Tag Archives: nuevo año

Cinco proyectos que emprender este año

Empieza un nuevo año, sí.

¿Qué mejor que emprender nuevos proyectos para comenzar con ganas y optimismo?

Te damos cinco ideas para cinco nuevos objetivos para el 2017, pequeñas metas que te motiven de cara al largo invierno que tenemos por delante. Después en primavera todo irá rodado.

El inicio del nuevo año siempre viene acompañado de nuevos propósitos y planes a medio plazo para ser mejores personas, cuidarnos más y llevar una vida más saludable. Desafortunadamente, en muchos casos estos propósitos solamente se quedan en eso, en propósitos y volvemos pronto a nuestra antigua rutina.

Lo cierto es que todas estas cosas se consiguen con más facilidad si nos planteamos metas concretas.

Que sean medibles, asequibles (en el sentido de que se puedan alcanzar), deben ser también realistas y por último es importante que nos marquemos una fecha límite para haberlas realizado, si no, las iremos posponiendo sin fin, y este es el motivo más frecuente de la frustración y el descontento general.

Por lo que tu primera meta para este nuevo año debería ser el marcarte metas o marcarte objetivos. Igual que haces un balance al final del año, aprovecha este nuevo año que comienza aprovecha para preguntarte a tí mismo cómo te quieres ver el 31 de diciembre y así planificar tus objetivos para plantear un año nuevo lleno de satisfacciones y de pequeños éxitos personales, que son en realidad lo que nos hace grandes.

Por esto te proponemos algunos proyectos a medio y largo plazo que puedes empezar y llevar a cabo durante el año. Se trata de pequeños proyectos para potenciar tus hobbies o tus intereses con el fin de no dejarlos olvidados y poder disfrutar de ellos, que para eso están.

Empieza un blog

Si te gusta escribir y tienes una afición (la lectura, los aviones de coleccionismo, el cine oriental, o lo que sea), el empezar un blog especializado en esa afición te ayudará a desarrollar ambas cosas. La idea es que te planifiques bien, marques un objetivo de publicaciones semanales o mensuales y temas para ir desarrollando. Esto te obligará a seguir investigando, a aprender más y a crear o formar parte de una comunidad con intereses similares.

Cinco proyectos que emprender este año

 

Este es un proyecto muy bonito, y si lo llevas con perseverancia puedes llegar a convertirte en una eminencia, aunque lo importante es llevar una actividad con regularidad que nos obligue a explorar, investigar y aprender más cada día.

Aprende fotografía

La fotografía es una afición muy bonita, interesante y sobre todo amplia. Aprender la técnica fotográfica es todo un reto y se domina a fuerza de practicar y practicar. Aún así se puede uno especializar en fotografía de retratos, de paisajes, de animales, y cada una de estas requiere una técnica diferente. Cualquier cosa es susceptible de ser fotografiada, estudiada y analizada de esta manera. La luz, el encuadre, el sujeto, son elementos que ofrecen interminables posibilidades para experimentar con tu cámara.

Cinco proyectos que emprender este año

Convierte a tu cámara en tu mejor amiga y aprenderás a mirar las cosas de manera diferente, a investigar, a hacer salidas, a explorar y también encontrarás comunidades de personas con intereses afines que también enriquecen nuestra práctica.

Prepara un viaje

Este seguro que es uno de los proyectos más motivadores, y que incluso puede ir acompañado de uno o varios de los otros proyectos que proponemos hoy.  

Es decir, prepara un viaje y cuéntalo al mundo en tu blog.

O prepara un viaje para hacer fotografías increíbles: de paisajes, de gente, de animales, de todo lo que no puedes encontrar cerca y te interesa. Un viaje comienza en el momento en que lo planeas.

Cinco proyectos que emprender este año

 

Para que no se hagan tan largos los días hasta la llegada de las vacaciones, elige un destino, un periodo y una fecha y ponte a ello. Investiga tu lugar de destino, qué cosas se pueden hacer, donde quedarse, etc. Prepara una escapada para practicar tu deporte favorito a un lugar idóneo, si te gusta bucear aprovecha para el viaje que sueñas, así podrás encontrar ofertas de vuelos hoteles o preparar estancias en lugares en los que puedas colaborar de alguna manera.

Que la falta de fondos no sea el problema.

Aprende una nueva habilidad

Aprender nuevas habilidades favorece la plasticidad del cerebro, aunque con la edad nos cueste más, es muy positivo seguir haciendo funcionar la masa gris y activar nuevas zonas con nuevas habilidades o aprendizajes. Aprender cosas nuevas es uno de los pilares del bienestar y de la autoestima.

Busca una segunda lengua o apuntarse a un curso de algo que complemente tu formación y te permita desarrollar tus capacidades aún más es siempre una buena idea. Supone un reto, entrarás en contacto con cosas nuevas y servirá para desarrollarte en tu profesión, lo que redundará seguramente en una mejoría laboral.

¿Quién te dice que si a día de hoy no has aprendido inglés, este año cuando te apuntes a la academia otra vez será la definitiva?

Si te lo propones de verdad, así será. Te damos un consejo, para que sea un objetivo realizable, te ayudará mucho inscribirte también en un examen oficial, será una meta que cumplir con fecha y hora.

Si prefieres aprender una nueva habilidad que no tenga que ver con tu trabajo para ampliar miras, el mercado está lleno de cursos de artesanía, DIY, tecnología o actividades físicas como la danza. La elección es tuya. El saber no ocupa lugar y no tiene límites.

 Cinco proyectos que emprender este año

Crea algo

Nos referimos aquí a que desarrolles una idea. Puede ser una idea de negocio (¿estás preparado para emprender?), un proyecto DIY al que lleves dando vueltas una temporada. En cualquier caso, el desarrollar en papel una idea que tenías en mente es un proceso de reflexión y de investigación que te puede abrir nuevos caminos.

Si tienes una idea de negocio, plantéala, aunque no la lleves a cabo, será un ejercicio interesante en el que aprenderás mucho, al igual que con un proyecto concreto de manualidades o bricolaje.

Cualquier actividad creativa es buena para la mente, para encontrar concentración y explorar nuestros intereses y deseos.

En definitiva, nuestro consejo para el nuevo año es que explores en tus intereses, que hagas. Estar siempre en acción te ayuda a llevar una vida plena y llena de satisfacciones. No esperes más, ponte manos a la obra.

Y ahora sí: ¡Feliz 2017!

¿Por qué no cumplimos los propósitos de año nuevo? Diez trucos para conseguirlo

Acabamos de estrenar el 2014, y esta es una excusa como cualquier otra para evaluar qué queremos mejorar en nuestra vida. Sí, hablo de los consabidos propósitos de año nuevo, que por lo general asociamos con cosas muy genéricas que nunca llegaremos a cumplir. Pero esto no tiene por qué ser así. Existen algunas formas de conseguir que a final de año estemos satisfechos con lo logrado. Te damos 10 trucos para ello.

1. Evalúa en qué quieres mejorar: nada de prefabricados

Aprender inglés, apuntarte al gimnasio y adelgazar son los propósitos de año nuevo por defecto, pero a lo mejor no son los más indicados para ti. Para elegir unos propósitos adecuados para ti, párate a pensar en qué eres bueno y en qué quieres mejorar, tanto para ti como para tu trabajo o para los demás. Los propósitos deberían surgir solos.

2. Si has fallado, pregúntate por qué

¿No has conseguido cumplir tus propósitos del año pasado? Antes de fustigarte, párate a pensar por qué fue. Puede que no fuesen los más adecuados para ti, o que fueses demasiado exigente, o que te aburrieses de ellos pronto. Estás a tiempo de elegir unos que te motiven y te ayuden a mejorar como persona.

3. No te exijas imposibles

Muchas veces, proponernos algo imposible es la mejor manera de acabar el año desanimados y enfadados con nosotros mismos. Si llevas sin hacer gimnasia desde que ibas al colegio, no tiene sentido proponerte ir al gimnasio cinco días por semana: seguramente no lo vas a cumplir y si empiezas a hacerlo acabarás cansado. Quizás sea mejor, por ejemplo, proponerte apuntarte a un gimnasio e ir cada mes un poco más que el anterior.

4. Establece niveles de cumplimiento objetivos

Los propósitos generales de “comer más sano” o “aprender inglés” pueden sonar muy bien, pero ¿cómo sabrás si lo has logrado? No se trata de hacerte un examen detallado, pero si estableces metas te será más fácil saber dónde quieres llegar a lo largo del año. Por ejemplo, en estos casos podrías proponerte preparar las recetas sanas de un libro, o poder tener una conversación con un nativo sin problemas. Así a lo largo del año podrás saber cómo vas, en vez de llegar a diciembre frustrado.

ano2

5. Elige cosas que te apasionen

Digamos la verdad: un propósito de año nuevo está condenado al fracaso si no te gusta. Se trata de introducir cambios en nuestra vida que nos hagan sentir mejor, y no tiene sentido que nos forcemos a cosas que odiamos porque acabaremos abandonándolas en cuanto tengamos oportunidad. En todos los sectores hay diferentes maneras de lograrlo. ¿Que no te gustan los gimnasios? Proponte salir a correr o practicar con videojuegos. ¿Te aburre estudiar gramática? Apúntate a un grupo de conversación en inglés.

6. No solo tienen que ser obligaciones

Solemos relacionar los propósitos con obligaciones, pero como hemos visto en el punto anterior esto no tiene por qué ser así. De hecho, muchas veces dedicamos más tiempo a cosas que no nos gustan que a las que nos apasionan durante el año. ¿Por qué no te propones cosas que te encantan pero para las que nunca sacas tiempo? Leerme una colección de libros durante el año, encontrar un hueco cada semana para escribir en mi blog, visitar a un amigo una vez a la semana, ir al cine cada mes, sorprender a tu pareja… no subestimemos lo que nos pueden ayudar las cosas que nos apasionan para no perder el foco en nuestra vida. Y como es un propósito, tienes una excusa para sentirte obligado a hacerlo.

7. Dalo a conocer a tus amigos

Es bien conocido que cuando los demás saben que vamos a emprender algo nos cuesta más dejarlo, porque además de a nosotros mismos, tendríamos que dar explicaciones a los demás. De manera que si has decidido mejorar algo en tu vida, compártelo con tus amigos, cuéntalo en Facebook, en tu blog, a tu familia… así estarás más animado para seguir con ello, te preguntarán cómo vas, compartirás tus avances, y para cuando quieras darte cuenta, no lo querrás dejar.

8. Gamifícalo en grupo

La gamificación es una de esas palabras de moda que significa ni más ni menos que convertir las cosas en un juego. Hay grupos de amigos que comparten sus propósitos de año nuevo y se marcan objetivos para cumplirlo, así como metas: por ejemplo, por cada semana que haya hecho ejercicio gano 5 puntos, y la persona con más puntos puede obtener una recompensa (por ejemplo, quedar a tomar algo y que le inviten los demás). Obviamente, no vale hacer trampas: no jugamos contra los demás, sino contra nosotros.

9. No te lo tomes tan en serio

Si pese a todo, no has conseguido cumplir tus propósitos a final de año, no lo veas todo negro. Ten en cuenta que al fin y al cabo son solo predicciones y que al cabo de 12 meses pueden pasar muchas cosas. Puede que hayas logrado cosas que no te habías propuesto, así que sé optimista y aprovecha todo lo aprendido para mejorar al año siguiente tus propósitos.

10. Se trata de conseguir un cambio

No lo olvides: estamos hablando de propósitos para nosotros, pequeños cambios en nuestra vida que nos hagan sentir mejor con nosotros mismos, con los demás o en nuestro trabajo. Apasiónate por lo que te vas a proponer y trata de que no sea una obligación impuesta sino algo que te apetezca hacer, porque vas notando la mejora y que quieras mantener en tu vida. ¡Mucho ánimo y a por ello!

En Ciudadano 0,0 | Menú sano y diferente para la semana de vuelta de vacaciones
Fotos Creative Commons | Sally M | Asturdesign