Tag Archives: Fixie

Fixie, single speed o contrapedal, ventajas e inconvenientes de su uso en la bici urbana

Aparcamiento bicis fixie

Puede que alguno haya sido afortunado y los reyes magos le hayan traído una bicicleta de regalo. Unas de las urbanas más resultonas, de las más atractivas para ir por la ciudad son las bicis fixies, sobre todo si vivimos en una zona o ciudad con poco desnivel. Vamos a ver las ventajas e inconvenientes de una bicicleta fixie, single speed o una contrapedal a la hora de circular por la ciudad por si estáis pensando aprovechar las rebajas para comprar una o transformar la que ya tenéis.

Si lo que buscamos es una opción estética, con un bicicleta que tenga un cuadro limpio, con poco o ningún cableado por medio todas las opciones mencionadas son buenas. Claro que tenemos que pensar que si vivimos en una ciudad con muchas cuestas tal vez la bicicleta de una sola velocidad no sea lo más adecuado. Si os interesan los temas de ciclismo urbano podéis suscribiros a nuestra newsletter, donde recibiréis cómodamente los mejores contenidos en vuestro correo electrónico.

Bicicletas fixie, mucho más que una opción estética

Piñón fijo en movimiento bici fixie

Las bicicletas fixie son muy similares a las que utilizan los ciclistas de pista. La principal diferencia con una bicicleta común es el piñón que monta, el piñón fijo que elimina el punto muerto. Esto significa que los pedales siempre tienen que estar en marcha, no se puede parar de pedalear. Este es uno de los motivos por lo que para frenar, los ciclistas de pista se ayudan de un auxiliar que sujeta la bici y les ayuda a detenerla corriendo a su lado.

Entre otras cosas esto significa que también podemos dar pedales hacia atrás, es decir, la bicicleta podría ir marcha atrás dando pedales en sentido inverso al del avance habitual. Estas bicicletas suelen prescindir de los frenos o en todo caso sólo utilizan el delantero para ayudarse a disminuir la velocidad. Para frenar o disminuir la velocidad hay que bloquear la rueda trasera haciendo fuerza con nuestras piernas.

Esto tiene varios inconvenientes, por un lado, frenar también supone un esfuerzo importante para la musculatura de tus piernas. Por otro, la rueda trasera tiende a derrapar con el bloqueo, por lo que tenemos que controlar el derrape de la bicicleta. Es más sencillo el control si se levanta ligeramente el peso del cuerpo sobre el sillín. En situaciones de emergencia suele resultar complicado el control, sobre todo si no tenemos gran experiencia con estas bicis.

Fixie bici ligera para bajar por escaleras

Por todo ello muchos ciclistas suelen ayudarse de un freno delantero para reducir la velocidad en determinados momentos, no sólo para frenar, sino también si tenemos que realizar descensos pronunciados en los que se alcanzan altas velocidades y no podemos parar de pedalear. De todas formas hay que tener en cuenta que el Reglamento General de Vehículos, en su artículo 22 especifica que las bicicletas y ciclos deben ir provistos de frenos delanteros y traseros.

Entre las principales ventajas de este tipo de bicis está la eficiencia de la transmisión de piñón fijo, lo que permite a los ciclistas avanzar más metros con menos esfuerzo. También que son bastante más ligeras al prescindir de elementos de transmisión, lo que las hace muy cómodas para moverse por la ciudad.

Bicicletas single speed, para no complicarse con los cambios

Las bicicletas fixies que podemos encontrar hoy en día en las tiendas suelen montar un piñón flip-flop. Este sistema tiene piñones por ambos lados de la rueda, en uno es un piñón fijo y en otro un piñón libre. Las bicicletas con piñón libre que montan una sola velocidad son las denominadas single speed. La bicicleta parece una fixie estéticamente, pero va con piñón libre, aunque se acompañe de frenos, tanto delanteros como traseros, con lo que personalmente creo que pierden algo de su encanto.

De todas formas las bicicletas single speed son las bicicletas más habituales de paseo, que sólo tenían un único piñón. Es una buena opción si no tenemos claro como funcionan las marchas de la bici. Si vivimos en una ciudad que no tenga grandes desniveles es una buena opción para pedalear a nuestro ritmo de forma tranquila.

Como inconveniente está que no suelen alcanzar grandes velocidades ya que para suelen montar un desarrollo corto, una combinación de plato y piñón que se pueda mover con soltura en todos los terrenos. Esto hace que en las cuestas abajo por mucho que demos pedales no avancemos tanto como nos gustaría. En sentido contrario, si tenemos que subir una cuesta muy pronunciada puede que este desarrollo no nos baste.

Bicicletas contrapedal, un freno que no necesita mantenimiento

Freno contrapedal

Dentro del mundo de la estética de las bicis fixies una opción interesante es utilizar un freno contrapedal en la rueda trasera. Este tipo de frenos se sitúa en el buje de la rueda trasera. Para accionarlo basta con dar pedales con las piernas hacia atrás. Es un freno muy suave y bastante progresivo.

Entre las principales ventajas que tiene están que es un freno que prácticamente no necesita mantenimiento. Funciona de forma suave y se va activando de forma progresiva, por lo que es perfecto para las velocidades a las que se suele circular en la ciudad. Por contra, si realizamos rutas o descensos pronunciados se puede calentar y resultar menos efectivo. Por esta razón también es recomendable ayudarse de un freno delantero, así como para las frenadas de emergencia imprevistas.

También se puede llegar a bloquear la rueda trasera si vamos a gran velocidad y frenamos de forma brusca, derrapando en alguna ocasión. Una ventaja interesante es que nos deja la mano libre, ya que el freno se acciona con las piernas, lo que nos ayuda a señalizar nuestros movimientos en los giros. Como inconveniente podemos citar que cuando nos paramos no podemos situar los pedales en el lugar más adecuado para la arrancada, ya que no podemos dar pedales para atrás hasta situar el pedal en el lugar óptimo para dar impulso inicial.

Quizás es una buena opción para mantener la bicicleta limpia de cableado, con un estética muy similar a la que tendría una fixie, pero con un freno trasero y un piñón libre que será mucho más cómodo de conducir por la ciudad, donde las paradas por semáforos, pasos de peatones, etc. son muy frecuentes.

Cada modelo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si lo que buscamos es una opción estética, con cualquiera de los tres modelos podemos conseguirlo. Elegir entre cualquiera de los tres depende de nuestras características comos ciclistas. Lo que si es recomendable si no hemos probado nunca una fixie y queremos comprar una es elegir piñón flip-flop en la rueda trasera para poder utilizarla con piñón libre en caso de que no nos adaptemos a la transmisión de piñón fijo.

En Ciudadano 0,0 | 27 regalos para hacer feliz a un ciclista en Navidad
En Ciudadano 0,0 | Todo sobre las marchas de la bicicleta

Imágenes | stmj | Roland Tanglao | Wikipedia