Tag Archives: pintura decorativa

Cómo transformar tus muebles viejos y paredes desiguales gracias a la pintura de pizarra

Hemos ido viendo muchas ideas para darles un nuevo uso a los muebles viejos, ya sea recuperados de entre los que otros ya no necesitan, como volviendo a emplear los que ya están pidiendo una nueva vida en nuestra propia casa. Hemos visto la pintura de tiza, así como formas de barnizar y decapar para dar un aspecto retro o vintage, la construcción de cajas y otros objetos útiles a partir de material de rechazo… y ahora veremos una forma de recubrir cada uno de ellos.

En esta ocasión, traemos una pintura que no solo da un resultado muy aparente, sino que además tiene una utilidad añadida: la de escribir sobre lo pintado, como si se tratase de una pizarra. Hasta ahora creíamos que el resultado era exclusivo de los encerados de los colegios, tratados específicamente para convertirse en pizarras, pero ahora vemos que se puede aplicar a todo lo que nos apetezca. Si te interesan este tipo de soluciones que ahorran dinero y te harán pasar un rato entretenido y relajante, apúntate a nuestra Newsletter.

Pintura de pizarra: cómo se aplica

Varias marcas de pintura ofrecen este tipo de barniz mate de secado rápido en colores negro y verde. La pintura de pizarra es lavable y no requiere especial esfuerzo, por lo que la podemos aplicar sin necesidad de recurrir a profesionales. Se aplicarán tantas capas como las que serían necesarias con cualquier otra pintura, dependiendo del estado de la superficie.

pintura imitación pizarra

Para las superficies no tratadas, habrá que aplicar antes selladora, protector o preparación y tal vez sea necesario un suave lijado. En este sentido, resultará más trabajosa que la chalk paint, aunque por otro lado la aplicación de sus capas requiere menor esfuerzo.

Podemos elegir aplicarla sobre una pared lisa o dar cierta rugosidad con la espátula al enfoscar el acabado. La superficie irregular ayudaría a conferirle una imagen retro que puede resultar muy interesante para nuestras intenciones. Si la pared que tienes ya es desigual por cualquier problema, la pintura que nos ocupa puede venir bien para cubrirla sin que se noten las grietas y hasta dando la idea de que la imperfección es intencionada.

Bread on chopping board with shopping list written on blackboard in kitchen

Además de sobre paredes, puede darse sobre metal, madera, cartón… y siempre se podrá escribir sobre cualquiera de ellas con las tizas de siempre, blancas o de colores. Algunas marcas aconsejan dejar secar un mínimo de dos o tres días antes de utilizar la pizarra. Para un resultado óptimo, sugieren realizar una limpieza de la superficie pintada con agua jabonosa, transcurridos los tres días. Ciertos fabricantes advierten que se deben utilizar siempre tizas clásicas del tipo blando, ya que las duras (también denominadas antipolvo) pueden rallar la superficie.

El borrado de lo escrito con tiza será como el de cualquier otra pizarra: con el borrador saldrán las letras o dibujitos, dejando un polvillo grisáceo, que desaparecerá por completo usando un trapo húmedo.

DIY: recuperar muebles

cajonera tiza

Si quieres cambiar el look de una pieza de tu vivienda, ya sea el salón, el dormitorio o el despacho, bastará con que alteres el aspecto de tus muebles sin siquiera tener que comprar nuevos. Lo bueno de tener un fondo de pizarra es que puedes usar las superficies para añadir pequeños letreros con indicaciones de lo que hay en cada parte: en cada cajón, en cada puerta de un armario, etc… Al acabado de pizarra se le pueden añadir detalles, como los tiradores y las esquinas en cromado dorado o en algún color vivo o dejar todo en ese tono oscuro.

Otra posibilidad es tomar los muebles de una pieza o los que tenías abandonados en el trastero y darles un uso diferente. Por ejemplo, lo que antes fue una cajonera interior de un armario, ahora puede ser una mesita de noche. Lo que con anterioridad tenías en el despacho para sostener la torre del ordenador y la impresora, ahora puede convertirse en una estantería de baldas donde colocar una planta y algún adorno, etc…

Las cajas de cartón y madera que nos entregan con la compra de enseres y alimentos se convertirán en algo nuevo si se les aplica esta pintura de color negro y te servirán para reorganizar todo lo que tenías desperdigado.

La pizarra para decorar, buenas ideas

Si tenemos hierbas aromáticas plantadas en pequeñas macetas en la cocina para utilizar en nuestras recetas, puede resultar útil pintar de pizarra la pared de justo detrás de la balda donde estén situadas. Así, junto a cada tiesto, escribiremos la naturaleza de la hierba. Las propias macetas se pueden cubrir de esta capa para escribir sobre ellas no solo el nombre de la planta, sino instrucciones sobre su riego y cuidados.

pizarra falsa en la pared

Las habitaciones infantiles agradecerán que las paredes o, al menos, un zócalo, estén pintados con esta sustancia. De esta forma, todos los dibujos y textos que los niños y niñas quieran dejar se conservarán solo mientras nos interese. Podemos darles tizas de colores y ayudarles a crear murales que resulten decorativos además de hacerles pasar un buen rato.

Si pintamos de pizarra la puerta de salida al exterior, podemos dejarles a los más olvidadizos los mensajes necesarios. Que no salgan sin las llaves, que bajen la basura, que cojan el paraguas… incluso si nosotros mismos somos un poco como el protagonista de Memento, nos podemos apuntar ahí todo lo que sabemos que se nos pasará con las prisas.

Y es que cualquier cosa de tu casa o lugar de trabajo se puede convertir en una pizarra: la báscula para escribir frases de ánimo, el lateral del frigorífico para saber lo que nos falta, la mesa de comer para repartir platos y cubiertos, el respaldo de las sillas del comedor para identificar dónde se sienta cada uno, etc…

la pizarra es una buena idea

Pintura de pizarra para las paredes: mensajes positivos

Además de en muebles, cajas y elementos de ordenación, puedes utilizar esta pintura en paredes, con lo que conseguirás tener una enorme pizarra a tu disposición. O bien puedes usarla para anotar indicaciones para ti y para los demás que borrarás en el momento, como recordatorios o listas de la compra, o bien puedes echar mano de tus dotes de ilustración o de las de alguien conocido para dibujar la decoración, imitando lámparas de araña, espejos barrocos, un cabecero metálico del que te ahorrarás los chirridos… las posibilidades son infinitas y, cuando te canses de algo, lo cambias sin gastar un céntimo.

La pared que hemos cubierto por completo de pintura de pizarra puede servirnos para escribir mensajes que nos suban el ánimo, que nos ayuden a trabajar, que nos animen a rendir más y mejor o que simplemente nos pongan de mejor humor.

Background image with business strategy sketch on black wall

Nos pueden valer igualmente para dejar volar nuestra imaginación a modo de brainstorming apuntando todo lo que se nos ocurra. Una vez todo esté a la vista, será más fácil seleccionar y quedarnos con lo que nos interesa: a diferencia de hacer lo mismo en un papel, de un solo vistazo podremos abarcar todo lo escrito.

De la misma forma, puede ser el lugar donde esté anotado nuestro calendario semanal. Con estos usos prácticos en mente, la pintura puede cubrir la tapa de nuestra mesa de trabajo en lugar de la pared.

Como se puede comprobar, la pintura de pizarra tiene una inmensa cantidad de utilidades que nos harán la vida más fácil, darán un nuevo look a nuestras paredes, muebles y objetos y nos permitirán relajarnos durante una tarde dedicándonos a uno de nuestros hobbies, la decoración y el DIY. ¿Y tú: tienes alguna superficie de casa o de la oficina pintada como una pizarra? Cuéntanos qué es lo que sueles escribir o dibujar sobre ella.

Fotografías | iStock, Anton Raath, CastawayVintage.

En Vive 0,0 | Cómo hacer jabón casero