Tag Archives: pueblos

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento II

Hace unas semanas hicimos un recorrido por algunos pueblos europeos que parecen sacados de un cuento. Pero nos quedamos un poco a medias porque, como algunos de vosotros nos habéis comentado en las redes sociales, hay muchos otros pueblos que merecen ser nombrados. Y, con ese gusanillo de seguir visitando pueblos que nos trasladan a un mundo de fantasía, vamos a seguir recorriendo Europa para descubrir más pueblos propios de alguna de las historias que popularizaron los hermanos Grimm o Perrault.

rocamadour

Uno de los que más nos fascinan por su apariencia ya desde la lejanía es Rocamadour. Esta localidad, aunque pequeña en cuanto a su número de habitantes, resulta fascinante por su situación, ya que las casas y edificios que la componen se han ido construyendo en un acantilado, hacia arriba.

Por esto, han sido multitud de artistas y personalidades los que han querido ascender por sus calles y escaleras y, también, visitar el Santuario de la Virgen Negra, un lugar de peregrinación que tuvo enorme popularidad durante la Edad Media.

Además de todo este interés artístico y cultural, el pueblo también es cuna del famoso queso de Rocamadour, elaborado a partir de leche cruda de cabra y con denominación de origen propia. Como veis, no faltan excusas para visitar Rocamadour, y más aún sabiendo que no está muy lejos, ya que se encuentra en el sur de Francia, a dos horas de Toulouse en coche.

 

annecyTambién en Francia, aunque muy cerquita de la frontera con Suiza y con Italia, podemos visitar Annecy. Este pueblo está bañado por el lago del mismo nombre, y también es recorrido por un río que desemboca allí, por lo que la configuración urbana cuenta con unos encantadores canales que le confieren ese toque tan mágico que estamos buscando.

Además, es un pueblo con bastante historia, cuyo apogeo se dio entre la Edad Media y la Edad Moderna, de las que aún permanecen grandes construcciones que también merece la pena visitar. Por ejemplo, el Palacio de l’Isle, también conocido como “las viejas prisiones”, que está considerado uno de los monumentos más fotografiados de toda Francia, el castillo de Annecy, monumento histórico nacional que se comenzó a construir en el siglo XII o, directamente, las calles de Sainte Claire o Royale, que son ejemplos perfectos de la vitalidad y el carácter histórico de la ciudad.

 

nuremberg

En vuestros comentarios también nos habéis propuesto visitar Núremberg. Ya hablamos recientemente, aunque de manera breve, del famoso mercadillo de Navidad que se celebra allí en el mes de diciembre.

Aunque Núremberg es toda una señora ciudad, mucho más grande que la mayoría de los pueblos que hemos ido visitando hasta ahora, es cierto que su casco viejo parece estar presente en todos esos cuentos populares. Lo mejor para los visitantes es que, durante la mayor parte del día, todo el centro histórico es peatonal, por lo que facilita mucho el recorrido a pie o en bicicleta y, cómo no, la tarea a todos aquellos que quieran hacer fotos a esas preciosas calles, rincones y edificios que tanto abundan por allí. Pero lo que para muchos de los locales es algo muy propio y para los que nos acerquemos por unos días será algo muy llamativo es la cantidad de puentes que hay, cada cual más bonito y fotografiable.

 

brujas

Otra de vuestras excelentes recomendaciones ha sido Brujas. La capital de Flandes Occidental es, sin ninguna duda, una de las ciudades con mayor encanto del norte de Europa, y enamora a todos los que van por allí. ¡Por algo será!

Si aún no has estado en Brujas, tienes que saber que su centro histórico es tan espectacular que fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad en el año 2000 y, al igual que Núremberg, también tiene muchos puentes. De hecho, éstos suelen cruzar los numerosos canales que recorren la ciudad y que, como a alguna otra, le ha valido el sobrenombre de Venecia del norte.

 

cesky_krumlov

También queremos aprovechar esta ocasión para visitar otro país del que aún no habíamos recogido un escenario de cuento como la República Checa. Y nos acercamos al, por muchos conocido, pueblo de Český Krumlov, en la Bohemia Meridional.

La arquitectura de la ciudad, sobre todo del centro histórico, es de ésas que hipnotiza, como si fuera un escenario de película de época, con un imponente castillo medieval y un conjunto monumental que ya fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992. Si sois de los que no temen al frío, visitar este pueblo en invierno es aún más espectacular, sobre todo cuando el paisaje de la ciudad y las montañas circundantes se tiñen de blanco por la nieve, como un verdadero cuento de Navidad.

 

matera

Pero por darle un toque más mediterráneo a esta recopilación de lugares de cuento en Europa, vamos a volver a Italia, como ya hicimos en nuestro primer artículo, y esta vez al sur de la bota. Concretamente, nos vamos a Matera, una de las ciudades más importantes de la región de Basilicata.

El encanto de esta pequeña capital viene sobre todo por su alucinante casco histórico. Es cierto que la zona de Matera ha estado poblada desde hace siglos, y su ciudad actual fue fundada por los romanos, pero una de las cosas más espectaculares para ver allí son los llamados Sassi (piedras), que son casas y cavernas excavadas directamente en la roca.

Además de estas viviendas tan particulares, todo el centro histórico de Matera tiene una preciosa configuración y apariencia que nos traslada a un escenario de fantasía medieval. El conjunto urbano y arquitectónico es realmente maravilloso, llamando la atención de un número cada vez mayor de turistas y llegando a ser declarado como Patrimonio de la Humanidad.

Esperamos que esta segunda recopilación de pueblos europeos sacados de un cuento os haya gustado y, de nuevo, os animamos a que sigáis aportando vuestras sugerencias en los comentarios y en las redes sociales. Y, por supuesto, también recorreremos los escenarios de cuento que hay en España, ¡que no son pocos y se merecen una visita!

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

¿Alguna vez os ha pasado que habéis visto algún escenario bonito en una película o habéis leído algún pasaje de un libro en el que las descripciones os hacen desear ir allí?

Sí, es cierto que muchas cosas de las que se escriben o salen en las películas pueden ser demasiado fantásticas e irreales, pero aquí somos defensores del dicho de que “la realidad puede superar a la ficción”. Y si no nos creéis, os invitamos a descubrir con nosotros estos preciosos pueblos europeos, que parecen sacados de un cuento. Así, además de disfrutar de unas vacaciones de ensueño, os podréis sentir como los protagonistas de las mejores historias jamás imaginadas…

Como muchos de los cuentos más famosos los escribieron los hermanos Grimm, qué mejor que ir a Alemania a visitar nuestro primer pueblo sacado de un cuento: Rothenburg ob der Tauber está en Baviera, y se puede decir que sus orígenes se remontan hasta el siglo X. La suerte es que el centro histórico de esta localidad se conserva de manera estupenda, y eso le ha servido para convertirse en todo un atractivo turístico y, también, en inspiración para el mundo del cine, ya que en ella se inspiró Disney para su Pinocho, y se grabaron películas como Chitty Chitty Bang Bang.

rothenburg

Foto Rothenburg vía Wikimedia Commons

En Francia, la ciudad de cuento obligada es Colmar. Puede que su estilo recuerde a alguna de las ciudades más antiguas de Alemania, porque está muy cerca de la frontera con el país germano, y atrae a miles de turistas cada año, ya que sus edificios de estilo gótico y renacentista son numerosos y están muy bien conservados. Los encantos de Colmar aumentan aún más en la época invernal, sobre todo con la presencia de los mercados que allí se organizan durante las semanas navideñas, pero cualquier momento es perfecto para acercarse y dejarse encandilar.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Colmar Navidad vía Flickr (Oficina de Turismo de Colmar)

Un estilo un poco distinto lo encontramos en Bilbury, considerado como uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra y visita obligada para todos aquellos amantes de los lugares más pintorescos. La mayor parte de la fama en Bilbury se la lleva Arlington Row, que es un conjunto de casas de piedra construidas en el siglo XIV, aunque el estilo arquitectónico global de todo el pueblo merece mucho la pena, incluso en los fríos días de invierno.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Bilbury vía Wikimedia Commons

Si bajamos hasta Portugal, otro de esos pueblos de cuento, y visita imprescindible para los que aún no hayan estado, es Sintra. También son multitud de visitantes los que recorren esta villa cada día, gracias sobre todo a su cercanía a Lisboa, pero es que el conjunto de monumentos que se pueden ver y visitar es realmente impresionante. El más famoso, probablemente, el Palacio Nacional da Pena, que fue residencia real en el siglo XIX y que es Patrimonio de la Humanidad desde 1995.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Sintra vía Pixabay

En Italia también tienen sus lugares de cuento, y por eso no puede faltar en esta lista Cinque Terre. En realidad, no es un único pueblo, sino que con este nombre se conoce a una parte de la costa del mar de Liguria y a cinco municipios que bañan allí sus tierras. El escenario de cuento es un poco más marítimo por esta razón, y los pequeños puertos con las casas de colores sobre el mar enamoran a propios y extraños, haciendo de esta región una de las más carismáticas de todo el Mediterráneo.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Cinque Terre vía Pixabay

Un poco más al norte, en Austria, podemos visitar Hallstatt, que es uno de esos pequeños pueblos de postal al que dan ganas de mudarse aunque sea solo por despertarse cada mañana con las vistas al lago. Tanto es así que el paisaje cultural de esta pequeña localidad fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, a lo que hay que añadir su enorme riqueza cultural y arqueológica como buenos motivos para visitarlo y dejarse seducir.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Hallstatt vía Wikimedia Commons

Y es que esta zona de Europa central puede presumir de muchos rincones mágicos. En Suiza también lo saben, y allí nos podemos acercar al pequeño pueblo de Gruyères, en el cantón de Friburgo. Esta localidad histórica parece realmente construida con las descripciones de algún cuento o leyenda, y su arquitectura resulta emocionante y atractiva. Su nombre proviene del conde que dominaba la región, pero ahora ya no nos suena por eso, sino por los archiconocidos quesos de gruyer, que son de los más reconocidos y consumidos en todo el mundo y que se producen allí.

 Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Gruyeres vía Flickr (Scott Wylie)

Para terminar con esta recopilación, nos vamos a ir al norte del norte. Es decir, al norte de Noruega, y más concretamente a Reine. Muchos pensarán que no se les ha perdido nada tan arriba, por encima del círculo polar ártico, en el archipiélago de Lofoten. Pero, para empezar, hay que decir que el clima en Reine es una anomalía, y no hace tanto frío como se podría esperar de esa localización geográfica. El pueblo es bastante pequeño y centrado principalmente en la pesca, pero las maravillas de su entorno natural lo han convertido en todo un reclamo turístico, siendo considerado uno de los lugares más hermosos de toda Noruega.

Pueblos europeos que parecen sacados de un cuento

Foto Reine vía Wikimedia Commons

Ésta es solo una pequeña muestra de pueblos sacados de un cuento de hadas que se pueden encontrar en Europa. La verdad es que hay muchos más, e intentaremos ir acercándonos a todos ellos poco a poco. De momento, con estas propuestas tenemos para ir montando unas bonitas historias o recrear algunos de los cuentos que más nos gustaban de pequeños ¡y de mayores!

¿Conocéis algún otro pueblo que os haya transportado a un mundo de fantasía y magia? ¡Esperamos vuestras sugerencias y comentarios!

Rincones medievales en España que merecen una visita (o dos, o tres…)

Ayúdanos con este divertido quiz a mejorar nuestro blog para que disfrutes mucho más tus visitas 🙂

 



La mayoría de las ciudades y los pueblos de España viven en un cambio constante. Pasar diez o quince años sin visitar alguno de ellos puede suponer encontrarse con un escenario completamente desconocido; barrios que desaparecen, otros que se crean desde la nada, etc.

Pero también nos podemos encontrar con el caso contrario: cascos antiguos y pueblos por los que parece que no han pasado los años o, incluso, los siglos.

Si quieres descubrir los mejores rincones medievales que puedes visitar y recorrer en España, no dejes de leer. Esta aventura te llevará a algunos escenarios verdaderamente de película.

1.- Besalú

Este pueblo de Gerona, ubicado concretamente en la comarca de la Garrocha, es uno de los pueblos medievales más famosos y mejor conservados de toda la península Ibérica, algo que se percibe ya con la vista del puente que da entrada a Besalú. Su reconocimiento como punto de interés viene de lejos, ya que forma parte, desde 1966, del Conjunto Histórico-Artístico por su gran valor arquitectónico.

El germen de su carácter medieval se puede decir que es el castillo, del siglo X, pero la visita al pueblo no puede dejar de lado el recorrido por sus entrañables callejuelas estrechas y empedradas, y la visita al barrio judío, a la Iglesia de San Vicente o a la Sala Gótica de la Curia Real.

besalu

Foto Besalú vía Wikimedia Commons

2.- Santillana del Mar

Esta villa cántabra es uno de los mayores atractivos turísticos de su región. Su reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico se remonta a 1889, aunque los orígenes del municipio nos llevan a la construcción de la abadía de Santa Juliana, allá por el siglo VIII, que actualmente es la colegiata a partir de la cual se fue desarrollando el resto de la villa.

A los encantos arquitectónicos que ofrecen sus calles y plazas hay que sumar otro enorme factor que atrae a miles de turistas cada año: la cercana cueva de Altamira, uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes de toda Europa. Y, cómo no, la oferta gastronómica, que satisfará a todos los paladares, incluso a los más exigentes.

santillana_del_mar

Foto Santillana del Mar vía Flickr (Tuscasasrurales)

3.- Albarracín

Este pequeño municipio al sur de Teruel es otra de las joyas arquitectónicas medievales que podemos encontrar en nuestro país. Su nombre actual es herencia de la presencia musulmana, hasta el siglo XII, aunque allí se han encontrado vestigios mucho más antiguos, desde épocas prerromanas.

Desde 1961 es Monumento Nacional, y también se encuentra propuesta para ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la relevancia de su patrimonio arquitectónico e histórico. Lo majestuoso de sus murallas, así como el casco histórico lleno de calles empinadas, pasadizos y escalinatas, hacen de éste uno de los pueblos medievales con mayor encanto.

albarracin

Foto Albarracín vía Wikimedia Commons

4.- Pedraza

Sus orígenes parecen remontarse a la época romana, aunque el auge de esta pequeña localidad segoviana sucedió en la Edad Media y Moderna, con una floreciente industria lanar que exportaba tejidos al resto de Europa.

Recorrer sus calles empedradas y atravesar todos los rincones de su núcleo urbano es como viajar al pasado, gracias al esmerado cuidado y rehabilitación que se hizo en este municipio y que le llevó, ya en 1951, a ser declarado Conjunto Histórico-Artístico.

pedraza

Foto Pedraza vía Wikimedia Commons

5.- Peratallada

De vuelta en Gerona, ahora nos acercamos a la comarca del Ampurdán y visitamos este pueblo que, a pesar de su pequeño tamaño, tanto impacta visualmente a sus visitantes por su encanto arquitectónico y cultural.

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975, gracias al buen estado de conservación de su castillo, del siglo X, la iglesia románica de San Esteban, del siglo XIII, y del conjunto de todo el casco urbano, de configuración y apariencia plenamente medieval. Por cierto, en octubre se celebra allí uno de los mercados medievales más afamados de toda España.

peratallada

Foto Peratallada vía Flickr (José Manuel Mota)

6.- Olite

En pleno corazón de Navarra se encuentra este conocido pueblo, cuyo fantástico casco antiguo y riqueza arquitectónica atraen a muchos turistas con ansias de explorar y recorrer rincones que les trasladen a otra época.

El Palacio Real de Olite, conocido popularmente como el castillo de Olite, es uno de los monumentos más imponentes de toda Navarra y, junto a la iglesia de San Pedro y la iglesia de Santa María la Real, conforma un conjunto imprescindible para los interesados en la historia y la arquitectura tradicional española.

olite-1

7.- Aínsa

Más cerca de los Pirineos, al norte de Huesca, se encuentra Aínsa, otro de los pueblos con carácter medieval más carismáticos que podemos encontrar en nuestra geografía. En su casco histórico podremos recorrer rincones por los que no parecen haber pasado los años, y que le han valido a este pequeño pueblo el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico desde 1965.

Además, por su cercanía al Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, podemos aprovechar una bonita ruta por los hermosos parajes naturales de esta zona y luego acercarnos al pueblo, con lo que tendremos un plan muy completo y divertido.

ainsa

Foto Aínsa vía Flickr (Ludovic)

8.- Toledo

No queremos cerrar esta lista de propuestas medievales sin nombrar a Toledo. Aunque es cierto que su tamaño es mucho mayor que el del resto de componentes de esta lista, su época medieval fue tan rica que aún hoy en día podemos respirar la mezcla de las tres culturas –hebrea, musulmana y cristiana– que durante tanto tiempo convivieron allí.

La Catedral, el Alcázar, el Monasterio de San Juan de los Reyes, la Sinagoga de Santa María la Blanca, etc. Son muchas las visitas obligadas en el centro de Toledo, y muestra de ello no son sólo los miles de turistas que se acercan a conocerlo, sino el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico en 1940 y como Patrimonio de la Humanidad, concedido por la UNESCO en 1986.

toledo

Foto Toledo vía Flickr (Ferran Moya)

Éstos son solo 8 propuestas para empezar a abrir boca. Pero en España tenemos la suerte de que los rincones medievales son muchos y variados, y os seguiremos ofreciendo más sugerencias para que vayáis recorriendo todos y cada uno de ellos.

¡Permaneced alerta, que tocaremos las campanas!