Tag Archives: Luces para bicis

No seas un ninja en la bici, cómo hacerte visible para el resto de vehículos

Cómo hacerte visible, luz delantera

Con el cambio de hora uno de los problemas que tenemos para disfrutar de la bici es la falta de luz. A mucha gente lo le acaba de convencer del todo eso de ir en bici por la noche, aunque para el ciclista de ciudad esto no es del todo un problema, ya que va a circular por zonas iluminadas en su mayor parte. Nuestra recomendación para circular de noche o con poca visibilidad es que no seas un ninja en bici, por eso vamos a ver cómo hacerte visible en bici para el resto de vehículos y peatones.

Porque no sólo se trata de los vehículos que circulan por la calzada, en muchas ocasiones son los peatones los que no ven a la bici, y no la escuchan como ocurriría con un vehículo a motor, si circula por el carril bici. De esta forma, muchas veces se pueden encontrar con la bicicleta encima cuando van a cruzar y llevarse un buen susto que si vamos atentos un buen timbrazo puede evitar. Si os gusta el mundo de la bici urbana y queréis recibir las mejores noticias cómodamente en vuestro correo podéis suscribiros a nuestra newsletter.

Cómo hacerte visible, aunque creas que está iluminado no te ven

Reflectantes y luces leds

Uno de los principales problemas que surgen en la ciudad es la percepción de visibilidad que tenemos cuando vamos en bici. Nosotros vemos a los coches que circulan, por lo tanto estamos seguros que es recíproco y que los conductores también nos van a ver. Al fin y al cabo circulamos por una calle iluminada, pero la realidad no es así.

Por esta razón es importante que llevemos elementos reflectantes en la bici, como son catadióptricos traseros, que son obligatorios, así como los que van en los pedales y en las ruedas. Son elementos que al reflejar la luz de otro vehículo nos van a hacer visibles, y permitirán al conductor anticipar nuestra presencia antes de que sea demasiado tarde. Tenemos que tener en cuenta simpre la diferencia de velocidad entre ambos vehículos y la distancia de seguridad que ambos deben guardar, no sólo en los adelantamientos, sino también para evitar alcances.

Esta es la misma percepción de visibilidad que tienen los conductores de vehículos averiados en carretera que están parados en un arcén, y una de las razones por las que os obligatorio poner un triángulo de señalización y llevar un chaleco reflectante si salimos del vehículo. En bici en la ciudad podemos llevar una banda para sujetarnos el pantalón, o simplemente alguna prenda que incluya algo reflectante, sobre todo en invierno si hacemos trayectos habituales, buscar alguna chaqueta que incluya alguno elemento de este tipo.

Un elemento reflectante hará que seamos visibles a 150 metros, una distancia que permitirá al conductor reaccionar de forma adecuada para evitar situaciones de peligro. Sin esto elementos, la teoría indica que somos visibles sólo a 40 metros, una distancia muy escasa cuando la tiene que recorrer un vehículo a motor.

Luces para la bici, ¿cómo elegirlas?

Cómo hacerte visible, luz trasera

Las luces que tenemos que llevar obligatoriamente en la bici, si circulamos por la noche o en condiciones de escasa visibilidad, son una delantera blanca y una trasera de color rojo.

En ambos casos las luces intermitentes están prohibidas y sólo pueden circular con ellas vehículos de emergencias, como ambulancias, bomberos, policía, etc. Es un error muy común llevar este tipo de luces en la bici, ya que muchos piensan que de esta forma se hacen más visibles. Siguiendo esta misma teoría, los taxis, por ejemplo, también les gustaría utilizar estas luces intermitentes, ya que de esta forma serían más visibles por peatones para pararlos.

Además tenemos que pensar que las luces intermitentes son muy molestas, tanto para otros conductores como para los peatones, donde además pueden dar lugar a problemas a determinadas personas que sufren alguna enfermedad que tiene que ver precisamente con las luces potentes e intermitentes.

Mi recomendación en este caso es que si queremos ser visibles busquemos una luz más potente, como mínimo de 100 lúmenes, con la que los otros vehículos y peatones nos va a ver si ningún problema. Lo ideal es que sea una luz que se pueda recargar vía USB, de esta manera no vamos a tener que estar pendientes de buscar pilas o de que estas se agoten.

Otra opción es utilizar las dinamos, que aprovechan la energía de nuestro pedaleo para generar la electricidad para la luz. Una opción más moderna son las dinamos bujes, que se incorporan en el buje de la rueda delantera y es la forma más eficiente de tener una luz potente y siempre a punto si que se agote. El único inconveniente es que quizás es el sistema más caro.

Faro dinamo buje

Algunos gadgets para hacerte más visible

De todas formas tenemos algunos gadgets que nos pueden ayudar a hacernos más visibles para otros conductores, como la mochila con intermitentes leds que señalizan nuestros giros. Similar a esta serían los guantes Leds , aunque aquí vamos a utilizar nuestras manos para señalizar.

Otra alternativa son las pegatinas reflectantes que podemos adquirir para colocar por la bici. Lo mismo ocurre con algunos modelos de llantas reflectantes para ruedas que serán bastante útiles para identificarnos como ciclistas cuando recibimos la luz de otro vehículo que está circulando. Similar a esta es esta luz que se ha puesto de moda y se acopla a la rueda en la válvula de la cámara, de manera que cuando rodamos se ilumina y nos hace más visibles.

Un sistema más evolucionado al modelo anterior son las Revolights, donde un sistema de leds calcula la velocidad de la bici para formar un arco delantero de luz blanca en el frontal de nuestra rueda y lo mismo en la rueda trasera aunque de color rojo. El principal inconveniente no es otro que su precio, unos 158 €, que no están al alcance de todos los ciclistas.

También luces de día en invierno

Por último tenemos que ser conscientes de la ciudad en la que vivimos, de la luz que tiene, de los días de lluvia o de las nubes que tendremos en invierno. Todo esto afecta a las condiciones de luminosidad y hace necesario que muchas veces también en invierno sea recomendable llevar las luces encendidas, sobre todo la trasera. En el caso de la delantera, en lugar de dejarla con la máxima potencia, podemos dejarla en el mínimo que nos permite el faro, que normalmente tienen distintas intensidades para seleccionar y que nos ayudará a que los vehículos que circulan en dirección contraria nos detecten mejor.

En Ciudadano 0,0 | Hágase la luz, los mejores faros para tu bici

Imágenes | Dustin Gaffke | Dianne Yee | Eukalyptus | cocoparisienne

Hágase la luz, los mejores faros para tu bici

los mejores faros para tu bici
El invierno además de tener que pedalear con temperaturas más frías tiene el inconveniente de que los días son muy cortos, por lo que es habitual que sobre todo si salimos por la tarde volvamos a casa con el atardecer o ya entrada la noche. Lo mismo si utilizamos la bici para ir al trabajo. Pero todo tiene solución y para ello vamos a hacer un repaso a alguna de los mejores faros para tu bici, de manera que podamos circular seguros y hacernos visibles al resto de vehículos.

Aquí antes de comenzar a comentar las distintas alternativas comentar que los ciclistas es obligatorio que lleven luces de posición delanteras y traseras si van a circular por la noche, en el interior de un túnel o con condiciones ambientales que disminuyan la visibilidad. Las luces deben ser de posición, es decir, una luz fija, tanto en la delantera como en la trasera, similar a las que llevan otros vehículos como ciclomotores o motocicletas. También se pueden llevar catadióptricos en los radios o los pedales, que reflejan la luz de otros vehículos. Podemos complementarlo con algunas prendas reflectantes que nos ayuden a hacernos visibles.

Faros para bicis clásicas

Faros para bicis clásicas
Las bicicletas clásicas suelen destacar entre otras cuestiones por montar unos faros realmente bonitos. Tanto su estética como su diseño no suelen pasar desapercibidos. Pero esto no significa que no podamos montar este tipo de luces en otro tipo de bicicletas. Por lo general van fijas en el cuadro o el guardabarros, por citar dos ejemplos.

El inconveniente suele ser que hasta hace no mucho las luces estaban más pensadas para hacernos visibles en lugar de para iluminar el camino. Hoy en día las luces han mejorado mucho y tienen potencia sobrada para que podamos ver algún bache o desperfecto en el carril bici y por supuesto, ser visibles en los cruces para otros vehículos. La potencia de una luz se mide en lúmenes, y cuantos más tenga mejor.

Si conseguimos un faro clásico de bici de segunda mano o lo tenemos en nuestra bici y nos gusta por estética pero no cumple con nuestras necesidades, podemos mantener el faro y la estética que es lo que realmente nos gusta, y sustituir el mecanismo interno que será el que nos proporcione la potencia que necesitamos.

Faros de leds, potencia y autonomía para alumbrar tu camino

luces de led

Una de las mejoras que tenemos disponibles para nuestros faros son las luces de led. Estos faros tienen una potencia muy buena y sobre todo consumen muy poco. Esto hace que la autonomía que nos permiten sea mayor, incluso en las que tienen más de cien lúmenes. Además son pequeñas y fáciles de transportar, por lo que podemos fijarlas de forma cómoda en el cuadro o al manillar, lo que hace que podemos llevarlas con nosotros cuando dejamos la bici aparcada para evitar robos.

Los soportes para este tipo de luces nos permiten llevar el haz de luz en la dirección por la que vamos circulando, aunque algunos de los ciclistas a los que les gusta salir por la noche también las incorporan en el casco, de esta forma además de iluminar el camino que recorremos, también proyectan la luz hacia la zona que estamos mirando.

También es importante no llevar las luces muy altas, ya que podemos deslumbrar a otras bicis con las que nos cruzamos en el carril bici o los coches que llevamos delante o van en otra dirección, a los que les puede molestar la luz, sobre todo si vamos muy cerca. Aquí es bueno hacernos visibles pero no es necesario molestar a los demás.

Por eso es importante además de la potencia que la fijación de la luz permita regular la altura de forma cómoda. En algunos modelos también se puede regular el foco, para que el haz de luz se proyecte más hacia los lados o alargando el haz de luz para que llegue lo más lejos posible en distancia.

Cómo tener siempre a punto nuestras luces

dinamo buje
Uno de los problemas que nos pueden dar las luces es que se agoten las baterías y justo cuando las necesitamos no tenemos pilas. Para ello tenemos distintas soluciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

  • Luces a pilas que tienen la ventaja que son fáciles de sustituir cuando se han gastado, pero también podemos buscar pilas recargables para reutilizar. También tenemos la ventaja de que podemos llevar de repuesto para casos de emergencia. Con las luces de led lo cierto es que la autonomía es bastante buena, aunque siempre dependerá de la potencia y el número de pilas que lleve.
  • Luces con batería que podemos recargar. La ventaja es que hoy en días las luces de este tipo se suelen cargar vía USB, por lo que si tenemos un ordenador un un cable USB a mano no será inconveniente recargar en cualquier momento o lugar.
  • Luces con dinamo, que se han usado durante mucho tiempo. Iluminan en función de la velocidad que llevamos con la bici, por lo que es nuestro pedaleo el que transmite la energía para dar luz. La ventaja es que nunca nos vamos a quedar sin luz, y los inconvenientes que añaden un rozamiento a la rueda que hará que nuestro avance se vea ligeramente frenado. Además si vamos cuesta arriba o pedaleando muy despacio la luz que generan suele ser escasa. Esto se puede solucionar buscando algún modelo que incluya también batería.
  • Ruedas con dinamo-buje son una variante del anterior modelo. En este caso la dinamo, que es la encargada de generar la energía eléctrica mientras da vueltas la rueda se incorpora en el buje delantero. Luego la energía se transmite al faro que tengamos conectado al mismo. Es un sistema que incorporan, por ejemplo, muchas de las bicicletas públicas.

Ahora que se acerca el momento de los Reyes Magos, lo cierto es que un faro es un elemento de seguridad para poder regalar, aunque tenemos otras muchas propuestas de regalos para ciclistas o prendas que nos identifican como amantes de las bicis. Si además queréis disfrutar de estos y otros contenidos del mundo de la bici no dudéis en suscribiros a nuestra newsletter para que os lleguen cómodamente a través del correo electrónico.

En Ciudadano 0,0 | Mochila con LEDs para señalizar los giros en la bici
Imágenes | Umberto Brayj | Arturo Sotillo | Gavin Anderson | Richard Masoner / Cyclelicious