Tag Archives: Plagas

Cómo preparar mi huerto urbano para que no sucumba ante el calor que se avecina

Llega el buen tiempo y es importante cambiar las rutinas del huerto urbano. En verano hay que cambiar los horarios de dedicación al huerto, por la intensidad del sol, e incluso cambiar de sitio algunas macetas y cultivos o ponerlos a la sombra

portada-huertourbano

Si te interesan todos estos temas, trucos y consejos, novedades para huertos y jardinería y te encanta disfrutar de tus propias cosechas, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y recibirás esto y mucho más, en tu correo, cómodamente.

Cambiar de orientación el macetohuerto

maceto-huerto

Hay muchos cultivos que viajan más que Marco Polo, son los cultivos que necesitan más atención, los que pueden sucumbir ante demasiada exposición solar en verano o, por el contrario, necesitan solecito en otoño e invierno. Estos cultivos se dan bien en nuestro huerto urbano en maceta, así podemos cambiarlos a voluntad o mejor dicho, según las necesidades.

Algunas aromáticas o los frutos del bosque son parte de este grupo. Es fundamental que actuemos con lógica. Si en el bosque los frutos negros y rojos más grandes y jugosos se desarrollan a la sombra, en nuestro huerto urbano ocurrirá lo mismo. Necesitan sol, pero también un lugar más escondido y que nunca les falte humedad.

Acolchados de verano en tu huerto urbano

Al igual que en invierno nos sirven para proteger las raíces y que no se congelen nuestros cultivos, los acolchados en verano pueden ayudarnos a que el agua no se evapore, sin que las plantas sacien sus necesidades nutricionales.

En esta ocasión, el musgo es lo más aconsejable, ya que los plásticos retienen demasiado el calor y actuarían como un invernadero. El cambio de rutinas es fundamental, la hora buena para regar es a primera de la mañana o ya por la tarde/noche, cuando los rayos del sol no pueden quemar las plantas, en el caso de que pasaran por las gotas de agua, que harían el efecto lupa.

¿Está instalado el riego de tu huerto urbano?

sistema-de-riego2

Lo mejor, si vas a irte unos días o si sales y entras todo el rato como nos pasa en verano que estamos menos tiempo en casa, es instalar un riego automático. Ya hemos visto varios sistemas, más o menos caseros o de empresas comercializadas o simplemente los que podéis encontrar en los centros de bricoje y jardinería que se compran por metros y los instalas tú según las necesidades de tu huerto urbano.

Elegid el que más se ajuste a vuestras necesidades y os quitaréis una preocupación. El riego por goteo casero es fácil y resultón y no tenéis que andar pidiendo favores a nadie.

El espantapájaros de tu huerto urbano

espantapájaros

Con el calor, llega el color. Nuestros frutos comienzan a estar perfectos para la recogida, pero se han convertido en objeto de deseo de indeseables. Nada que de más rabia que ir a coger un tomate rojo, apetitoso y encontrarnos con que ya ha sido picoteado por un pájaro.

Instala un espantapájaros divertido, que además te ayude a decorar tu terraza y balcón y no te lleves disgustos por unas uvas o fresones picoteados. Deja volar tu imaginación y no busques el clásico espantapájaros de los cuentos de terror, cualquier juguete con forma servirá. En casa nunca imaginamos que un pájaro sería el espantapájaros perfecto, aterroriza de tal manera a los de verdad, que hemos cambiado de terraza el bebedero, porque no venía ni uno…

Mirando con lupa los cambios

tomate-picado

En especial para las verduras de hoja verde. Hay que revisarlas a diario para evitar que nos llevemos sorpresas desagradables cuando ya no tengan solución. Hablo de los caracoles y babosas. estos simpáticos animalitos se comen vuestras verduras, duramente cultivas durante meses en unas horas. Nunca volverán a parecerte ni simpáticos, ni animalitos, sino monstruos devoradores.

Los otros que hay que observar con lupa son nuestros rosales y otras flores ornamentales. estamos en época de pulgón y otras plagas. Yo ya he tenido que cortar varias ramas de mi rosal para que no se contagiaran los de alrededor y fue cuestión de un día que estuve fuera, así que lo mejor es recurrir a los consejos y trucos sobre plagas que os comentábamos en este post.

rosachunga

Si somos prevenidos y le damos cuidados necesarios a nuestro huerto urbano, no hay verano ni calor que pueda con nosotros (y con él).

 

En Ciudadano 0,0 |  Es tiempo de fresas ¿en maceta o en jardín?
En Ciudadano Vive 0,0 | Qué verduras, frutas y hortalizas plantar en tu huerto de invierno

Recetas de la abuela y tomates de otoño en el huerto en red

tomates de otoño

Ahora que el frío ha tomado posesión de nuestros huertos urbanos y es causa de los desvelos de más de un horticultor urbanita, vamos a ver qué consejos nos dan los más preparados y las plagas y sorpresas de el mes de noviembre. Me gustaría empezar por uno de mis blogs favoritos, que no solo habla del huerto urbano, sino que también da consejos y recetas y es, en sí mismo, una pequeña enciclopedia de Ciencias Naturales. Me refiero a El Patio Ecológco.

En primavera habán plantado, entre otros cultivos, cinco berzas gallegas para dar de comer a las gallinas (a mi me encantan con el pote asturiano, pero no sé cómo se darían en mi clima tan seco, ni si es la misma variedad de berza). El caso es que este otoño de clima raro les ha traído una plaga de orugas, que finalmente pudieron comprobar que se trataba de la mariposa blanca de la col, que acaba con todos los cultivos de crucíferas (coles, repollos etc).

huerto-en-casa

Sin embargo, ese no ha sido el problema de Mi huerta ecológica, que tiene impregnadas las hojas de las coles de tratamiento Bacilus turungenesis, para “engañar” a los gusanos y que no se coman todas las coles. Eso si, su cosecha de tomates de otoño es fantástica, la mía (y eso que mi terraza está protegida y le da bastante sol, vamos microclima), no le llega a la suela del zapato, aunque no me quejo.

Por último, Orgánicus nos anima a participar en la Campaña de Navidad para revitalizar el consumo local, auque la receta con la que me quedo, que con tanto trabajo manual tengo las uñas hechas polvo, es la que nos ofrece un par de entradas antes, para las uñas quebradizas y rugosas, a base de limón, vinagre de vino blanco y… brandy.

romero-huerto

Su receta de cómo utilizar el romero que cultivamos en nuestro huerto urbano para hacer una receta casera de la abuela de infusión de hojas secas de romero como remedio natural para la caída del cabello, hirviendo unas cucharadas de romero durante unos minutos en agua, filtrar el preparado y utilizar esa agua templada para hacer masajes por el cuero cabelludo. Para la dermatitis seborreica, el romero preparado en tintura también es estupendo. Son trucos y recetas para mejor a salud de forma natural.

Espero que os guste la selección y que nos hagáis llegar vuestros blogs de huerto urbano favoritos

En Ciudadano 0,0 | Legados, rotación de los cultivos y mucho más en el huerto en la red
En Ciudadano 0,0 |  Receta de mermelada de tomate
En Ciudadano 0,0 | Cómo hacer la receta de fabada auténtica

Imágenes | La autora

Tomates de San Marzano, remedios caseros y más en el huerto en la red

A pesar de estar inmersos en las vacaciones, muchos hortelanos urbanitas no han dejado su huerto en el olvido. Algunos hemos tenido algún disgustillo al volver a casa, como mis calabacitas, que a pesar de los trucos para tener alejadas las plagas ,las ha atacado la mosca blanca y sólo he podido salvar las que estaban plantadas más lejos del grueso del cultivo. Pero en general los riegos caseros por goteo han sido eficaces y los huertos parecen un vergel.

Y para muestra, un botón: que pinta tienen ya los tomates del Huerto del López, en Tres Cantos, la variedad de tomates que tiene Antonio son la envidia de la Blogosfera horticultora. ¡Qué tamaño! Perfectos para un tentempié acompañados por una San Miguel 0,0% bien fresca.

En Mi huerta ecológica aparte de tratamientos para las plagas y calendario de siembra, podemos ver todo lo que van haciendo, prácticamente a diario en el huerto, y aprovechando el veranito, que tenemos menos quehaceres, nos enseñan a preparar en casa nuestros propios aceites esenciales con plantas del macetohuerto ¡una gran idea!

Y como es cierto que tenemos un poco más de tiempo para cuidarnos, desde Orgánicus, Ana nos muestra como hacer un “quitaojeras” casero. La mejor manera de descongestionar los ojos de forma natural y es que, en este tiempo trasnochamos y se nota. El truco es sencillo y doy fe de que muy efectivo. Lo primero preparamos una taza de te verde, con dos bolsitas en vez de una. Nos bebemos la infusión y dejamos enfriar las bolsitas en la nevera, procuraremos que el té utilizado no contenga ni aromas ni colorantes para evitar posibles irritaciones.

Las colocamos sobre los ojos. El fresquito contraerá los capilares de la zona ayudando también a difuminarlas y los taninos y la cafeína rebajan la hinchazón y descongestionan. Si queréis, se pueden preparar las bolsitas con los tés que más os gusten.

Desde el Blog de Un huerto en mi balcón nos recomiendan la fibra de coco y el humus de lombriz para cultivar hortalizas y verduras en los huertos urbanos de nuestras terrazas y balcones. La fibra de coco es un subproducto derivado de la industria del coco, lo que le confiere unos beneficios medioambientales, mientras que el humus de lombriz de estiércol de ganado es un excelente abono orgánico, rico en nutrientes orgánicos y microorganismos.

Es verano y todos andamos un poco descentrados, pero ya es hora de que empecemos a pensar en las tareas para los próximos cultivos de otoño.

En Ciudadano 0,0 | Me voy de vacaciones ¿Quién regará mi huerto?  Infografía: Ciclos del huerto urbano. Sembrar
En Ciudadano 0,0 |  Receta de mermelada de tomate

¿Puntos negros en tu huerto? Cuando falla la prevención

Ha llegado el buen tiempo y los semilleros se han llenado de hojitas verdes tiernas y apetecibles. A pesar de haber sido precavidos y haber seguido paso a paso las indicaciones para combatir las plagas en nuestros huertos caseros, la vida siempre se abre paso, y una mañana nos damos cuenta que las plantas están llenas de puntos negros… las plagas atacan nuestro huerto.

Es fundamental saber qué plaga está atacando a nuestra planta o si en vez de plaga es una enfermedad. De todo esto te informarán en tu vivero habitual. Así que lo primero es conocer la raíz del problema para atajarlo cuanto antes.

 

Una detección a tiempo es una victoria segura

Una vez los profesionales de tu centro de jardinería te han diagnosticado el problema específico, lo primero es decidir si vas a optar por una eliminación natural de la plaga. El tamaño reducido de los huertos urbanos es un punto a favor para poder hacer una eliminación total, prescindiendo de herbicidas e insecticidas químicos.

El método más tradicional y menos invasivo es quitar los pulgones con la mano, de uno en uno, con mucho cuidado para no dañar la planta. Si os resulta más fácil alguna vez yo he utilizado un cepillo de dientes viejo de esos de cerdas suaves, y he visto retirarlos con un pincel baratillo.

Una plaga que puede acabar con tu huerto urbano en una mañana son los pájaros. No tienen piedad y sus favoritos son los frutos tiernos que tanta ilusión hacen al hortelano urbanita y tanto cuesta sacar adelante. El clásico espantapájaros será de ayuda, pero lo más seguro para que no picoteen nuestros frutos es poner una red sobre ellos. Un método sencillo y eficaz.

Los tagetes y la lavanda son fundamentales en tu huerto urbano. A mí me costó darme cuenta, pero la naturaleza es sabia y estas plantas son fundamentales para ahuyentar a los insectos.

 

Las recetas del Ciudadano 0,0

Las recetas biológicas de antaño son una fuente de alegrías para mi huerto urbano. Con ingredientes fáciles de conseguir y un poco de maña, vamos a preparar tres insecticidas aptos para la huerta biológica y para los habitantes de la casa. Son el terror de la mosca blanca, la mosca negra, el pulgón y la temible araña roja.

El método de la guindilla: Triturar en la batidora, un diente de ajo con su piel, tres cebollas también con su piel, tres guindillas frescas picantes y un vaso de agua fría. Dejar reposar toda la noche. Filtrar a la mañana siguiente con un colador de tela. Diluir la mezcla en 4 litros de agua y pulverizar sobre las plantas afectadas de pulgón, araña roja y mosca blanca. Repetir tres veces con un intervalo de 10 días.

El método del ajo: Sembramos un diente de ajo en una maceta o al pie de una planta de jardín evitaremos que sea devorada por los pulgones, ya que estos insectos odian su olor. Este truco es especialmente recomendable para mantener en buena forma los rosales.

El método de la cola de caballo: Esta planta podéis encontrarla fácilmente en herbolarios y es fantástico contra los ácaros y el pulgón. Se pone en remojo 150 grs. de cola de caballo seca, en 10 litros de agua y dejamos macerar 24 horas. Al día siguiente se cuece el caldo a fuego lento media hora, se deja enfriar y se filtra. Debemos diluirlo en cinco partes de agua y se pulveriza a pleno sol. Si el pulgón ha atacado con fuerza nuestro huerto urbano, lo aplicamos tres días seguidos mezclado con caldo de ortigas.

 

 Diferentes recetas tradicionales nos ayudan a defender nuestros cultivos de los depredadores: El azufre natural, el cobre, la ceniza de cigarrillos, la cal y agua se encuadran también dentro del jardín biológico y contra los chupadores, un valor seguro es un remedio a base de agua, jabón y alcohol. En el Blog Todos los como, encontraréis paso a paso como elaborar un eficaz remedio a base de ortigas.

Con estos métodos y una detección precoz, seguro que llevamos nuestras cosechas a buen puerto.

Imágenes | Planeta huerto, Infojardín

Los mejores tomates, los de tu huerto urbano

Aunque el huerto urbano me da muchas alegrías, tengo que reconocer que, principalmente lo empecé porque los tomates ya no sabían a tomate y yo soy una enamorada de los tomates. Pero el cultivo de tomates no es sólo plantar y regar, hay unos pequeños trucos o rutinas que son fundamentales para que tus tomates sean los mejores. Así que vamos a ver paso a paso cuales son.

Como conseguir las mejores semillas

Las mejores semillas son las de nuestros propios tomates. Son semillas ecológicas ya que no se les da ningún tratamiento para comercializarlas. Pero ¿cómo conseguimos nuestras propias semillas?

Las semillas de los tomates tienen una capa protectora que evita que germinen dentro del mismo tomate. Pues bien, nosotros debemos retirar esa capa, lavándola con agua fría. Posteriormente dejaremos que se seque en alguna superficie donde no pueda quedarse pegada la semilla. Cuando se vaya la humedad tendremos nuestra semilla lista para plantar en semillero.

La semana pasada hemos visto cómo hacer los semilleros caseros y en el Blog de Picarona hay una entrada en la que un buen número de hortelanos urbanitas explican cada truco y sistema para crear semilleros. Os recomiendo que echéis un vistazo antes de hacer vuestros propios semilleros ya que es muy instructivo.

Hay que poner unas dos o tres semillas en cada semillero para asegurarse de que por lo menos una va a echar raíces fuertes y sanas y preparar la tierra para plantar nuestra tomatera en el huerto urbano.

 

Mis macetas para cultivar tomates son grandes

Hay otras variedades del huerto urbano que no necesitan tanto la profundidad y la riqueza de la tierra. Los tomates sí. Las macetas deben ser grandes para asegurarnos de que nuestros tomates serán excepcionales. Un sustrato bien preparado, rico en materia orgánica, será fundamental.

Los tomates hay que plantarlos profundamente, ya que la planta puede desarrollar raíces a lo largo de sus tallos. Tan pronto como salgan las dos primeras hojitas de nuestra plántula hay que transplantarlos  y darles mucho espacio para expandirse, porque los tomates son un cultivo  que necesita sentirse libre.

En Urbanicultor encontrarás el manual del cultivo de tomate de ensalada, con cada paso perfectamente explicado.

 Regar es una ciencia.

El tomate necesita ser regado profunda y regularmente, mientras se desarrolla, ahora, que la manera de regar es importante. Las raíces deben “buscar” el agua. Sí, sí, así se expanden. Como no queremos que se pudran, nunca regaremos directamente sobre el tallo. Debemos procurar que sea la tierra donde está sembrado nuestro cultivo la que esté húmeda (no encharcada) y rica.

Si olvidáis regar durante una semana, no se puede  compensar regando más a la semana siguiente ya que la planta se echaría a perder. El riego debe ser regular y constante. Y es fundamental el drenaje para evitar males mayores. En resumen, la tierra de los tomates debe ser fértil y no demasiado húmeda para que nuestros tomates sean espectaculares.

El huerto urbano en general necesita constancia para poder mantenerlo en buenas condiciones. Cuando la fruta comience a madurar, deberemos regar menos, esto ayudará a concentrar el azúcar y esto significa más sabor. Pero no hay que pasarse no vaya a ser que  la planta se marchite.

El destallado semanal

Con el destallado o poda de las tomateras se podría escribir, no un libro, sino varios. Cada horticultor tiene una opinión sobre este tema. Tenemos el caso de Sergi Caballero que opina que cada poda desequilibra la planta, dejándola desprotegida ante las inclemencias, porque lo que él recomienda  eliminar los 2 o 3 primeros chupones cuando la planta se desarrolla, para concentrar su fuerza inicial en el crecimiento del tallo central.

Sin embargo, desde Huerto doméstico nos recomiendan eliminar los tallos secundarios que brotan entre las ramas para que la planta crezca con uno o dos tallos principales, salvo en el caso de tomates cherry. Así se consigue una producción escalonada.

Personalmente creo que cada 10 días más o menos, se debe destallar. Si no los quitas, darán lugar a nuevos tallos, se formará una maraña de planta, y los tomates serán mucho más pequeños. Prefiero centrarme en unos tomates grandes y bien nutridos y una sola planta más fuerte.

El astro rey le da a nuestros tomates fuerza y sabor

Para que nuestros tomates sean excepcionales necesitan desarrollarse en un sitio aireado y con unas ocho horas de sol diarias como mínimo. El sol, fuente de luz y calor es el mejor amigo de los tomates.

Las tomateras necesitan la luz solar intensa, directa, tanto que hay que quitar algunas hojas cuando los tomates están ya grandecitos, para empezar a madurar, empezando por abajo, para que no quiten sol a los frutos.

 

 Plagas

No hay nada que de más rabia que una plaga en un huerto. Hay varias maneras de solucionarlo. En concreto los tomates pueden ser atacados por la mosca blanca, la araña roja y el pulgón.

Mi compañero Carlos Roberto nos explicaba a diferencia entre plagas y plantas enfermas y nos daba algunas soluciones sobre como combatir las plagas en “cuatro trucos para combatir las plagas”. Vamos a ver como deshacernos de estos visitantes indeseados concretamente.

La mosca blanca es capaz de terminar con tu planta  ya que es portadora de un virus que mata  la planta en quince días. ¿qué podemos hacer para evitarla? Antes de plantar se deben eliminar las malas hierbas portadoras y los restos de cosechas anteriores en el interior y alrededores del invernadero y deberemos procurar el empleo de plantas sanas que no vengan contaminadas del semillero.

Un remedio casero es pulverizar la planta con lavavajillas liquido, se quedan inmóviles y mueren, posteriormente hay que eliminar los huevos con cuidado, aunque lo óptimo es ser previsores y  tener preparado un purín de ortigas y regar las tomateras con él. Se trata de una solución que auna prevención, con nutrientes y además es  fungicida. También es recomendable el aceite de neem, que podéis encontrar en establecimientos especializados.

El pulgón puede ser atraído por trampas cromáticas, es decir , que atraen a insectos por medio del color. Una vez el insecto se posa en ella, no puede abandonarla y muere al cabo de un tiempo. Son bandejas de color amarillo que se llenan de agua hasta casi el borde y situadas estratégicamente por el huerto. Cuantas más pongas, más limpieza harás. Cuando los insectos se lanzan contra ellas, la tensión superficial del agua les impide salir y mueren agotados y/o ahogados.

Si, además, se le añade al agua dos o tres gotas de detergente líquido para vajillas ya que la tensión superficial del agua disminuye y el bichejo queda atrapado sin remedio. Podéis ver resultados asombrosos en el Blog de Terrazocultor.

¿Preparados para degustar los tomates más sabrosos del mundo de vuestra propia cosecha?

En Vive 0,0 |  Cómo hacer mermelada de tomate

Foto | Zanastardust

Cuatro trucos para combatir plagas en tu huerto urbano

Cuando estamos cultivando en nuestro balcón o jardín uno de los mayores disgustos que nos podemos llevar es comprobar que nuestras plantas están siendo atacadas por una plaga. Vemos como toda nuestra ilusión y nuestra cosecha se la comen los bichos, o la dejan tan maltratada, que excepto para hacer compotas o purés, no sirve de nada. Por eso hoy queremos ofreceros cuatro trucos para combatir plagas en tu huerto urbano. Todos los trucos para tener mejores cosechas nos ayudarán a sacar un mejor rendimiento a las plantas que hemos cuidado.

La opción más sencilla es ir al vivero o nuestro proveedor habitual de plantas y comentarle la situación. Seguramente nos recomendará un funguicida polivalente o un triple acción que es lo más habitual. Rociamos la planta, le aplicamos el tratamiento de forma periódica, por lo general cada quince días y asunto arreglado. Pero esta solución que podría ser adecuada para las plantas decorativas, a la hora de utilizar tratamientos químicos para plantas de las que vamos a recoger fruto, a muchas personas no les acaba de convencer. Estos residuos suelen desaparecer de la planta a los pocos días, dependiendo del tipo de producto que hayamos aplicado. En todo caso tendremos siempre que lavar con cuidado la cosecha para no tener ningún tipo de problema.

¿Plaga o enfermedad de la planta?

Una cuestión que debemos evaluar antes de hacer nada es diagnosticar el problema. ¿Se trata de una plaga o una enfermedad de la planta? Si las plantas no tienen suficientes nutrientes suelen sufrir algunos problemas, que tienen fácil solución si conocemos el origen. Un ejemplo son las plantas cuya hoja amarillea por la falta de nitrógeno. O también la falta de potasio que provoca amarilleo de las hojas y puntas quemadas en las hojas viejas.

 

Por lo general el problema se soluciona añadiendo más sustrato o un abono rico en el nutriente del que tienen déficit las plantas. Pero a veces sólo se debe a un problema de exceso de humedad en el propio sustrato que evita que la planta pueda pueda absorber de forma correcta los nutrientes de la tierra.

La variedad de plantas puede resultar beneficiosa

Los cultivos son una modificación por parte del hombre de los ecosistemas naturales, por eso se ven más afectados por las plagas. En un bosque, una campiña, etc. se mezclan gran variedad de plantas distintas que compiten entre sí por los nutrientes, la luz, etc. Un campo de trigo, por ejemplo, sólo existe este cultivo, por lo que si llega un insecto que ataca a este producto, se propagará con más rapidez al ser de la misma especie todas las plantas.

Para el caso del huerto urbano es mejor mezclar cultivos que nos ayuden a repeler los insectos que atacan a nuestras plantas. Por ejemplo, la mosca de la zanahoria pone los huevos en la planta. Las larvas se alimenten de la pulpa de la raíz. Sin embargo, la cebolla ejerce un efecto repelente sobre dicha mosca, por lo que combinar ambos cultivos puede resultar beneficioso para nuestra cosecha.

Por lo tanto, es bueno conocer que efectos tiene la plantación de algunos cultivos sobre las plagas que pueden afectar a nuestro pequeño huerto urbano. Un ejemplo son el ajo, la cebolla o el puerro que tienen efecto repelente sobre algunas especies de pulgón y la mosca de la zanahoria, la albahaca sobre moscas y pulgones, el orégano sobre hormigas y moscas o el tomillo sobre la oruga de la col.

Los repelentes que podemos crear nosotros

 

Otra acción que podemos realizar es crear nuestros propios remedios naturales para aplicar a los cultivos, utilizando como base estas plantas. No somos agricultores extensivos por lo tanto con una pequeña cantidad de producto podemos actuar sobre nuestras plantas. Un ejemplo es una infusión de ajo, que podemos preparar con 50 gramos de ajos por litro de agua. El resultado obtenido lo disolvemos con cuatro partes de agua y lo aplicamos durante varios días consecutivos a pleno sol. Es un buen remedio contra el pulgón, las orugas y un buen repelente contra los insectos en general.

Mejor eliminar una planta que perder una cosecha

También tenemos que valorar la extensión del problema. Si vemos que el tratamiento no está siendo efectivo y tenemos una o dos plantas enfermas mejor arrancarlas y evitar que se extienda a las demás. La mejora de rendimiento en la cosecha de las que quedan, al no verse afectadas por la enfermedad, compensará que hubiésemos salvado la planta, pero a cambio la enfermedad se hubiera extendido a las demás.

Una planta que ha estado enferma producirá menos cosecha que una sana. De todas formas, que eliminemos la planta que ha sido foco del ataque no significa que no continuemos con el tratamiento para prevenir en el resto de plantas que tenemos. Esta es la mejor de las defensas, puesto que de esta forma evitamos problemas futuros.

También debemos tener en cuenta que no debemos desanimarnos por que una planta haya tenido un problema. Cultivamos para nosotros mismos, por eso plantas que no saldrían al mercado por algún pequeño defecto o picada, podemos consumirlos perfectamente en nuestras casas. Soluciones tenemos disponibles, como habéis visto, para mejorar la salud de nuestras plantas.

En Ciudadano 0,0 | Infografía: Ciclos del huerto urbano. Sembrar
Imagen | Huerta Agroecológica Comunitaria “Cantarranas” | jacilluch | juantiagues