Tag Archives: Recetas vegetarianas

Tres sopas frías para tomar en verano, la comida más refrescante

Las cosas como son, en verano da pereza meterse en la cocina, así que los platos de mucho trabajo, mejor los dejamos para cuando comamos fuera de casa. Pero también gastamos muchas energías, la piscina, los baños en el mar y el ritmo de vida nos abren el apetito. Hemos seleccionado tres recetas de sopas frías, perfectas para ésta época del año, todas tienen variantes como las que nos muestran diferentes cocineros en el Blog de ABC

Se trata de combatir el calor del verano con una comida que apetezca: gazpacho, sopa de melón con jamón  y vichyssoise. Son muy sencillas de elaborar y apetitosas para tomar tanto en la comida como en una cena improvisada. Se pueden hacer por la mañana y guardar en la nevera para que nos reciban bien fresquitas a la hora de la cena o el almuerzo.

Gazpacho

Ingredientes:

* Seis tomates maduros

* 1/2 pepino pequeño

* Un trocito de pimiento verde

* Un ajo

* Dos rebanas de pan de molde

* Tres cucharadas de aceite de oliva

* Una cucharada de vinagre

* Sal

El gazpacho es una comida tan popular, que en cada casa tienen una manera diferente de hacerlo. Dependiendo del gusto de cada uno se añade o se suprime el pepino, el pimiento o el vinagre. Incluso algunos le añaden sandía, pero la receta que os damos aquí es la receta básica de nuestro cocinero con más garbo, Arguiñano.

Retira la corteza de las rebanadas de pan, córtalas en tiras y después en dados. Colocamos en una jarra grande. Se limpian bien los tomates y con un cuchillo retiramos el tallo, troceamos y añadimos a la jarra.

Pelamos bien el pepino, que conviene que sea de tamaño pequeño, porque los grandes tienden a amargar (reservamos un trozo), el diente de ajo y el pimiento bien picaditos y a la jarra.

Añadimos 1/2 litro de agua, el aceite y el vinagre. Sazona a gusto de cada uno y trituramos con la batidora eléctrica con cuidado de no salpicar. Cuando tengamos una crema homogénea, si es necesario, lo pasamos por un chino o un colador ,e introducimos en la nevera (1 hora, mínimo) para que se enfríe bien.

En el momento de servir, picamos el trocito de pepino reservado anteriormente en daditos y espolvorea la superficie.

Vichyssoise

Ingredientes:

* Cinco puerros

* Dos patatas

* Una cebolleta

* 150 ml. de nata para cocinar

* Un litro de caldo de pollo

* Cebollino

* Sal

* Pimienta

* Aceite de oliva

Como su propio nombre indica, es una crema originaria del país vecino. Otras leyendas cuentan que la inventó un cocinero francés y le puso el nombre de su amante, una corista que se hacía llamar “La Vichyssoise”. Sea cual sea la verdad es una sopa fría deliciosa con variantes como añadirle queso, manzana, langostinos o jamón, como nos sugieren en el Blog Vichyssoise.

Comenzamos calentando el caldo de pollo (que puede ser casero o ya preparado) y reservarlo. Después pelamos la cebolleta y los puerros, los picamos en trozos pequeños, y los ponemos a pochar en una cazuela con mantequilla y un poco de aceite.

Llega el momento de añadir las patatas peladas y troceadas y las removemos suavemente; añadiendo por ultimo el caldo de pollo. Cuando la patata está blandita, apartamos del fuego y  trituramos en la batidora, mezclando a la vez con la nata líquida; dependiendo de la fuerza de la batidora, si es necesario pasamos por un chino o colador y  metemos en el nevera hasta que se enfríe

Sopa de melón con jamón

Ingredientes:

* Un melón

* 100 ml de nata para cocinar

* Jamón ibérico

* Sal

* Aceite de oliva

* Hojitas de hierbabuena (mejor si son de nuestro huerto urbano)

Uno de mis platos de verano favoritos es el melón con jamón, simplemente sacado de la nevera y cortado antes de sentarnos a la mesa, pero esta variante que nos recomiendan desde Directo al paladar me parece que tiene un puntito diferente muy apetecible.

Se corta el melón en cuñas, lo limpiamos de piel y pepitas y troceamos. Lo pasamos por una batidora y dependiendo de la fuerza de la misma, por el chino para eliminar algún hilillo que se haya podido colar.

Por otro lado cortamos unas lonchas de ibérico en tiras finas y las ponemos a deshidratar en el horno a unos 150 ºC hasta que estén duras y por lo tanto secas. Cogemos unas cuantas hojitas de hierbabuena del huerto urbano, las trituramos en el aceite y reservamos. Mezclamos la nata con el melón triturado y añadimos un pellizco de sal. Dejamos enfriar en la nevera.

Tres sopas frías para este verano, rápidas, sencillas y deliciosas. Bon apetit.

En Vive 0,0 | La mejor receta de sopa castellana
En Vive 0,0 | Comidas y platos fríos para llevar al trabajo
En Vive 0,0 | Receta de sopa casera para aprovechamiento del pollo asado

Receta Nolotiro: Gratén de macarrones con espinacas


Si os pasa habitualmente como a mí, que suelo medir fatal a la hora de cocinar la cantidad de macarrones y el arroz y siempre me sobra algo, encontraréis ideal esta receta de aprovechamiento de gratén de macarrones con espinacas al horno, donde como buenos Ciudadanos 0,0 que somos y siguiendo nuestra filosofía Nolotiro, conseguiremos un plato nuevo de aquello que en un principio parecía que ya no se le iba a dar uso.

Esta receta es ideal para preparar como aprovechamiento de unos restos de macarrones cocidos de un plato de pasta con salsa boloñesa, por ejemplo, pero donde le damos un aire nuevo y además le incluimos unas verduras, que ya se sabe que algunas veces nos cuesta incorporar a la dieta. Y si queréis darle un toque crujiente os animo a que le añadáis unos piñones tostados a la bechamel,  ¡quedan deliciosos!

Ingredientes para dos personas

*180 g de macarrones cocidos sobrantes de otra preparación

*250 g de espinacas frescas

*20 g de mantequilla

*300 ml de leche

*30 g de harina

*2 cucharaditas de aceite

*25 g de parmesano rallado

*10 g de mantequilla o margarina para engrasar el molde

*Sal, pimienta y nuez moscada

 

Cómo hacer gratén de macarrones con espinacas

Comenzaremos colocando una olla con agua abundante y sal al fuego, cuando hierva echamos las espinacas y las dejamos cocerse durante diez minutos. Las escurrimos y las mezclamos picadas menudas con nuestros macarrones cocidos sobrantes.

En una sartén añadimos la mantequilla y el aceite de oliva, calentamos y echamos la harina de golpe removiendo con una cuchara de madera, una vez que la veamos integrada vertemos la leche y removemos con unas varillas hasta que espese y se forme una bechamel ligera. Salpimentamos y le añadimos si gusta un toque de nuez moscada. Precalentamos el horno a 180 grados.

Echamos la bechamel sobre la mezcla de espinacas y macarrones y removemos. Engrasamos un molde de pastelería o bien una fuente refractaria y vertemos la mezcla alisando la superficie. Espolvoreamos el queso parmesano rallado y horneamos durante quince minutos, gratinando la superficie durante cinco minutos más al finalizar el tiempo. Servimos bien caliente.

 

Y vosotros, ¿qué otras recetas conocéis para aprovechar la pasta que os ha sobrado?

En Ciudadano 0,0 | Receta Nolotiro: Pimientos rellenos de pollo asado y arroz

Imágenes | Esther Clemente