Tag Archives: ideas reciclaje

Hazte una funda para el portátil con una camisa vieja

Aprovechar los materiales que tendrían que ir a la basura es una práctica buena para el medio, pero también muy divertida y satisfactoria para nosotros mismos. Para no tener que tirar aquella camisa de franela o aquella falda de tela escocesa que tanto nos gustaba, vamos a proponer una forma de reciclarla y reutilizarla con un uso muy necesario hoy en día.

Como se trata de una tela gruesa, tu dispositivo electrónico quedará muy protegido y los cuadros son lo que más se lleva ahora, por lo que tendrás la funda más hipster de todo tu coworking. A continuación, vamos los pasos en dos niveles: con cremallera para los más hábiles en costura y con otro tipo de cierre para principiantes. Pero en cualquier caso es algo realmente fácil de hacer, si se compara con prendas de ropa.

Si tienes una camisa de franela que ya no utilices porque las mangas están muy raídas o tiene algún roto o mancha, puedes aprovecharla para hacerte una funda para el portátil, la tableta o el teléfono DIY, incluso con una misma camisa podrías hacer fundas conjuntadas para el portátil y el Smartphone. Puedes elegir entre hacerla de una misma tela o confeccionar un patchwork de diferentes diseños y colores si es que dispones de varias prendas para desechar.

Si la tela es bastante gruesa, como es la de algunas camisas pensadas para el invierno o la de las faldas de tablas, ya sea de uniforme escolar o de cualquier otra procedencia, es posible hacer la funda sin más. Si la tela es fina, será necesario comprar un plástico como el de las fundas que hay a la venta. Es un plástico generalmente gris, similar al del neopreno, que se puede coser como la tela y que utilizaremos en la parte interior, quedará invisible.

Young creative woman sitting in the floor with laptop./ Casual blogger woman

Lo que necesitas para hacer tu funda de portátil

Hilo, tijeras, una tiza para tela o cualquier lápiz de color claro y o bien botones o bien cremallera es lo único que faltaría para continuar. Podría venirte bien igualmente un plástico protector que utilizaríamos en el interior para aumentar el grosor. Si sabemos utilizar la máquina de coser, aunque sea de forma rudimentaria, el trabajo quedará mejor y el proceso será más sencillo.

En el caso del patchwork, comienza por trabajar este aspecto: elige los tamaños de los retales, combina los colores como mejor creas que queden… puedes seguir los cuadros de los propios diseños de las telas o jugar a romperlos y hacer un patchwork desigual, con líneas diagonales y retales de diferentes tamaños.

Production of garment with a sewing machine.

Cuando ya tengas el patchwork o si vas a usar la tela tal cual, llega el momento de tomar medidas. Sitúa el portátil o tablet sobre la tela y dibuja su silueta dejando alrededor dos o tres centímetros que utilizaremos para coser. El proceso va a ser el mismo tanto para tablet, como para ordenador, como para smartphone.

Funda con botón o cierre

Veamos primero la versión más sencilla, recomendada para personas con poca experiencia en costura. En lugar de ponerle una cremallera, acabaremos la funda con una solapa y un botón. Por lo tanto, la medida de la tela tiene que sobresalir por arriba un tanto más, es decir, como si pudiésemos envolver nuestro gadget con tres vueltas. La última parte, la doblaremos en dos y con ella haremos la solapa, concluyendo como si fuese un sobre.

High angle detail of hands working on piece of fabric on automatic sewing machine, with fabric stacked on the side

Dibujando la silueta de nuestro aparato electrónico sobre la tela, dejamos los sobrantes indicados más arriba. Entre medias de los dos, dejaremos un espacio del grosor del portátil o tableta. Coseremos por el envés hasta que tenga forma de sobre, con un tercio más que nos queda colgando. Ese último tercio se doblará y se coserá sobre sí mismo. En la mitad de la funda, se cose un botón y en la solapa se añade un cordelito o una tira fina de la misma tela para no tener que hacer un ojal.

Funda con cremallera para los más valientes

Si vas a ponerle cremallera y terminarlo todo a máquina, es preferible hacer dos piezas iguales para coser con un ribete lateral, que puede ser de la misma tela, pero reforzándola con un doblez, o puede salir de un material algo más resistente de un color liso. El mismo color se utilizará para la cremallera.

male tailor working with sewing machine and cloth in workshop

Con el plástico protector, haremos dos piezas exactamente iguales y las trabajaremos de una en una. Cada una de las piezas la coseremos a la tela de franela a máquina uniendo todo un lado, siempre de los más anchos. Una vez sujetas las dos telas por ese lado y ayudándonos de alfileres en el otro extremo, haremos unas pasadas de máquina que juntarán más los materiales. Puedes hacerlas rectas, siguiendo los cuadrados del dibujo o en diagonal. Haz unas tres costuras por cada lado, cruzándolas con otras tres en sentido perpendicular. Repite esto en los otros dos fragmentos de tela y plástico.

funda portatil franela

Ahora tenemos los dos lados completos de la funda. Cogemos el ribete que hemos preparado previamente según el grosor de nuestro portátil y lo unimos a las piezas principales cosiendo por el interior. Coseremos de esta forma solo tres de los lados para dejar un último para la cremallera. Dejaremos que la cremallera entre dos centímetros en cada lado para que sea más fácil extraer el aparato. Cuando más apretado lo hagamos, menos nos ocupará en maletas y mochilas.

De la misma forma y con las mismas telas, podemos hacer también la mochila en la que llevar nuestros útiles de trabajo o un estuche donde guardar cables, discos duros y todo lo que nos haga falta en la oficina. Veremos más adelante otras recomendaciones similares para continuar aprovechando todo aquello que no queremos tirar.

hombre cosiendo funda a máquina

Fotografías: iStock Photos de Getty Images.

Regalos para makers hechos por makers

Un buen maker generalmente no querría un regalo relacionado con esta afición u ocupación suya, dado que la filosofía de su movimiento les lleva a conseguírselo todo ellos mismos o a reciclar lo que reciban o puedan encontrar para darle un nuevo uso que les resulte útil. Por otra parte, la noción del código abierto o software libre hace que las programaciones que necesitan para sus proyectos estén disponibles en la red y no sea necesario regalárselas.Maker

Sin embargo, resulta muy interesante adentrarnos en el mundo de los makers para hablar de regalos porque cada vez son más las cosas que están en el mercado y que proceden de este tipo de fabricación, basada en los métodos y en la filosofía maker. Sea como sea la persona para la que buscas un regalo, puedes adquirirlo de los Makers. Y si tú eres maker, puedes hacer todos tus regalos de esta temporada con tus manitas.

Lo mejor de elegir un regalo maker es que con seguridad se tratará de algo muy original. Si a esa persona especial ya se lo hemos regalado todo y nos hemos quedado sin ideas, con esta opción no fallaremos y podremos garantizarnos que no tendrá de antes ese objeto. Incluso podría tratarse de ejemplares únicos, pues cuando un maker hace algo, aunque sea en serie, cada unidad tiene un resultado.

Regalos que no creerías que están hechos por makers

El movimiento Maker nos resulta tan positivo y creemos tan fervientemente que tiene que crecer que queremos apoyarlo y nos parece que la mejor manera de hacerlo es crear la necesidad de adquirir productos procedentes de makers entre las personas que no lo son o que ni siquiera se han planteado alguna vez llegar a serlo.

Por ese motivo, vamos a dar una serie de ideas de regalos para entregar esta Navidad o en Reyes a pareja, familiares o amigos con cualquier tipo de afición. Lo que va a resultar increíble es que estos objetos perfectos y con un acabado de lo más profesional están hechos a mano y en muchas ocasiones con procedimientos artesanales y con aparatos reutilizados o autofabricados.

bicicleta Makers hecha con impresoras 3D

Bicicleta hecha con una impresora 3D

Los fabricantes de bicicletas Empire Cycles han colaborado con una fábrica de aditivos metálicos para producir la primera bicicleta a partir de impresoras 3D que funciona completamente. Por el momento, no se encuentra en el mercado, pero dentro de nada no solo será posible comprarla, sino que se podrán descargar los planos para fabricarte tu propia bicicleta a partir de impresoras 3D, del color que quieras.

Escultura personalizada en 3D

escultura en 3D Makers

Nada dice mejor que un regalo está personalizado que reflejar el rostro o el cuerpo de la persona que lo va a realizar en el propio presente. Gracias a las posibilidades y flexibilidad de programación de las impresoras 3D, se pueden crear figuras únicas, sin tener que encargar todo un lote. Este tipo de representaciones podría ir desde una estatua seria y realista a una broma caricaturesca que incluya alguna característica de la personalidad del receptor. Con seguridad será el regalo más comentado de la fiesta.

Lámpara de resina muy original

lámpara de resina Makers

Como decíamos, las piezas fabricadas con los métodos makers nunca serán iguales unas a otras y cuando hablamos de hacer un regalo con el que queremos quedar muy bien, esa especificidad es una gran baza. Las lámparas fabricadas con la misma resina que se utiliza como filamento en las impresoras 3D permiten que la luz se transparente con diferentes matices según la zona y tienen unas formas sinuosas y únicas. Resultan perfectas para decorar un apartamento DIY. Al igual que lámparas, se pueden hacer muchísimas cosas con impresoras 3D, incluso ropa y calzado.

ropa y calzado Makers

Pendientes hechos con circuitos en desuso

Como decíamos, a los makers no solo les gusta construir cosas, como su propio nombre indica, sino también reciclar y reutilizar. Inventarse un nuevo uso para algo conlleva y una enorme satisfacción y más cuando se trata de un uso inesperado, totalmente alejado de lo que se pensó en un primer momento para ese objeto. Y no se me ocurre nada más alejado para unos circuitos que la idea de llevarlos colgando de las orejas. Convertir fragmentos de circuito en desuso en pendientes es una idea maker y da un resultado sumamente original y moderno. Seguro que la persona que los reciba los lucirá orgullosa y dará pie a muchas conversaciones cuando los lleve puestos.

pendientes_makers

Regalos para que tus amigos se conviertan en Makers

Aunque decíamos que a los makers tiene poco sentido regalarles algo porque estarán muy orgullosos de habérselo hecho todos ellos mismos, lo que sí puedes pensar es en esa persona cercana a ti que tiene madera de maker y todavía no se ha lanzado. Con uno de estos regalos seguro que le entra el gusanillo. Por supuesto, estos regalos también están hechos por makers.

Raspberry Pi iStock

Raspberry Pi

Se trata de un computador de placa reducida o placa única que usa una tarjeta SD para el almacenamiento permanente y puede servirle a la persona que lo obtenga para manejar los aparatos de su casa como con un mando universal o, si tiene una impresora en 3D, para gestionarla. No vamos a negar que este regalo requiere que la persona esté muy puesta en informática y lo mínimo que te sugeriríamos es que lo acompañes de un manual en papel, que se encuentran en casi todas las librerías de informática, sobre la programación de las raspberries.

Gift box on table

La cuota de socio de un taller makers

Si conoces a una persona que ya está inmersa en el mundillo maker, despreocúpate de regalarle herramientas. Con lo que te gastarías en un único gadget, puedes regalarle una cuota para que utilice infinidad de ellos siempre que quiera, porque nunca se sabe cuál le puede hacer falta a continuación.

Qué mejor para que alguien se lance finalmente a convertirse en un/a maker que tener a su disposición toda la maquinaria, materiales y compañeros de un taller maker. Entérate de cuál es el que tiene más cerca de casa y lánzale el gusanillo con la primera cuota, verás como luego no quiere dejarlo. ¿Quién sabe? Probablemente al final se apunte al movimiento.

El manual de supervivencia maker

Man reading manual at home, selective focus

Los makers de Makespace de Madrid han realizado este manual que se puede adquirir tanto en papel como en su versión online. En él puedes encontrar todo lo relacionado con el movimiento. Se trata de un volumen muy extenso, pero como obra de consulta es indispensable para cualquiera que quiera integrarse en el mundillo de los makers.

Como ves, si te animas a optar por los regalos procedentes de makers, estas fiestas tus presentes van a ser los más originales y sorprendentes de todos y tus personas queridas notarán que has buscado algo 100% personalizado y especial.

Fotografías: iStock Photos/Fabricantes

Bolsa de la compra plegable, hazte la tuya y llévala siempre contigo

Ya sabemos que la producción masiva de bolsas de plástico es perjudicial para el medio ambiente y que su forma de desecharlas tampoco resulta del todo práctica. Una de las cosas que se recomienda es que todos los embalajes que te hayan dado en las tiendas los guardes siempre para futuros usos: para la papelera, para guardar cosas cuando hagas una maleta… pero no podemos dar salida a tal cantidad de bolsas, así que es preferible reducir las que adquirimos.

Los supermercados comenzaron a cobrar por ellas como medida disuasoria para favorecer el cuidado del medio, pero no siempre nos resultaba posible renunciar a pedir una porque no llevábamos encima nada con lo que sustituirla. Veremos la manera de tener siempre una bolsa a mano y de no volver a necesitar nunca pedirlas en la tienda. Para otros temas como este, suscríbete a nuestra Newsletter.

bolsa pla?stico medio ambiente

Por qué llevar contigo una bolsa a todas partes

Cuando salimos específicamente a hacer la compra, es fácil que nos acordemos de llevar unas cuantas bolsas para no hacer uso de las del supermercado. Pero, muchas veces, como es difícil prever nuestros horarios, adquirimos algunas cosas que faltan antes subir a casa volviendo del trabajo o de cualquier otro lugar. Para esos casos, que acaban siendo más frecuentes que los planificados, lo mejor es llevar una bolsa plegable siempre con nosotros. Hacer que forme parte de nuestra rutina, como ya lo hacemos con el móvil, la cartera o las llaves, no es nada complicado. Y nos supondrá muchísimas ventajas.

No es muy difícil ver el grave problema ecológico que suponen las bolsas de plástico mal recicladas. Recientemente, ha crecido mucho la concienciación respecto al daño que los residuos no degradables producen en la fauna marina, así como en tierra firme. Además, hay que tener en cuenta que, cuanto mayor sea el consumo de bolsas de plástico, más energía y residuos se generarán en su producción.

No sé a vosotros, pero desde que las grandes superficies decidieron cobrar por las bolsas de plástico, tardé muy poco en pasar del fastidio inicial a darles las gracias por haberme animado a tener una conducta más ecológica. Si tu estilo de compra es más bien de mercado, todavía lo encuentro más necesario, para no tener que llevarte una nueva bolsa en cada puestecito.

bolsa plegable compra

Si te preguntas dónde conseguir una bolsa plegable para la compra, seguramente no te has fijado bien porque las tienen en muchos sitios. En los establecimientos de abastecimiento masivo, suele haberlas junto a las cajas, pero también las hallarás en grandes superficies de deportes –aquí las encontrarás igualmente con forma de mochila, por si te resulta más cómodo— o de maletas. En las tiendecitas de regalos y pequeños objetos, las hay estampadas en divertidos colores. Si con todo, no la encuentras, puedes hacértela tú mismo.

Bolsa plegable para la compra: hazte la tuya

Después de tanto tiempo acostumbrados a acumular bolsas de plástico arrugadas en algún cajón de la cocina, lo primero que llama la atención de las bolsas plegables es que, gracias a su estuche, realmente ocupan muy poco espacio. Hacernos este conjunto bolsa estuche resulta sencillo. Si no sabes enhebrar la máquina de coser, pídele a alguien que te la deje preparada y, a partir de ahí, podrás hacerlo, por muy principiante que seas en la confección.

Sin tener muchos conocimientos de costura, se puede realizar una bolsa para la compra perfectamente válida. Lo más importante será la elección del material, tanto si lo compras, como si reciclas la tela de alguna prenda que tuvieses por casa: es importantísimo que se trate de un tejido muy resistente y al mismo tiempo que no sea nada grueso.

Con el tejido bien escogido, lo demás está tirado: solo habrá que dibujar la forma de la bolsa con tiza sobre el revés de la tela… como pista te diré que los profesionales llaman a estas bolsas de “camiseta”, así que dibuja una camiseta con dos tirantes y lo tendrás. Dobla la tela en dos y recorta con tijera dejando uno o dos centímetros a lo ancho de las líneas del dibujo. Cose a máquina los laterales y el bajo manteniendo una tela sobre la otra. La parte alta de los tirantes de la camiseta, que serán las asas de la bolsa, hazla también a máquina, con una doble costura. Ahora solo tienes que darle la vuelta.

bolsa compra diy

Puedes hacerte también un estuchito donde llevar esta bolsa para que se mantenga siempre plegada y no te estorbe en el bolso o el bolsillo. Esto es aún más fácil: dibuja un rectángulo en la parte de atrás de un retal sobrante de la tela que has empleado, vuélvela a doblar y corta con tijera dejando un centímetro alrededor del dibujo. Cose a máquina por la marca de tiza uniendo ambos fragmentos de tela, dale la vuelta y ya lo tienes. Como último detalle, si te apetece, ponle un pequeño botón en un lado y en el otro haz una pequeña tira para sujetarse alrededor de este.

Las bolsas grandes de material reciclado

En algunos supermercados, te venden unas grandes bolsas con largas asas de plástico resistente o de una imitación de la loneta hechas de material reciclado. No tires estas bolsas y tenlas siempre en casa para cuando sales a comprar o llévalas dentro del coche, si normalmente haces la compra con tu vehículo. Te ahorrarás unos céntimos al no tener que comprar nuevas, pero lo mejor es que evitarás la producción excesiva de las bolsas más perjudiciales.

Este tipo de embalajes son demasiado grandes para llevarlos en el bolso de mano o en el bolsillo, así que solo nos servirán cuando específicamente nos dirigimos a nuestras tiendas de abastecimiento. Sin embargo, las pequeñas bolsas de plástico de siempre, se pueden plegar de manera tan plana que no nos ocupen apenas y podríamos llevar dos o tres con nosotros en todo momento.

compra en bolsa

Para plegarlas, comienza por la parte de abajo, pues así conseguirás que vaya saliendo el aire y no queden hinchadas. Primero dóblalas a lo largo en dos, de ahí en cuatro y de ahí en ocho (dependiendo de lo grandes que sean, puedes hacer un doblez más). Entonces es cuando empezamos en la parte baja, tras aplanarlas. Vamos haciendo pequeños dobleces, como creando una espiral y siempre procurando aplastarla. No ocupará apenas y nos sacará de un apuro.

En definitiva, hacerse con una de estas bolsas, ya sea adquiriéndola por un módico precio que en seguida se amortizará al dejar de pagar por envases de plástico en unas cuantas compras, o haciéndonosla nosotros mismos es muy sencillo. Elige tu color y tu diseño y no la saques nunca del bolso o del bolsillo. No te lo agradecerá el medio ambiente, tú lo agradecerás.

Imágenes: iStock Photos.

Bañeras, neumáticos, bicis, cunas… Cómo renovar la terraza dando una segunda vida a objetos cotidianos

De un tiempo a esta parte estamos viendo auténticos paraísos urbanos al aire libre cuyos protagonistas no pueden ser más inesperados. Los interioristas y decoradores sacan del baúl de los recuerdos mil y un objetos y convierten la recicladecoración en tendencia al aire libre.

Bañeras, viejas cunas, sillas desfondadas, bicis inservibles, máquinas de escribir de tiempos de Maricastaña o cómodas sin valor se convierten en sorprendentes elementos con los que dar un aire bohemio y diferente a nuestros jardines y a la  terraza.

Si te interesan todos estos trucos, consejos, ideas e inspiraciones sobre decoración, DIY, reutilización y reciclaje, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás todo cómodamente en tu correo y así no te perderás nada de nada.

Bañeras vintage del baño a la terraza

1024_2000 (1)

Muchas veces vemos maravillosas bañeras en mitad del campo como improvisados abrevaderos para el ganado, con sus imponentes curvas decimonónicas y sus patas labradas, porque resultaba más cara su restauración que desecharlas. Una idea genial es utilizarlas en terrazas, porches o jardines como jardineras.

Simplemente hay que pintar el interior de blanco y la parte de fuera del color que más os guste, las hemos visto en colores flúor, pastel o elegantes y sobrios granates, plateados o grises. Hay quien prefiere dejarlas en su color metálico con herrumbre incluida, dándole un aire decadente al espacio. Después la llenamos de plantas de todo tipo, palmeras, ficus, troncos del Brasil, mucho verde y la dejamos en el lateral de la terraza o ponemos un tablero de madera y la usamos de mesa de centro, como la que vemos que nos muestra Decoesfera.

Bicis y triciclos, tu tarjeta de visita

 

1024_2000 (4)

Esas bicis inservibles que heredamos y están arrinconadas en el fondo del garaje, son perfectas para pintarlas totalmente de un color y llenarlas de flores tanto en la cesta del manillar, como en una improvisada sobre la rueda trasera. Si no sois muy de flores también las podéis dejar en su estado natural y colgarle divertidos carteles de madera con frases que definan al dueño o incluso formas geométricas, flechas, letras o una guirnalda de luces, ¡imaginación al poder!

En la imágen podemos ver que se han decantado por colgar toda la utilería de los ciclistas de principios del siglo pasado en un ejercicio decorativo nostálgico muy original. Se trata de un enamorado de la historia del ciclismo italiano y ha conseguido a la perfección su objetivo (tanto nostálgico como decorativo).

bici-vintage

E igualmente con aquellos triciclos de hierro, que conseguían que los niños tuvieran unos músculos increíbles en los muslos, de tanta fuerza que había que hacer porque los pedales estaban durísimos. Esos es mejor dejarlos tal cual, con sus sillines de madera o incluso de metal y sus llantas blancas ¿los recordáis? Un detalle especial para cualquier rincón de la terraza.

Cunas a la sombra, la mejor siesta del verano

cuna-vintage

Han pasado de generación en generación, pero son demasiado grandes, demasiado pesadas y poco funcionales, así que nadie las utiliza para los bebés, pero pueden ser el toque perfecto de tu terraza si la pintas de un color bonito y buscas una colchoneta o colchón cómodo y la llenas de cojines y almohadones divertidos, de paso puedes colgar sobre ella una mosquitera del mismo color que la pintes, decorativa y sin picaduras… Volverás a dormir la siesta como un bebé.

Tu huerto urbano en una cómoda vieja

comoda-macetero

Los cajones son perfectos para plantar tus cultivos de huerto urbano. Una de esas cómodas que ves en contenedores o en portales el día de recogida de muebles y enseres por parte del Ayuntamiento, con quemaduras en el sobre o las patas rotas, tiene una segunda vida en tu terraza o jardín como mesa/cómoda de cultivo.

Deberás agujerear los cajones para asegurar el drenaje y tener los cajones cultivados en escalera. Encima puedes tener las herramientas o poner un cajón como mesa de cultivo. Si ya tienes mesa de cultivo puedes plantar flores ornamentales.

Instrumentos musicales cuajados de flores

chelo-flores

Violines, pianos, guitarras o chelos que un golpe dejó inservibles para producir música, pueden ser excelentes jarrones para las más bellas plantas y flores. Casi, casi una obra de arte en tu terraza o jardín.

También los viejos cubos y barreños de zinc pueden convertirse tanto en maceteros como en improvisados contenedores de hielos repletos de refrescos y cervezas para las fiestas y reuniones más divertidas.

zinc

Píntalos con pintura de tiza y plasma las frases más inspiradoras, locas o con mensaje y tendrán doble función decorativa y mantendrán tus bebidas frías en los días y noches más calurosas.

Objetos sorprendentes renuevan tu terraza con personalidad

650_1200 (30)

Parece que los neumáticos han sustituido a los palets en la decoración outdoor. estamos viendo paso a paso como convertirlos en divertidas otomanas, taburetes de colores, mesas auxiliares o barras de bar en la terraza o el jardín. Apenas una buena limpieza y decidir el color o colores (si son varios) para apilarlos y hacer una mesa de centro, una barra o hacer un cómodo asiento y convertirlos en los taburetes perfectos para tomar una San Miguel 0,0 con los amigos.

Pero no sólo los neumáticos, hemos visto barbacoas que nunca funcionaron bien convertidas en improvisadas jardineras altas en un rincón o sillas desfondadas de cuyo asiento brotan cascadas de colores de campanillas o geranios colgantes. Buzones donde sólo había propaganda pintados de colores brillantes y llenos de plantas o máquinas de escribir que inspiran más que los teclados modernos, ya que están llenos de flores en un ejercicio simbólico, que personalmente me ha encantado.

1024_2000 (3)

Como podéis ver, casi cualquier objeto es susceptible de convertirse en el protagonista decorativo de vuestros exteriores. Creatividad, inspiración, imaginación y un poquito de DIY para renovar tu terraza dando una segunda oportunidad a objetos cotidianos.

 

Imágenes | Decoesfera, María SJB

En Vive 0,0 |  Reciclar o reutilizar: algunas buenas ideas para que no todo acabe en la basura
En Vive 0,0 | Los mejores platos de comida fríos para el trabajo

Reciclar o reutilizar: algunas buenas ideas para que no todo acabe en la basura

Con la llegada del buen tiempo siempre hacemos un reconocimiento por los armarios y la casa. Reciclamos revistas, periódicos y papeles y preparamos la casa para el periodo estival. Muchas veces tiramos cosas que todavía están en buen uso, pero podemos transformarlas para darles un nuevo aire. Reciclaje de cosas como perchas, sillas, jarrones, palets; reciclar muebles, reciclar ropa, reciclar de tarros y botellas…

comoda-reciclada-invitados

Si te interesan todos estos trucos y DIY no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás todo cómodamente en tu correo.

Reciclar cosas

perchas-4

Las perchas son de las cosas que más tiramos a la basura. Muchas veces se les caen los ganchos o se ponen feas y no nos gusta colgar nuestra ropa en ellas. Lo primero eslimpiarlas bien con una solución de amoniaco y agua. Se frota bien (en un lugar ventilado que el olor es muy fuerte) hasta que estén bien limpias. Después colocar otra vez el gancho, que no tiene ningún secreto. Normalmente se ha dado de sí el agujero, lo podéis rellenar con un taco pequeño y atornillar de nuevo.

Es fundamental que no sobresalga el taco, para que no se enganche la ropa. Esas perchas se pueden forrar de tela, poniendo una capa de relleno y la tela que más os guste. Poner una funda de quita y pon (mi solución preferida para poner lavarlas cada cierto tiempo o pintar de maneras divertidas, como vemos en la imagen. Un bote de pintura acrílica y la goma que hace tope en un lápiz escolar y tus perchas lucirán look “feria de abril”.

marco-reloj

Las sillas mal usadas o que están un poco viejas también suelen romperse. Cuando se rompe una silla antigüa, da mucha pena tirar a la basura o a la chimenea esas maravillosas estructuras superiores talladas a mano por artesanos. Aquí os enseñábamos cómo convertirlas fácilmente en unas preciosas perchas para el armario de entrada o incluso para los “burros” que están a la vista en algunos dormitorios.

Muchas veces se rompen los cristales o los relojes y nos quedamos con marcos sueltos en perfecto estado, que podemos aprovechar. En Decoesfera, nos enseñan cómo reutilizar el marco de un reloj roto para hacer un cuadro para cualquier sitio de la casa.

Reciclar ropa

almohadones-ochos

Hace tiempo que veíamos cómo reciclar jerseys de ochos para hacer almohadones chulísimos, una tendencia en alza para nuestro salón.También se pueden hacer con la parte de atrás de los pantalones, camisetas o incluso camisas. Originales y totalmente exclusivos. Pero no toda la ropa que ya no queremos tiene porqué ir a la basura, a limpiar los cristales o convertirse en almohadones.

En Ecocosas nos explican cómo hacer un bolsos, una funda para el sofá o las sillas, bufandas calentitas o ¡incluso un puf! Reciclando ropa vieja, ya sea con la técnica ancestral del patchwork o, si el hilo y la aguja no es lo tuyo, con pegamento y un poco de maña, agrupando las telas.

Reciclar muebles

chalkpaint-afterbefore

El reciclaje de muebles es uno de mis DIY favoritos. Es increíble lo que un poco de pintura de tiza puede hacer con un mueble feo, viejo o estropeado. Y digo Chalk paint porque no hace falta preparado previo y se adapta bien a cualquier estilo, pero una pintura imitando laca color rojo o negro, convierte cualquier mueble malillo y corriente en una réplica perfecta del mueble oriental. Sólo hace falta un poco de maña y paciencia.

Sin embargo, los decoradores son sugieren muchas otras ideas para no tirar nuestros muebles y reciclarlos de manera divertida y sorprendente. Por ejemplo, pintarlos de blanco y dar una fiesta. Si, si, que cada invitado estampe su firma o su dedicatoria o sus dibujos, lo que más le guste, en nuestro mueble. Una caja de rotuladores indelebles y la imaginación de tus amigos y puedes tener un mueble tan chulo como el que nos enseñan en Lovelylive.

Ahora, que si luego no te gusta o queda un poco “churro” lo vuelves a pintar y das otra fiesta… ¡San Miguel 0,0 para todos!

Reciclar tarros y botellas

catchsun

Si hace tiempo os mostrábamos siete maneras de reciclar vidrio sin llegar al contenedor. Hoy vamos a ver otras diferentes, tanto lámparas que hemos visto en ferias internacionales, como sorprendentes maneras de pelar los ajos.

En el Salone del Mobile de Milán hemos podido ver cómo los diseñadores internacionales alumbraban algunos stands de la feria con botellas de vidrio reciclado y creaban diseños preciosos para exterior con tarros a los que han puesto un pequeño panel solar en la tapa que da la energía a sus LEDS.. Este ejemplo de sostenibilidad y diseño es obra de los diseñadores españoles de Catch the sun, que nos inspiran para aprovechar los tarros de vidrio de manera creativa y funcional.

Por su parte las botellas de vino recicladadas, apoyadas en el suelo, con largos cables negros formando una barrera para impedir el paso, al tiempo que alumbraban el camino que debían seguir los visitantes, nos da un ejemplo de cómo reutilizar lo que antes hubiera ido al contenedor de todas, todas.

ajos-tarro

Es importante tener un tarro de vidrio con tapa, bien limpio en la cocina si odias pelar los ajos a mano. Desde el Blog gastronómico “Lo que no quieras que se repita, no lo cuentes” nos enseñan claramente cómo hay que hacerlo. Os digo que es importate guardar un tarro porque cuando quise probar este truco no tenía ninguno a mano y he tenido que comprar ex profeso un atún en aceite en tarro de vidrio para comprobar que es auténtico. Ajos enteritos sin olor en las manos.

Los jarrones que tienen alguna mella en la boca ya sean de loza, cerámica o cristal son preciosas lámparas y los palets de obra… ¡todo lo que se puede hacer con un palet! Desde Deco Manitas nos llega este nuevo DIY, que me tiene loca, buscando palets por las obras cercanas a casa. Se trata de hacer un estarcido sobre el suelo hecho de palets, imitando baldosas. Sencillo y efectivo. Eso,si, muy laborioso, forrar todo el balcón, pero sólo el suelo, es perfectamente viable.

reciclaje-salonemobilemilano

Una buena manera de divertirse, reutilizando o reciclando y poner la casa en orden para la llegada del buen tiempo ¿No os parece?

 

En Ciudadano 0,0 | DIY Show, la feria del reciclaje y las manualidades vuelve por primavera
En Ciudadano 0,0 | Dónde puedo comprar y vender ropa usada

 

Verde hasta el techo: una lámpara convertida en macetero

Cada vez nos gusta más  personalizar nuestra casa con pequeños (o grandes) DIY. Da gusto que las cosas queden exactamente como queremos y además nos encanta reciclar y darle una segunda vida a objetos o muebles que otros desecharon. Si las últimas semanas hemos visto como la famosa Chalk paint de Annie Sloan era capaz de convertir en el mueble protagonista de nuestra decoración, un mueble recogido de la basura, en esta ocasión vamos a reconvertir en un macetero,una vieja lámpara.

Si te gustan estos “hazlo tú mismo”, las recetas riquisimas con filosofía Nolotiro y las rutas en bici por el mundo, aparte de los lugares más divertidos, planes para vivir la ciudad o los pasos del huerto urbano, puedes suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás cómodamente en tu correo.

Una buena idea DIY

La lámpara que vamos a reciclar tiene la forma perfecta para aprovechar su estructura, una forma de tener plantas en casa y decorar a la misma vez, un pequeño rincón verde en nuestro hogar. Hemos visto macetas convertidas en lámparas y los recipientes más heterogéneos convertidos en jardineras, jardines verticales (benditos palets, cuantas alegrías nos dan), pero nunca una lámpara convertida en maceta.

He alguna ocasión he visto la clásica lámpara de brazos convertida en sostén para pequeñas macetas con plantas colgantes para que caigan sobre la mesa o un rincón determinado. pero en esta ocasión hemos elegido el clásico soporte de tubos de neón, dado la vuelta. Algunos modelos no tienes siquiera que darle la vuelta, como al de la imagen.

lamapara-maceta-antes

Primer paso

Desatornillamos la lámpara y le damos la vuelta, ya que será la parte hueca la que contenga la tierra. Limpiamos bien y repartimos arcilla o piedrecitas para que la planta drene bien. Mantenemos las cadenas o tiras para poder colgar del techo nuestro macetero.

Segundo paso

Llenamos de sustrato y plantamos los ejemplares elegidos. No siempre tienen que ser colgantes, incluso podemos decidirnos por una planta del dinero, una hiedra de hoja pequeña o una fresal, hay fresales que cuelgan, aunque debemos vigilar que los más pequeños no se dediquen a comerse las fresas y le den un tirón al “invento”, no vaya a ser que se les caiga en la cabeza.

Elegimos un sitio que no sea de paso y una buena altura para que nadie se de con la cabeza al pasar (os acordáis que ya lo comentamos cuando hablamos de las kokedamas) y anclamos al techo con seguridad.

La inspiración

babylon

En la red he visto muchos y muy variados formatos con la misma idea y a nivel diseñador de muebles de prestigio internacional, podéis ver que Ryan Taylor tiene un modelo llamado Babylon Light, muy parecida pero circular y está pensada para tener varias lámparas colgando en un rincón especial.

¿Os atrevéis con a llenar la casa de verde hasta el techo? Ahora podéis con estas lámparas convertidas en macetas

En Ciudadano 0,0 | Muebles reciclados, decoración sostenible para tu casa

Imágenes | Decoesfera