Tag Archives: ocio alternativo

Seis destinos fuera de rutas turísticas para unas vacaciones inolvidables

Llegan las vacaciones y es sorprendente que todos tengamos los mismos gustos para pasar nuestros ratos de ocio. ¿O no es así? Tanto en España, como fuera de ella, siguen existiendo destinos increíbles donde pasar unas vacaciones inolvidables lejos del bullicio de las rutas tradicionales. Os presentamos unas rutas turísticas sin explorar fuera de los destinos habituales.

Si te gusta conocer lugares sorprendentes por los que perderte, saber trucos, novedades y consejos sobre viajes diferentes y mucho más, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás cada actualización cómodamente en tu correo.

Rutas románticas en España: Parque Natural de Las Batuecas y la Sierra de Francia

la-sierra-de-francia.aspx

Situado en la sierra de Salamanca, Las Batuecas aprovecha la diferencia altitudinal existente y la orientación de las laderas determinan la existencia de zonas con clara influencia atlántica, y otras mucho más cálidas de tendencia mediterránea, que en su conjunto favorecen una gran diversidad de flora y fauna y unos paisajes que dificilmente encontraréis en ningún otro lugar y hacen las delicias de los senderistas.

Si sois amantes del turismo cultural la zona encierra un importante patrimonio histórico-artístico, con cuatro pueblos declarados “Conjunto Histórico-Artístico”: La Alberca, Miranda del Castañar, Mogarraz y San Martín del Castañar, enclaves con pinturas rupestres, restos de minas romanas o ermitas y monasterios repartidos por todo su territorio, entre los que destacan el de La Peña de Francia y Batuecas y tradiciones centenarias, como el folclore, los festejos tradicionales y las artesanías locales de bordados, orfebrería del oro, trajes típicos, cestería de castaño, madera y cerámica

Rutas gastronómicas: Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Aracena23te
Si os digo que por sus campos pastan enormes cerdos en busca de las mejores bellotas y que es la patria del jamón de Jabugo, seguro que comprenderéis que una buena ruta gastronómica por España tiene que pasar necesariamente por la espectacular Sierra de Aracena y los Picos de Aroche.

En plena Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena e integrado en a la Carta Europea de Turismo Sostenible, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche tiene una Zona de Especial Protección para las Aves y figura en los Lugares de Interés Comunitario, la mejor manera de conocer su y costumbres es recorrer sus pueblos y disfrutar de su interesante patrimonio, como el conjunto monumental de Almonaster la Real, la fortaleza de Sancho IV o hacer excursiones en la Gruta de las Maravillas en Aracena.

Descubriendo el arte mudéjar: Teruel

Spanien_Teruel_Ansicht

Aunque os suene un poco a visita cultural del colegio, la ciudad de Teruel se ve desde otro punto de vista distinto, si lo haces teniendo en cuenta las tres culturas que convivieron en ella pacíficamente, al igual que ocurre con la otra ciudad de las tres culturas, Toledo. Conocida como la ciudad del Amor, por aquello de los “amantes de Teruel”, la ciudad nos descubre un espectacular devenir de calles llenas de historia y leyendas, arquitectura mudéjar declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No podéis dejar pasar Las torres más antiguas, San Pedro y la Catedral  de mediados del siglo XIII, o las posteriores que se erigieron durante el siglo XIV, de El Salvador y San Martín. Un paseo por sus calles recoletas y una visita obligada al mausoleo de Diego e Isabel, los amantes de Teruel, adosado a la Iglesia de San Pedro y que reposan eternamente juntos bajo unas esculturas de Juan de Ávalos.

Senderismo en Francia: Parque Natural Regional de Vercors

vercors

El macizo de Vercors fue un lugar destacado de la Resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial, y hoy en día se encuentra jalonado de numerosos sitios y museos que evocan este período heroico de la historia. “Los Caminos de la Libertad”, con diez sitios históricos y sesenta lugares de memoria, el Museo de la Resistencia de Vassieux-en-Vercors, o el Memorial de la Resistencia de Vercors, se aseguran que de nunca se olvide la Historia del lugar.

Los Grands Goulets es una espectacular ruta de montaña que se caracteriza por atravesar por túneles a lo largo de largas y afiladas paredes rocosas que se introducen casi verticalmente en el río. Podéis llegar a este paraiso y recorrer sus senderos, tanto a pie, como en bicicleta o a caballo, atravesando el camino llamado GTV (Gran Travesia de Vercors) o el el fantástico tren de Mure, una experiencia que os encantará. Toda la información sobre el Parque regional de Vercors, ocio, rutas, fiestas etc podréis encontrarla en su página web, Parc Naturel Regional du Vercors.

Reino Unido fuera de guía turística: la isla de Man

isleofman

En realidad, la Isla de Man no forma parte del Reino Unido, aunque, el Reino Unido es responsable de las relaciones diplomáticas y defensa de la isla, y retiene la capacidad de legislar en ella.  Existe una fuerza policíaca independiente, controlada de manera directa por el gobierno de la isla, pero inspeccionada de manera voluntaria por el inspectorado de policía del Reino Unido y no hay partidos políticos al uso.  Su escudo de armas lleva un trisquel en forma de tres piernas y la soberana es la Reina Isabel II.Y una vez vistos estos aspectos curiosos de este territorio con un área total de 572 km², vamos a conocer las rutas más desconocidas del lugar.

Las rutas en la Isla de Man van desde el agradable paseo de  13 kilómetros que va desde Port St Mary a Port Erin, una ruta costera que enamorará a los entusiastas de la fauna y la flora salvaje, hasta los 152 km de Raad Ny Foillan, una ruta que recorre todo el perímetro de la isla y constituye el reto más importante de los senderistas más avezados que cada año acuden al Isle of Man’s Walking Festival, o Festival de Senderismo de la Isla de Man ¿Os atrevéis con esta ruta?

Los lagos de la Selva Negra en bici: Schluchsee y Titisee

Screenshot from 2015-08-11 19:21:30

A pocos kilómetros de la ciudad universitaria alemana de Friburgo, Feldberg, se encuentran los lagos más espectaculares de la Selva Negra, una región más conocida por sus relojes de cuco y sus pasteles que por las maravillosas rutas en bici que podéis hacer.

Esta ruta en concreto os llevará desde la zona de Feldberg (1493 m), hasta los lagos Titisee y Schluchsee es una de las regiones más atractivas del sur de la Selva  Negra. El tren te subirá hasta el lago Schluchsee. La ruta alrededor del lago de 7 Km es muy agradable y sus vistas te dejarán sin palabras.

Según nos cuentan, lo mejor es  disfrutar de la bajada y admirar la amplia vista que le ofrece Friburgo. La ciudad universitaria se autodenomina como la ciudad alemana más soleada del sur y su ambiente es realmente memorable. Una de esas ciudades amables, donde ,sin duda ninguna, te quedarías a vivir. Si vuestra idea es hacer rutas por toda la parte sur de la Selva Negra, podéis alquilar las bicis y contratar un servicio que incluya desde el avión hasta los diferentes alojamientos, seguros de viaje etc, en Rutas en bicicleta encontraréis toda la info necesaria para un viaje antológico.

Imágenes | Wikipedia

 

En Vive 0,0 | Esta playa sí que mola: Recorrido por lo mejor de la costa española

Por fin es lunes, no esperes al viernes para ser feliz

En las redes sociales y en el ambiente laboral constantemente estamos oyendo frases, leyendo chistes o viendo montajes de imágenes que celebran la llegada del viernes. En inglés existen ya siglas que lo agradecen: TGIF (Thank God is Friday o “menos mal que es viernes”); mientras que en todas partes saber que por fin es viernes parece ser el único motivo de alegría posible para las personas que trabajan con horarios regulares.

Aparte del quinto día de la semana, da la sensación de que solo los jueves podrían considerarse también días agradables, pero simplemente porque queda menos para el fin de semana y solo si los asociamos al viernes con la combinación de palabras: “juernes”.

Thank god is monday

No digo que esté mal alegrarse de que llegue el fin de semana, es comprensible y positivo. Pero es una pena enfatizar tanto esa diferencia, porque lo que provoca es que cualquier otro día que no sea previo a los libres resulte triste, aburrido o incluso deprimente. Y reconozcámoslo, son más los días que podrían entrar aquí que los del fin de semana.

La idea es acabar con esa idea de que cualquier día de trabajo tiene que ser necesariamente nefasto. Vamos a ver varias cosas que se pueden hacer los días laborables para no sentir con tanta intensidad la necesidad de que llegue el fin de semana, para disfrutar más de todos los momentos. Además de otra nueva forma de afrontar las cosas, veremos sugerencias de planes y actividades para cualquier día de la semana. Si te suena bien, seguro que querrás sumarte a nuestra Newsletter.

POR FIN ES LUNES

Haz que cada día sea diferente

Muchas veces, lo que nos agobia de los días de diario en los que trabajamos mucho, no es el trabajo en sí, las obligaciones cotidianas, ni siquiera las relaciones laborales menos agradables. Muchas veces, nos aplasta la rutina, detestamos sentir que los días se nos escapan entre los dedos sin apenas notarlo, sin que haya una diferencia entre unos y otros.

Hacer que cada día sea diferente dentro del trabajo quizá no depende tanto de nosotros mismos. Habrá ocupaciones que sí nos permitan organizarnos a nuestra manera, pero otras nos vendrán impuestas. Por lo tanto, a quien pueda, le instamos a que haga de su día a día laboral algo diferente. Para la gran mayoría, que seguramente no tendrá esa potestad, nos quedamos con la recomendación de que aproveche sus horas libres para hacerlo.

Es preferible dejar de odiar los lunes y a Garfield, mejor desayunárselo en forma de cupcake.

odio los lunes

Incluso si no tenemos demasiado tiempo libre cada tarde, podemos hacer que sean diferentes los días simplemente con elegir distintas cosas para hacer durante nuestros traslados. Si es en transporte público, la cantidad de cosas que podemos hacer es inmensa. Elijamos una distinta para cada día de la semana. Si nos movemos en coche, tal vez solo podemos variar lo que escuchamos, pero puede ser suficiente: un día, música; otro, podcasts de humor; otro, un audiolibro; otro, algo que nos sirva para aprender idiomas; otro, tertulias y noticias… La cuestión es diferenciar mucho un día de otro y encontrar algo que escuchar quede verdad nos distraiga. Seamos la persona más feliz del atasco.

aprovecha el atasco

Actividades distintas cada tarde

Por supuesto, con algo más de tiempo libre, la diferencia entre unos días y otros puede ser aún mayor. Si cada día de la semana nos sumamos a una actividad, sentiremos que hemos hecho algo concreto, algo que podemos recordar bien. Y de esa forma evitaremos la rutina, que todos los días sean iguales entre sí.

A las actividades les podemos poner un nombre asociado con el día para marcar aún más esa diferencia: “lunes de cine de v. o.”, “martes de tertulia”, “miércoles de basket”, “jueves de bici”, etc. Algunas de estas sugerencias pueden costar dinero, como apuntarse a clases o a gimnasios, pero otras pueden ser aficiones gratuitas que se practiquen en la calle o que consistan simplemente en quedar con otras personas con similares inquietudes.

practica basket de lunes a viernes

Por supuesto, lo que no hay que hacer es plantearse estas actividades como obligaciones. Lo último que queremos para convertir en agradables los días que van del lunes al jueves es sentir que, además de lo que ya tenemos encima, aún nos han caído más cosas. Tiene que ser algo que nos apetezca mucho, que nos guste, algo que disfrutemos y que consiga estimularnos.

¿Quién sabe? En alguna de estas actividades podemos conocer a gente tan interesante y aficionarnos hasta tal punto a la tarea que lleguemos a tener más ganas de que llegue ese día de la semana que el propio sábado.

10940583_10153682541894068_5439047385426532599_n

Aprovecha el descanso de mediodía

Dados los horarios que suelen imponer las empresas en este país, es muy posible que tengamos un descanso para comer exagerado, que nos sobren horas, pero, dadas las distancias, es muy posible que no podamos ir a casa para comer y aprovechar el tiempo extra.

Lo mejor es tomarnos ese tiempo como lo que es: un auténtico tiempo libre. Con todas las amistades que tenemos, seguro que hay algunas que trabajan cerca. Así que podemos plantearles que, un día concreto de la semana, nos desplacemos a un punto medio y comamos juntos. Es una manera de volver a ver regularmente a conocidos con los que habíamos perdido el contacto porque ya no había tiempo para quedar o porque nuestras vidas ya son demasiado distintas los fines de semana.

aprende idiomas

Ese descanso para comer también puede ser el momento de aprender ese idioma, hacer esa actividad, ir a esa clase, apuntarse a ese gimnasio o realizar ese ejercicio que sabemos que cuando salgamos ya no nos va a dar tiempo a hacer.

Saca partido a tu ciudad

saca partido a tu ciudad

Sea cual sea la ciudad en la que vives, seguro que hay muchísimos planes posibles de los que disfrutar que sueles pasar por alto. Te sumes de tal forma en tu día a día que piensas que no hay nada más que hacer, aparte de trabajar o estudiar. Sin embargo, por poco rato libre que te quede cada tarde o cada mañana, hay bastantes cosas que pueden interesarte.

Si vives en las afueras, una vez llegas a casa, es muy probable que te dé pereza volver al centro. Quizá en estos casos lo mejor es no regresar, sino acudir directamente a hacer algo antes de marchar a casa.

Museos, inauguraciones, charlas, visitas guiadas, exposiciones, paseos… Todas esas actividades que parecen diseñadas solo para guiris y turistas las podemos disfrutar nosotros por igual. En las agendas municipales o en las páginas web sobre ocio encontraremos varias opciones para cada día entre las que elegir.

actividades culturales de lunes a viernes

Si hace buen tiempo, disfruta del aire libre

Ahora que anochece más tarde y las tardes se van haciendo cada vez más largas –pronto cambiará la hora regalándonos más tiempo de sol por las tardes—, es el momento de comenzar a aprovechar mucho más los exteriores y el aire libre. Quedar con las amistades para sentarse en una terracita o en un parque y tomar unas cervezas no tiene por qué ser exclusivo del fin de semana. El after work es un principio, pero no la única opción, también puedes llamar a personas ajenas al entorno laboral y quedar para tomar algo. No esperes al fin de semana para pasártelo bien.

10998040_10153683927219068_5969895698937763257_n

Extrae fuerzas de donde las hay

Es muy posible que todas estas recomendaciones te suenen muy bien, pero que las estés descartando directamente porque sabes que no vas a tener ánimo, que te va a vencer el cansancio y que lo único que querrás cuando por fin salgas del trabajo es tirarte en el sofá y encender la tele.

Cierto que puede parecer que el cuerpo ya no da más, pero muchas veces se trata únicamente de una sensación. Lo que nos vence no es el cansancio físico, sino la desidia, la falta de ganas. El apuntarnos a todas estas cosas de las que hablamos, el hacer algo distinto cada día, va a ser precisamente lo que acabe con esa desidia. Si nos apetece hacer algo, el cuerpo irá detrás. Así que lo que hay que hacer es comenzar, realizar un pequeño esfuerzo las primeras veces, y luego saldrá solo. A partir de ahí, estaremos deseando hacerlo, el cuerpo nos lo pedirá.

Kameraschwenk mit einem Fahrradahrer bei Dunkelheit.

La actividad misma nos da ánimos, nos pone en marcha, nos estimula. Si nos han gustado los planes de una semana, la siguiente querremos hacer unos similares. Por otra parte, no estamos proponiendo nada agotador. En lo que se refiere a ejercicio físico, no sugerimos hacer más del habitual. Proponemos actividades intelectuales o simplemente sociales y de ocio. El cansancio muchas veces no se manifiesta al pensar en la actividad en sí, sino al pensar en lo que nos cuesta ir hasta allí, prepararnos, etcétera, para vencer esto para lo que necesitamos desarrollar el gusto.

Si a pesar de todo esto, sigues sintiendo un cansancio que te impide realizar ninguna actividad que se salga de tus obligaciones, es posible que exista algún problema. O bien tu trabajo es excesivo o bien necesitas tomar algún reconstituyente o consultar a algún especialista sobre tu situación.

come al aire libre

Plantéate tu trabajo con otro ánimo

No todo el mundo tiene la suerte de trabajar en lo que le gusta; e incluso, en ocasiones, aunque nuestra ocupación sea la soñada, el ambiente que nos rodea nos impide disfrutar de lo que hacemos. Pero incluso dentro de condiciones desfavorables, nuestra actitud hacia esas obligaciones puede hacer que cambie mucho nuestra percepción.

Pensemos en el trabajo como un reto y como algo que tenemos que hacer lo mejor que podamos. Incluso si nuestros jefes y compañeros no nos felicitan nunca o siquiera reconocen un trabajo bien hecho, nosotros podemos sentirnos orgullosos con cada pequeño logro. El sistema de las metas cortas o inmediatas con mini-recompensas es muy útil para no tomárselo todo con más ánimo.

orgulloso de tu trabajo

Si el trabajo no nos gusta, veamos por qué es. Tal vez se trata de algo que no se nos da del todo bien: estudiemos lo suficiente para ponernos al día y hacerlo con absoluta desenvoltura. Tal vez sea todo lo contrario: algo por debajo de nuestras posibilidades, que no nos estimula. Tratemos entonces de ir siempre más allá, de ofrecer más de lo que se nos pide y de sentirnos bien con ello. Si es algo aburrido y rutinario, tomémoslo como algo que hacemos mecánicamente mientras nuestra mente está en sitios más interesantes.

Si con todo ello, nuestra ocupación laboral en sí sigue siendo insufrible, tratemos de buscar algo bueno en el trabajo, aunque sea en lo que se refiere al entorno. Es posible que haya alguna otra persona con la que resulte estimulante charlar, los descansos para el café en los que siempre vamos al mismo sitio, tomémoslos allá donde se reúnan las personas con las que más podamos reírnos o desahogarnos. En los trabajos de cara al público, busquemos la satisfacción en las interacciones.

hoy es un buen día

Recuperar la vida social de antes

Una de las cosas que más se van perdiendo cuando vamos cumpliendo años y sumando obligaciones, especialmente si una de ellas es una familia propia, es la vida social que teníamos de adolescentes. Es muy normal dejar de ver a muchas personas que nos caían bien, perder contacto con amistades con las que pasábamos buenos ratos, dejar de hablar siquiera por teléfono con familiares…

10672275_10153677692764068_5066693729194266460_n

El propósito de recuperar amistades perdidas puede ayudarnos a hacer el día a día diferente y agradable. Las tardes que no hayamos encontrado una actividad a la que acudir o que no nos dé tiempo a hacer nada extra, podemos sacar un ratito para llamar por teléfono a esa persona con la que hace tanto que no contactamos o para escribir un email poniéndonos al día de los últimos años. Pero también se puede quedar. No es necesario trasnochar para ver a los amigos, así que cualquier día de la semana es adecuado para quedar con alguien.

De lunes a viernes me divierto tanto como el fin de semana

Quedarse en casa no tiene por qué significar hacer siempre lo mismo o pasar la tarde sin hacer nada. Gracias a las nuevas tecnologías, existen multitud de actividades a las que podemos dedicar las horas muertas que nos resultarán estimulantes y hasta edificantes, como aprender idiomas, ponernos al día con algún aspecto cultural que nos guste, como el cine, las series… Algunas aficiones se pueden desarrollar perfectamente desde casa.

algo bueno cada día

El truco en estos casos es aplicar la misma estrategia que ya hemos mencionado para las actividades externas: hacer algo diferente cada día. Por ejemplo, el lunes ordeno los armarios, el martes hago crochet, el miércoles me meto en los foros de Internet para debatir sobre los temas que me interesan…

Los aficionados a las series de televisión pueden distinguir en qué día están, debido a que se ajustan a un calendario. Tal vez esperar a que llegue un capítulo donde se resuelva alguna intriga puede ser suficiente estímulo para desear que llegue el lunes o el martes.

En este apartado, estamos hablando de estímulos y de diversión menores, si los comparamos con los indicados más arriba, pero estos pequeños placeres son suficientes para hacer el día a día no solo tolerable, sino incluso interesante. Pensemos que, además, nos servirán para que el día siguiente las conversaciones en el trabajo se enriquezcan, lo que hará igualmente más llevadera la jornada… y así sucesivamente.

10420288_10153731107394068_4852776071746770753_n

Rompiendo la rutina para disfrutar de todos los días

En definitiva, lo mejor que se puede hacer para que los días que no son viernes, sábado o domingo también sean días “disfrutables” es convertirlos en especiales de alguna manera. Como señalábamos en el primer apartado, una posibilidad es hacer algo diferente cada día de la semana, pero siempre igual semana tras semana.

Otra opción es hacer algo diferente cada día, siempre diferente, con la dificultad añadida de encontrar muchos planes. La combinación entre las dos opciones tal vez sea lo más realista. Por ejemplo, acudir los martes y jueves a una clase de algo que nos gusta o hacer algún ejercicio que nos viene bien para la salud. Lunes y miércoles dejarlos para buscar algo diferente cada vez.

Si todo esto nos agota, será buena señal. Así, la tarde que nos quedemos en casa no será porque no tenemos nada que hacer y porque la rutina nos aplasta, sino porque hemos decidido descansar. Ese descanso se saborea mucho más, al ser único, que si todas las tardes hiciésemos lo mismo.

Todo es cuestión de actitud. Así que hoy, como es lunes, pensemos que resulta una alegría. Y digamos todos los días, al levantarnos, la frase que hasta ahora sólo decíamos los viernes. Por fin es lunes, por fin es martes, por fin es miércoles… Y, por supuesto, disfruta también de cuando llegue el viernes y de todo lo que eso significa.

Imágenes | Leander Wattig, SidewaysSarah, Pedro Vera, Juhan Sonin, epSos .de, Oliver Symens, BIMS Sabadell Brenda Annerl Lali Masriera, jacinta lluch valero, Sascha Kohlmann, Greg Dunlap, photosteve101, Bakerella.

Nunca caminarás sólo, planes alternativos para conocer gente en una nueva ciudad

En la actualidad, resulta bastante habitual trasladarse a un lugar nuevo, ya sea para estudiar como para trabajar, y una de las mayores desventajas del cambio de ciudad suele ser dejar de ver a nuestras amistades. Además de echar de menos a quienes ya conocemos, podemos sentir cierta soledad en nuestro nuevo destino. Y muchas veces no resulta fácil conocer gente. Vamos a ver diferentes redes sociales especializadas en reunir gente con intereses comunes, desde simplemente salir a cenar o tomar unas cervezas, a realizar excursiones por la montaña, montar juntos en bici, etc.hacer nuevos amigos

 

Lo vamos a plantear como una forma de crearse un grupo de amistades cuando nos hemos trasladado a otra ciudad, pero no es exclusivo para esas situaciones, pues también lo podemos poner en práctica en nuestra propia ciudad, con tal de ampliar nuestro círculo. Si te interesa conocer a personas con gustos afines a los tuyos, apúntate a nuestra Newsletter y recibirás en casa más artículos similares donde ver más consejos igual de prácticos.

hacer amigos en el extranjero

Más allá de las redes sociales para buscar pareja

Si hay algo que las redes sociales y las apps están cuidando con ahínco es tu vida de pareja. Si no la tienes, existen numerosas páginas y aplicaciones para buscarla, ya sea con intenciones pasajeras o para el resto de tu vida.

Está claro que una pareja no es lo único que buscamos cuando nos sentimos solos, también necesitamos amistades. Puede parecer que hay menos opciones en apps y redes sociales para encontrar amistad que pareja, no obstante existen también posibilidades que nos facilitarán conocer gente más allá de nuestro círculo laboral o de estudios, donde todos parecen tener su grupito ya creado. A medio camino entre la intención de conocer amistades y la de encontrar pareja se ubica la red social Groopify, que propone encuentros “3 a 3”, es decir, tú y dos de tus amigos/as acudiréis a conocer a otro grupo de tres personas.

redes sociales para conocer gente

Swarm: mantén el contacto

Con la aplicación Swarm puedes mantenerte en contacto con tus amigos y las personas que tienes en tus redes sociales. Gracias a eso, podrás reunirte con gente siempre que tengas algún plan nuevo o unirte a los planes que ellos han propuesto. Puedes saber quién se encuentra cerca de tu entorno e incluso saber si les apetece salir.

Swarm pertenece a Foursquare, una red social que se basa en la geolocalización, podemos saber dónde se encuentran otras personas de nuestro entorno. Si tenemos ganas de salir, sabremos fácilmente dónde dar con nuestros nuevos conocidos. También es muy útil para apuntarse consejos de lugares interesantes cercanos a nuestra residencia a los que acudir en otro momento, cuando tengamos tiempo libre.

Paper Books and Ebooks

Planorama: no te pierdas un plan

Planorama es una aplicación que sirve para compartir tus planes con amistades y familiares. Te servirá como agenda donde establecer las “quedadas” y hacerlas visibles para todos los invitados. De la misma forma, si lo que necesitas son planes a los que acudir, aquí podrás encontrarlos todos. No te pierdas ninguna cena, ni esa reunión para charlar mientras se disfrutan unas cervezas… Siempre que se convoque algo que te suene apetecible, allí estarás.

quedar en un restaurante

Kedin: esto puede ser el principio de una gran amistad

Con Kedin encontrarás todos los planes que tienen lugar a tu alrededor. Solo hay que introducir la ciudad española y elegir el tipo de evento al que se quiere asistir. Se puedes establecer un precio máximo o decidir que te muestre solo actividades gratuitas. A partir de aquí, ya depende de ti si te apetece o no charlar con alguien para entablar una amistad.

apps para conocer gente

Facebook: redes sociales para conocer gente

Todos conocemos Facebook, pero tal vez no nos hemos planteado hasta qué punto te puede sernos útil. Con el nombre de la ciudad a la que nos trasladamos en el buscador, encontramos grupos y páginas especializadas en cosas concretas, como ya recomendábamos aquí. Habrá grupos que planteen cualquier opción de ocio que se organice en el entorno y otros que solo reseñen las actividades específicas que son afición de unos pocos.

quedar para cenar

Cómo conocer gente con intereses afines: agendas municipales

Cada ciudad tendrá sus propias páginas web donde anuncie los eventos que tienen lugar por las tardes. Se trata de agendas municipales o de páginas dedicadas al ocio. Conciertos, exposiciones, firmas, presentaciones de libros, inauguraciones, ciclos de cine para cinéfilos, estrenos de teatro… seguro que cada día hay algo apetecible.

Para estar siempre al corriente, una sugerencia es quedarse con todas estas agendas en los favoritos del ordenador y consultarlas una vez a la semana. Lo que hago yo es, durante el repaso me voy apuntando las que me suenan bien en mi calendario personal. Así, cuando tengo ganas de rodearme de otras personas o simplemente de darme una vuelta para salir de casa y despejarme, acudo a la que sea más inmediata.

quedadas para cinéfilos

Clases y actividades regulares para conocer personas

Todo lo detallado hasta ahora son eventos esporádicos, que tienen lugar una vez. Si la idea es hacer amigos, puede resultar algo difícil –aunque no imposible – forjar una confianza con un único encuentro. Acudir con regularidad a un lugar fijo con las mismas personas lo pondrá más fácil. Para ello, podemos inscribirnos en clases de algo que nos guste, como cocina, costura, teatro, escritura creativa… podemos apuntarnos a un gimnasio, podemos unirnos a un grupo de gente que practique nuestro deporte por la calle…

quedar para salir en bici

Liveclubs: el ocio nocturno en tu mano

Quizá lo tuyo no sean estas cosas tan culturales o serias, sino que tengas ganas de pasar la noche bailando, escuchando música y tomando unas cervezas. También existen aplicaciones para facilitarte esta pretensión, como Liveclubs, que te informa de los locales más de moda en tu ciudad.

Presentarse en un bar en solitario puede resultar cortante, por eso quizá lo bueno es buscar uno donde haya algún tipo de actividad, como un pub quiz, un concurso de fotografía, una fiesta de disfraces, clases de baile…

apuntarse a clases de salsa

Hacer amistades en cualquier lugar

Está claro que para ampliar nuestra red de amistades o crearnos una nueva una vez llegados a un sito inexplorado lo más importante es mantener una actitud abierta. Si nos mostramos tímidos, nos cuesta hablar con desconocidos… llegaremos a hacer amistades, pero con más tiempo.

Con este talante abierto, hablaremos con nuestros vecinos cuando nos los encontremos en el mercado, con los parroquianos del bar donde desayunamos todas las mañanas, con los amigos de nuestros compañeros a los que vemos de refilón, con personas de nuestra oficina, universidad o escuela con las que no habríamos hablado en otra ocasión… No es cuestión de mostrarse desesperados, pero hay que lanzarse.

actividades en las que conocer gente

Busca a otras personas que también busquen amistades

Será más fácil formar un grupito con otras personas que están en la misma situación que nosotros, es decir, que también han llegado hace poco a ese país y que tampoco tienen una gran cantidad de amistades. En Internet, podemos buscar asociaciones o grupos de paisanos nuestros en ese lugar o simplemente de extranjeros afincados allí. Asimismo encontraremos avisos de actividades interesantes en los tablones de anuncios de los lugares de encuentro. Seguro que con alguno de estos grupos compartimos intereses.

amistades de la escuela

Para el mismo propósito nos servirán los grupos de intercambio de idiomas, que además nos ayudarán si nos hace falta perfeccionar el de nuestro destino. Y lo mismo digo de las rutas guiadas y excursiones turísticas por esa ciudad o sus alrededores, donde seguro que no solo habrá viajeros de paso, sino también recién llegados como nosotros.

Conoce gente nueva los fines de semana

Si a diario te queda tan poco tiempo libre que todo lo dicho te suena a esfuerzo extra, puedes hacer tu exploración los fines de semana. No es nada difícil encontrar en Internet asociaciones o grupos de personas que quedan para hacer senderismo y otro tipo de deportes al aire libre por los alrededores de la ciudad. Incluso para viajes algo más largos, con estancia de la noche incluida. Qué mejor manera de conocer a alguien que pasando tanto tiempo juntos.

quedar para salir al campo

Después de todo esto, parece que queda claro que quien está solo es porque quiere. No tiene nada de malo pasar ratos con uno mismo, dedicándolos a la lectura, la reflexión o el simple descanso. Pero también es importante tener en quién apoyarnos cuando lo necesitamos. Seguro que si tú te has trasladado hace poco a una nueva ciudad, has conseguido conocer gente nueva gracias a alguna aplicación, red social o un método de tu invención. Nos encantaría que lo compartieses con nosotros.

Imágenes | Pavlina Jane, Cléo Morgause, Rosaura Ochoa, teakwood, TopRank Online Marketing, MANUEL FRANC NIEVES, Nazareth College, Gerry Dincher, Felix Montino, Dennis van Zuijlekom, Thirteen Of Clubs y Garry Knight.

En Vive 0,0 | La bici en compañía o a solas

9 alternativas al plan “sofá-manta” para las tardes más frías

Muchas veces, se nos quitan las ganas de salir de casa cuando las tardes se presentan frías o desapacibles. Si en la calle está nevando, lloviendo o si simplemente sopla un fuerte viento, los planes que teníamos de pasear, ir al cine o visitar un museo se nos pueden antojar incómodos. Sin embargo, es una pena desaprovechar el tiempo libre por causas externas.

plan vago de mantita y sofá

De vez en cuando, viene bien quedarse a descansar, pero encerrarse durante todo el invierno o a lo largo de toda una ola de frío nos acabaría creando una sensación de desidia nada recomendable. Por ese motivo, veremos una serie de cosas que podemos hacer en casa sin sentir que hemos perdido la tarde. Recibe la Newsletter de Ciudadano 0,0 con otras sugerencias para disfrutar al máximo de tu ciudad y de tu tiempo.

Sofá y mantita: la mejor manera de combatir el frío

mantita y sofá

Aunque vayamos a dar alternativas para que las tardes nunca sean aburridas, no rechazamos el plan básico de sofá-manta. La mejor manera de ahorrar en calefacción es tener la casa a una temperatura razonable y ayudarnos de ropa de abrigo para combatir el frío. Mientras estemos activos por casa, no necesitaremos cubrirnos tanto, pero durante el rato de descanso en el sofá, la una mantita viene de perlas.

En la actualidad, hay a la venta una gran gama de prendas suaves y lavables que resultan muy ligeras de peso, pero que abrigan enormemente. Para esos ratos de relax, recomendamos una chaquetita, un albornoz, una manta o incluso una de las cuestionadas bata-mantas. Todas ellas presentan la ventaja de que podemos quitárnoslas rápidamente cuando entramos en calor, a diferencia de pijamas o prendas de estar por casa que nos obligarían a cambiarnos de ropa según nuestra sensación térmica.

sofá y manta

1. Qué hacer en días de lluvia: acomódate con un buen libro

La lectura es una de las actividades que muchos de nosotros tenemos más abandonadas por causa de la vida acelerada que solemos llevar. Por otra parte, el entretenimiento que aportan los teléfonos inteligentes hace menos imprescindible llevar un libro a todas partes. Esas tardes en las que no nos apetece salir porque el tiempo está desapacible, aprovechemos para recuperar esta buena costumbre. En lugar del sofá, tal vez una butaca que nos mantenga cómodos, pero erguidos para no adormilarnos, y un buen libro, ¿qué mejor plan puede haber?

un buen libro para las tardes frias

Es posible que nos cueste saber qué libro escoger o que tengamos cierta tendencia a atascarnos en las lecturas. Una forma de motivarnos para leer con mayor asiduidad es apuntarnos a un club de lectura y compartir las opiniones y experiencias con otros lectores. Lo podemos encontrar online o en algún café o librería de nuestra zona y hasta lo podemos organizar nosotros mismos. También nos animará a terminar los libros comprometernos a comentarlos en algún blog o publicación de Internet, así como llevar unas fichas donde apuntemos los datos, una pequeña sinopsis y la fecha de lectura.

2. Actividades para realizar en casa: juegos entre amigos

Board Games

Que vayas a pasar el fin de semana sin salir de casa no significa que tengas que renunciar a la compañía de tus amistades. Invítalos a que vengan y organiza una sesión de actividades con juegos de mesa y tablero, videojuegos de consola o las tradicionales charadas y similares, que no requieren ni piezas y materiales… cualquier opción puede ser excusa para echarse unas risas. Si todo lo acompañas de un aperitivo saludable y unas San Miguel 0,0 seguro que querrán repetir incluso cuando mejore el tiempo.

3. Al mal tiempo, buena cara: disfruta de la lluvia sin sufrirla

Si está lloviendo o nevando, la vista que se ve desde tu ventana probablemente sea preciosa y qué mejor manera de contemplarla que desde dentro, sin pasar frío. Quédate mirándolo y deja la mente volar, medita si es lo tuyo y acompaña tus pensamientos de buena música.

fotografiar la lluvia

Para no aburrirte, practica tus hobbies en casa, seguro que alguno de ellos puede sacar partido a ese mal tiempo. Puedes hacer fotografías del paisaje o pintar un cuadro con la atmósfera invernal, escribir poesías o relatos reflejando el estado de ánimo que te produce lo que ves en el exterior, preparar una cena de las que nunca haces porque llevan mucho tiempo… Lo que parecía una desventaja puede suponer una gran fuente de inspiración.

4. ¿Qué hacer un día de lluvia? Aprovecha el tiempo

Puedes hacer muchas cosas productivas sin dejar de sentir que disfrutas de tu tiempo libre. Por ejemplo, aprovechar para aprender idiomas de una manera lúdica. Disfrutar de un libro en esa lengua con lectura graduada, ver una película o serie en v. o. y con los subtítulos en el idioma que estás estudiando, escuchar música mientras lees las letras, charlar por Skype o en foros con personas extranjeras… cualquiera de estas actividades te parecerá un pasatiempo, pero al mismo tiempo estarás dando un paso adelante que luego agradecerás.

aprender idiomas

También puedes poner en orden tus contactos, mails de trabajo y todo ese tipo de cosas que has ido dejando. Tal vez hay algún programa informático que no terminamos de dominar y que nos vendría bien para el trabajo, pero que no podemos ponernos a aprender durante la jornada. Este puede ser un buen momento para dar un empujón a esa habilidad que nos hace tanta falta.

5. Una tarde fría y lluviosa: pásala en pareja o en familia

Quedarse sin salir es mucho mejor en compañía. Pero si tu familia y amigos están ocupados o tan lejos que no pueden acudir a tu casa, puedes recuperar el contacto con ellos a distancia.

llamadas atrasadas

Sabiendo que puedes pasar un buen rato al teléfono, aprovecha la ocasión para hacer esas llamadas que tenías pendientes y realizar un recuento de lo que ha ocurrido en el tiempo que llevas sin comunicación. O responde a la correspondencia atrasada que tienes con familiares, ya sea por correo electrónico u ordinario… rebusca en redes sociales esas amistades que solo se perdieron por desafortunadas circunstancias. Puede convertirse en una tarde bonita.

6. Ejercicio en casa para los días de mal tiempo

Hemos hablado de muchos tipos de deportes que se pueden practicar en la ciudad y también de las ventajas de los ejercicios que se realizan en los gimnasios. Si te encuentras en una de esas tardes donde entrenar en el exterior se presenta imposible y en las que incluso desplazarte hasta el gimnasio te llena de pereza, puedes hacer multitud de prácticas de gimnasia en casa, sin necesidad de aparatos ni de equipo de ningún tipo. No dejes que tu forma física se pierda durante los meses más fríos.

ejercicio en casa

7. Una tarde fría en casa: reciclaje y DIY

Tus amistades han venido a pasar la tarde en tu casa y tenéis ganas de dedicar las horas a algo activo y constructivo. Todos juntos, podemos hacer cosas impresionantes reciclando objetos que no tenían uso y aplicando el DIY. Cada uno de ellos puede traer lo que no le sirva y entre todos se pueden pensar las ideas para transformar los objetos y darles una nueva vida y una segunda oportunidad al convertirlos en muebles o utensilios.

Para quienes tienen familia, cualquier tipo de manualidad que conlleve aprovechar materiales, como cartulinas o pequeños plásticos, para construir algo nuevo divertirá muchísimo a los más pequeños. Les podemos ayudar a construir marionetas creativas y luego sugerirles que hagan un teatro inventándose su propia historia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

8. Si te quedas en casa, arréglala

Tal vez has decidido quedarte en casa porque el tiempo del exterior no acompaña, pero no por falta de ganas de moverte. Quizá tu cuerpo te pide salir a hacer ejercicio, pero tu prudencia te indica lo contrario. Utiliza esa energía para cumplir por fin con el pequeño arreglo que necesitaba tu casa o para poner orden en esa zona destartalada. Al subidón de endorfinas del movimiento físico se sumará la satisfacción del trabajo bien hecho.

arregla la casa cuando haga mal tiempo

9. Una tarde sin salir de casa: planifica tu próxima escapada

Si la tarde en cuestión no apetece salir porque hace mal tiempo o simplemente no tenemos con quién quedar, no está mal poner las miras en posibilidades futuras. Por ejemplo, planificar un fin de semana rural. Estudiar planos, combinándolos con el del tiempo para escoger el mejor lugar, buscar y reservar alojamientos, diseñar las rutas de menor densidad de tráfico, encontrar los lugares de paso que merecen una pequeña parada… Gracias a pensar en todo y a verlo en imágenes durante nuestras búsquedas en guías o en Internet, nos sentiremos casi como si ya estuviésemos viajando.

planifica tu viaje

En el sofá, pero con una actitud activa

Si tras todo lo sugerido, el plan sofá-manta sigue pareciéndote el mejor, no creas que estás cayendo necesariamente en la desidia. La actividad más habitual cuando nos tumbamos en el sofá es ver la tele, un entretenimiento que se considera demasiado pasivo, pero no tiene por qué serlo. Lo único que necesitamos mantener es una actitud activa y, sobre todo, selectiva. En lugar de quedarnos con la primera emisión que nos enganche, decidamos activamente lo que ver. Gracias a las plataformas de pago y el Vídeo On Demand, tenemos a nuestra disposición una inmensidad de contenidos series, películas o documentales, que nos aportarán mucho en lo que se refiere a cultura, conocimientos o que simplemente nos entretendrán de una manera inteligente.

la tele con actitud selectiva

En definitiva, lo importante de todas las sugerencias que estamos dando es que no nos venza la pereza y que no sintamos que estamos hundidos o que perdemos el tiempo, debido a que esas sensaciones nos pueden llevar a un ligero malestar. Todo lo que sea sentirse activos, optimistas y creativos nos llenará de euforia. Cuéntanos, ¿cómo pasas tú las tardes frías en casa?

Imágenes | Jane Dallaway, Svein Halvor Halvorsen, Rosie Rogers, Colum O’Dwyer, Adelie Freyja Annabel, jamelah e., Calibe Thompson, D.Reichardt, Oliver Quinla, Davis Doherty, Grant Hutchinson, Keepps, Álvaro Canivell, Angus Stewart y Matthew Burpee.

Cafés, clubs y asociaciones, las nuevas salas de cine de tu ciudad

daryl_mitchell

El cine siempre ha crecido y sigue creciendo, además de en su faceta más comercial o institucional, de espaldas a las grandes producciones y a los apoyos oficiales. En épocas de poca bonanza económica, los creadores demuestran que la crisis financiera no tiene por qué significar una crisis de ideas y continúan inventando no solo nuevas historias para contar, sino nuevas formas de hacer sus películas. Esto ocurre con respecto a la producción y realización, pero no es el único terreno donde se nota, pues en la exhibición de los films las dificultades también aguzan el ingenio y hacen que proliferen maneras diferentes de hacer llegar el cine a los espectadores.

En Ciudadano 0,0 nos hacemos eco de estos movimientos que permiten que el cine llegue hasta muchas más personas porque, además de ser una forma de extender la cultura y el conocimiento, la manera comunitaria de trabajar, el hermanamiento, la organización por parte del propio usuario… responden a las filosofías que venimos reflejando desde hace tiempo. Si también te gustan estas iniciativas, tal vez quieras apuntarte a nuestra Newsletter para recibir puntualmente nuestras publicaciones.

Mark_Hillary

Club de cine, conoce a gente afín

Acudir a una sala de cine a ver una película se puede considerar una experiencia más completa que ver el mismo film en casa, por bueno que sea el equipo audiovisual del que disponemos. Pero existe la posibilidad aumentar todavía más esa vivencia, compartiendo lo que vemos con personas que tienen gustos similares a los nuestros. Los cine clubs que se forman en pequeñas ciudades, en barrios universitarios, en colegios mayores, en asociaciones culturales… invitan a disfrutar de cada cinta rodeados de otros amantes del séptimo arte. Además, a diferencia de las proyecciones habituales, suelen dar pie a coloquios posteriores o charlas en las que conoceremos a quienes coinciden con nosotros en afición.

jmerelo

En Málaga, capital que alberga el Festival de Cine Español más importante de nuestro territorio, existe, por ejemplo, el Cine Club del 27, organizado por el Centro Cultural Generación del 27, que se encuentra dentro del Centro Cultural Provincial (Calle Ollerías, 34). Esta sala especializada proyecta películas antiguas, algunas de ellas de la época muda, y se organiza a través de ciclos conmemorativos. Las películas suelen ir precedidas de una presentación de un experto, que completa la experiencia del visionado. El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, conocido como CAC, también organiza ciclos como, por ejemplo, el de clásicos norteamericanos, que se puede ver en la actualidad.

Salas de cine alternativas al circuito comercial

En Bilbao, encontramos el Cine Club Fas, que proyecta películas alternativas en todos los sentidos, es decir: tanto cine al que colocaríamos la etiqueta de “alternativo”, como films que suponen una alternativa a lo que se puede ver en las salas de cine convencionales. Organizado en programas trimestrales, apuesta por la diversidad narrativa para unir lo clásico y lo contemporáneo. Generalmente, las proyecciones tienen lugar en el salón El Carmen (Indautxu). La capital vizcaína también cuenta con el BEC o Bilbao Exhibition Centre, donde alguna vez se albergan eventos relacionados con el cine.

osunik

Un ejemplo de sala que nace marcada por el tipo de películas que proyecta es el Artistic Metropol, de Madrid, que se centra en cine fantástico y de terror, con una apuesta por desenterrar films olvidados y de culto o por traer cintas que, de otra forma, no tendrían distribución en nuestro país.

En Madrid encontramos, además, muchas otras salas alternativas, como el Pequeño Cine Estudio, que proyecta cine minoritario, la sala de cine del Círculo de Bellas Artes, la Filmoteca en el Cine Doré, la sala de proyección de la Casa de América, la sala Berlanga, la programación de la Academia de cine, etc… Como decíamos, algunas asociaciones sin ánimo de lucro o uniones de vecinos organizan sus proyecciones. En verano, se cuenta también con una amplia oferta de proyecciones al aire libre que generalmente rescata los éxitos ya atrasados de lo que va de año.

Cine_Dore_Madrid_2008_1

La Filmoteca de Catalunya, se ubica en un edificio nuevo de Barcelona, situado cerca de la Rambla del Raval, y tiene una amplia oferta, además de disponer de su propio archivo.

La capital catalana también ofrece muchas otras salas de cine independientes o alternativas, como el Cinema Maldà, que proyecta estrenos de distribución oficial, pero no mayoritarios y proyecta en versión original; los Cinemes Girona, con una política similar; El Aribau Club, El Zum Zeig, donde el programa nos acerca un cine que no tiene cabida en salas comerciales, o las proyecciones del Centre de cultura Contmporània de Barcelona. Las bibliotecas, los centros culturales de cada distrito, programan también cine de forma habitual, además del Cine al aire libre que, en verano, cuenta con varias sedes, como por ejemplo, la Sala Montjuïc.

Filmoteca_de_Catalunya-seu_Raval

Sala de cine alternativa y fomentada por los interesados

Las asociaciones de vecinos improvisan de vez en cuando salas de cine circunstanciales, especialmente en verano, cuando zonas comunes al aire libre o solares en desuso se convierten en patios de butacas en los que, con un proyector alquilado entre todos, una sábana y las sillas que se trae cada uno de casa, se recuperan los éxitos del año o películas clásicas que merece la pena volver a ver. Asociaciones creadas con propósitos concretos pueden adaptar su programa a los asuntos que les conciernen y proyectar cine con ánimo de concienciar a socios y futuros participantes.

Otras veces lo que nos encontramos son salas de cine que sus empresarios han decidido dejar de explotar y que han sido rescatadas por asociaciones que los dedican a proyectar cine diferente, películas que saben que en esa ciudad no se distribuirían si no fuese por su sala. Tenemos como ejemplo, el abandono de dos cines Renoir en dos localidades diferentes: el de Palma de Mallorca que ha pasado a llamarse Cine Ciutat y que, además de gracias a las entradas, se financia con las cuotas de los socios que apoyan el proyecto, ya que consideran importante que siga existiendo cine de calidad en la capital Balear. De la misma forma funcionan los Cines Zoco, de Majadahonda, inaugurados algo más tarde, también en el local de un antiguo Renoir. El propósito se lo han marcado también en otras ciudades, como Zaragoza, donde ya existe la asociación para reflotarlo de la misma manera.

Bilbao_Alhondiga-kriss69-01

Lugares reconvertidos a salas de cine y espacios para proyección

Hemos hablado en otras ocasiones de la reconversión de grandes inmuebles, como fábricas o almacenes antiguos, en lugares de uso actual, ya sea centros culturales, mercados de diseño y de alimentación presentados de forma moderna o salas de cine. La Alhóndiga de Bilbao, antiguo almacén de vinos reconvertido en centro cultural por Philippe Starck (en la imagen anterior), cuenta con 8 salas de cine. Cine Ciutat, que mencionábamos antes, nos vuelve a valer de ejemplo, ya que se ubica en S’Escorxador, un antiguo matadero, hoy centro comercial, de visitantes, restauración y ocio.

El Matadero de Madrid, además de teatros, salas de exposiciones y una gran oferta cultural, ofrece la Cineteca, lugar de proyección con dos salas que, además de programar películas alternativas, documentales, cine hecho en nuestro país, fomenta la reunión de personas ligadas al cine tanto de forma profesional tanto como por interés, con cursos, charlas, presentaciones y otras actividades alrededor del cine.

800px-Interior_de_l'edifici_Rialto_de_València,_seu_de_la_Filmoteca

La filmoteca Valenciana tiene una de sus sedes en el precioso Edificio Rialto, de cuyo interior podemos ver una foto más arriba. Cuenta con una programación muy completa, con ciclos como, por ejemplo, un circuito de cine independiente, películas de 36 directores japoneses, etc… que resultarán interesantes a cualquier persona que quiera ampliar su cultura cinematográfica o volver a ver aquellos films que le marcaron en otro tiempo. Además, Valencia organiza regularmente una sesión de su Cine Club Luis Buñuel, en la Universidad Miguel Hernández.

Está claro que estos planes alternativos de ocio suponen una de las grandes ventajas de vivir en la  ciudad o de acudir a ella regularmente. Además del cine que ya conocemos por los medios de masas, con estas salas de proyección alternativas, nos enteraremos de la existencia de muchas películas que no llegarían a nuestro conocimiento no por falta de méritos, sino porque la distribución comercial, como es lógico, tiene sus límites. Para poder ver un cine diferente a lo que acostumbrado o para ampliar nuestro espectro o, aunque sea, para variar solo de vez en cuando, estas salas son la respuesta. Hemos puesto ejemplos de unas cuantas ciudades, pero seguro que en la tuya también hay varios cine clubs o asociaciones donde proyectan películas, cuéntanos, ¿sueles acudir a alguno de ellos? Dinos qué es lo que más te gusta.

En Ciudadano 0,0 | Nueva York en el cine.
En Ciudadano 0,0 | Estrellas de cine en bicicleta

Imágenes | Daryl Mitchell, Wikipedia, Wikimedia, J. Merelo, Wikipedia, Wikipedia, Mark Hillary y Osunik.