Tag Archives: remedios naturales

Medicina natural, a grandes males, pequeños remedios (y con Nobel de por medio)

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha utilizado la naturaleza como fuente de salud. No sólo el clásico “somos lo que comemos”, sino que ha buscado en la medicina natural los remedios para sus enfermedades o malestares. Lo que a día de hoy se conoce como remedios de la abuela son, en ocasiones, la panacea para muchos. En el caso de países del Tercer Mundo, la naturaleza se convierte en muchas ocasiones en su única farmacia.

Si te interesan los temas relacionados con una vida más sana y natural, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y recibirás cómodamente en tu correo todas las novedades, trucos, recetas y consejos para un estilo de vida más saludable.

Medicina natural, ¿para todo?

Evidentemente, la medicina natural por sí sola no es capaz de curar todos los males. Si bien es cierto que el principio activo de las plantas utilizadas es el origen de muchas curas, hacen faltan muchas investigaciones, pruebas y ensayos para dar a un remedio la categoría de medicamento.

En Europa, las llamadas Flores de Bach, o remedios florales de Bach o esencias florales de Bach, que agrupan a un conjunto de preparados artesanales no farmacológicos, símil-homeopáticos, elaborados a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras de diversas especies vegetales silvestres o naturalizadas de la región de Gales, han hecho correr ríos de tinta, siendo objeto de debate desde su origen. Así, aunque muchos siguen las terapias del Dr. Bach, otros las consideran simples placebos.

Lo primero sería diferenciar entre malestar y enfermedad. Un malestar sería un dolor de tripa o estreñimiento por una dieta inadecuada. Con una alimentación equilibrada, y una infusión de manzanilla o boldo, se acabaría con el malestar; mientras una simple ciruela nos aleja del estreñimiento. Simples remedios naturales que cultivamos en nuestro huerto urbano pueden ayudarnos.

Sin embargo, una enfermedad es mucho más complicada, hablamos de un cuerpo que ha perdido la  salud. Una enfermedad infecciosa es la manifestación clínica consecuente a una infección provocada por un microorganismo, como bacterias, hongos, virus, y a veces, protozoos, o por priones. En el caso de agentes biológicos patógenos de tamaño macroscópico, no se habla de infección sino de infestación. En el caso de infección ocasionada por vermes o artrópodos se habla de enfermedad parasitaria.

Plantas medicinales y remedios de andar por casa

Woman in blue pick chamomile herbal flower blooms to wooden wicker dish in garden. Alternative medicine.

La Organización Mundial de la Salud en su documento Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023 apuesta abiertamente por incorporar a los sistemas públicos de salud las denominadas medicinas tradicionales y medicinas complementarias como solución a los problemas sanitarios que vive el mundo a causa de la crisis.

Para la OMS, el conjunto de ambas medicinas o MTC, incluye la naturopatía, la acupuntura, la homeopatía, algunas terapias manuales como la quiropráctica, la osteopatía y otras técnicas afines, incluidos qi gong, tai chi, yoga, medicina termal y otras terapias físicas, mentales, espirituales y psicofísicas

Y llegado este punto, llegamos a Asia, con las culturas milenarias con más tradición de medicina natural y donde esta se funde con las nuevas tecnologías en los laboratorios, como hemos podido ver en la concesión del Premio Nobel de Medicina de este año.

La medicina natural, ¿Premio Nobel de Medicina 2015?

medicina-natural-patologias

Pues sí y no. Muy importante resulta el reconocimiento de las investigaciones de los tres galardonados en esta edición, todos ellos consagrados a las plantas medicinales y microorganismos terrestres.

La Dra. Youyuo Tu, nacida en China en 1930, se graduó como farmacóloga en la Universidad de Pekín. Desde 1965 trabaja en la Academia China de Medicina Tradicional. A partir de recetas previas a Cristo para tratar la malaria, descubrió la artemisina, un remedio ancestral, que ha sido objeto de polémica en los últimos años. En 2011, se le concedió el premio Lasker de investigación biomédica y así comenzó a hacerse conocida.

Al frente de su equipo, Tu analizó más de 2000 remedios herbales en busca de drogas que tuvieran efecto antimalárico y seleccionó 380 extractos. Uno de ellos era el de la Artemisia annua, o ajenjo dulce, pero al principio los resultados que obtenían eran inconsistentes.

Finalmente, tras años de investigación y ensayos clínicos, según la propia Tu relata en este artículo de Nature Medicine de octubre de 2011, consiguieron llegar hasta el medicamento actual.

En el caso de los otros dos galardonados,  William Campbell y el microbiólogo Satoshi Omura, han sido reconocidos por su descubrimiento del avermectin, cuyos derivados ayudaron a reducir la incidencia de la oncocercosis y la filariasis linfática (más conocida como elefantiasis),  dos enfermedades parasitarias que afectan a millones de personas en África y Asia.

Sathosi ?mura estudió microorganismos del suelo de la especie Streptomyces y seleccionó los cincuenta cultivos más prometedores. A partir de ellos, William Campbell purificó un agente bioactivo que resultó efectivo contra los trastornos provocados por este tipo de parásitos.

Según el portavoz de los Premios Nobel:

Los dos descubrimientos le han dado a la humanidad unas poderosas herramientas para combatir unas enfermedades discapacitantes que cada año afectan a cientos de millones de personas. Las consecuencias favorables en términos de salud humana y reducción de sufrimientos son inconmesurables.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Aprende trucos para cultivar Alóe Vera, la planta multiusos con más aplicaciones