Tag Archives: relajarse

Diez parques urbanos en los que perderme

Uno de los placeres de vivir en una ciudad es adentrarse en un parque para pasear o sentarse en la hierba o en un banco a relajarse. Siempre que viajo al extranjero o a otra ciudad española, visito los parques más importantes de mi lugar de destino.

En verano, entro para comer y descansar un rato. En otoño, me gusta pisar las hojas caídas, mientras me rodean los tonos ocre de los árboles y plantas. En primavera, aguanto los síntomas de la alergia al polen porque la belleza de las flores de diferentes colores vale la pena. Hasta en invierno ofrecen algún aliciente, como observar las formas del hielo formado en las fuentes y estanques y jugar a romper la capa helada como si fuese una niña.

10998040_10153683927219068_5969895698937763257_n

De un parque me gusta que tenga un poco de todo y, más que nada, que sea divertido, casi como si también fuese de atracciones. Puede haber zonas amplias de césped y largos paseos, pero disfruto cuando además incluyen parterres ordenados con amor y armonía para mostrar flores, cuando hay laberintos, puentecitos y pequeños arroyos con nenúfares. Me agrada que sean frondosos y que, en algunas zonas, parezcan salvajes. Me encanta que me permitan perderme si, por unos minutos, prefiero abandonar el sentido de la orientación para olvidarme a la vez del tiempo.

Grant_Park_Chicago

10. Grant Park

No se trata del parque más grande de Chicago –ese privilegio se lo reserva el Lincoln Park–, pero es del que guardo un recuerdo más intenso, ya que estaba frente a la Universidad donde estudié un año. Os puedo asegurar que Chicago se ha ganado con creces el apodo de “La ciudad del viento”: en la parte más cruda del crudo invierno puede llegar a hacer treinta grados bajo cero. Aunque yo me libré del peor mes de todos, pasé más frío que nunca durante más tiempo seguido. Pero más que las bajas temperaturas, me deprimía la ausencia de sol. El primer día que la primavera se quiso mostrar y la ciudad recuperó su clemencia, me hizo tan feliz descubrir la luz solar al salir a la calle que me llené de euforia. Todo mi humor cambió. Así que ese día decidí no ir a clase y, en su lugar, me quité el abrigo y me tumbé en Grant Park para que me diese el sol. Nunca había sido consciente de lo que me gustaba este elemento, pero ahora siempre que puedo, salgo al exterior para que no se me escape ningún rayo. De este parque es famosa su fuente y también numerosas esculturas que no conozco, pues han sido adiciones posteriores a mi estancia.

berlin-tiergarten

9. Tiergarten

Antes de visitar Berlín por primera y única vez, la imagen con la que la capital de Alemana se dibujaba en mi mente era el enorme angelote dorado que corona el Tiergarten y que Wim Wenders reflejó con tanto ahínco en El cielo sobre Berlín. Conocí la ciudad hace unos años y la encontré sumamente interesante, con numerosos lugares que visitar y, por supuesto, cargada de historia. Este gigantesco parque se me antojaba algo ajeno al ajetreo ya que, debido al frío, se encontraba bastante vacío. Pero no se le puede negar su vistosidad y capacidad para albergar todo tipo de zonas de diferentes estilos.

8. Parque de Aiete

parque aiete donostia san sebastián

Este mismo año, hace solo un par de meses, estuve en San Sebastián para cubrir el Festival de Cine de Donostia. Estaba alojada en la zona de Aiete, muy cerca del Palacio que le da nombre y la mañana de vuelta aproveché el tiempo extra para darme un paseo por el Parque de Aiete. Se trata de un parque más o menos pequeño, pero muy acogedor y con elementos curiosos, como las casas que me recuerdan a otro parque al que también me encanta acudir de vez en cuando: la zona baja de los Jardines del Campo del Moro, en Madrid, en su entrada por el Paseo de la Virgen del Puerto.

7. El Retiro

Los que somos de Madrid o quienes llevan mucho tiempo aquí damos por hecho el parque de El Retiro, pero es innegable que se trata de uno de los mejores parques del mundo y que, con una ubicación tan céntrica dentro de la ciudad, uno de los más grandes en proporción. En él es fácil perderse, dadas sus proporciones y por su tamaño y diversidad, tiene cabida para todo, tanto en lo que se refiere a topografía, como en cuanto a eventos, como la famosa Feria del libro. Patinar, tomar el sol…

Parque_del_Buen_Retiro,_Madrid

6. Parque María Luisa

Como nos recuerdan en Diario del Viajero, el parque María Luisa, en Sevilla, fue donado por la infanta del mismo nombre a la ciudad en 1893. Sus más de 40 hectáreas están formadas en parte por jardines del palacio y también por terrenos del Prado de San Sebastián, los naranjos del palacio de San Telmo, los Jardines de las Delicias y el Huerto de Mariana, donde esta la plaza de América, que se añadieron en la Exposición Universal de 1929.

Parque_de_Maria_Luisa,_Sevilla

5. Hyde Park

No podemos olvidar uno de los parques más emblemáticos: el londinense Hyde Park, al que atraviesa el Lago Serpentine. En él se encuentra el famosísimo Speaker’s Corner o Rincón de los Oradores, donde cualquiera puede subirse a un estrado para comunicar sus ideas u ocurrencias. Antes de que tuviésemos blogs, era una forma de darle la palabra a todo el mundo.

hyde park londres

4. Los jardines de Aranjuez

Aunque no hablamos de una gran urbe, creo que merece la pena mencionar los jardines de Aranjuez porque aúnan todo lo que más arriba decía que disfruto de un parque. Tienen zonas por las que simplemente pasear, tienen rincones más decorados con estatuas, parterres y promontorios a los que subirse, donde encontrar cenadores, bancos y teatritos… Pero para mí lo mejor son los pavos reales que te salen al paso con sus colas y pechos de colores increíbles.

Aranjuez_Jardines

3. El parque Güell

El parque Güell, de Barcelona, diseñado por Antoni Gaudí, es como un parque de juguete. Si nos imaginamos cómo sería la casa de caramelo y chocolate que encontraron Hansel y Gretel seguramente nos hacemos a la idea de algo muy parecido a las casas de cuento que se encuentran a la entrada de este parque. Además de la zona que se visita con más frecuencia y que nos hace pensar en un recinto reducido, el Güell tiene mucho más terreno por detrás para perderse y dar largos paseos.

Barcelona.Park.Güel

2. Central Park

Cuando hablaba de las películas que mejor han retratado la ciudad de Nueva York, quedaba claro que el Central Park o parque central era una de sus mayores atracciones, con la pista de patinaje sobre hielo, las piedras planas donde te puedes sentar, las estatuas y esos paseos de frondosos y altos árboles. Descalzos por el parque, la adaptación de Gene Saks de la obra de teatro, protagonizada por Robert Redford y Jane Fonda demuestra, además, el romanticismo de este lugar. Al estar en el corazón de Manhattan, puede verse desde muchos de sus edificios y no cabe duda de que los habitantes de estos son unos privilegiados.

Central_Park_Nueva_York

1. Los jardines de Luxemburgo

La ciudad a la que más me gusta viajar es París. No me importa repetir y siempre que vuelvo le descubro cosas nuevas, que dependen de la estación del año o del tipo de paseos que decido hacer. Cuando era joven, pasé allí unas semanas para aprender el idioma y mi escuela estaba bastante cerca de los jardines de Luxemburgo. Desde que los descubrí en aquella ocasión, no puedo pasar por la capital francesa sin hacer una visita. Mi parte preferida es la gran fuente que está rodeada de butacas de metal en las que sentarse, pero son infinitos los rincones que se pueden ir encontrando poco a poco si se pasa tiempo explorándolo.

Jardines_de_Luxemburgo Paris

Estoy segura de que existen muchísimos parques urbanos que no conozco y que son bellísimos, acogedores y divertidos. Por ejemplo, he visto fotos de uno de Tokio y de otro de San Francisco que parecen impresionantes. En la lista me he limitado a hablar de los que he visitado personalmente, ya que quería acercaros mi visión particular. Si habéis estado en alguno que falte en la lista y lo queréis recomendar al resto de los lectores, nos encantará que el ranking se complete con vuestros comentarios.

Imágenes | Wikimedia, Wikimedia, Alberto Otero García, Wikimedia, Wikimedia, Wikimedia, Wikimedia Wikimedia Wikimedia y Fotocommunity.