Aquellas cosas que me enfadan del metro en realidad no son defectos del medio de transporte subterráneo, sino consecuencias de mis prisas. Si salgo con más antelación y voy con calma, el trayecto será más agradable.
Aquellas cosas que me enfadan del metro en realidad no son defectos del medio de transporte subterráneo, sino consecuencias de mis prisas. Si...