Tag Archives: mitos

5 falsos mitos del deporte que debes conocer

Se escuchan y se leen muchas cosas sobre el deporte que no son ciertas del todo, aunque están incorporadas en muchos discursos.

Te contamos los tópicos más frecuentes. Aprender a distinguir mitos de datos científicos te ayudará más de lo crees en tus entrenamientos.

los mitos del deporte

 

Ya hemos visto en numerosos artículos en nuestro blog los beneficios de hacer deporte, tanto para el cuerpo como para la mente. Este es el primer punto que debemos de tener claro para mantener hábitos saludables y sanos: el ejercicio es solamente uno de los tres lados del triángulo del bienestar, que se complementa con una nutrición equilibrada y descanso de calidad. Debemos cuidar estos tres pilares para gozar de buena salud y eso se nota en la forma física.

Como siempre, lo más importante es hacer uso del sentido común y no fiarnos de afirmaciones que nos prometen más por menos.

El esfuerzo y la constancia son las claves para un entrenamiento productivo y satisfactorio, y todo lo demás vendrá detrás. Recuerda siempre cuidarte, cuidar tu alimentación y respetar tu descanso para no dejar cojo tu objetivo: encontrar el bienestar.

Vamos a comentar los cinco mitos más extendidos sobre el deporte, así los tendrás localizados y no caerás en ellos tan fácilmente.

Las agujetas son buenas.

Las agujetas duelen y por lo tanto no han de ser muy buenas. Las agujetas evidencian que hemos estado practicando deporte, sí y que hemos trabajado los músculos, en muchos casos músculos que ni sabíamos que teníamos. Pero en realidad las agujetas son microrroturas de la masa muscular que se pueden evitar en gran medida calentando antes de empezar el ejercicio y estirando al terminar.

 

verdadero y falso en el deporte

 

Con esta simple práctica notaremos cómo las molestias se reducen muy notablemente al día siguiente de haber estado practicando deporte, ya que al preparar los músculos antes de la práctica y al relajarlos después, eliminamos en gran medida estas microrroturas y por consiguiente las agujetas.

Y ya sabes, el deporte con regularidad, las hará desaparecer por completo.

Cuando sudamos mucho estamos quemando grasa

Sudar es un mecanismo de nuestro cuerpo que sirve para regular la temperatura corporal. Al sudar eliminamos agua, a veces mucha, y otros elementos como sales minerales, magnesio y azúcares. Una vez que volvemos a hidratarnos después de la actividad, el peso e incluso el volumen corporal que hayamos podido perder (insignificante) volverá de nuevo.

De nuevo, sudar evidencia que hemos estado haciendo deporte y esto ayuda a quemar grasas, pero la transpiración en sí no significa que hayamos perdido grasa.

El deporte hace que la grasa se convierta en músculo (y al dejar de hacer deporte ese músculo vuelve a convertirse en grasa)

Cuando hacemos ejercicio, una serie de reacciones químicas tienen lugar en nuestro organismo, de manera que utilizamos los azúcares y luego la grasa como combustible para conseguir energía. La grasa, es pues, un recurso energético que tenemos, y no se puede convertir en otro tipo de tejido. La grasa es grasa y el músculo es músculo.

 

agujetas deportivas

 

De la misma manera, cuando dejamos de hacer deporte, los músculos dejan de trabajar, por lo que dejan de desarrollarse, y al no movernos para consumir grasa, ésta se vuelve a almacenar.

Hacer abdominales hace desaparecer la barriga. O lo que es lo mismo, se puede perder grasa de forma local

Tampoco haciendo sentadillas eliminaremos la grasa de los glúteos. Nuestro cuerpo toma la grasa para conseguir energía de diferentes partes del cuerpo, dependiendo de nuestro metabolismo, pero nunca de forma localizada según la parte que estamos ejercitando. Se pierde grasa de forma generalizada en todo el cuerpo y la pérdida es más notoria en las zonas donde más hay acumulada. Si realizamos abdominales, podremos mejorar el tono muscular en esa zona pero no eliminar la grasa.

Hay que hacer ejercicio al menos 45 minutos para quemar grasa

Este puede ser el mito más extendido. Al hacer deporte quemamos grasa y también azúcar. Al empezar la práctica, lo primero que utiliza el cuerpo para conseguir energía es el azúcar, el glucógeno que proviene de los hidratos de carbono. Estas son reservas que se agotan pronto y, a continuación, aumenta la proporción de grasa para conseguir energía. Las moléculas de grasa son más difíciles de descomponer y es cuando aparece la fatiga.

Como puedes ver, la mayoría de los mitos tienen que ver con quemar grasa, lo que está íntimamente relacionado con perder peso o adelgazar. La grasa es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y la necesitamos, en cantidades moderadas por supuesto para poder utilizarla como fuente de energía. Hacer deporte con la intención de quemar grasa o adelgazar es un error bastante común. Lo importante es disfrutar practicando las actividades que más nos gustan, ya que el ejercicio es una práctica enormemente beneficiosa para nuestro bienestar, tanto físico como emocional.

Uno de los beneficios más importantes del deporte es precisamente el aumento de la autoestima, y no precisamente porque se pierde grasa. El deporte es la mejor manera de prevenir enfermedades, desarrollar y rehabilitar la salud. El ejercicio contribuye a establecer un estado de bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria y  el optimismo o la euforia, al tiempo que se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en nuestro cuerpo. Estar delgado no es sinónimo de belleza o de salud, eso es algo que depende del metabolismo de cada individuo.

 

mitos del deporte

 

Por lo que desde Vive 0,0 te animamos a que practiques algún ejercicio de forma regular si es que no lo haces ya, para mantenerte sano, feliz y en forma. Además para un completo bienestar es preferible que acompañes tus entrenamientos regulares de una dieta sana y equilibrada y de un descanso suficiente. Todo lo demás ya llegará.