesario dejarlos hidratar durante una media hora en agua templada, con lo que evitaremos sofreírlos para que no se impregnen de aceite. Tras hervir la pasta, se añadirán los tomates y se condimentará con la albahaca (mejor si es en hojas) y sazonará a gusto. En la oficina, no tendrás más que calentarlo al microondas.

penne con tomates secos

Taquitos de pavo salteado

Estamos más acostumbrados a ver el pavo en forma de lonchas de embutido, pero podemos comprarlo en pechuguitas crudas, igual que el pollo, y con él preparar múltiples recetas sumamente sanas. Las ideas para combinarlo son múltiples, como por ejemplo con anacardos y curry y sésamo, con una salsa de mostaza o con un sofrito de verduras… Lo cortaremos en taquitos y lo echaremos a la sartén, con algo de aceite para dorarlo. En seguida está listo y solo habrá que añadir el sofrito o la salsa que hayamos preparado antes para seguir rehogando. Si queremos, además, ser los más modernos del trabajo, podemos llevarnos unos palillos chinos para comerlo.

pavo salteado

Ensalada templada

Si dominas el microondas del trabajo hasta el punto de atreverte a cocinar con él, te proponemos en esta ocasión un acto de valentía. Se trataría de escalfar un huevo allí. En tu tupper, llevarás una ensalada de hojas de espinaca frescas, parmesano rallado, tiras de bacon fritas y pasas. Cuando estés allí, una vez hayas extendido todo en un plato muy ancho, escalfarás el huevo, que situarás encima de la ensalada. De esta forma, transformamos un plato frío en un templado, más adecuado para las temperaturas otoñales que están a punto de llegar, y que te llenará de energía para la segunda parte de la jornada.

ensalada con huevo pochado

Albóndigas de pescado

Las albóndigas son un plato tan sabroso y fácil de comer que hasta resulta adecuado para los niños más complicados en la mesa. Nos gusta la salsa y la textura suelta de la carne. Podemos aprovechar estas dos características, tomando un alimento algo más saludable. Si en la dieta habitual no dejamos suficiente hueco al pescado porque no es de lo que más nos gusta, convertirlo en albóndigas puede ser una forma divertida de tomar eso que nos hace tanta falta. Esta sugerencia, por ejemplo, nos permitirá incluso mojarlas en salsa.

Albóndigas de pescado

Arroz salvaje con frutos secos

Los frutos secos tienen más calorías que algunos de los ingredientes que estamos ofreciendo por aquí, pero en ocasiones nos vienen bien para obtener la energía que nos hace falta para afrontar la tarde o simplemente para subirnos el ánimo. Si la vuelta de vacaciones nos ha dejado con el ánimo por los suelos, nos vendrá bien ingerir un alimento que contenga triptófano para recuperar la buena predisposición y los frutos secos aportan, asimismo, magnesio. El arroz salvaje es más sano ya que contiene un mayor aporte de fibra. Para que este plato no quede muy seco, será importante añadir una verdura, ya sea cruda o salteada: tomate, calabacines, berenjena… a gusto del consumidor.

arroz salvaje

Solomillitos de pollo con boletus

Se trata de una receta muy sabrosa, pero que sigue siendo saludable. La preparación no es demasiado complicada y se puede hacer el domingo por la tarde para tener platos hechos para dos o tres días de la semana. El resultado es muy sabroso, ya que el pollo permanecerá hundido en su salsa y se llenará de sabor. Puede servir como plato único o como un segundo muy nutritivo.

Solomillitos de pollo

Magdalenas saladas

Una cosa muy fácil de transportar son las magdalenas, no necesitaríamos ni tupper. Además, estas bolachas hinchadas se han puesto muy de moda, con las cafeterías decoradas al estilo retro que las sirven en sus versiones más mejoradas, como muffins o cupcakes. Os preguntaréis qué hacemos hablando de esto en un post de recetas para comer, pero es que quería presentaros una divertida opción de plato principal con aspecto de postre o merienda: las magdalenas saladas. Al igual que un pastel tipo plumcake puede hacerse con ingredientes salados, también se podrán preparar de esta forma las magdalenas. Tanto con verduras, como con jamón y queso, seguro que te quedan deliciosas y que serás la envidia de toda la oficina.

magdalenas saladas

Con todas estas recetas y las que hemos ido ofreciendo anteriormente seguro que podrás hacer diferentes combinaciones para llevar a la oficina un menú saludable y apetitoso. Si tienes alguna otra sugerencia, estaremos encantados de que la compartas con nosotros.

También te interesa | 13 recetas para picar sano entre horas.

Fotografías | Wikipedia, Wikipedia, Jeffreyw, Wikimedia, Wikimedia, Kim, Eric Molina, Wikipedia, Wikipedia, Wikimedia y Alpha.

En Vive 0,0 | Recetas de tupper
En Vive 0,0 | Receta de calabacines rellenos de arroz y carne picada
En Vive 0,0 | Cómo hacer ceviche peruano casero

15 recetas de platos fríos y saludables para comer en la oficina y trabajo

Ayúdanos con este divertido quiz a mejorar nuestro blog para que disfrutes mucho más tus visitas 🙂

 



Empezamos con las temperaturas agradables y los días ya son largos, por lo que se puede hacer más cuesta arriba que en invierno pasar la jornada encerrados en la oficina, viendo por la ventana los rayos del sol y envidiando a quienes pasean por las calles. Para las personas que suelen llevarse la comida hecha y consumirla en el lugar de trabajo, ya habíamos recomendado la posibilidad de salir a comer al parque o a una placita. Dedicando el mismo tiempo que siempre nos tomamos en la pausa para el almuerzo, nos parecerá que hemos aprovechado mucho más.

Si también estás a favor de darle una vuelta a tu rutina para que todo parezca distinto y los días de trabajo resulten más agradables, suscríbete a nuestra Newsletter, y recibirás los consejos más destacados para hacer tu día a día mejor.

Comidas para llevar al trabajo

Vamos a ofrecer 15 sugerencias de platos o tipos de plato que se pueden llevar en un tupper y que se pueden comer en el exterior. Serán ideas de alimentos que fríos saben igual de bien que calientes o incluso mejor, más refrescantes. De cada idea que ofrecemos, damos también variaciones posibles, así que con este post no necesitarás repetir comida en todo el verano.

Está claro que lo más socorrido en lo que se refiere a platos fríos para el verano son las ensaladas que, además, son muy fáciles de llevar en un tupper. El aliño lo llevaremos al trabajo aparte, en un frasquito pequeño de cristal que hayamos reciclado de las especias o en un pequeño tarro con tapa con rosca.

Elegir una opción saludable y recurrir a las ensaladas durante toda la temporada no significa que comamos siempre lo mismo, pues una ensalada, como su propio nombre indica, es una mezcla de cosas que admite tantas variedades que no necesitaremos repetir sabor por mucho que incidamos en esta preparación.

Pasta Salad

Ensalada de pasta con pollo a la mostaza

Vamos a empezar por recomendar la de pasta con pollo y un toque diferente que le vendrá del aliño de mostaza. Los ingredientes necesarios para una persona son 100 gramos de pasta, 1 pechuga de pollo, tomates secos y dos cucharadas de mostaza antigua, además de sal, aceite y vinagre, claro.

Se pone a hervir la pasta con una pastilla de caldo y, cuando esté en su punto, se escurre y se moja para enfriarla y que no se pegue. La pechuga, hecha en plancha o sartén, se pica sobre la pasta y se añaden los tomates secos una vez preparados. El aliño puede hacerse aparte, mezclando la mostaza con el aceite, el vinagre y la sal. Si se toma templada puede estar deliciosa, pero también admite servirla fría. Un toque de lascas de parmesano por encima terminará de redondearla. Una variación de esta ensalada puede ser cambiar la salsa de mostaza por una de curry.

tomate relleno

Tomates rellenos crudos

Se trata de un plato que se puede consumir frío, además de la variedad al horno que ya conocemos y su preparación es muy sencilla: solo habrá que vaciarlos y dejarse llevar con el relleno. En cuanto a lo que elijamos para el interior, diría que lo mejor es quedarse con lo que más nos gusta o lo que en ese momento haya por casa y nos puede servir para hacer una receta de aprovechamiento. Pueden rellenarse de atún y aguacate, por ejemplo, de arroz y maíz, de una ensalada estilo rusa de verduras con mayonesa, de surimi con salsa rosa, de queso y jamón york…

Además de los tomates rellenos, podemos preparar muchos otros alimentos de la misma forma, como huevos, aguacates, pimientos, calabacines, berenjenas, etc…

Comida trabajo: prepara en cinco minutos tu plato favorito

Dependiendo de las facilidades que tenga cada lugar de trabajo, podremos llevar los platos más o menos preparados. Si en nuestra oficina o fábrica contamos con una pequeña cocina, por básica que sea, podemos llevarnos los ingredientes y prepararnos allí un plato completamente fresco.

melón con jamón

Melón con jamón

Un ejemplo de este tipo de recetas que no requiere prácticamente preparación y que, de todas formas resulta muy sabrosa es el melón con jamón. Si tenemos espacio en un pequeño frigorífico, podemos llevarnos esa mañana un cuarto de melón o medio si es de cantalupo, y un paquetito de jamón serrano.

Con solo un cuchillo y algo de habilidad lo podemos preparar de forma muy vistosa y ser la envidia de la oficina. Se pueden cortar rajas de melón y poner las lonchas de jamón por encima, aunque con algo más de imaginación, también se puede hacer un corte en zigzag y colocar el embutido en pequeñas lascas o sacar las bolitas de la fruta con una cuchara de helado y servirlas en un plato junto al jamón.

Espárragos con una salsa muy especial

Llevarnos al trabajo una lata de espárragos resulta muy fácil e igualmente sencillo es servirlos sobre un plato para dar cuenta de ellos en el parque, la plaza más cercana o la terraza del edificio donde trabajamos. Lo que pasa es que puede resultar poco apetecible comerlos tal cual, así que proponemos llevar una salsa para acompañarlos, creándoles una camita. Se puede llevar un salmorejo o hacerles por ejemplo esta vinagreta de sésamo y aguacate.

Espárragos con salsa

Ensaladas con ventresca

Las ensaladas con lechuga, espinacas, brotes, etc… dan para muchísimas posibilidades. Podemos hacer también ensaladas con legumbres, arroz y otro tipo de ingredientes. Encontramos aquí doce recetas de posibles ensaladas, con las que resultará imposible aburrirse.

Para añadir algo un poco diferente, os presento uno de los platos a los que más recurro yo, que son las ensaladas a base de ventresca de atún. Las suelo preparar con dos variedades. O bien sobre cogollitos de lechuga, aderezados con un sazonador que tiene bastante pimienta y quizá acompañados de un pequeño toque de queso fresco o requesón para contrarrestar los sabores fuertes de los ingredientes principales. Otra forma es escoger unos tomates muy buenos –que pueden proceder de nuestro huerto urbano— y unas cebollas rojas. Ambos hay que cortarlos en láminas finísimas. Se añade la ventresca y para el aliño es importantísimo contar con sal gorda o sal marina en copos y un buen vinagre de Módena.

ventresca

Burrata con tomates raff

La ensalada de tomate y mozzarella, es decir, la caprese, ya es un clásico y resulta muy rica si se adereza con pesto. Ahora que encontramos cada vez en más tiendas la burrata, podemos darle un giro y convertirla en una auténtica joya para gourmets. El queso, ya que se vende al vacío, dentro de una pequeña bolsita de plástico, lo podemos llevar al trabajo sin problemas. Escogeremos, de entre todos los tomates posibles, unos raff o kumato para que estén a la altura de la burrata o la burratina. Y solo con queda aliñarlos. Deliciosos.

Burrata

Strudel salado para servir frío

Otra de las opciones para tomar fría es el strudel o pastel. El clásico es el de manzana, pero también se pueden preparar con ingredientes salados para tomarlos de plato principal o plato único. Por ejemplo, encontramos aquí una receta de requesón, cebolla y patata. Tanto este como el de setas y espinacas, además de que se pueden tomar fríos o calientes, es un plato apto para vegetarianos y resulta delicioso. Lo encontramos también entre las opciones de comida elaborada con sobrantes, para no abandonar nunca nuestra filosofía Nolotiro. En su versión para carnívoros, encontramos la versión que lleva jamón y espárragos o esta otra receta de strudel con puerros y panceta que suena también muy sabrosa.

strudel,_Vanilla_Black,_Chancery_Lane,_London,_UK

Receta fácil fría para llevar comida oficina

Parece algunas veces que la carne no se presta a comerse fría, pero no siempre tiene por qué ser así, pues algunas carnes ya preparadas se pueden consumir a cualquier temperatura. También veremos alguna receta de pescado para que no todo lo que comemos frío sean verduras y hortalizas.

Chuleta de Sajonia

Aquí entra, por ejemplo, la chuleta de Sajonia o filete de Sajonia, que es una carne de cerdo que ha pasado por salazón y está un poco ahumada. Se puede pasar vuelta y vuelta por la plancha, pero admite comerse tal como viene. En el tupper, junto a la chuleta, podemos llevarnos algo de verde para acompañar o quizá una crema fría como primero. Entre tanta comida ligera, ingerir un día para variar unas cuantas proteínas nos vendrá muy bien para la salud.

Chuleta de Sajonia

Pastel de cabracho

Uno de mis platos fríos favoritos es el pastel de cabracho servido frío sobre pan tostado y con un toque de salsa rosa para acompañar. La preparación es algo más complicada que la de otras recetas que incluimos en el post, pero lo que nos importa en este caso –su transporte— resulta sencillísimo, pues una vez hecho, se guarda en el frigorífico y se mantiene perfecto durante varios días. Solo hay que sacarlo y tomarlo frío o llevárnoslo en un tupper para tomarlo en el descanso del trabajo tanto en un parque como en cualquier otro exterior.

Pastel de cabracho

Tortilla de verduras

Si la idea es llevarnos la comida al trabajo en un tupper y luego salir al parque o a una placita a comerla sobre la hierba, lo que hacemos se parece mucho a un picnic. Por eso, no puede faltar aquí una de las recetas más habituales en las excursiones. Recomendando platos para llevar al campo, mi compañero os sugería la tortilla de patatas también conocida como tortilla española.

Podemos tomar esta receta y extenderla a todas sus variedades posibles, entre ellas, la tortilla de verduras o tortilla paisana, que resulta económica, fácil de preparar y sirve para dar salida a productos sobrantes de la elaboración de otros platos. Habrá tantas posibilidades como combinaciones se nos ocurran de las verduras que encontramos en nuestra tienda habitual o en los maceteros de nuestro huerto urbano.

Tortilla_de verduras

Ajoblanco de almendras

Una de las cosas que más refrescan en verano son las sopas frías. Además de estas tres refrescantes recetas, os sugerimos preparar un delicioso ajoblanco que resulta tan sabroso como fresquito en un día de mucho calor. Aquí podemos ver una explicación de su elaboración, para la que requeriremos almendras, pan duro, agua, ajo y aceite.

Ajo_blanco_wikimedia

Este tipo de cremas pueden parecer más complicadas de llevar a la oficina por riesgo de que se viertan, pero podemos resolver el problema utilizando un frasco de cristal de conservas o un termo. Las neveritas acolchadas, además de para preservarlo en su temperatura ideal, nos servirán para que no se rompa de un golpe, especialmente si vamos al trabajo en bici o en transporte público. En una bolsita aparte, nos podemos llevar las uvas ya cortadas y las almendras tostadas que se ven en la foto, para terminar de darle el toque de chef.

Quiche lorraine

La quiche es otra de esas recetas que pueden servirse tanto frías como calientes y que están deliciosas de las dos maneras. Así que, si tenemos microondas en el trabajo y podemos darle un toque, pues perfecto. Pero si no contamos con esa posibilidad o queremos llevarnos la comida al exterior, como quien hace un picnic, no tendremos ningún problema en disfrutarla fría. Al igual que ocurría con el strudel, podemos hacerla de muchas maneras, como por ejemplo, con brócoli o con requesón y calabacines, ambas perfectas para vegetarianos.

Quiche

Recurriendo al hojaldre, también es fácil llevarse ya preparadas tartaletas, volovanes o milhojas de verduras, requesón y otros ingredientes que igualmente se prestan para ser consumidos fríos.

Frittata

Algo similar a la quiche o quizá más parecida a la tortilla, la frittata es un plato que se está poniendo muy de moda en los brunch, es decir, en esos desayuno-almuerzo que solo se pueden disfrutar los fines de semana, teniendo toda la mañana y parte de la tarde para nosotros. Para llevarla al trabajo y comerla fría es una opción también buena, ya que la parte que se parece más a un pastel permite esta posibilidad. Se puede confeccionar con una gran variedad de ingredientes, principalmente, con verduras o también esta cuatro quesos que suena de maravilla.

Frittata

Sandwiches saludables

La solución de la que más se echa mano cuando hay que comer por ahí de toda la vida ha sido el bocadillo, pero no lo asociamos con a comida saludable, ya que el pan de barra predomina sobre cualquier otro ingrediente.

Sin embargo, podemos preparar unos sándwiches muy saludables, si elegimos pan de centeno o multicereal y escogemos unos ingredientes variados y ligeros. Una opción son las pechugas de pavo a la plancha –que no presentan ningún problema para tomarse frías— con hojas crudas de espinacas y aderezo de albahaca. También suena muy apetecible este de pollo, bacon, lechuga y tomate. Para que nos resulte variado, podemos sustituir de vez en cuando el pan de molde por falafel o pita. Lo preparemos como lo preparemos, si optamos por el emparedado, no nos hará falta ni el tupper.

sandwich

Con tantas recetas y las posibles variaciones que te hemos sugerido dentro de cada una, ya puedes empezar la temporada saliendo del trabajo a la hora de comer para degustar estas delicias al aire libre. Puedes llevarte cada día dos de estos platos, eligiendo uno que consideres más adecuado a entrante y otro que te suene más contundente para que sirva de principal o también puedes optar por la sencillez de llevarte solo una de las recetas, para tomarla como plato único, eso ya queda a elección de cada persona. Y ya nos contarás cómo lo disfrutas.

Más recetas frías para tupper | El tupper en verano, tres recetas refrescantes para llevar al trabajo.

Fotografías | Pixabay, Wikimedia, Cristiano Betta, AVLXYZ, Marianne Masculino, Comopiensocomo, Snow pea and bok Choi, Hotel Gastronómico Casa Rosalía, Wikimedia, Wikipedia, Javier Lastras, Acebal, William Neuheisel, Sylvar, Wikimedia y Mike Fernwood.

Ese extraño plato llamado Noodle: ¿por qué triunfan tanto entre los jóvenes?

Los noodles son una comida característica de la cocina japonesa, perfecta y muy sana para llevar al trabajo previamente preparados. Es un plato de cocina rápida y sana, que combina variedad con un alto valor nutritivo al ser altos en carbohidratos, pero con bajo contenido en sal y apenas contienen grasas.

Si queréis estar al día de todas nuestras publicaciones, en relación con vida sana, reciclaje y otros temas interesantes como éste, o por ejemplo nuestras recetas de ensaladas saludables de invierno, os recomendamos que os suscribáis a nuestra newsletter mediante este formulario, para que os lleguen cómodamente al correo electrónico.  Continue reading Ese extraño plato llamado Noodle: ¿por qué triunfan tanto entre los jóvenes?

Los mejores blogs de recetas para tupper

Aunque el tiempo no nos demuestra que ha llegado el otoño, lo cierto es que en estas épocas de cómo digo yo “comienzos de año” muchos de nosotros tenemos que cambiar radicalmente nuestros horarios y la alimentación. Pasamos de las vacaciones en donde no hay prisas, estamos más relajados y las comidas son más frescas e informales, a un nuevo ritmo mucho más frenético con la vuelta al trabajo, el cole de los peques y nuestras comidas fuera de casa.

En alguna ocasión ya os habíamos hablado sobre comer de tupper y os habíamos traído consejos para los que como yo muchas veces no podemos disfrutar de una comida en casa. Pues bien, en Ciudadano 0,0 creemos que todas las recomendaciones para haceros las comidas de tupper más fáciles son pocas, así que nos hemos dado un paseo por la red para traeros un montón de ideas y recetas que nos cuentan en otros blogs, todos ellos cargados de platos pensados para comer de tupper en la oficina sin que resulte aburrido, y sobre todo, rápido y fácil de preparar ¿os apetece conocerlos? Continue reading Los mejores blogs de recetas para tupper

El tupper en verano, tres recetas refrescantes para llevar al trabajo

Ya estamos a las puertas del verano, una época del año donde las temperaturas invitan a cambiar nuestros hábitos alimentarios. Ahora apetecen platos más frescos, llenos de frutas y verduras. Comer de tupper en el trabajo y en verano va a resultar muy fácil, ya que podemos hacer recetas refrescantes y sencillas de preparar. Como ejemplo, tenemos las sopas frías, el gazpacho por excelencia, o las socorridas ensaladas de pasta e incluso de legumbres.

Gazpacho, un plato fresco y lleno de nutrientes que podemos llevar en un termo

El gazpacho es una de mis recetas predilectas en verano, no hay semana que no esté en mi dieta. Además de ser muy sencillo de preparar, lo podemos llevar al trabajo en un simple termo. De este modo cumple tres requisitos básicos del tupper en el trabajo: rapidez en la preparación, fácil de transportar y nada complicado de comer.

Aunque cada uno tiene su forma de preparar el gazpacho, a mi me gusta hacerlo con: tomate, pan, pimiento rojo, pepino, cebolla, aceite de oliva y vinagre. Prescindo de alimentos como el ajo o la sal, aunque esto ya es más gusto personal que otra cosa. Importante meterlo la noche de antes en el frigorífico para que conserve el frío, incluso podemos meter un par de cubitos en el termo para asegurarnos de que estará fresco para la hora de la comida.

Además del gazpacho, podemos recurrir a sopas frías similares, como el salmorejo o el ajoblanco. Y para los más exquisitos, también se puede hacer gazpacho de fresas, toda una esquisitez para ser la envidia del tupper en el trabajo. En general, este tipo de sopas frías son un plato perfecto para el verano, ya que nos refrescan, hidratan y son ricos en vitaminas y minerales.

Ensalada para el tupper de verano, pero con legumbres

La ensalada es uno de los recursos más utilizados para comer de tupper en el trabajo. Además de la típica ensalada mixta con lechuga, tomate, aceitunas y maíz, yo os invito a que añadáis uno de los grupos de alimentos más olvidados: las legumbres. Solemos asociar las legumbres a platos calientes de puchero, pero una vez cocidas y frías, podemos añadirlas a la ensalada y quedará perfecta.

En este caso, os aconsejo prescindir de la lechuga o similar (aunque si os gusta mucho siempre está la opción del tupper de vegetales) y simplemente picar un tomate, cebolla, pimiento y añadir garbanzos o alubias con su correspondiente chorreoncito de vinagre y sal. Esto es lo que se conoce como trampó, una receta típica de Mallorca.

El sabor y la textura de las legumbres cocidas y frías es muy agradable y refrescante, además de ser un plato muy nutritivo. Aquí lo ideal es disponer de frigorífico en el trabajo, así las hortalizas y las legumbres conservarán todo su frescor a la hora de comerlas.

Ensalada de pasta, una opción fresca y llena de energía

Otro de mis platos favoritos en verano, por las posibilidades que ofrece y por lo bien que sienta en este época un plato de pasta fresca. Una vez que cocemos la pasta, tenemos muchas opciones para añadirle a nuestra ensalada de pasta veraniega: frutas, verduras, hortalizas… Como opción básica, podemos añadir algo de lechuga, maíz, zanahoria y aceitunas.

Si nos gusta la fruta, os aconsejos el mango, manzana o piña, perfectas para darle sabor a la pasta. Y los condimentos que no pueden faltar: un poco de aceite, vinagre y sal, que complementan el sabor y frescura del plato. También podemos echar mano de la combinación de macarrones y espinacas para hacer una receta que ya vimos en nuestra sección de Nolotiro: gratén de macarrones con espinacas.

Como podéis ver, las opciones que tenemos para el tupper de verano son ricas y variadas, solo tenemos que tirar de imaginación y de alimentos frescos para que comer en el trabajo sea todo un placer. Y vosotros, ¿qué recetas refrescantes lleváis al trabajo?

En Ciudadano00 | Bento, un tupper de lujo para la vista y el paladar
En Ciudadano 0,0 | Recetas para tupper

Imágenes | Jen R, Gonzalo Malpartida, Anna Mayer, Jaymie Koroluk  

Todos en mi trabajo envidian mi tupper

Cuando tenemos que comer en el trabajo, llevarnos la fiambrera es un recurso muy práctico además de económico, pero muchas veces caemos en la rutina o el aburrimiento, repitiendo una y otra vez las mismas comidas. Hoy vamos a intentar ofrecer algunos consejos para hacer que vuestro tupper sea la envidia en el comedor del trabajo. Para ello debemos ser previsores y organizar nuestras compras para poder realizar los menús semanales.

Una cuestión muy importante, y que va a determinar las posibilidades de nuestro menú, es la intendencia que tenemos disponible en nuestro centro de trabajo. ¿Tenemos nevera, microondas o cafetera? Los dos primeros son básicos, tanto para conservar determinados tipos de alimentos como para poder comer caliente. En todo caso, si no disponemos de esta infraestructura existen otro tipo de soluciones.

Las comidas frías no tienen por que ser bocadillos

 

En algunos trabajos en los que he estado no teníamos microondas o nevera para calentar la comida. Y por horarios teníamos que comer o cenar allí. El recurso más rápido es el bocadillo, pero tampoco podemos estar toda la semana comiendo sólo bocadillos. En estos casos, los termos son nuestros mejores aliados, sobre todo si no tienen que aguantar demasiadas horas, preservan la comida caliente o fría, dependiendo de la época del año y la comida que nos apetezca, bastante bien.

Por ejemplo en verano un gazpacho al que añadimos unos hielos se mantiene fresco durante bastantes horas dentro de un termo. Otra de las opciones que tenemos es acudir a las carnes frías, como pueden ser el lomo de cerdo a la sal, o lacón asado. Por supuesto, clásicos del tupper como las croquetas, que podemos preparar de muchas maneras distintas, o los filetes empanados son bienvenidos.

No conviene abusar y también podemos añadir variedad añadiendo pescados. Salmón marinado o distintos tipos de ahumados pueden ser una buena solución para una comida fría diferente. Todo esto podemos acompañarlo con ensaladas en verano. En este caso mi consejo es llevar los ingredientes por separado y montar la ensalada justo antes de comer. Esto es básico sobre todo en el caso de los aliños de la misma. También podemos degustar una crema de verdura o caldos en invierno, que se mantienen muy bien en los termos. Un primer plato caliente y un acompañamiento frío nos permite tener una gran variedad en nuestro menú.

La cuchara es tu amiga en invierno

 

Si disponemos de un microondas la cosa cambia mucho, sobre todo en invierno, donde más apetece comer caliente. En este caso, sustituimos el termo por el tupper. Para mi gusto las comidas que mejor quedan calentadas en microondas son las caldosas, más que carnes o verduras a la plancha, que en todo caso quedarán más sabrosas si están acompañadas de salsas. Un buen ejemplo de este caso serían unas buenas albóndigas en salsa.

La cuchara es nuestra mejor aliada. En el caso de elegir pastas o arroces, mi consejos es que cuando los preparemos en casa los dejemos un punto crudos de cocción. De esta manera, cuando los calentamos en el microondas del trabajo se terminarán de cocinar, ya que de otro modo quedarían muy pasados. En las pastas mi receta estrella en el trabajo es pasta con setas, en concreto, con funghi porcini cuando consigo esta variedad. Otro clásico que podemos añadir a nuestro menú semanal son las legumbres, como pueden ser las lentejas. Además este plato siempre gana si se come de un día para otro, al estar la salsa más reposada.

Hay que dar variedad al menú para que este sea equilibrado y las verduras no pueden faltar en nuestro menú semanal. Un plato que suelo llevar al trabajo es el ratatuille, que me aporta mi dosis de verdura y se mantiene bastante bien calentado en microondas. Puede ser como plato principal o como acompañamiento de otro. Otra receta muy sana que me permite comer sano en el trabajo es el trigo bulgur, acompañado de queso feta y aceitunas negras. Una receta muy sencilla de preparar y que no se hace muy pesada para seguir trabajando después de comer.

Como habéis visto alternativas no nos faltan para que el tupper de un Ciudadano 0,0 sea la envidia de su trabajo. Si hemos planificado bien el menú de la semana no tendremos ningún problema. Las recetas son sencillas y rápidas de preparar, y de esta forma evitamos tener que coger lo primero que encontramos en la nevera o acudir al recurso rápido de un bocadillo.

En Ciudadano 0,0 | Menú semanal equilibrado para comer fuera de casa
En Ciudadano 0,0 | Blogs con recetas para comer de tupper
En Ciudadano 0,0 | Platos y recetas fríos para llevar al trabajo

Imagen | recubejim | armigeress | BocaDorada | Dan4th