Tag Archives: planes

Las otras Venecias de Europa

Venecia es una de las ciudades más famosas en todo el mundo. Su peculiar configuración, levantada sobre un conjunto de islas, sus barrios están atravesados por canales y unidos por puentes, le da una belleza muy singular, por lo que son millones de turistas los que acuden cada año a visitarla. Aunque Venecia sea la más famosa, no es la única ciudad canalizada. A algunas de ellas se las conoce con el sobrenombre de Venecias del norte, porque están en ubicaciones más septentrionales, y seguro que ya conoces alguna. Pero ¿las conoces todas?

Ámsterdam

ciudad_de_amsterdam

La capital de los Países Bajos es una de las ciudades con canales más conocidas y visitadas de toda Europa. No vamos a decir que éstos son los únicos que le dan encanto y atractivo a esta gran ciudad, pero nadie puede dudar que su carácter y personalidad están muy condicionados –positivamente– por ellos.

El crecimiento económico de Ámsterdam y el aumento de la población, allá por el siglo XVII, llevaron a construir unos canales concéntricos alrededor del casco histórico. La zona principal, delimitada por el llamado Singelgracht (Canal Periférico), es la más carismática de la ciudad, y su enorme interés histórico, arquitectónico y cultural la han llevado a ser incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Brujas

ciudad_de_brujas

Otra ciudad que también es conocida como la Venecia del norte es ésta, ubicada a tan solo 90 kilómetros de la capital belga y, también, enormemente apreciada por su configuración urbanística y su impresionante calidad arquitectónica, que hacen de ella una de las ciudades más visitadas y prestigiosas del norte de Europa.

Aunque su nombre en castellano nos evoque otra imagen, realmente procede del flamenco Brug, que significa puente, porque son muchos los que hay en la ciudad y que sirven para cruzar esos maravillosos canales que recorren el centro histórico. No solo es una ciudad bonita, sino que está muy bien conservada, y por eso también fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Hamburgo

ciudad_de_hamburgo

Hamburgo tiene un montón de canales y arroyos. Esto se debe a que la ciudad está asentada donde el río Elba confluye con el río Alster y el río Bille, y, como consecuencia, el número de puentes que hay en la ciudad supera los dos mil. De hecho, Hamburgo tiene en su término municipal más puentes que Ámsterdam y Venecia juntas.

A pesar de ser una ciudad interior, la presencia e influencia del agua es enorme. A los ríos hay que añadir también los lagos en la ciudad, y el hecho de que el Elba sea navegable ha llevado al puerto de Hamburgo a ser uno de los que mayor tráfico tiene de toda Europa y de todo el mundo. Pero más allá de los datos económicos, hay que decir que el encanto que tienen esos barrios recorridos por canales y atravesados por puentes es muy grande, y sin duda uno de los atractivos que más visitas atraen a la ciudad cada año. Si vais, podréis recorrer la ciudad tanto a pie como en alguno de los barcos que la recorren navegando por sus canales.

Estocolmo

ciudad_de_estocolmo

La capital sueca también tiene gran fama por sus canales. Es otra de las comúnmente llamadas Venecia del norte y esto se debe a que la ciudad está levantada sobre un total de 14 islas que están comunicadas por 57 puentes. Pero, además de éstas, hay muchas otras pequeñas islas en la costa, contándose por miles, que le dan una configuración única y llamativa al litoral de la capital sueca.

Entre los principales atractivos de Estocolmo, mucha gente destaca la belleza natural, tanto por la limpieza de las aguas que la recorren y rodean como por los maravillosos bosques que hay en los alrededores. Y, por supuesto, su elegante casco histórico, y su enorme riqueza arquitectónica, con edificios como el Palacio de Drottningholm, que está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

San Petersburgo

ciudad_de_san_petersburgo

Fue la capital de Rusia durante mucho tiempo y, actualmente, es la segunda ciudad del país. Pero todo ese encanto y magia que fue acumulando mientras ostentaba la capitalidad lo sigue manteniendo, con calles, plazas, parques y edificios de verdadera clase mundial.

Pero a todo esto, que no es poco, hay que añadirle el toque particular de verse atravesada por canales, algo que fue idea del zar Pedro el Grande, que se inspiró tanto en Venecia como en Ámsterdam para el desarrollo de esta ciudad. Por si os lo preguntabais, también es otra de las urbes septentrionales que reciben el sobrenombre de Venecia del norte.

Copenhague

ciudad_de_copenhague

La capital danesa también está muy volcada al mar. De hecho, su nombre original era Havn, que significa puerto, aunque luego ya fue derivando al actual København, algo así como puerto de los mercaderes.

Esa importante presencia del mar no es sólo de puertas hacia fuera, sino que también extiende sus tentáculos por el interior de la ciudad a través de distintos canales que recorren algunos de sus barrios más carismáticos. El más conocido y visitado, probablemente, el de Nyhavn, protagonista de miles de fotos y postales y, sin duda, uno de los rincones con mayor encanto no solo de Copenhague, sino de toda Europa.

Como veis, son unas cuantas las ciudades europeas que podéis visitar si queréis disfrutar de encantos y entornos tan mágicos como los de Venecia. Es cierto que los canales de éstas no tienen tanta fama como los de la bella ciudad italiana, pero no dejarán de sorprenderos, sobre todo si aún no las conocéis.

¿A qué ciudad de éstas os apetecería ir? ¿Habéis estado ya en alguna, o conocéis alguna otra ciudad de este estilo que creáis que puede entrar en esta lista?

 

Rincones medievales en España que merecen una visita (o dos, o tres…)

Ayúdanos con este divertido quiz a mejorar nuestro blog para que disfrutes mucho más tus visitas 🙂

 



La mayoría de las ciudades y los pueblos de España viven en un cambio constante. Pasar diez o quince años sin visitar alguno de ellos puede suponer encontrarse con un escenario completamente desconocido; barrios que desaparecen, otros que se crean desde la nada, etc.

Pero también nos podemos encontrar con el caso contrario: cascos antiguos y pueblos por los que parece que no han pasado los años o, incluso, los siglos.

Si quieres descubrir los mejores rincones medievales que puedes visitar y recorrer en España, no dejes de leer. Esta aventura te llevará a algunos escenarios verdaderamente de película.

1.- Besalú

Este pueblo de Gerona, ubicado concretamente en la comarca de la Garrocha, es uno de los pueblos medievales más famosos y mejor conservados de toda la península Ibérica, algo que se percibe ya con la vista del puente que da entrada a Besalú. Su reconocimiento como punto de interés viene de lejos, ya que forma parte, desde 1966, del Conjunto Histórico-Artístico por su gran valor arquitectónico.

El germen de su carácter medieval se puede decir que es el castillo, del siglo X, pero la visita al pueblo no puede dejar de lado el recorrido por sus entrañables callejuelas estrechas y empedradas, y la visita al barrio judío, a la Iglesia de San Vicente o a la Sala Gótica de la Curia Real.

besalu

Foto Besalú vía Wikimedia Commons

2.- Santillana del Mar

Esta villa cántabra es uno de los mayores atractivos turísticos de su región. Su reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico se remonta a 1889, aunque los orígenes del municipio nos llevan a la construcción de la abadía de Santa Juliana, allá por el siglo VIII, que actualmente es la colegiata a partir de la cual se fue desarrollando el resto de la villa.

A los encantos arquitectónicos que ofrecen sus calles y plazas hay que sumar otro enorme factor que atrae a miles de turistas cada año: la cercana cueva de Altamira, uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes de toda Europa. Y, cómo no, la oferta gastronómica, que satisfará a todos los paladares, incluso a los más exigentes.

santillana_del_mar

Foto Santillana del Mar vía Flickr (Tuscasasrurales)

3.- Albarracín

Este pequeño municipio al sur de Teruel es otra de las joyas arquitectónicas medievales que podemos encontrar en nuestro país. Su nombre actual es herencia de la presencia musulmana, hasta el siglo XII, aunque allí se han encontrado vestigios mucho más antiguos, desde épocas prerromanas.

Desde 1961 es Monumento Nacional, y también se encuentra propuesta para ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la relevancia de su patrimonio arquitectónico e histórico. Lo majestuoso de sus murallas, así como el casco histórico lleno de calles empinadas, pasadizos y escalinatas, hacen de éste uno de los pueblos medievales con mayor encanto.

albarracin

Foto Albarracín vía Wikimedia Commons

4.- Pedraza

Sus orígenes parecen remontarse a la época romana, aunque el auge de esta pequeña localidad segoviana sucedió en la Edad Media y Moderna, con una floreciente industria lanar que exportaba tejidos al resto de Europa.

Recorrer sus calles empedradas y atravesar todos los rincones de su núcleo urbano es como viajar al pasado, gracias al esmerado cuidado y rehabilitación que se hizo en este municipio y que le llevó, ya en 1951, a ser declarado Conjunto Histórico-Artístico.

pedraza

Foto Pedraza vía Wikimedia Commons

5.- Peratallada

De vuelta en Gerona, ahora nos acercamos a la comarca del Ampurdán y visitamos este pueblo que, a pesar de su pequeño tamaño, tanto impacta visualmente a sus visitantes por su encanto arquitectónico y cultural.

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975, gracias al buen estado de conservación de su castillo, del siglo X, la iglesia románica de San Esteban, del siglo XIII, y del conjunto de todo el casco urbano, de configuración y apariencia plenamente medieval. Por cierto, en octubre se celebra allí uno de los mercados medievales más afamados de toda España.

peratallada

Foto Peratallada vía Flickr (José Manuel Mota)

6.- Olite

En pleno corazón de Navarra se encuentra este conocido pueblo, cuyo fantástico casco antiguo y riqueza arquitectónica atraen a muchos turistas con ansias de explorar y recorrer rincones que les trasladen a otra época.

El Palacio Real de Olite, conocido popularmente como el castillo de Olite, es uno de los monumentos más imponentes de toda Navarra y, junto a la iglesia de San Pedro y la iglesia de Santa María la Real, conforma un conjunto imprescindible para los interesados en la historia y la arquitectura tradicional española.

olite-1

7.- Aínsa

Más cerca de los Pirineos, al norte de Huesca, se encuentra Aínsa, otro de los pueblos con carácter medieval más carismáticos que podemos encontrar en nuestra geografía. En su casco histórico podremos recorrer rincones por los que no parecen haber pasado los años, y que le han valido a este pequeño pueblo el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico desde 1965.

Además, por su cercanía al Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, podemos aprovechar una bonita ruta por los hermosos parajes naturales de esta zona y luego acercarnos al pueblo, con lo que tendremos un plan muy completo y divertido.

ainsa

Foto Aínsa vía Flickr (Ludovic)

8.- Toledo

No queremos cerrar esta lista de propuestas medievales sin nombrar a Toledo. Aunque es cierto que su tamaño es mucho mayor que el del resto de componentes de esta lista, su época medieval fue tan rica que aún hoy en día podemos respirar la mezcla de las tres culturas –hebrea, musulmana y cristiana– que durante tanto tiempo convivieron allí.

La Catedral, el Alcázar, el Monasterio de San Juan de los Reyes, la Sinagoga de Santa María la Blanca, etc. Son muchas las visitas obligadas en el centro de Toledo, y muestra de ello no son sólo los miles de turistas que se acercan a conocerlo, sino el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico en 1940 y como Patrimonio de la Humanidad, concedido por la UNESCO en 1986.

toledo

Foto Toledo vía Flickr (Ferran Moya)

Éstos son solo 8 propuestas para empezar a abrir boca. Pero en España tenemos la suerte de que los rincones medievales son muchos y variados, y os seguiremos ofreciendo más sugerencias para que vayáis recorriendo todos y cada uno de ellos.

¡Permaneced alerta, que tocaremos las campanas!

Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

Puede que aún eches de menos tus relajadas vacaciones, o puede que ya hayas entrado de lleno en la dinámica de la rutina de casa al trabajo y del trabajo a casa y necesitas desconectar. Te damos consejos para explorar tu ciudad en busca de lugares tranquilos en los que desconectar.

El nuevo curso ha comenzado y has entrado de lleno en proyectos, responsabilidades y cosas que hacer que a veces te estresan un poco más de la cuenta. El otoño ya ha llegado, y el frío, que llega sin avisar, y la lluvia siempre nos hacen sentir una cierta melancolía, tal vez de las vacaciones o del buen tiempo, o de no se sabe el qué…

A la vez la ciudad se ha llenado de colores nuevos, los tonos rojizos de los árboles y esa luz tan especial que llega con el otoño.

Llegas a casa y sigues pensando en aquello que no sabes si finalmente se habrá solucionado, o si al final enviaste ese mail o se te ha quedado en la bandeja de salida, en un limbo de incertidumbre que te tendrá en vela toda la noche. Mañana tienes que acordarte de esto y de lo otro… Sí, te tienes que acordar, pero mañana.

Pero, ¿qué supone exactamente desconectar? Parar, pensar en cosas diferentes a las que has estado trabajando a lo largo del día, mirar al horizonte y airear nuestras ideas. Estas pueden ser algunas ideas.

Cada cosa a su tiempo

Una de las mejores maneras de olvidarnos del estrés es conseguir un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal. Cuando salimos del trabajo, hemos salido y estamos en nuestro tiempo libre, y lo mejor es que lo utilicemos para hacer cosas que nos hagan pensar en asuntos diferentes.

Las personas mas creativas y apasionadas con su trabajo dedican un tiempo a dejar de hacer lo que están haciendo.

Esto favorece el mantenerse aireado y retomar las tareas con nuevos enfoques que hemos adquirido en nuestros momentos de descanso. Todos necesitamos un tiempo de descanso de calidad para volver a emprender nuestras ocupaciones con un aire nuevo, reorganizar prioridades, o simplemente empezar el nuevo día con energía.

La ciudad ofrece numerosas posibilidades para ayudarte a desconectar y a dedicar un tiempo para ti, a hacer lo que te gusta sin apretadas agendas u obligaciones que no terminas de comprender. Es muy importante que todos los días nos dediquemos al menos un momento a nosotros mismos, a situarnos y cambiar un poco de aires. Al igual que durante tu jornada laboral aprovechas el día al máximo para sacar los proyectos adelante, presta mucha atención a ese momento que te regalas a ti mismo, porque estás en TU momento. Aquí y ahora.

Pasear por la ciudad

A veces es complicado llegar a este estado de mindfulness, de valorar y poner plena atención al aquí y al ahora, pues bien caminar es una buena manera de comenzar.

photo-1458240598330-ccda17524e5c

Puedes practicar técnicas de mindfulness para las cuales no necesitas estar en ningún lugar en concreto, y comenzar así tu paseo. Así será más fácil olvidarte por un rato de lo que vas a hacer mañana.

Imagina una avenida llena de árboles, las hojas naranjas adornan la calle con sus colores, también en el suelo. Pasear es un método perfecto para desconectar.

Salir de la zona de confort, pasear por la ciudad, perdernos por calles y callejuelas, encontrar rincones nuevos, es una de las mejores maneras de desconectar.

Comenzar a andar, a mirar el paisaje urbano y a la gente pasar como si de una película se tratase. Así empiezan a aflorar pensamientos positivos, ideas, deseos y sueños que muchas veces no sabemos ni que estaban.

Un buen paseo nos puede llevar a un estado de relax muy positivo en el que hemos aireado las ideas y sin darnos cuenta, hemos dado rienda suelta a la creatividad. La exploración interior favorece la creatividad y el pensamiento lateral, aquel que nos ayuda a resolver problemas de manera creativa, con imaginación y sin hacer suposiciones subjetivas.

Se trata de observar y de cambiar los recorridos convencionales de nuestro pensamiento para dar lugar a nuevas y frescas ideas.

 Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

Otras formas de desconectar

A veces buscamos el silencio para alejarnos de las preocupaciones, aislarnos del ruido y el ajetreo de la ciudad para relajar la mente. Este silencio lo podemos encontrar en un parque o una plaza. Vayamos en busca de unas vistas bonitas, que se suelen encontrar en los puntos altos de la ciudad.

Solamente el contemplar un atardecer o las luces de la ciudad al caer el sol es un espectáculo digno de ser disfrutado y nos acerca a la atención plena que mejora nuestro bienestar físico y emocional.

Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

En efecto, huir del estrés tiene repercusiones positivas en nuestra salud, física y emocional.

Las actividades culturales son también grandes aliadas para cambiar el chip: pasear por una exposición, ver una obra de teatro o una buena película. Actividades de este tipo facilitan la concentración, nos transportan a otros lugares y nos ayudan a reflexionar, además de aportarnos nuevos puntos de vista y nuevas perspectivas. Una actividad cultural nos regala un momento de ocio y de disfrute de un trabajo hecho por otros, y eso resulta muy enriquecedor.

No necesitamos grandes cosas para desconectar y alejarnos por un momento del estrés cotidiano.

Solamente hace falta ser creativos y buscar maneras sencillas de alejarnos de bullicios y encontrar las cosas buenas que nos ofrece la ciudad: una avenida llena de hojas secas, un atardecer o un café caliente mientras observamos la vida pasar.

Desconecta para ser mas creativo, para disfrutar de todo lo que haces y para explorar dentro de ti.

Turismo bajo tierra: las 13 cuevas imprescindibles que hay que visitar en España

La espeleología no es una actividad al alcance de cualquiera, pero sí que podemos adentrarnos en las profundidades de cuevas acondicionadas para el turista curioso y en España tenemos un buen elenco donde elegir por toda la geografía.

Desde cuevas con arte rupestre a auténticas catedrales de la naturaleza, enormes lagos subterráneos o ríos de aguas cristalinas, vamos a hacer un recorrido por las 13 cuevas más famosas de España y saber cuándo y cómo se pueden visitar este verano.

Cueva de Tito Bustillo (Asturias)

Situadas en el Macizo de Ardines, fueron descubiertas por un grupo de espeleología en la década de los sesenta del pasado siglo. Llevan el nombre de uno de ellos, fallecido en accidente poco tiempo después.

Son un espectacular ejemplo del paleolítico con 12 conjuntos de pinturas rupestres. Para visitarlas hay que pedir cita, ya que se restringe el acceso.

Cuevas del Drach (Mallorca)

Estas cuatro enormes cuevas , perfectas para visitar estas vacaciones, están situadas en Manacor, tienen una profundidad de 25 metros y llevan los sugerentes nombres de Cueva Negra, Cueva Blanca, Cueva de Luis Salvador y Cueva de los Franceses y están comunicadas entre sí.

Formadas durante el Mioceno por la entrada del agua del Mediterráneo, alojan el impresionante Lago Martel donde se pueden escuchar conciertos de música clásica inigualables, dada su especial acústica. También se puede cruzar el lago en barca.

Cuevas de Altamira (Cantabria)

altamira

Forma parte, junto a otras 17 Cuevas de Asturias, Cantabria y Pais Vasco, del mayor conjunto de Arte Rupestre Paleolítico del Norte del España, declaradas Patrimonio de la Humanidad desde 2008, aunque Altamira es la única que forma parte de la Unesco, desde 1985.

La mayor parte de las representaciones forman parte del periodo Magdaleniense y Solutrense, situados dentro del Paleolítico Superior.

Al margen de la Neocueva (una representación exacta de la cueva original, que cuenta con un acceso muy restringido), el visitante tiene a su disposición un fantástico museo y aulas con talleres.

Gruta San José (Castellón)

sanjose

Soberbios muros cuajados de estalactitas y estalagmitas protegen el río subterráneo navegable más grande de Europa en Vall de UxóA pesar de las múltiples visitas de espeleólogos, no se conoce el origen del río ni el final de la gruta.

La gruta, formada por varias salas, como la de los Murciélagos, el Lago de Diana, la galería de los Sifones, puede visitarse en barca hasta llegar a la impresionante sala denominada La Catedral, donde nos maravillará su increíble altura.

Cueva Galiana (Soria)

El Cañón del Río Lobos, ya de por si uno de los parajes más divertidos y llenos de actividades de España,  cobija esta cueva donde el viajero encuentra todo lo imprescindible para una aventura inolvidable.

Si quieres entrar en un alucinante “viaje al centro de la tierra”, la entrada puede ser perfectamente por esta cueva, que comienza en la Sala del Dormitorio y, entre estalactitas y estalagmitas, nos hace pasar a otras cuatro salas. En aproximadamente tres horas puedes iniciarte en la espeleología y completar el recorrido que nos aconsejan desde Soriaventura.

Cuevas de Nerja (Málaga)

nerja

Claro, que para cuevas de película, la famosísima cueva de Nerja que protagonizaba un episodio de Verano Azul y consiguió que media España se lanzara a visitar cuevas.
Sus más de 35.000 m2 convierten a la Cueva de Nerja en una de las más espectaculares de nuestro país. A día de hoy, está más que preparada para recibir visitantes, dividida en: galerías turísticas, con cinco salas, entre las que destaca la del Cataclismo, formada por un terremoto producido en la zona hace 800.000 años; las galerías altas, con otras cuatro salas; y las galerías nuevas.

Su gran tamaño y estupenda acústica hacen que se organicen conciertos en una de sus salas, así como actuaciones de danza.

Cueva del Agua (Asturias)

cuevona

Cerca de Ribadesella podemos encontrar una cueva, única en el mundo que da acceso al pueblo del mismo nombre. La Cuevona tiene 300 metros de longitud con una carretera que permite ser atravesada en coche, aunque lo mejor es dejar el vehículo en el cercano aparcamiento y atravesarla a pie.

En su interior, además de estalactitas y estalagmitas, nos encontramos una gran variedad de flora, con algas, hongos y líquenes de todo tipo, y fauna, con ranas, salamandras ciegas y murciélagos. El pueblo que espera al otro lado es tan bonito como pintoresco.

Cueva del Águila (Ávila)

cueva-del-aguila

Ubicada cerca de Arenas de San Pedro, data en unos 12 millones de años, con formaciones espectaculares en sus más de 10.000 m2, entre ellas numerosas “excéntricas”, coladas, estalactitas y cortinas colgantes de múltiples formas, algunas tubulares y estalagmitas constituidas gota a gota desde el suelo.

Las grutas están abiertas al público todos los días del año, desde el 18 de julio de 1964 con un recorrido de unos 1.000 metros que dura unos 30 minutos en grupos acompañados. Son de propiedad privada y los precios y horarios lo tenéis en su página web.

Cueva El Soplao (Cantabria)

Cueva-del-Soplao

Considerada una cavidad única a nivel mundial por la calidad y cantidad de las formaciones geológicas, sólo cuatro están abiertas al público. En ellas se encuentran formaciones poco comunes, como helíctitas (estatalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y draperies (sábanas o banderas traslúcidas colgando del techo).

Las rocas sobre las que se desarrolla el karst que da lugar a la cueva datan del Mesozoico, concrétamente del periodo Cretácico, hace 240 millones de años.
Un maravilloso paisaje, el de la Sierra de Arnero  y 20 km de galerías con nombres tan específicos como Los Fantasmas, la Coliflor, las Maravillas o Génesis o el Falso suelo, nos sugieren una aventura increíble.

Jameos del agua (Lanzarote)

jameos-lanzarote

Mucho más que playas paradisíacas, Lanzarote esconde los fantásticos Jameos del Agua, ubicados en el interior del túnel volcánico producido por la erupción del Volcán de la Corona y situados en la sección de este túnel más cercano a la costa.

Está formado por al menos tres jameos o aberturas en el terreno: El “Jameo Chico”, por donde se realiza el acceso al interior, el “Jameo Grande” y un tercero denominado “Jameo de la Cazuela”.

Los “Jameos del Agua” es el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por el artista canario César Manrique, y es el reflejo de uno de sus pilares creativos: la armonía entre la naturaleza y la creación artística.

Cueva del Viento (Tenerife)

cuevadelviento

Originada por las coladas del Pico Viejo del Teide y situado en Icod de los Vinos, este complejo subterráneo es el mayor tubo volcánico de Europa.

En sus más de 17 kilómetros de extensión se encuentran tres niveles de pasadizos diferentes con bellísimos fenómenos geomorfológicos, como simas, terrazas y otras formaciones lávicas.

Cueva de Valporquero (León)

 

Valporquero de Torío, localidad en el norte de León, acoge una de las cuevas más impresionantes de España.  A más de 1.300 metros de altitud se abre una gran boca que da acceso a una amplia cueva con siete salas visitables, la más espectacular la de “Las Maravillas”.

La temperatura en la cueva se encuentra durante todo el año en torno a los 7ºC, por lo que los turistas acostumbran a equiparse con ropa de abrigo. La humedad de la cueva, causada por la corriente subterránea es del 99%

La primavera, cuando el deshielo y las lluvias llenan el arroyo de Valporquero y la cueva adquiere el sonido del correr del agua, es el mejor momento para visitarla. Para ver horarios y precios, lo mejor es visitar su página web.

Cueva Palomera (Burgos)

palomera

El espacio natural de Ojo Guareña, al norte de Burgos en la Comarca de las Merindades, cuenta con más de 100 km de recorrido subterráneo y es la cueva más grande de España y una de las mayores del mundo.

El karst de Ojo Guareña está formado una red principal de galerías y cavidades, aunque no todas están conectadas, que ocupa una superficie de 18 km². Existen alrededor de 400 cavidades en Ojo Guareña. Con una red principal formada por catorce cuevas que se comunican entre sí en 6 pisos o alturas diferentes.

Su página web nos explica que la visita turística recorre tres kilómetros y te llevará a través de la dolina y rampa de Palomera, de gran valor geomorfológico, arqueológico y faunístico, la sala Edelweiss y la Sima Dolencias entre otras zonas.

¿Ya tienes claro por cual vas a comenzar a explorar las profundidades de la tierra?

Imágenes | Pixabay, Wikipedia

En Vive 0,0 | Cabañas en los árboles, tipis, cuevas… Glamping o cómo pasar unas vacaciones diferentes en medio de la naturaleza

Rutas en bici para año nuevo: disfruta de la bici mientras los demás descansan

Hans Pama

Es muy fácil que durante estas fiestas nos estemos volviendo algo perezosos. A mí, por lo menos, me ha ocurrido: lo cierto es que hace bastante que no saco la bici. Como no quiero que se prolongue esta situación, me he propuesto retomar lo antes posible la buena costumbre de salir en bicicleta. Se trata de uno de mis planes para año nuevo o simplemente de un propósito que coincide que comenzaré a cumplir los primeros días de enero, no lo sé. El caso es que he pensado que, en lugar de esperar a que lleguen las temperaturas más cálidas o los días largos y soleados primaverales, el inicio del año puede ser un buen momento para salir con mi bici.

Para volver a recuperar la forma, nada mejor que elegir mis rutas en bici preferidas. Dadas las fechas festivas, es muy probable que esos recorridos que a todo el mundo gustan tanto, estén menos concurridos y masificados que de costumbre, ya que muchos aprovechan el año nuevo para descansar. Y por ese motivo digo que puede ser ahora el mejor momento para disfrutar de estas rutas, en lugar de pasados unos meses, cuando, por primavera, tantas personas tengan ganas de gozar del tiempo libre o de moldear su figura cara al verano.

Empieza el año nuevo sobre tu bici

Eric I E

Una de las mejores maneras de comenzar el año puede ser cargándonos de energía, gracias a un agradable ejercicio que nos despeje, al realizarse al aire libre, pero que al mismo tiempo contrarreste las bajas temperaturas, gracias a un pequeño esfuerzo. Salir en bicicleta estos días que son diferentes a todos los demás, tanto en el aspecto exterior de las calles, como en el talante con el que nos los tomamos, resultará más placentero aún que habitualmente.

Si todavía nos quedan días de vacaciones, podremos realizar rutas más largas que el mero desplazamiento al trabajo o a nuestro lugar de estudios de todos los días normales. Por ello, podremos aprovechar para hacer muchas rutas que normalmente no tenemos tiempo para recorrer. Veremos a continuación, rutas urbanas y también verdes o rurales, para elegir, según las ganas o disponibilidad de cada persona.

Rutas en bici por nuestras ciudades

IMG_0374b

Las luces de navidad todavía están encendidas y suelen permanecer así hasta bien entrado enero, por lo que todavía estamos a tiempo de recorrer estas rutas para admirar la iluminación navideña desde la bici, con la perspectiva distinta que nos da la elevación sobre nuestros sillines y con la posibilidad de recorrer muchos más kilómetros que si nos moviésemos a pie, aunque con la tranquilidad de no tener que buscar aparcamiento ni de permanecer atascados en un tapón de tránsito. Justo antes de acabar el año, se nos invita a participar de la maratón más famosa de estas fechas, pero en su versión sobre ruedas: la San Silvestre ciclista, buena opción también para los urbanitas más deportistas.

Si ya hemos visto suficiente ambiente navideño, la ciudad en la que vivimos tiene muchas otras zonas a las que quizá no sacamos partido cuando nos movemos en la bici con el único propósito de desplazarnos. Estos primeros días del año, en los que tenemos más horas para nosotros, podemos visitar las partes que se escapan de nuestro alcance diario.

planes para año nuevo

Entre lo que nos ofrece nuestra urbe puede estar rodar al lado del río, atravesar uno de los grandes parques, subir a alguna colina desde la que luego dejarse caer sin pedalear, pasar por una zona periférica de baja urbanización y mayor densidad de vegetación, disfrutar de prodigios arquitectónicos o simplemente circular por las calles semivacías, aprovechando que el 1 de enero es festivo y que esa mañana pocas personas estarán ya en marcha. En cada ciudad, las principales rutas en bici ofrecen sus ventajas y en casi todos los municipios, además, son múltiples las opciones con las que contamos.

Estos días, por otra parte, es más que probable que te encuentres de vacaciones, visitando una localidad que no es en la que habitas. Para hacer turismo, ya hemos comprobado que la bici es el vehículo perfecto: te cansas menos que caminando, con recorridos equivalentes, y vas a una velocidad justa para apreciar con detenimiento las bellezas de la ciudad. Están los grupos de tours organizados, que tienen la ventaja de que se te explicarán los monumentos e hitos históricos, pero también puedes hacer estas rutas por tu cuenta, para lo que te pueden resultar útiles nuestras guías de rutas para visitar ciudades en bici, que cubren casi toda España y gran parte de Europa. Además, apuntándote a nuestra newsletter, recibirás información si ampliamos la guía con nuevas ciudades.

Maxwell GS2

Rutas verdes entre los planes para año nuevo

Por último, si tienes días libres en año nuevo, se te presenta la opción de hacer algo de cicloturismo. Es posible que tu relación con la bicicleta sea solo la de moverte por la ciudad para acudir a los sitios a los que otras personas van en transporte público o en coche. Pero no quiere decir que de vez en cuando no puedas saborear el campo o la montaña a lomos de una bici. Hay ciclistas tan expertos que ya tienen una bicicleta para cada tipo de salida, pero no es necesario que llegues a tanto, pues muchas de las rutas verdes que veremos son de dificultad baja y se pueden recorrer con cualquier tipo de bici.

En otra ocasión, recomendábamos las cinco rutas de cicloturismo principales de España para que se convirtiesen en la actividad principal de las vacaciones. Cada una de ellas presenta tramos de diferente dificultad y distancia, así que elige el trecho que se adecue a tus posibilidades y a disfrutar. Si te pillan algo lejos, cuentas también con las vías verdes y con muchísimos más senderos diseminados por todo el territorio. Aunque haga algo de frío, bien protegidos y tomando las precauciones pertinentes –tal vez cambiar las cubiertas por unas especiales para la nieve–, veremos estos paisajes con una atractivo especial y, como decíamos, con mayor comodidad, al ser una época en la que estas rutas verdes ciclistas se frecuentan menos.

Hagbard

En definitiva: podríamos pensar que es el peor momento para retomar la afición a la bici, pero la etapa de año nuevo ofrece muchas ventajas con respecto a otras épocas del año, ya que, mientras muchos aprovechan estos días para descansar, encontramos muy despejadas rutas que normalmente están muy masificadas. Preferimos empezar el año con energía y por ello estamos preparando ya nuestras bicis para disfrutar de las rutas en año nuevo, mientras los demás se recuperan. ¿Tienes pensada ya alguna ruta para este comienzo de temporada?

En Ciudadano 0,0 | Rutas en bicicleta por el norte de España

Fotografías | Hans Pama, Eric I E, Maxwell GS, Hagbard y la autora.

Cinco planes para hacer en una ciudad vacía por el verano

Llega el buen tiempo y el sol, la jornada continua (para quien la tenga) y la ciudad vacía nos invitan a hacer planes fuera y a relajarnos. Y es que las vacaciones pueden extenderse mucho más allá de los días que te vayas de viaje, especialmente si eres de los que te las tomas fuera de los meses punta. Yo, por ejemplo, me las voy a tomar en septiembre, así que pienso aprovechar julio y agosto en mi ciudad. ¿Te cuento algunas ideas?

Cines de verano

Los cines de verano son una experiencia que hay que vivir. Por la noche, cuando el sol ha caído y la temperatura es agradable pero ya no sofocante, sentarte a ver una película con amigos en un parque es un plan perfecto, especialmente si lo combinas con salir a tomar algo por ahí. Una tarde-noche de tapas, San Miguel 0,0% y cine al aire libre es un plan perfecto que no tiene nada que envidiar a irse lejos de la ciudad.

Fotografiar tu propia ciudad

En verano muchas ciudades se llenan de turistas deseosos de llevarse un recuerdo en forma de foto. Si te gusta la fotografía, aprovecha para sacar la cámara y camuflarte entre ellos. Podrás redescubrir tu propia ciudad (¿cuántas veces nos ha pasado que los amigos de fuera conocen mejor nuestras atracciones turísticas que nosotros?), fotografiar calles vacías y gracias a las largas jornadas de luz, aprovechar al máximo y sin prisas para hacer esas fotos que normalmente no haces. Aprenderás y te llevarás un buen resultado para todo el año.

Ir en bici al trabajo

Si lo estás deseando pero aún no te has animado a dar el paso, los meses de verano son la mejor época del año para empezar a ir en bici al trabajo. Irás más ligero y podrás coger confianza con un tráfico más templado que el del invierno, para llegar hecho un profesional de las dos ruedas. Además, aunque te quedes hasta tarde en el trabajo no se te hará oscuro para volver, lo cual también es un apoyo en las primeras semanas de ciclista urbano.

Ver exposiciones

No es una actividad exclusiva del verano, pero es uno de los mejores momentos del año para hacerlo. ¿Te has quedado con ganas de ver esa exposición de la que habla todo el mundo? Muchos museos mantienen sus mejores exhibiciones todo el verano, como la de Dalí en el Reina Sofía de Madrid, así que puedes ir una tarde o un fin de semana con menos prisas.

Exposiciones temporales al margen, también puedes aprovechar para descubrir los museos que no habías visitado Por ejemplo, el CosmoCaixa de Barcelona siempre es una sorpresa para aprender algo sobre ciencia.

Picnic en el parque

Nuestras ciudades están llenas de parques con estupendas praderas y árboles bajo cuya sombra hacer un buen picnic. Solo necesitas unos bocadillos o platos que aguanten el transporte (¿alguien ha dicho Nolotiro? Yo no pienso dejar de probar la receta de sanjacobos de jamón y queso), unas San Miguel 0,0% y algo para relajarte o divertirte, como unas palas de bádminton o unas revistas. Es un plan estupendo para un sábado, y para combinar con cualquiera de las opciones anteriores.

En resumen, la ciudad en verano se llena de posibilidades. No tener que estar bajo cubierto todo el día nos permite relajarnos en la calle, disfrutar de nuestras terrazas o simplemente pasear aprovechando el buen tiempo. No dejes pasar la oportunidad de disfrutar el verano completo, más allá de los días que te tomes libres. ¿Cuál es tu plan urbanita para este año?

Fotos | camknows | xvi

Planes alternativos para celebrar el fin de año

Hemos hablado de sugerencias para celebrar las Navidades, comprar los regalos o decorar la casa antes de la llegada de las fiestas. Ahora queremos también plantear algunos planes alternativos para Nochevieja y año nuevo, tanto para festejarlos en familia, en pareja o para si aún no se ha encontrado con quién celebrarlo. La idea no es otra que pasárselo muy bien de la forma que nos resulte más cómoda, agradable y apetecible. Las cenas de Nochevieja en familia y las fiestas multitudinarias están muy bien. Pero quizá algún año nos apetezca darle variedad al fin de año y apostar por un plan que se diferencie de los años anteriores.

Campanadas unplugged

Una de las discusiones que se suelen tener durante las cenas en familia es qué canal de televisión se sintoniza para escuchar las campanadas. Para evitar la discordia, se me ocurre que lo más original sería pasar esas horas sin electricidad. Luz de velas y un gong metálico antiguo para, guiándose por un reloj de agujas, dar las doce campanadas en un ambiente sumamente original. Si en la casa donde lo celebramos hay alguno de estos muebles-reloj con carrillón y campanario incluidos, o incluso uno de cuco, la atmósfera se puede enriquecer aún más.

Viajar antes del año nuevo

Viajar al extranjero puede servir para saber cómo celebran esta transición en otras culturas. Recuerdo que una ocasión, cuando era adolescente, mis padres, mi hermana y yo pasamos la Nochevieja en Roma. Fuimos hasta la playa de Ostia en un autobús donde cenamos lo que es tradición en Italia: lentejas. Hay que saber que allí se celebra el cambio de año con una prenda interior roja. No lo pasamos mejor que en España, pero fue curioso conocer otras costumbres para una fecha tan señalada.

Las ciudades españolas también pueden sorprendernos con sus costumbres pintorescas, así que el viaje no tendrá por qué ser necesariamente a una larga distancia. Por ejemplo, en Alcoy, pasada la medianoche, los habitantes salen a las calles disfrazados como si fuese Carnaval. A esta tradición me apuntaría sin duda y no me importaría nada que se extendiese la costumbre a muchas otras ciudades. Si hemos adoptado Halloween porque nos gusta vestirnos de lo que no somos, seguro que lo mismo ocurre cuando se dé a conocer la Nochevieja de Alcoy.

 

Un año nuevo deportivo

No todo vana ser viajes. Para los Ciudadanos 0,0 más deportivos, que sabemos que son legión, el año nuevo también ofrece alternativas. Aquí, en la capital, podemos apuntarnos a correr la San Silvestre o al Fin de año en bicicleta que celebran algunos ayuntamientos. Muchas personas se preparan para estas carreras desde varios meses antes. ¿Eres tú uno o una de estos valientes que ya se está preparando para correr el día de año nuevo?

Elegir otra fecha

Si lo que te gusta es la fiesta y mantenerte en pie hasta altas horas de la madrugada anticipando el espeso chocolate que tomarás antes de acostarte, pero te asusta pensar en lo llenos que podrían estar los locales o en lo cara que te resultaría la entrada, puedes emular la celebración de Nochevieja, pero un día diferente. Hay fiestas que se organizan ya con esta idea en mente, por ejemplo, el día 1 de enero. Lo pasarás igual de bien, pero con mayor comodidad.O, para los que no tienen límite, quizá lo mejor sea apuntarse a uno de estos eventos para celebrarlo dos veces. ¡Que no pare la fiesta!

La elección de otra fecha también puede venir provocada por nuestra decisión de acogernos al cambio de año de otro calendario, como el chino. Claro que, en esta ocasión, habría que esperar al 10 de febrero de 2013, cuando ellos celebran que comienza el año 4711, y unirse a lo que llaman La Fiesta de la Primavera.

 

Si no conoces a nadie en la ciudad

Es posible que te encuentres en una ciudad diferente a la tuya, quizá de paso, quizá en una temporada laboral. Existe asimismo la posibilidad de que tus amistades estén fuera, en las localidades donde viven sus familiares y que no tengas cerca a tu familia. No pienses que no puedes celebrar el año por no tener con quién. Existen clubes y grupos a los que acudir, tanto si es para hacer alguno de los viajes que hemos propuesto más arriba, como si es para unirte a una fiesta de solteros. Quién sabe si cuando lleguen las campanadas ya tendrás con quién recibir el año.

Son tantas las ideas posibles que parece una lástima que no se pueda celebrar la llegada del año varias veces. Pero no pasa nada porque si alguno de los planes nos ha gustado mucho y ya tenemos compromiso para otro, siempre podemos hacerlo en fechas diferentes, pues el espíritu de celebración hay que mantenerlo todo el año.