Tag Archives: Smartcities

Ciudades inteligentes: doy forma a mi ciudad

Imagina que diseñas una aplicación de móvil para sacar mayor partido al transporte público que tomas a diario y que tus conciudadanos comienzan a usarla. O que enviases una propuesta a tu ayuntamiento para arreglar esa calle en mal estado por la que pasas todas las mañanas y que se te prestase atención solo con un SMS. Piensa que tu perfil de FaceBook te sirviese para hacer más ligero el aburrido papeleo administrativo.

Nada de eso es ciencia ficción y, para muchos, ni siquiera pertenece a un futuro tan lejano. Las Smart Cities estarán capacitadas para incorporar las nuevas tecnologías de la comunicación, incluidos los móviles y el Internet, para mejorar su funcionamiento. La red global y la comunicación tecnológica están empezando a gestionar las ciudades con cabeza. Las ciudades inteligentes disponen de un “cerebro” que administra todos los aspectos en conjunto para evitar la duplicidad de gasto de energía y recursos y convertir en eficientes todos los procesos.

Las ciudades inteligentes incorporan cambios en los ámbitos de gobierno, servicios, edificios, movilidad, energía y medio ambiente. Las Smart Cities serán también ciudades ecológicas y todos nosotros, los Smart Citizens, conoceremos una mejora en calidad de vida en todos sus aspectos, ya que una mejor gestión permitirá un mayor disfrute de los servicios.

Ejemplos de Smart Cities

Muchas ciudades están tratando de sumarse a este desarrollo. Otras nacen directamente con la idea de ser una ciudad inteligente, como la zona industrial de Dubai, que se hace llamar “la ciudad de Internet”, o como Kochi, que se está construyendo en India para albergar empresas tecnológicas.

No existe ninguna solución universal que convierta a las ciudades en inteligentes. Hay que tener en cuenta muchos aspectos diferentes, que dependerán de las necesidades y características de cada urbe.

Por ejemplo, en España, las empresas de energía de Málaga han desempeñado un papel muy importante. En Madrid, la seguridad pública, la gestión del tráfico y una administración sostenible del agua han sido los puntos en los que se ha hecho más hincapié. Santander se ha centrado en la creación de una amplia infraestructura de comunicaciones. Esta última, junto con Barcelona y Bilbao, forma el podio de Smart Cities españolas. MESSI es quien convierte a Barcelona en una ciudad inteligente, pero no el que pensáis, sino las siglas que se han escogido para definir su estrategia: movilidad, e-administration, smartcity, sistemas e innovación.

La tecnología hace posibles las Smartcities

El pilar fundamental para convertir nuestras ciudades en inteligentes es la sabia aplicación de los avances tecnológicos. Según los estudios, con el empleo de las tecnologías de la información y la comunicación, las ciudades podrían ahorrar el 10% en el consumo de energía eléctrica, el 7% del consumo particular de agua y el 17% de emisiones de CO2 a la atmósfera con una correcta gestión del tráfico.

Las banda ancha móvil –impulsada principalmente por la popularidad de los smartphones–, el Cloud y las aplicaciones M2M o Machine to Machine (de máquina a máquina) son algunos de los avances que nos ayudan a ahorrar en el trabajo, tanto en electricidad como en papel.

En el ámbito de la sanidad, el 46,6% de los usuarios utilizamos la red para compartir experiencias relacionadas con la salud. La e-Administración continúa avanzando en cuanto a disponibilidad y grado de sofisticación de sus servicios. Además del desperdicio de papel que se evita, nos facilita a los ciudadanos la gestión, ahorrándonos los desplazamientos y dejándonos tiempo para las cuestiones importantes.

Participación ciudadana

Las empresas privadas, como proveedoras de servicios a la comunidad, serán tan responsables como los gobiernos o administraciones locales de que se consigan los objetivos de la Smart City. Las ciudades inteligentes valoran el capital social e intelectual, fomentan las ideas y crean los marcos apropiados para la innovación, además de presentar la capacidad de aplicar esas innovaciones.

En los programas de las Smart Cities en España, el ciudadano se considera un elemento clave para su desarrollo. Gracias al acceso extendido a la información y a la tecnología, seremos los habitantes de cada ciudad los que le demos forma, ya que nosotros mejor que nadie conocemos sus necesidades. Así, las ciudades no solo serán inteligentes, sino también flexibles y podrán irse ajustando según surjan nuevos retos.

El proyecto de las Smart Cities es ambicioso y, como tal, no se puede aplicar de la noche a la mañana. Las medidas se van implantando para que poco a poco comiencen a dar resultados. Podemos decir que nos encontramos en los primeros pasos y que se trata de un proceso en evolución constante que nunca se podrá dar por cerrado. Pero, cuanto más rápidamente nos sumemos a la lista de ciudades eficientes que resuelven sus propios problemas desde dentro, desde el ciudadano, más beneficios podremos obtener en todos los aspectos de nuestra vida en la ciudad.

¿Vives en una ciudad inteligente? Cuéntanos si has disfrutado ya de alguno de los avances que tu ciudad esté llevando a cabo para convertirse en Smartcity.

 

En Vive00 | La bicicleta en las smart cities