Tag Archives: libros

Staycation o cuando quedarse en casa en vacaciones es una alternativa (si te lo sabes montar)

Si este verano no has podido viajar porque las fechas no coincidían con las de tu pareja, por falta de presupuesto, por algún problema familiar, por no haber podido planificarte o por cualquier otro motivo, no te deprimas. Quedarte en tu localidad no significa que no tengas vacaciones. De hecho, puede tener muchas más ventajas que viajar. Veámoslas.

No dejes de tomarte los días libres porque no vayas a poder salir. Detén tu actividad laboral como cualquiera de tus compañeros y aprovecha ese tiempo para desconectar tanto como lo harías si te desplazases. Como seguro que te interesan los planes alternativos como los que planteamos aquí y que estás deseando encontrar a otras personas con las que compartir tus gustos, apúntate a nuestra Newsletter y te mantendremos al tanto de lo más selecto en ese sentido.

Qué es staycation

“Stay” significa “quedarse” en inglés y “-cation” es una abreviatura de “vacation”, es decir, “vacaciones”. Con este término se quiere encontrar un punto medio entre las dos opciones que hasta ahora parecían las únicas posibles: o te marchas fuera o no tienes vacaciones. La idea es considerarlo vacaciones de pleno derecho, aunque nos quedemos sin viajar.

Con el palabro inventado se está definiendo una tendencia cada vez más extendida, que se considera una opción tan válida o más incluso para personas pudientes que no tienen conflicto de fechas para viajar, pero que prefieren quedarse en su lugar de residencia, pues esto presenta muchos pros, comenzando por el disfrute de una ciudad menos saturada.

Las ventajas de la staycation son muchas, como evitar las molestias de los viajes –maletas, malos humores, atascos de tránsito, retrasos de vuelos, piernas hinchadas, cansancio…— y mantener las comodidades de estar en nuestra propia casa, especialmente para personas que extrañan las camas de los hoteles y apartamentos ajenos y pierden sueño durante estos periodos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Planes para hacer en casa en vacaciones

Por supuesto, hablamos de quedarse “en casa” en el sentido anglosajón de la expresión “staying at home”, lo que significa quedarte en tu localidad, quedarte en el lugar donde vives. Ni muchísimo menos estamos recomendando planes para permanecer en el interior de nuestra vivienda, pues eso lo dejamos para cuando el frío y las inclemencias sean insufribles.

Cuando estés en casa, trata de verla de otra manera, por ejemplo, aprovecha ese balcón o miniterraza que solo considerabas un trastero. Aunque no tengas más que medio metro de ancho, que las plantas te hagan hueco: saca unas pequeñas banquetas y una mínima mesa y respira el aire libre, mientras te tomas una cervecita y algo de picar. El terraceo es una de las más jugosas exclusivas del verano, pero habrá tardes en las que prefiramos no salir. Solo tenemos que desempolvar esos espacios desaprovechados para sentirnos igual de a gusto en nuestra casa.

Planes refrescantes

Muchas veces, el problema de quedarnos en nuestra ciudad durante el verano son las sofocantes temperaturas que alcanzan muchas localidades de nuestra geografía, por eso sería importante buscar la forma de refrescarnos. Para los que vivís cerca de la playa, está clarísimo.

Para los de interior, propongo excursiones de ir y venir en el mismo día a ríos y pantanos, además de subir a las zonas de sierra o alta montaña donde las temperaturas serán sensiblemente más bajas incluso durante el día.

Barcelona beach, Catalonia, Spain

Disfruta del aire libre con deportes de verano

Aprovechemos el buen tiempo para abandonar las agobiantes cuatro paredes del gimnasio y para practicar algún deporte que durante el año no tenemos tiempo de disfrutar, correr, pedalear, patinar o tirar unas canastas contratando una de las canchas que ofrecen los ayuntamientos… Elige la horas más tardías o el amanecer o bien opta por los deportes de agua, hay montones de opciones.

Visita tu propia ciudad como si fuera otra

Aprovecha que tienes mucho tiempo libre para hacer todas aquellas cosas que siempre dices que no haces por falta de tiempo. Aunque creas que conoces de sobra tu localidad, seguro que hay muchísimos sitios que no has visto en tu día a día.

Plantéate estas jornadas libres de época estival como si fueses turista, consulta webs o guías hechas para foráneos y ponte al día con los museos, exposiciones, teatros, jardines, actividades, paseos, etc… que en condiciones normales te resultaría ridículo hacer. Si cuando vas a otras ciudades disfrutas de todo ello, ¿por qué no ibas a hacerlo en la tuya?

Sentirnos como turistas en nuestra propia ciudad puede ser como un juego: súbete a uno de esos autobuses turísticos: el segundo piso cambiará tu perspectiva para que lo mires todo de forma diferente. Finge que hablas otro idioma, que no entiendes, déjate guiar por un libro que te lleve a los enclaves más tópicos y únete a quienes los reconocen como lo más pintoresco. Encontrarás un encanto a tu propia ciudad que hasta ahora no habías visto o no te habían permitido ver.

Dibujando una paralela al Prado

Planes culturales

Los museos ofrecen siempre la posibilidad de pasar un rato agradable y aprender un poco más sobre nuestra historia. Visitar sus exposiciones en verano constituye otra manera, como el cine, de refrescarse con el aire acondicionado del que quizá no dispongamos en casa.

El teatro sale también a la calle y algunos recintos ofrecen espectáculos al aire libre donde, además de disfrutar de la obra, se podrá tomar algo, para hacer la noche más llevadera.

El cine es otro lugar fresquito en el que se pueden pasar un par de horas cómodas cuando el calor más aprieta –paradójicamente, a algunos hay que acudir con rebeca en verano— . Hay alternativas pensadas exclusivamente para estos meses, como los ciclos que proponen los diferentes cineclubs o filmotecas de cada ciudad, que en ocasiones, sacan sus butacas al exterior. El cine de verano sirve para dar un repaso a los estrenos que nos hemos perdido en lo que va de año disfrutando de una suave brisa.

El verano también es buena época para disfrutar de tu música favorita, pues es la época de los grandes festivales y muchos son los artistas que nos visitan solo en estas fechas. Ya sea en un local refrigerado o al aire libre, la experiencia será inolvidable.

Si tienes algún sueño frustrado como escribir relatos, pintar paisajes, decorar jarrones… y nunca te has dedicado a él porque no tenías tiempo, aprovecha estos momentos de vacaciones en casa para dar rienda suelta a tu imaginación, ya sea apuntándote a algún taller intensivo de tu ciudad como por tu cuenta.

beautiful Plaza de Espana on sunset, Sevilla, Spain

Desconecta de verdad

El único riesgo de quedarse en casa en vacaciones es no desconectarse realmente del trabajo y acabar adelantando cosas o accediendo a peticiones de los jefes, como si siguiésemos al pie del cañón. La clave par que las staycation sean auténticas vacaciones es que desaparezcamos al 100% para compañeros y superiores. Una forma muy buena de no estar disponible es no estar nunca en casa ni acercarse al ordenador.

Como aclarábamos más arriba, al decir que nos quedamos “en casa” estamos utilizando un término genérico. Nos alojamos en nuestra propia casa, pero ni mucho menos hablamos de no salir. La recomendación es la contraria: pasar estos días de vacaciones sin apenas pisar nuestra vivienda, haciendo actividades como las descritas más arriba o aprovechando para quedar con gente a la que no vemos mucho, pasear al aire libre, etc…

La sugerencia de dejar el ordenador y no utilizarlo ni siquiera para cuestiones de ocio también será de utilidad para que disfrutemos mucho más de nuestro tiempo libre. La planificación de las cosas que vamos a hacer esos días, mejor tenerla hecha de antemano, como cuando organizamos un viaje. Y durante el periodo vivir a tope, sin parar un segundo.

Se desprende de todos los apartados que la posibilidad de que las vacaciones sean igual de plenas y disfrutables desde nuestra vivienda que viajando depende de nosotros mismos, de que nos mentalicemos nos lo propongamos. Si lo planificamos y sabemos sacarle partido a nuestro tiempo, disfrutaremos de esos días libres como de cualquier viaje, pero sin las incomodidades de los desplazamientos.

Imágenes | iStock Photos

Los 11 libros que le regalarías a un apasionado del huerto urbano

portada-huerto-urbano

No cabe duda de que en pocos años Internet se ha convertido en la enciclopedia del siglo XXI.  Sin embargo muchas veces y para distintas temáticas nos interesa tener un libro o un manual de referencia, al que acudir en diferentes casos y sobre todo una vez estás al aire libre. Este es el caso del huerto urbano, algo que podamos tener y sacar a nuestra terraza y consultar en todo momento ante cualquier duda.

Si todos estos temas sobre huerto urbano, rutas en bici, recetas Nolotiro, mantenerse en forma en la ciudad y muchos otros, os resultan interesantes, os podéis suscribir a nuestra newsletter y lo recibiréis cómodamente en vuestro correo.

Las mejores ideas para cultivar tu huerto (Armelle Cottenceau y Rosen Le Page)

Cultivar en macetas

Escrito por dos periodistas especializadas en huerto ecológico, se trata de un libro (traducido al castellano) que nos enseña a  a ganar tiempo, evitar el trabajo improductivo, identificar las variedades más rentables, reducir el consumo de agua, aplicar el reciclaje en cada técnica, aprovechar mejor el espacio, crear tus propias semillas y muchas cosas más, perfectas para quienes se inician en el cultivo en casa.

 El huerto urbano: Manual de cultivo ecológico en balcones y terrazas (Josep Mª Vallès)

Ya en otra ocasión os hemos comentado que se trata del libro perfecto para iniciarse en el mundo del huerto urbano. Consejos útiles, información sobre cultivos y temporadas, plagas y enfermedades. Un libro fruto de muchos años de practicar la horticultura en una terraza y, por otra, invitación a emprender la aventura de tener un huerto urbano. Muy recomendable.

Huerto en macetas (Benédite Boudassou)

Con la terminología básica para novatos, este libro de la francesa Benédite Boudassou nos introduce en el mundo del huerto urbano en maceta. Editado por Larousse, se trata de una guía práctica llena de respuestas para las dudas más frecuentes: ¿Cómo hay que cultivar en un balcón o terraza? ¿Cuando hay que plantar o recolectar? ¿Qué variedades son las mejores para cultivar en un huerto urbano?

Pagesos de ciutat (Ester Casanova)

ester-casanovas-pagesos-de-ciutat

Mi admirada Picarona tiene un libro, que cuento los días para que se publique en castellano, porque aunque he intentado leerlo en catalán he sido incapaz. Un manual completo para iniciarse en el cultivo en balcón y terraza, ya sea en maceta, jardinera o mesa de cultivo, que nace como complemento de su programa de radio y que sus seguidores en el resto de España estamos esperando esa edición en castellano, como agua de mayo…

 

El Huerto Familiar Ecológico (Mariano Bueno)

que-plante

Con más de 70.000 ejemplares vendidos, es el libro de cabecera escrito por nuestro gurú nacional de huerto urbano y vida sana. Imprescindible para quienes de quienes se animan a practicar la agricultura ecológica y a cultivar alimentos saludables.

Es impresionante la intensa labor investigadora, divulgadora y docente de Mariano Bueno, creador del Centro Mediterráneo de Investigación Geobiológica. Además de los múltiples cursos teórico-prácticos que imparte por toda España e Hispanoamérica, realiza prospecciones geobiológicas de viviendas, asesora a arquitectos y particulares en temas de ecobioconstrucción y colabora habitualmente con revistas de salud natural o agricultura ecológica.

Huerto-Jardín Ecológico (Mariano Bueno y Jesús Arnau)

Una colaboración de éxito entre el famoso jardinero Jesús Arnau y Mariano Bueno, un libro imprescindible. De hecho, en mi opinión, si os interesa el tema, todos los libros de Mariano Bueno son de lectura obligada para cualquier amante del Medio Ambiente y por supuesto para quienes quieren tener un huerto en casa, os dejo el link de su página web, para que no dejéis de pasaros por allí, merece la pena.

El huerto ecológico en macetas. Manual para horticultores urbanos (Hortensia Lemaitre y José Gallego)

Editado por Integral, un pequeño manual escrito por dos expertos horticultores ecológicos que nos cuentan su filosofía de vida: “Quien siembra un huerto cultiva la conciencia ambiental”.
El huerto es vida, vida que se transforma, que crece y alimenta a otra vida. Los huertos urbanos son rincones amables donde la naturaleza tiene su espacio, lugares donde la ciudad resulta menos inhóspita. Una delicia de libro para aprender y cambiar la concepción de la vida.

Cuando el huerto puede ser un jardín (Jesús Arnau)

portada_11errores

El famoso jardinero Jesús Arnau se propone convertirnos en paisajistas en nuestro huerto en casa, ayudándonos a diseñar un huerto con aspiración de jardín en el que podremos combinar las plantas que alimentan el cuerpo con las que alimentan los sentidos ¿suena bien, verdad? Este libro está ya en la carta a SSMM los Reyes Magos de Oriente.

Un manual lleno de consejos que nos va a ayudar a conseguir el equilibrio natural con cuestiones prácticas como las texturas, los colores, las alturas para que nuestro huerto jardín tenga vivaces, plantas condimentarías y aromáticas y las combinemos con plantas ornamentales, árboles y arbustos.

Un huerto para ser feliz (Marc Estévez)

En palabras de su editor, Marc Estévez se un escritor, divulgador, horticultor convencido y micólogo autodidacta, dispuesto a que convirtamos nuestros balcones y terrazas en estupendos jardines comestibles y llevemos una vida más sana.

Otro de los libros que tenéis que apuntar en la lista de regalos para esta Navidad. Seguro que disfrutaréis de la lectura de una guía completa con ilustraciones y fotografías que muestra paso a paso el camino para poner un huerto urbano en casa. También tiene calendarios de siembra, remedios caseros y  plantación por zonas, además de una guía práctica de direcciones y recursos útiles.

horticultos-autosuficiente

La vida en el campo (John Seymour)

Es el libro por excelencia de cualquier horticultor, la biblia del huerto, ya sea urbano o rústico. La vida en el campo del británico John Seymour debe ser el libro sobre horticultura más leído y editado del mundo. De hecho uno de mis recuerdos de infancia es ver a mi madre consultándolo en la sierra, así que se puede decir que he crecido con los consejos del señor Seymour.

Qué, cómo y cuando plantar, recolectar o guardar son las máximas de una manual práctico donde también os podéis enterar de curiosidades, el famoso compost casero o un poco de ganadería casera, el sueño de muchos de nosotros, pero sin medias tíntas, que la vida en el campo no es Disneylandia. Si os gusta el estilo de Seymour, su libro sobre la autosuficiencia, El horticultor autosuficiente, es otro imprescindible en vuestra estantería de huerto urbano.

huerto-en-casa-seymour

Espero que os haya gustado la selección, cualquiera de estos libros es fácil de conseguir en las librerías y centros comerciales, aunque también podéis hacer una criba por las “librerías de viejo”y encontrar maravillosos tesoros escritos por horticultores de antaño que os dejarán estupefactos.

Ya no hay excusa para que la carta a los Reyes Magos este año vaya cargada de regalos para el huerto urbano, ya seáis novatos o avanzados y que uno de los propósitos del Año Nuevo sea una vida más sana, más Ciudadano 0,0

En Ciudadano 0,0 |  Siempre quise cultivar en casa: guía de regalos para iniciarse en el huerto en casa

Imágenes | María SJB, El Corte Inglés, Picarona Blog

Literatura de bicis: cómo saberlo todo sobre ciclismo urbano

farm6.staticflickr.com

Podría parecer algo temprano para pensar en los regalos de Navidad, pero no lo será tanto si los que escogemos para nuestros seres queridos tenemos que encargarlos por Internet y esperar que nos los traigan a casa. Por ello, vamos a hacer un repaso a quince de los libros sobre ciclismo urbano que circulan en la actualidad, por si nos sirven de inspiración para resolver lo que vamos a regalar a finales de este año a los familiares y amigos aficionados a las bicicletas.

O quizá alguno de los volúmenes nos llama tanto la atención que preferimos adquirirlo para nosotros mismos. Confeccionamos una lista que incluye libros basados en fotografías y tomos más centrados en el texto, ya sea con consejos y reflexiones sobre la bici, como con obras literarias, de corta o larga duración, que incluyen las bicicletas como protagonistas o personajes importantes.

Manuales sobre ciclismo urbano

1. El libro con el que comenzamos es el que más enfocado está a la práctica o el que más aspiración tiene de resultar útil. Se trata de El manual del ciclista urbano, de Charles Haine, que ya habíamos recomendado aquí. Esta guía pretende ser la más completa para montar, ajustar y personalizar tu bici y moverte por la ciudad de forma cómoda, barata, saludable y respetuosa con el medio ambiente. Tenemos claro que se corresponde por completo con nuestra filosofía, así que lo señalamos como imprescindible.

bibliotecabcb.blogspot.com

Literatura sobre bicicletas y ciclistas

2. El precoz dramaturgo del absurdo Alfred Jarry escribió Ubú rey con nada más que quince años. El mismo personaje sirvió para muchas otras de sus obras, como Ubú cornudo y la compilación de reflexiones Ubú en bicicleta, que se ha publicado recientemente en una preciosa edición de Gallo Nero.

3. En este caso se trata de relatos o historias cortas. Treinta grandes autores de la escena literaria nacional nos presentan treinta historias inéditas, subidas sobre diez bicicletas holandesas, africanas, urbanas, rurales, filósofas, enamoradas, con y sin ruedines, que representan temas tan diversos como el desamor, el sexo, el paso del tiempo, el azar, la madurez, el coraje o la incertidumbre, de la mano de autores como Antonio muñoz Molina, Luis Landero, Andrés Neuman, José Ovejero, Marta Sanz, Luis Eduardo Aute, Ricardo Menéndez Salmón y un largo etcétera. Su título es Diez bicicletas para treinta sonámbulos y se encarga de su compilación la editorial DemiPage.

4. El volumen recién aparecido Mi querida bicicleta recopila relatos sobre ciclismo escritos en Holanda, cuna de un tipo de bici urbana que toma el nombre del país, y España. Tim Krabbé, Thijs Zonneveld, Peter Winnen son algunos de los autores neerlandeses cuyos cuentos se incluyen en la compilación.

5. Uno de los autores holandeses que incluye un relato en el libro anterior es Tim Krabbé, responsable también de El ciclista, según muchos, el mejor libro jamás escrito sobre el deporte de las dos ruedas. Publicado por primera vez en 1978, es la historia de una carrera, el Tour del Mont Aigoual, narrada por uno de sus participantes, el novelista y guionista cinematográfico Krabbé.

libros_bici

Crónicas sobre ciclismo y ciudades. Ensayos y artículos

6. El artista David Byrne, líder de los Talking Heads y conocido también por su carrera en solitario, descubrió la bicicleta plegable hace aproximadamente dos décadas y comenzó a utilizarla en sus viajes alrededor del mundo. En Diarios de bicicleta realiza una vista panorámica de la vida urbana, una manera mágica de abrirle los ojos a los ritmos y secretos de las ciudades. En el libro nos acerca descripciones de lugares como Buenos Aires, Estambul, San Francisco y Londres, centrándose principalmente en el gremio de músicos y artistas.

7. En El lechero en bicicleta, de Fran Carreras y Jenny Jobring, editado por Conecta Editorial, la bicicleta del título es una metáfora de lo nuevo y sorprendente, de una manera diferente de hacer las cosas. Se trata de un libro de marketing digital y redes sociales que puede ser la delicia de profesionales de este sector que acudan en bici a su trabajo.

8. Acaba de aparecer una nueva edición de Cómo leer en bicicleta, de Gabriel Zaid, obra que ya se publicara en 1975. De nuevo, la bicicleta del título sirve para extrapolar un concepto, más que para hablar directamente sobre ciclismo. El libro es una recopilación de ensayos y artículos de su autor, que tuvieron gran acogida en su momento y siguen estando de actualidad.

headsetpress

Fotografías de diseño de bicis y urbanitas a pedales

9. Cycle Style, del fotógrafo Horst A. Friedrichs, se centra más que en las bicis, en los atuendos y estilos de aquellos que las montan. La editorial Prestel recopila esta serie de fotografías que podríamos llamar cycle chic, vintage o retro y que conforman un álbum perfecto de tipologías de ciclistas urbanos con los que podamos o no identificarnos.

10. Sobre usuarios urbanitas de bicis, encontramos también el volumen de fotografías Cycle Chic, que merece ser ojeado por las pintorescas formas de vestir de los ciclistas urbanos en todos los continentes del globo.

11. El tumblr de ridesabike también ha querido hacer una recopilación de fotografías bajo el mismo título: Rides a bike. En este libro, podemos encontrar algunas de las fotos que apreciamos en su red social: personajes famosos del mundo del cine y del espectáculo sobre bicicletas urbanas. Algunas de las fotografías son absolutamente geniales.

12. En este apartado vamos a incluir dos libros, ya que forman parte de una misma colección. Hablamos de The Bike Book, que retrata sobre bicis normales, y The eBike Book, que nos acerca bicicletas eléctricas. La misma editorial, Tenues, también publica Bike Design 2014.

CYCLE-STYLE-Horst-A.Friedrichs

13. Se presentó a mediados del pasado mes de septiembre Piñón fijo, de Mario Cranks, publicado por la editorial independiente Blackmountain Books. Con un total de 44 fotografías, este libro pretende documentar la cultura del ciclismo urbano mediante bicicletas de piñón fijo en Madrid. Por lo pronto, solo ha salido una edición limitada de 100 copias numeradas, así que no será fácil hacerse con un ejemplar. ¿Tienes ya el tuyo?

14. ‘The Golden Age of Handbuilt Bicycles: Craftsmanship, Elegance, and Function’, de Jan Heine y Jean-Pierre Praderes, es otro de los volúmenes que aúnan fotografías. En él pueden verse diseños clásicos y preciosos de bicicletas de la era dorada, acompañados de una detallada descripción. El libro está en inglés, pero solo las fotografías ya pueden merecer la pena.

15. También centrado en las fotografías de bellas bicicletas está este Cyclepedia, Tour of Iconic Bicycle Designs, es decir, un recorrido por los diseños de bicicletas más icónicos, ilustrado con el arte de Bernhard Angerer. Un libro de gran formato, en sentido horizontal que más que para guardar en una estantería, parece destinado a situarse sobre una repisa y ser consultado constantemente por propios e invitados.

¿Tienes ya uno o varios de estos libros? ¿Cuál les recomendarías a los lectores? Estoy segura de que, además de los volúmenes mencionados, existen muchos otros libros interesantes sobre ciclismo urbano y sobre el mundo de la bici en general. Aquí hemos juntado quince títulos, pero si se nos ha escapado alguno, estaremos encantados de que lo añadas a continuación.

También te interesa | Libros para regalar a un Ciudadano 0,0

Fotografías | Headset Press, Bicis, El Corte Inglés, Biblioteca BCB, Farm 6 Statick Flickr, Otro marketing, Qué libro leo, Demi Page y Surement.

Libros para regalar a un Ciudadano 0,0

El próximo día 23 de abril se celebra el día Internacional del Libro y desde aquí nos hemos querido sumar a esta iniciativa con una serie de recomendaciones de libros para regalar a una Ciudadano 0,0, relacionados con nuestras temáticas favoritas, que esperamos que os sean de utilidad a la hora de realizar vuestras compras.

He seleccionado títulos que podemos encontrar tanto en libros de formato tradicional o para poder llevarlos en nuestros eBooks o teléfonos móviles. Esta es mi opción favorita cuando me desplazo en transporte público. Sobre todo por comodidad, ya que según que libros con un número elevado de páginas el peso que acabamos llevando en las manos puede ser excesivo, sobre todo si no utilizamos ediciones de bolsillo.

Recomendaciones para un Ciudadano 0,0

    • Empezamos por el huerto en casa, donde mi recomendación es: “El huerto ubano: Manual de cultivo ecológico en balcones y terrazas” de Josep Mª Vallès, de Ediciones Serbal. Se trata del libro prefecto para iniciarse en el mundo del huerto urbano. Nos ofrece información sobre cómo plantar, qué plantar, cuándo hacerlo y todo tipo de consejos útiles para hacer de vuestro balcón un pequeño huerto muy productivo.
    • Una vez que ya tenemos un buen huerto, el paso siguiente es cuidar nuestra alimentación, para que consigamos un buen estado de salud. En este sentido voy a recomendar un libro de recetas gratuito de la Fundación Española del Corazón, que podemos descargar en PDF, ya sea para leer en un eBook, o para guardar y consultar cuando queramos hacer alguna receta. Muy interesante conocer que alimentos son saludables para nuestro corazón.

 

 

    • Ya que nos gusta cuidarnos no está mal ponerse con un poco de ejercicio. Desde Ciudadano 0,0 ya os hemos ofrecido algunos consejos para runners novatos, pero si queréis saber más del tema os recomiendo el libro del atleta Chema Martínez, “No pienses, corre” que basado en su propia experiencia de corredor repasa todos los temas y dudas que nos pueden surgir a la hora de comenzar con esta práctica.
    • La otra alternativa a correr es cambiar un poco nuestros hábitos. ¿Y si cogemos la bicicleta para ir cada día a nuestro trabajo? En todo caso comenzar a utilizar de nuevo la bicicleta puede ser un primer paso. Para los ciclistas urbanos yo les recomendaría el “Manual del ciclista urbano“, de la editorial Timun Mas que tiene una completa recopilación de tutoriales que nos facilitarán desde los pequeños ajustes de la bicicleta, a cómo debemos vestirnos para cada tipo de recorrido o las formas de transportar el equipaje. Además de hacer algo de ejercicio para estar más sanos ayudamos de paso al medio ambiente.
    • Además de no contaminar, otra de las inquietudes que muchos tenemos es poner nuestro granito de arena para cuidar el medio ambiente. Podemos realizar pequeños gestos que sumados entre sí pueden ser de gran ayuda. Por eso os recomiendo “50 cosas sencillas que tú puedes hacer para salvar la tierra“, que nos explica de forma sencilla cómo podemos contribuir con esos pequeños gestos a la hora de preservar nuestro planeta.

 

 

  • En este caso del reciclaje, además de separar las basuras podemos hacer muchas otras cosas con los residuos. La decoración es uno de los puntos para los que podemos dar un segundo uso a cosas que tenemos por casa y pensamos tirar. Basurarte: Crear, divertirse y reciclar es mi recomendación en este caso. Se trata de un libro que nos propone un sin fin de ideas para reutilizar materiales.
  • Por último, no me gustaría dejar de recomendar guías para conocer la ciudad. Muchas veces desconocemos las posibilidades de nuestra propia urbe, rincones, rutas para pasear, locales donde cenar o tomar un pincho, etc. En este sentido me encantan las guías de viaje sociales de minube. Se trata de una red social especializada en viajes que nos permite descargar guías de viaje hechas por otros viajeros, tanto para iPhone, como para Android o Windows Phone. Imprescindibles cuando vamos de fin de semana a otra ciudad, pero incluso también para conocer mejor algunos rincones de la nuestra.

Como habéis podido ver que por opciones no quede. Y estas son sólo una pequeña muestra de los temas que tocamos en Ciudadano 0,0. Id pensando vuestro regalo y dejando pistas a aquellas personas que tienen que regalaros un libro. Yo desde luego llevo tiempo haciéndolo, así que espero que este año acierten de pleno con alguno de ellos.

Ahora bien, ¿cuáles son vuestras recomendaciones de libros sobre estos temas? Aprovechad el espacio de los comentarios para compartirlos con nosotros.

En Ciudadano 0,0 | Si te falta tiempo… lee con las orejas

Si te falta tiempo… lee con las orejas

Hemos hablado de dos sistemas que unen la literatura y la ciudad. Uno es una modalidad gratuita y lúdica de intercambio de ejemplares: el Bookcrossing. El otro es un aliado digital para llevar a cualquier parte cantidad de literatura sin apenas peso. Quiero escribir, en esta ocasión, sobre una forma menos extendida, pero igual o más cómoda para conocer historias: los audiolibros o libros leídos.

Habíamos hablado de que el tiempo que podría perderse en trayectos desde y hasta nuestras obligaciones, lo podemos aprovechar si, en lugar de ir en coche, nos movemos en transporte público y leemos durante los traslados. Sin embargo, esta opción para sacar partido a nuestro tiempo parecía que se perdía si optábamos por acudir caminando al trabajo, la escuela, la universidad o cualquier otra de nuestras ocupaciones. Es obvio que, si nuestra mirada debe estar atenta al camino, no podremos tenerla ocupada en las líneas.

 

Por fortuna, existe una posibilidad de estar pendientes de una historia de ficción o de un ensayo que no requiere nuestra mirada, solo nuestros oídos. Donde el libro normal o electrónico no nos sirve, entrará en juego el libro leído. Si bien para cuando estamos conduciendo un vehículo o deslizándonos por entre el tráfico sobre nuestra bici no deberíamos tener una distracción tan intensa, sí puede ser una de las opciones de entretenimiento para cuando damos un paseo tranquilo.

Cuando más partido les he sacado yo a los libros leídos ha sido durante los recorridos que debía hacer obligatoriamente a pie desde mi casa hasta la parada de transporte público y desde la estación donde me bajaba hasta mi lugar de destino. Incluso dentro del propio transporte, si va tan lleno que es difícil sostener el libro entre las manos o nos cansa sujetarlo mientras nos toca ir de pie, el audiolibro resulta comodísimo.

  

Mayor concentración

Por otra parte, para mí suponen un buen acicate para hacerme avanzar mucho más en la lectura de cada libro, ya sea novela o de relatos cortos. Como tengo muy poca capacidad de concentración, siempre que trato de leer en papel, cualquier distracción me hace levantar la mirada de la página. Así, no solo interrumpo y pierdo el hilo, sino que tengo que buscar después por dónde iba y en total pierdo un tiempo considerable. Al romper el ritmo, además, mi percepción de la fluidez de la narración se ve perjudicada. Dado que el audiolibro continúa por mucho que tú mires a otro lado, te obliga a seguir pendiente, a no interrumpir la escucha y fuerza esa concentración que a algunos nos cuesta tanto lograr. Le pasa como a una película: el ritmo ya viene impuesto, en lugar de ser algo que imponemos los lectores.

 

En nuestro país, los libros leídos no tienen tan buena acogida como en otras zonas geográficas, como puedan ser los países de habla inglesa. Pero existe una gran cantidad de ellos de mucha calidad. A veces podemos encontrarnos incluso con libros leídos por su propio autor o autora o interpretados por importantes actores de cine o de teatro, que les confieren una entonación muy adecuada e intensa, aportándoles un valor más para atraparnos y emocionarnos.

  

Antes se vendían en cintas de casete, posteriormente aparecieron en CDS y ahora se pueden descargar como MP3s de las páginas web de los autores o de las editoriales y distribuidoras. En cualquier buscador de Internet, si introducimos la palabra “audiolibro”, encontraremos opciones para empezar a elegir. Si ya sabemos qué título queremos, podemos incluirlo en los parámetros de búsqueda. Ocupan tan poco que podremos llevarlos incluso dentro del teléfono móvil y así no nos hará falta cargar con un dispositivo extra. Solo nos harán falta los auriculares y muchas ganas de pasarlo bien.

 

La escucha de estos libros es, además, una alternativa excelente para aquellas personas que estén aprendiendo un idioma o que ya lo conozcan y no quieran dejar que se les olvide por falta de práctica. Como decía, en inglés se encuentran casi todos los títulos, leídos por sus autores o importantes personalidades, así que podemos elegir uno del nivel en el que nos encontremos y acostumbrarnos a escuchar, además de ir aprendiendo pronunciación. Os recomendaría, por ejemplo, cualquier número de ‘La guía del autoestopista en la galaxia’, que dejó leída el propio Douglas Adams antes de su muerte y donde se pueden apreciar todos los matices humorísticos que el autor incluyó en estos relatos pensados antes para la radio que para literatura impresa.

  

Una posibilidad que ya redondea por completo la experiencia lectora es disponer de la misma obra literaria en los dos formatos: en libro en papel o electrónico y también en audiolibro. De esta manera, podremos o bien ir turnando las formas de aproximarnos según si disponemos de esos ratos relajados o bien combinarlas y escuchar al mismo tiempo que leemos. Esta última combinación será ideal en los casos que mencionaba antes de escuchar y leer una novela en otro idioma.

 

Decía en alguna ocasión que en la vida urbana no cabe la soledad, salvo que sea elegida. Gracias a los audiolibros, nos vamos a sentir mucho más acompañados durante nuestros paseos, salidas deportivas o trayectos en transporte público. Si damos una vuelta por un parque, ya sea caminando o en una carrera tranquila, podemos escuchar música, pero quizá preferimos sumergirnos en una narración. Así el paseo se nos pasará volando y habremos matado dos pájaros de un tiro.

Cuántas veces nos encontramos ante esa situación de decir que no tenemos tiempo para leer. Si lo compaginamos con otra afición sana y necesaria, como es caminar a diario, ya tendremos tiempo para ambas. Ahora ya sí que no queda excusa para no leer.

¿Habéis escuchado alguna vez un audiolibro? Animaos y ya nos contaréis.

Bookcrossing: libros liberados te esperan en tu ciudad

¿Te imaginas encontrarte un libro en un árbol, sobre un banco, junto a la entrada de un edificio importante de tu ciudad, entre los brazos de una estatua del parque que hay junto a tu casa…? ¿Y poder llevártelo para leerlo porque a partir de ahora te pertenece? Este sueño se convierte en una realidad gracias al BookCrossing.

La ciudad es tu punto de encuentro… de encuentro de los libros cedidos por los participantes en el Bookcrossing. Las ciudades están llenas de lugares agradables en los que sentarnos a leer. Cada Ciudadano 0,0 tendrá su espacio favorito de su ciudad para practicar la lectura. Puede ser un banco en el parque de debajo de casa, quizá la cafetería donde desayunamos cada domingo, tal vez una terraza soleada, simplemente el asiento del transporte público que nos traslada de y al trabajo día tras día y, por qué, no el patio de un museo o galería de arte, donde nos acaricia una suave brisa o nos arropa el cálido sol… La ciudad y la lectura van de la mano como lo han ido la ciudad y la escritura y como tantas veces las grandes urbes se han convertido en protagonistas de obras literarias.

El BookCrossing, además, nos reserva la sorpresa de encontrarnos un libro cuando lleguemos a este lugar escogido de nuestra ciudad.

Libera tus libros

El BookCrossing es una iniciativa que consiste en intercambiar obras literarias de una forma muy original e imaginativa. Las personas que se suman a ella forman parte de un club de lectura muy especial, ya que no tiene fronteras y no depende de bibliotecas o librerías. De hecho, su lema es “convertir el mundo en una biblioteca“.

Esta interesante iniciativa no sirve solo para reciclar los volúmenes que ya no encuentran espacio en tus estantes o para elegir nuestra próxima lectura, también serán una forma de hacer amistades, de conocer a gente con aficiones y gustos similares a los tuyos. Y todo de una forma muy casual, como si el destino nos hubiese llevado hasta ahí y la ciudad en la que vivimos o pasamos una temporada nos tuviese reservado ese encuentro. Algunos hablan hasta de Karma…

Si una de tus actividades favoritas como Ciudadano 0,0 es la lectura y ya has devorado todos los volúmenes de tus estanterías, si te gusta compartir con los demás lo que has disfrutado, si te sientes bien dándoles segundos usos a los objetos porque no te gusta malgastar y desperdiciar nada, el BookCrossing se va a convertir en tu nueva forma de decidir qué leerás a continuación y de recomendar a otros urbanitas como tú lo que consideras bueno. ¿Te animas a probarlo?

Las “3 eRRes” de BookCrossing…

 

Lo único que tienes que hacer es seguir estos tres fáciles pasos:

  • Read:

Lee un buen libro o elige uno que ya hayas leído y crees que a otros les puede gustar.

  • Register:

Regístralo aquí después de abrir tu cuenta, y añade un comentario sobre el libro. Conseguirás un BCID (Número de IDentificación BookCrossing), con el que ya puedes proceder a etiquetar el libro.

  • Release:

Libéralo para que lo lea alguien más (dáselo a un amigo, déjalo en un banco del parque, dónalo a la caridad, “olvídalo” en una cafetería, etc.), y te será notificado vía email cada vez que alguien venga aquí y haga una entrada en el diario para ese libro. ¡Y si escribes Notas de Liberación sobre el libro, otros pueden ir de caza e intentar encontrarlo!

Además, puedes imprimirte este marcapáginas y dejarlo dentro del libro que desees donar para que quede constancia de su trayectoria. Gracias a su número de registro, se podrá saber quién y dónde lo ha recogido, en qué lugar de una ciudad se ha vuelto a liberar y qué persona lo ha hallado a continuación y así sucesivamente para conocer todas las manos por las que ha pasado. Los libros suelen contar aventuras, pero ahora son los libros los que van a vivirlas.

Si quieres averiguar cuáles son los puntos de encuentro para liberar tus libros en la ciudad en la que vives o para encontrar un ejemplar y saber en qué fechas se celebran los eventos y convenciones anuales de BookCrossing en tu localidad, puedes consultar las webs oficiales, que son BookCrossing Spain y BookCrossing, que lleva abierta desde 2001, cuando se le ocurrió la idea a Ron Hornbaker, inspirado por una web para seguir el recorrido de billetes.

En Facebook también tienen su página de seguidores. Encontrarás igualmente algunas que se refieren a regiones determinadas, como, por ejemplo, De BookCrossing por Asturias, BookCrossing en Sevilla, etc… Así que no tienes más que hacer una búsqueda en Internet sobre el BookCrossing en tu ciudad.

¿Has participado en algún Cruce de Libros? Seguro que guardas alguna anécdota interesante de la experiencia, tan valiosa como el ejemplar que encontraste. ¿Te animas a contárnosla?