Tag Archives: Mercado San Miguel

¡De marcha por el mercado!

Ya pasaron los tiempos en que el mes de agosto dejaba las ciudades vacías y llenaba las calles de los pueblos y los paseos marítimos. El verano en la ciudad nos ofrece multitud de opciones divertidas, sanas y muy apetecibles.

Museos, cines, teatros, verbenas y terrazas de moda, los veranos en la ciudad son tan animados como puedan serlo. Pero hay unos lugares donde se desarrollan los sentidos de una manera intensa, oído, gusto, olfato, vista y tacto puestos a trabajar con un placer especial.

Mercado de San Miguel

Mercados históricos rehabilitados

En Madrid hay dos mercados que me encantan, El mercado de San Miguel está considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Situado en pleno corazón de Madrid, en la plaza de San Miguel con fachadas a la Plaza del Conde de Miranda y a la Cava de San Miguel. El arquitecto Alfonso Dubé y Díez lo concluyó en 1916.

No sólo es un mercado para comprar, es un mercado para salir, para vivir el gourmet más castizo, hornos, alimentos ecológicos, comida preparada, tabernas para picotear y  si dudas entre todo lo que tienen, su personal shopper te echará una mano. Un sitio que como ciudadanos 0,0 no podéis dejar de visitar.

El otro mercado que me encanta para tomar algo y hacer después la compra, es el Mercado de San Antón, algo menos gourmet y mediático que su compañero, se encuentra enclavado en pleno barrio de Chueca. En tiempos fue un mercadillo callejero, posteriormente se cedió un solar donde se hizo este feo edificio de hormigón. Pero no hay que dejarse llevar por las apariencias. En su interior os esperan puestos de todo tipo, en la azotea… una terraza privilegiada hace las delicias de los vecinos, pero son sus puestos de comida preparada lo que más éxito tienen y¡ todavía no he conseguido ir de “cañas” sin hacer la compra después!

 

Y ¿Qué decir de La Boquería en la Ciudad Condal? Barcelona nos deleita con uno de los mejores mercados de Europa, un paraíso para los amantes del género de calidad. Un bullicioso ir y venir de personas a la búsqueda de las frutas más frescas o el pescado más sabroso. El origen inicial del mercado es confuso. Lo que parece seguro es que nació como un mercado ambulante, situado en la Rambla de Barcelona, lugar idóneo para la comercialización de víveres, actividad tradicional en la zona desde comienzos del siglo XII.

Por todo esto, La Boquería es un referente mundial. Un sinfín de premios  como el de mejor mercado del mundo otorgado por el Congreso Mundial de Mercados celebrado en Washington DC en el 2005, dan fe de ello. Las tiendas de comida exótica como la que vende hormigas con chocolate, caramelos de escorpión y bombones de gusanos es una de las más visitadas. Y también hay  pequeños bares de tapas donde tomarte un descanso. Es tan fundamental visitarlo como visitar… ¡un monumento!

 

En Valencia podemos acercarnos a conocer el pequeño mercado de Mossén Sorell en el popular barrio del Carmen. Este antiguo mercado, toma su nombre del desaparecido palacio gótico de Mossén Sorell, destruido durante un incendio, fue obra del arquitecto Ángel Romaní y comenzó a funcionar en 1932, con una cubierta ligera que lo dejaba prácticamente al aire libre.

Las mejores hortalizas de la huerta valenciana o la famosa sepia fresca de Cullera, forman parte de una serie de olores que nos alegran la compra, tras la cual, cabe la posibilidad de degustar una ostra autóctona acompañada de un vino blanco por el módico precio de tres euros. O participar en una cata de vinos en compañía de un grupo de amigos.

Y Toledo pronto estrenará su Mercado de San Agustín, que se levantará en dos antiguos edificios de la Cuesta del Águila que van a ser rehabilitados. El concepto es un poco diferente al de los anteriores, ya que no se podrá realizar una compra tradicional, sino que todo su espacio estará dedicado por entero a la degustación en el establecimiento.

Una gran selección de exquisiteces, tanto dulces como saladas, y productos gourmet, como jamones ibéricos, quesos selectos, — no hay que olvidar que estamos en La Mancha — panes, vinos, chocolates, productos típicos de la región y, por supuesto, podremos deleitarnos con tapas clásicas y otras muy elaboradas, de vanguardia. El Mercado estará dispuesto por especialidades. Un plan perfecto para un fin de semana.

Las cosas están cambiando ¿Vamos de marcha por los mercados?

Foto | TeveoenMadrid