Tag Archives: dieta

¿Te gusta la pasta? ¡Lleva siglos formando parte de la dieta mediterránea!

La pasta es una de las comidas más consumidas en todo el mundo. La versatilidad que ofrece, tanto por su variedad en cuanto a formas y componentes, como por la facilidad para combinar con otros ingredientes hace que sea uno de los alimentos más populares en muchos países de los cinco continentes. Además de esto, la pasta también es muy antigua; se lleva comiendo desde hace siglos. Pero ¿tenemos claro cuándo y dónde se inventó la pasta? Y, sobre todo, ¿cómo podemos comer pasta de un modo sano y saludable?

Los orígenes de la pasta no están del todo definidos. Mientras que una de las teorías más populares y conocidas se centra en Marco Polo como importador original de la pasta tras sus viajes a China en el siglo XIII, otros historiadores defienden que su consumo en Italia se remonta mucho más atrás, aunque tal vez no del mismo modo que la conocemos ahora.

pasta_con_tomates_cherry

Se cuenta que los etruscos ya trituraban granos y cereales para luego mezclarlos con agua y cocerlos, y también hay referencias de que los romanos consumían algún tipo de pasta preparada con harina de trigo y agua. Del mismo modo, tanto en Asia como en el norte de África se ha consumido pasta en diversas formas y preparaciones desde hace siglos. Pero si lo que te preguntas es desde cuándo se prepara la pasta tal y como la conocemos hoy en día, se podría decir que desde la Edad Media.

De esta época tratan las primeras referencias escritas, tanto en la cocina andalusí en España como incluso en el Forme of Cury, un libro de recetas medievales inglesas del siglo XIV, donde ya proponen variantes de lo que hoy llamaríamos lasaña. Y es que, tanto las láminas de pasta como incluso las cintas, son la forma más antigua de pasta que se lleva consumiendo siglos. Aunque es cierto que uno de los cortes más populares hoy en día son los espaguetis, y éstos son mucho más recientes, concretamente de mediados del siglo XIX.

Sea como sea, tanto en lasaña como en macarrones o en cualquier otro tipo, la pasta es uno de los productos alimenticios más extendidos y populares.

pasta_colores

Por su sabor, se puede decir que gusta a casi todo el mundo –aunque siempre hay excepciones– y, por su versatilidad, se puede amoldar a distintos tipos de cocina, dietas, etc. Así que, con todas estas características y bondades, no es de extrañar que la pasta sirva de base para cientos y cientos de recetas.

Preparar pasta de forma saludable

Aunque muchas veces las recetas de pasta se asocian con comidas contundentes y poco saludables, esto no es del todo cierto. Es decir, sí que hay recetas de pasta que pueden resultar menos sanas, sobre todo cuando recurrimos a esos platos congelados y precocinados. Pero como la pasta combina bien con todo, también hay multitud de maneras de comerla que pueden resultar exquisitas y ligeras a la vez.

Antes de proponeros alguna sugerencia sobre recetas de pasta saludables, queremos hacer unas recomendaciones generales sobre el modo de consumo y que mucha gente desconoce o no tiene en cuenta.

pasta_con_berenjenas

Además del consejo básico de moderar la cantidad, lo cual se puede hacer fácilmente con una báscula de cocina antes de echarla al agua, también es recomendable reducir ligeramente el tiempo de cocción. En España solemos cocer bastante la pasta, sobre todo si lo comparamos con los más puristas italianos. Allí la pasta se presenta más al dente, y ésta se digiere de un modo más lento, lo cual reduce el índice glucémico y aumenta la sensación de saciedad. Algo similar se puede conseguir si se elige la pasta integral en lugar de la pasta blanca.

Por supuesto, también es mejor consumirla a la hora del almuerzo que a la hora de la cena, y también es preferible combinarla con proteínas magras, como pollo o queso bajo en grasa, y con verduras y vegetales, evitando principalmente las salsas y los componentes precocinados.

Ideas saludables para comer pasta

Ahora sí, vamos a lo que más apetece, a las propuestas culinarias. Más que recetas concretas, vamos a daros unas ideas generales y sugerencias, para que no os restrinjáis a lo que está escrito y podáis impulsar toda vuestra creatividad según los gustos de cada uno.

La base de las recetas de pasta más saludables son las verduras. Aunque este estilo de platos se aleja de los clásicos macarrones con chorizo y queso gratinado que tantos veces hemos visto en nuestros menús, en Italia es muy habitual encontrarlos en las cartas de los restaurantes y en las mesas familiares.

Por ejemplo, un clásico puede ser la pasta con tomate y parmesano rallado. Pero, para hacer una variante más saludable, en lugar de utilizar salsa de tomate frito se pueden cortar unos tomates cherry y utilizar un queso más ligero. Además de probar una cosa nueva, que resulta deliciosa, este plato es mucho más digestivo y fresco al paladar.

ensalada_de_pasta_con_brotes

El calabacín y la berenjena son acompañantes perfectos para la pasta, y un buen modo de prepararlos es rehogándolos en una sartén con un poco de ajo, cebolla, pimientos y tomate (o prescindir de alguno de éstos si se prefiere) para luego añadirle la pasta al dente y servirlo directamente.

Otro clásico también ligero son las ensaladas de pasta. Es cierto que a éstas se les puede añadir casi de todo, como a algunas de esas ensaladas que se ven en restaurantes y que tienen más calorías que una hamburguesa rápida. Pero ¿qué tal si preparamos una ensalada con pasta de colores –que también aportan otras vitaminas según la variedad que elijamos– y le echamos unos tomates cherry, unos brotes tiernos, frutos secos, espinacas o incluso brócoli?

¿Apetecible? Pues alíñala con una rica vinagreta casera o un poco de mostaza y miel, y te chuparás los dedos de la manera más saludable que te puedas imaginar.