Tag Archives: ciudad

Las ciudades que mejor florecen y no te debes perder esta primavera

No vamos a decir que la primavera la sangre altera, pero nadie puede discutir que esta estación cambia el ánimo, con sus temperaturas más cálidas, el aumento de luz y, sobre todo, la belleza de las flores que comienzan a brotar. Y este colorido, que tanta alegría nos regala, también le da a las ciudades un aspecto especial que no siempre conocemos. ¿Te apuntas a este viaje con nosotros para descubrir las ciudades europeas que mejor florecen?

Florencia

La capital de la Toscana ya nos remite en su nombre a lo más típico de la primavera: las flores. Y es que ya lo vieron los romanos cuando la fundaron en el siglo I a.C., que era un lugar floreciente, en una región cuya belleza luce especial en la estación primaveral.

No vamos a descubrir a nadie los encantos de Florencia, una de las ciudades más bellas de Italia y todo un referente artístico e histórico desde hace unos cuantos siglos, y que permite disfrutar de maravillas como la Catedral de Santa María del Fiore, el Puente Viejo, la Galería de los Uffizi o la Basílica de San Lorenzo, entre otras muchas. Pero sí que queremos incidir en la recomendación de visitarla, y también sus alrededores, durante estos meses. Esto se debe a que las temperaturas son muy agradables, sin llegar a los calores veraniegos y, por supuesto, porque se puede disfrutar mucho mejor la visita, ya que la afluencia de turistas en verano es muchísimo mayor.

ponte-vecchio-597413_1280

Boston

Boston es una de las ciudades más carismáticas y atractivas del este de Estados Unidos. Aunque no tiene la fama de Nueva York o Washington, sobre todo a la hora de atraer turistas de Europa, sigue siendo un lugar perfecto para visitar, tal vez de un modo más tranquilo pero igual de emocionante por sus referentes históricos, y que luce especialmente agradable en los meses que preceden al verano.

Además, Boston es una ciudad perfecta para caminar. Una de las rutas más practicadas y cultivadoras es la del Freedom Trail, en la que se recorren puntos que están llenos de historia, ya que es una de las ciudades más antiguas y mejor conservadas de Estados Unidos. Pero lo que más llama la atención en los meses de primavera es la belleza con que resplandecen sus parques y jardines, perfectos también para disfrutar de unos momentos agradables, llenos de espacios naturales y deseosos de ser fotografiados.

800px-Boston_Public_Garden_-_Boston,_MA_-_DSC01502

Ámsterdam

La capital holandesa es una ciudad muy bien dispuesta para esos turistas que buscan entornos cómodos para pasear y bonitos de admirar. Además, la configuración que le dan sus canales, y por la que es conocida como una de las otras Venecias de Europa, facilita mucho más este tipo de vacaciones, y le da un aspecto lleno de encanto y magia a la ciudad.

Y si queremos proponer Ámsterdam como un lugar perfecto para visitar en primavera es, precisamente, por el colorido que coge la ciudad durante estos meses, en el que las flores crecen coloridas y rodean los trayectos del agua desde las aceras y los balcones de las casas. Además, a pocos kilómetros del centro de la ciudad, se encuentra uno de los sitios más espectaculares cuando hablamos de la primavera en Europa: los jardines de Keukenhof. Este enorme parque es, sin duda, impresionante, y los juegos que consiguen con el colorido de la estación de las flores hacen que los visitantes se sientan como en un mundo de fantasía.

9600152201_5fdb8675dc_k

Córdoba

Córdoba es una de esas ciudades que sacan todo su esplendor en los meses con más luz, y por eso es mejor visitarla en primavera o verano. Pero también es cierto que los meses más calurosos pueden ser muy intensos allí, por lo que la mejor idea es aprovechar estas semanas en las que el sol aún no azota con todas sus fuerzas, para poder disfrutar de todos sus encantos sin apuros ni sofocones.

Además, el colorido de la primavera es algo realmente espectacular en Córdoba. Uno de los recorridos con mayor encanto y más personalidad de la ciudad es el que nos lleva por la judería y, sobre todo, por las tan famosas Calleja de las Flores y la plaza de los Rincones de Oro, donde el contraste del blanco de las casas con los colores que brotan de las macetas resultan como un imán para las fotografías. Pero los encantos de Córdoba no se quedan ahí, ya que su larga e interesante historia nos permite acercarnos a otras visitas obligadas como la archiconocida Mezquita, o el Alcázar de los Reyes Cristianos, entre otros muchos.

patios-de-cordoba-1520509_1280 (3)

Tokio

La primavera en Tokio es algo espectacular. Sobre todo en esas semanas en las que los cerezos comienzan a florecer. De hecho, no solo en la capital, sino en todo el país –aunque con fechas distintas según la ubicación– la floración de los cerezos es algo que se celebra con una gran pasión, y que tiene un nombre propio para identificarla y para celebrarla: hanami.

Además de que la primavera es la época en la que más se recomienda visitar el país nipón, por la suavidad de las temperaturas y esos espectáculos de colorido en sus zonas más naturales, si coincide que la visita a una localización concreta se da durante el hanami, podremos disfrutar de una de las tradiciones urbanas más bonitas y populares, en la que las familias y grupos de amigos salen a los parques con sus mantas, comidas y bebidas, y disfrutan del día bajo el manto floreado de los cerezos resplandeciendo.

4528086182_6429934574_b

¿Cuáles son vuestros lugares favoritos en primavera? ¿Cómo se vive esta estación en vuestras ciudades? Estamos deseando que lo compartáis con todos nosotros, porque nos encanta descubrir nuevos lugares cada vez que se acercan estas fechas.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Ciudades más bonitas para visitar en Navidad

Cuando llega la Navidad, e incluso desde alguna semana antes, el espíritu de las fiestas invade todas las calles y plazas. Es el momento en el que las ciudades y los pueblos se engalanan con luces y adornos, y, también, cuando se organizan esos bonitos mercados callejeros para disfrute de mayores y más pequeños.

Dado que, en estas fechas, muchos lugares lucen de un modo distinto y con un encanto especial, vamos a darte unas recomendaciones de los mejores destinos para visitar en Navidad.

 Las ciudades más bonitas para visitar en Navidad en España

La primera ciudad que recomendamos para visitar en Navidad, aunque pueda parecer una opción fácil y tópica, es Madrid. Y es que en la capital, cuando llegan los últimos días de noviembre, se comienzan a ver las luces y adornos por todas las calles y plazas, y la verdad es que el espectáculo visual es realmente precioso en algunos puntos de la ciudad.

Además, estas fechas de primeros de diciembre, gracias a los festivos, permiten que mucha gente pueda desplazarse hasta Madrid y, cómo no, aprovechar para pasear por el centro y por las calles más comerciales.

Son muchos los turistas que vienen, no sólo para hacer compras navideñas, sino también para disfrutar de la magia que impregna la decoración de la Puerta del Sol, de la Plaza de Cibeles, o de la Plaza Mayor, por poner unos ejemplos.

Barcelona no se queda atrás a la hora de embellecer sus calles, paseos y plazas en Navidad. Al igual que Madrid, son muchos los visitantes que aprovechan los puentes de diciembre para acercarse a Barcelona desde muchos puntos de España y Europa, y muestra de ello son las aglomeraciones de paseantes en zonas como Las Ramblas, la Fundació Sant Pau, Plaça de Sant Jaume o Plaça Catalunya, sobre todo por los belenes que se montan allí en estas fechas y, por supuesto, por las bonitas decoraciones e iluminaciones navideñas que alumbran la ciudad desde la puesta de sol.

SONY DSC

En Navidad, estamos seguros de que Los del Río cantan alguno de esos villancicos tan tradicionales en Andalucía, pero lo que es más seguro aún es que a los que visiten Sevilla les vendrá otra de sus canciones a la cabeza, porque Sevilla también tiene un color especial en estas fechas.

Sus plazas y calles se engalanan, y además de los belenes más clásicos, hay zonas como el centro histórico de la ciudad, el Palacio de San Telmo, las Setas o la Alameda de Hércules que son un verdadero espectáculo visual.

Por supuesto, más allá de las grandes ciudades, también hay otras muchas de menor tamaño que tienen un encanto especial durante la Navidad. Una de ellas es Ávila, que si ya es atractiva de por sí durante un día veraniego, con las luces y árboles que adornan sus calles medievales en estas semanas se convierte en una ciudad de ensueño.

Y, si queréis una opción más original, un viajecito a Canarias y visitar Las Palmas os puede sorprender mucho. No solo por los mercadillos y actividades que se organizan en estas fechas, sino porque también se puede visitar el precioso belén que se esculpe con arena en la Playa de las Canteras y, de paso, darse un baño, porque allí la temperatura no es raro que lo permita.

Las ciudades más bonitas para visitar en Navidad en Europa

Más allá de nuestras fronteras también hay verdaderas maravillas navideñas. Y es que muchos de los destinos que podemos considerar clásicos en Europa se convierten en verdaderas joyas durante la Navidad.

Una de ellas es Ámsterdam, que durante estas semanas celebra el Festival de la Luz, con artistas internacionales que exhiben sus obras lumínicas sobre el río Amstel, y que podemos disfrutar con una perspectiva muy especial desde uno de los barcos que navegan por los canales de la ciudad.

nuevayork3

Zúrich puede ser una de las ciudades en las que mejor se pueden aprovechar estos días. No sólo porque toda la ciudad se engalana para recibir a la Navidad, sino porque es un destino perfecto para realizar las compras navideñas y porque, además, ofrece un abanico excepcional de conciertos, óperas y otras muchas actividades especiales para disfrute de propios y extraños.

A los que, de nuevo, busquen algo menos típico, les tenemos que recomendar Dubrovnik. Esta bella ciudad croata que permanece con sus encantos medievales casi intactos se ilumina con la llegada de la Navidad y ofrece unas de las vistas más hermosas del Mediterráneo en un ambiente único, para que vivamos estas fechas como si estuviéramos en un cuento de hadas.

Un viajecito navideño a Norteamérica

Viajar a Nueva York en diciembre se está convirtiendo en una de las opciones más populares para muchos españoles en los últimos años. Aún así, aunque parezca algo muy visto y ya hayamos visitado la Gran Manzana y los barrios adyacentes, hay que decir que el ambiente y la alegría que allí se desprende en las fechas navideñas tiene algo especial.

Y, si Nueva York es una ciudad con opciones interminables de ocio, entretenimiento y gastronomía, en Navidad lo es aún más.

nuevayork

Pero si lo que queremos es una Navidad menos ajetreada y ruidosa que la neoyorquina, podemos viajar un poquito más al norte, hasta Quebec, en Canadá, y poder recorrer sus callejuelas y ver sus tejados cubiertos por la nieve mientras escuchamos los villancicos franceses más tradicionales y recorremos los mercados artesanales antes de calentarnos en un restaurante bebiendo sidra y comiendo marisco.

¿Cómo se celebra la Navidad en otros países?

En España, lo más típico es juntarse en familia para cenar en Nochebuena y comer el día de Navidad, y mientras los jóvenes y adultos celebran a lo grande el cambio de año, los más pequeños esperan hasta el día 6 de enero a la llegada de los Reyes Magos para abrir todos los regalos. Pero esto, claro está, no es igual en todos los países. De hecho, las costumbres navideñas difieren bastante en lugares no tan alejados de nuestro país.

Si quieres descubrir cómo se celebra la Navidad en otros países, sigue leyendo, y te contaremos las costumbres más curiosas que puedes encontrar más allá de nuestras fronteras.

navidad_japon_bosque

Para empezar, vamos a ir cerquita, a Italia. En general, allí las fiestas se celebran de un modo similar a España y las costumbres incluyen, al igual que aquí, las reuniones y banquetes familiares y los regalos a los seres queridos. Pero, por supuesto, tienen otras costumbres que nos pueden llamar la atención.

Por ejemplo, algo típico en Nochevieja es que toman un plato de lentejas para recibir el Año Nuevo. Ésta es una tradición que, según se cuenta, se remonta a la época de los romanos, y son muchas las mesas italianas que incluyen un platito con lentejas, o bien durante la cena, o al llegar las campanadas.

En lo que se refiere a los regalos, muchas familias los reparten y abren el día de Navidad, aunque a los más pequeños es tradicional que les visite la Befana, una bruja buena que llega la noche del 5 de enero, a la vez que aquí recibimos a los Reyes Magos.

En el Reino Unido, lo más característico puede ser colgar una rama de muérdago, que sirve para proteger contra los males y traer suerte a los hogares. Además, como hemos visto en multitud de películas, es costumbre que las personas que se encuentren debajo de la rama de muérdago se besen para ayudar a esta buena fortuna.

En Alemania, por su parte, el inicio de las fiestas se da la noche del 5 al 6 de diciembre, cuando San Nicolás llega a casa a entregar los regalos.

Sin embargo, hay que esperar hasta el día 25 para abrir éstos, lo cual se hace con más ilusión y emoción, sin duda, tras esas semanas de espera.

En cuanto al fin de año, además de las cenas en familia con todo tipo de comida y bebida, se celebra la festividad de San Silvestre, y es muy habitual que se lancen fuegos artificiales con la llegada del nuevo año, con el objetivo de ahuyentar a los malos espíritus.

navidad_rusa

Más al este, en Rusia, las navidades se celebran unos días más tarde, ya que siguen el calendario de la iglesia ortodoxa. Allí es muy común que los niños abran los regalos el día de Año Nuevo y, además de juguetes, suelen recibir matriuskas (las clásicas muñecas rusas que contienen unas dentro de otras).

El encargado de llevar los regalos es el Ded Moroz (abuelo de hielo), que es muy similar a nuestro Papá Noel aunque, a veces, en lugar de rojo viste de azul.

Otra de las costumbres más bonitas, y también curiosas a nuestros ojos, es la que tienen en Letonia a la hora de recibir los regalos de Navidad. Y es que allí, antes de abrir los presentes, hay que recitar un poema. Y otra de las cosas más particulares es que, para recibir el Año Nuevo, suelen hacer hogueras, para que el fuego espante a los males y el año comience de la mejor manera posible.

japanese_santa

En Japón, las fechas navideñas se celebran cada vez de un modo más similar a como lo hacemos en los países tradicionalmente cristianos. No nos referimos tanto a las festividades, sino a las celebraciones, regalos, etc.

Y es que, allí, lo que se celebra sobremanera es la llegada del nuevo año, y los preparativos ya comienzan con la llegada del mes de diciembre.

Para afrontar el cambio de año de la mejor manera, en Japón se hace una gran limpieza en todas las casas. Y esta limpieza no solo se refiere a quitar la suciedad y los trastos de las casas, sino a saldar cuentas y todas las cosas que se tengan pendientes del año que está a punto de terminar. Así, cuando llegue el día de fin de año, conocido como Omisoka, lo afrontan con una plena renovación, que algunos llevan incluso a su vestuario.

Un poco distintas suelen ser las costumbres en los países del hemisferio sur. Como ya hemos contado cuando hablamos sobre qué se come en Navidad cuando hace calor, las temperaturas condicionan mucho estas fechas, y por ello la gente suele celebrar más en exteriores que lo que aquí estamos acostumbrados.

No es extraño que en Argentina, Uruguay o Brasil las familias se reúnan en sus jardines y terrazas, o incluso en parques, para preparar un asado al aire libre, o incluso estar en la playa con el bañador y el gorrito de Papa Noel. En Australia también puede ser normal que las familias salgan a parques o entornos más rurales para celebrar con un picnic, aunque también sus playas se llenan de gente en estas fechas.

Christmas Projection at Melbourne Town Hall

Por último, y aunque sabemos que los judíos no celebran la Navidad, en Israel, así como para todas las familias judías presentes en otros países, estas fechas de diciembre coinciden con su Janucá. Y aunque el significado y el fondo de la celebración no tengan nada que ver, también son fiestas en las que las familias se reúnen y los más pequeños reciben regalos.

Éstas son algunas de las diferencias que podemos encontrar en las fiestas navideñas de otros países.

¿Cuál os parece más curiosa? ¿Qué costumbre de otro país os gustaría traer a vuestras casas?

Los platos de cuchara que te ayudarán a sobrellevar el frío este otoño

Está claro que con el cambio de estación ya no apetecen tantas ensaladas, gazpachos ni helados. Pero siempre hay recursos gastronómicos adecuados para cada temporada y, aunque ya no los tomemos tanto debido a los hábitos más urbanos que tenemos, hay que intentar recuperar las viejas tradiciones gastronómicas de nuestras madres y abuelas.

Por eso, queremos proponerte los mejores platos de cuchara para sobrellevar el frío, algunos de los cuales tal vez estén olvidados en algún rincón lejano de tu memoria, y cuyo (re) descubrimiento satisfará y alegrará a tus papilas gustativas.

Como hemos dicho, no son los platos más rápidos de preparar y, para qué negarlo, tampoco son los que consiguen unas digestiones más ligeras. Pero de vez en cuando está bien incluirlos en nuestras dietas, porque reconfortan con las bajas temperaturas, porque muchos de sus ingredientes son muy sanos y, por supuesto, ¡Porque están muy buenos!

Pote gallego

caldo_gallego

El pote gallego, también conocido como caldo gallego, no sólo es uno de los platos más famosos en Galicia, sino que también es uno de los más tradicionales. Antiguamente se preparaba con las verduras y legumbres que había disponibles en cada casa, normalmente grelos, berza, repollo, habas o garbanzos, untadas en grasa de cerdo para darle consistencia, y era muy común entre la gente que trabajaba en el campo.

Actualmente, es un plato que se come en toda la región, sobre todo en los meses más fríos, y que también puede incluir algo de carne, como chorizo o lacón, siempre servido en cuencos o en platos hondos, donde conserva mejor el calor.

En Asturias también se elabora de manera muy parecida, aunque en el Principado le suelen echar patatas, tal vez algo de pimentón o, incluso, castañas, receta con la que recibe el nombre de pote quirosano.

Fabada asturiana

fabada

Cuando se habla de cocina asturiana, suele venir a la mente este plato. Aunque últimamente el cachopo también ha adquirido gran fama, la fabada es el plato más conocido de Asturias y uno de los más carismáticos también a nivel nacional.

Las alubias asturianas, o mejor dicho, les fabes, se cuecen lentamente en este plato y se acompañan con el compango. Es un plato bastante contundente, que sirve tanto para sobrellevar el frío como para reponer todas las energías después de un día de actividad física y cuyas primeras referencias escritas se remontan a finales del siglo XIX.

Aunque, todo hay que decirlo, es probable que de un modo similar ya se consumiera antes al estilo del cassoulet francés, conocido en el norte de España por los peregrinos que venían desde Francia haciendo el Camino de Santiago.

Cocido madrileño

SONY DSC

Tal vez el plato más representativo de la Comunidad de Madrid y, de nuevo, uno de los más populares a nivel nacional.

Los garbanzos son los protagonistas, pero el ritual de comer la sopa antes y las carnes después lo convierte en uno de los platos más completos. Cada una de estas tres fases se llaman vuelcos, y se puede decir que van de la más ligera, con el caldo, a la más contundente, con las carnes variadas de ternera, cerdo y pollo, al final. En realidad, este plato no es exclusivo de Madrid.

Comparte orígenes con otros tipos de cocidos que se sirven en distintas regiones de España, con sus típicas variantes. El más conocido probablemente sea el cocido maragato, habitual en la provincia de León y cuya característica más definitoria sea que el orden en el que se comen la carne, los garbanzos y la verdura, y la sopa, es opuesto al madrileño.

Lentejas castellanas

How to make a super quick Lentejas con Chorizo (Lentils with Chorizo). It tastes much better than out of a can and takes 5 minutes. 1. Slice up 2 cloves of garlic and fry in olive oil with 2 bay (laurel) leaves. 2. Slice up some cured chorizo and fry it for 2 minutes on both sides in the same oil. 3. Make up about half a cup of stock (chicken or meat). 4. Add precooked lentils to the fried chorizo and then add the stock. 5. Let it simmer for 3 minutes. 6. Take out a quarter of a cup of lentils and stock and blend. Then add it back to the saucepan. And there you go. OK - it's not the traditional way to do it, but it's quick. I take photos for fun and for my business blog (Say No! to the Office), food company website (The Tapas Lunch Company) and Spanish food portal (Spanish Food World). Copyright © 2011 Jonathan Pincas. All Rights Reserved. Please contact me if you're interested in using one of my pictures.

Estas legumbres no podían faltar en una compilación como ésta, de platos de cuchara. De nuevo, con distintas variantes según la región en la que nos encontremos, la manera más clásica de hacerlas, con raíces castellanas, es guisando las lentejas con cebolla, zanahoria y laurel, y algún tipo de chorizo.

El toque final se le suele dar con un sofrito de ajo y pimentón, aunque hay gente que también prefiere echarle algún tipo de picante, como guindillas o tabasco. La versión más ligera de este plato, pero igualmente reconfortante para combatir el frío, prescinde del chorizo y puede incluir alguna verdura más.

Escudella

Uno de los platos más antiguos y típicos del invierno en Cataluña, también es muy completo, al estilo del cocido madrileño. Consiste en un caldo con verduras y legumbres a las que también se añaden distintos tipos de carnes.

En la sopa se suelen servir fideos, pero la versión más rica, que se prepara sobre todo en Navidad, incluye los galets, que es una pasta corta en forma de caracoles. Y, por supuesto, la famosa pilota, una albóndiga grande y alargada hecha con carne picada, pan, ajo y perejil.

Patatas a la riojana

patatas_riojana

Este guiso es clásico en los meses otoñales y, aunque se consume en toda España, donde es más popular es en La Rioja y Álava, zonas con fama por su producción de patatas de calidad.

Los ingredientes básicos para hacer este plato son tres: patatas, chorizo y pimentón. A partir de ahí, también se le pueden incluir cebolla, pimientos y ajos y, una vez todo bien guisado, servirlo muy caliente.

Sin duda, es un plato que reconforta durante el frío y aporta grandes cantidades de energía.

Porrusalda

porrusalda

La cocina vasca siempre nos ofrece cosas buenas, y este plato es un buen ejemplo, que también se ha extendido al resto de España y es muy apto para los meses de otoño. De nuevo, los ingredientes principales son tres: bacalao, patatas y puerros, aunque una receta completa y sabrosa también llevará ajos, pimienta, laurel y, por supuesto, caldo de pescado.

Sopa de ajo

sopa_de_ajo

También se le suele conocer como sopa castellana y es uno de los más tradicionales desde hace muchos años en distintas regiones de España, sobre todo para los meses más fríos.

Antiguamente se consumía por la mañana, para combatir las bajas temperaturas a la hora de salir a trabajar a la intemperie, ya que era fácil de preparar y tampoco resultaba demasiado pesada. Lo único que hace falta para prepararla es agua, pan duro, ajo y pimentón, aunque también se le suele echar huevo durante la cocción y, en algunas versiones más modernas, trocitos de jamón o tocino.

 

5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras

Todos conocemos los países más típicos para los distintos tipos de vacaciones. Tanto si te quieres ir a la playa, como si quieres patear centros urbanos llenos de rascacielos, las opciones clásicas y famosas están ahí, presentes en todas las cartelerías de agencias y en los blogs de los viajeros más populares. Pero hay otros países que no gozan de ese reconocimiento. Suponemos que esto se deba a que aún no se han puesto de moda, o que no tienen tanta publicidad, porque en lo que se refiere a rincones y paisajes por descubrir, tienen un montón.

Y aquí te queremos proponer 5 de esos países que merece la pena visitar y que, probablemente, aún no los conozcas.

Groenlandia

Cada vez que miras un mapamundi, Groenlandia tiene mucho protagonismo. En realidad, su tamaño no es tan grande como parece en nuestros mapas más comunes, pero tampoco es tan pequeño, ya que su extensión cuadriplica la de España, aunque es cierto que la mayor parte está cubierta de hielo.

Estrictamente no es un país, sino que es una región autónoma en la que algunas cuestiones dependen directamente del Reino de Dinamarca.

Aún así, ni su ubicación ni sus paisajes tienen demasiado que ver con este país, ya que se encuentra muy al norte, entre Islandia y la parte más septentrional de Canadá.

Y sí, te podemos decir que allí hace mucho frío. La mayor parte de su territorio padece temperaturas bajo cero durante todo el año, y en Nuuk, la capital, las máximas no suelen superar los 7°. Pero, precisamente, estas temperaturas son las que le confieren un encanto único a sus paisajes, repletos de nieves y glaciares. Si no eres demasiado friolero, hazte con ropa de abrigo y podrás descubrir algunas zonas espectaculares de su zona más interior o, en la costa, disfrutar de la actividad de las ballenas e incluso dejarte llevar en un trineo tirado por perros.

5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras - Groenlandia

Groenlandia vía Wikimedia Commons

Nicaragua

Obviamente, sabes que existe, sabes que está en Centroamérica y también sabes que se habla español. Pero puede que no conozcas a nadie que haya estado allí y, además, tampoco sepas cuáles son los posibles atractivos de este pequeño país, que los tiene, y muy variados.

De hecho, poco a poco el turismo está adquiriendo mayor importancia en Nicaragua, tanto por las playas que tiene en ambas costas y que a tantos surfistas atraen a lo largo del año, como por los paisajes naturales que hay en el interior, con ríos, lagos y volcanes que están deseando dejarse explorar.

Pero el punto que mayor número de turistas atrae es la ciudad de Granada, que es la más antigua de todo el país y que ofrece una gran riqueza arquitectónica de la época colonial.

En el mismo sentido, León también es otro punto de interés para los amantes de la historia y la arquitectura, y entre ambas ciudades siempre se pueden establecer comparaciones por sus diferencias y semejanzas.

 5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras - Nicaragua

Nicaragua vía Wikimedia Commons

Mongolia

Otro país que suele pasar desapercibido cuando pensamos en destinos vacacionales. Claro está que éste no es el lugar indicado para aquellos que quieran disfrutar de playas paradisíacas tomándose un cóctel de frutas, pero sí que lo es para los que deseen un entorno distinto, con paisajes desérticos y montañosos y un estilo de vida completamente distinto al que conocemos.

Y es que allí estarás completamente alejado de la sociedad moderna y tendrás que recorrer sus rutas a lomos de un caballo, y verás cómo los nómadas siguen viviendo con el mismo estilo que hacían sus antepasados cientos de años atrás.

La capital, Ulan Batar, no tiene ningún atractivo especial. Pero tanto en el desierto de Gobi como en el Parque Nacional de Altai encontrarás fascinantes escenarios para recorrer y fotografiar. Y, cómo no, la ciudad de Karakorum, antigua capital del imperio mongol en la que se pueden visitar sus famosos templos y monasterios budistas, sobre todo el Erdene Zuu, que es el más antiguo de Mongolia.

5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras - Mongolia

Mongolia vía Wikimedia Commons

Botsuana

De nuevo, un destino que parece oculto por la capacidad de atracción de países de su mismo continente, África. Los turistas se suelen decantar por Tanzania, Kenia y Sudáfrica, pero hay que reconocer que Botsuana también tiene sus encantos.

Por ejemplo, es un lugar ideal donde ver a los llamados cinco grandes de África, o sea, leones, leopardos, elefantes, rinocerontes y búfalos, y, también, muchos otros animales en su hábitat natural, como cebras, jirafas o hipopótamos.

Además, en Botsuana también podemos descubrir uno de los rincones naturales menos conocidos y que más merecen la pena: el Delta del Okavango, el mayor delta interior del mundo y lugar donde habitan los únicos leones nadadores.

5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras - Botsuana

Botsuana vía Pixabay

 

Birmania

La fama de Birmania, o Myanmar, está creciendo mucho en los últimos años, aunque sus cifras relativas al turismo siguen siendo menores en comparación a otros países del sudeste asiático.

Esto hace que sea un país que aún mantenga un mayor toque de autenticidad, y la mayoría de la gente que lo visita son aquellos que ya conocen las regiones adyacentes y desean explorar y profundizar aún más.

En la antigua capital, Rangún, se encuentra la pagoda Shwedagon, una de las más antiguas del mundo, y donde hay reliquias de Buda, aunque la mayoría de los turistas se suelen dirigir principalmente a la zona de Bagan, famosa por sus más de 4.000 templos o a destinos más aventureros, como el lago Inle o Hsipaw.

5 países que merece la pena descubrir y que probablemente no supieras - Birmania

Birmania vía Wikimedia Commons

Así que ya sabes, si te apetece probar un destino distinto y menos conocido, aunque igualmente interesante, éstas cinco sugerencias pueden ser ideales, sobre todo conociendo tu espíritu explorador, ya que en cualquiera de estos cinco destinos podrás dar rienda suelta a esas aventuras y emociones que tanto te gustan.

Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

Puede que aún eches de menos tus relajadas vacaciones, o puede que ya hayas entrado de lleno en la dinámica de la rutina de casa al trabajo y del trabajo a casa y necesitas desconectar. Te damos consejos para explorar tu ciudad en busca de lugares tranquilos en los que desconectar.

El nuevo curso ha comenzado y has entrado de lleno en proyectos, responsabilidades y cosas que hacer que a veces te estresan un poco más de la cuenta. El otoño ya ha llegado, y el frío, que llega sin avisar, y la lluvia siempre nos hacen sentir una cierta melancolía, tal vez de las vacaciones o del buen tiempo, o de no se sabe el qué…

A la vez la ciudad se ha llenado de colores nuevos, los tonos rojizos de los árboles y esa luz tan especial que llega con el otoño.

Llegas a casa y sigues pensando en aquello que no sabes si finalmente se habrá solucionado, o si al final enviaste ese mail o se te ha quedado en la bandeja de salida, en un limbo de incertidumbre que te tendrá en vela toda la noche. Mañana tienes que acordarte de esto y de lo otro… Sí, te tienes que acordar, pero mañana.

Pero, ¿qué supone exactamente desconectar? Parar, pensar en cosas diferentes a las que has estado trabajando a lo largo del día, mirar al horizonte y airear nuestras ideas. Estas pueden ser algunas ideas.

Cada cosa a su tiempo

Una de las mejores maneras de olvidarnos del estrés es conseguir un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal. Cuando salimos del trabajo, hemos salido y estamos en nuestro tiempo libre, y lo mejor es que lo utilicemos para hacer cosas que nos hagan pensar en asuntos diferentes.

Las personas mas creativas y apasionadas con su trabajo dedican un tiempo a dejar de hacer lo que están haciendo.

Esto favorece el mantenerse aireado y retomar las tareas con nuevos enfoques que hemos adquirido en nuestros momentos de descanso. Todos necesitamos un tiempo de descanso de calidad para volver a emprender nuestras ocupaciones con un aire nuevo, reorganizar prioridades, o simplemente empezar el nuevo día con energía.

La ciudad ofrece numerosas posibilidades para ayudarte a desconectar y a dedicar un tiempo para ti, a hacer lo que te gusta sin apretadas agendas u obligaciones que no terminas de comprender. Es muy importante que todos los días nos dediquemos al menos un momento a nosotros mismos, a situarnos y cambiar un poco de aires. Al igual que durante tu jornada laboral aprovechas el día al máximo para sacar los proyectos adelante, presta mucha atención a ese momento que te regalas a ti mismo, porque estás en TU momento. Aquí y ahora.

Pasear por la ciudad

A veces es complicado llegar a este estado de mindfulness, de valorar y poner plena atención al aquí y al ahora, pues bien caminar es una buena manera de comenzar.

photo-1458240598330-ccda17524e5c

Puedes practicar técnicas de mindfulness para las cuales no necesitas estar en ningún lugar en concreto, y comenzar así tu paseo. Así será más fácil olvidarte por un rato de lo que vas a hacer mañana.

Imagina una avenida llena de árboles, las hojas naranjas adornan la calle con sus colores, también en el suelo. Pasear es un método perfecto para desconectar.

Salir de la zona de confort, pasear por la ciudad, perdernos por calles y callejuelas, encontrar rincones nuevos, es una de las mejores maneras de desconectar.

Comenzar a andar, a mirar el paisaje urbano y a la gente pasar como si de una película se tratase. Así empiezan a aflorar pensamientos positivos, ideas, deseos y sueños que muchas veces no sabemos ni que estaban.

Un buen paseo nos puede llevar a un estado de relax muy positivo en el que hemos aireado las ideas y sin darnos cuenta, hemos dado rienda suelta a la creatividad. La exploración interior favorece la creatividad y el pensamiento lateral, aquel que nos ayuda a resolver problemas de manera creativa, con imaginación y sin hacer suposiciones subjetivas.

Se trata de observar y de cambiar los recorridos convencionales de nuestro pensamiento para dar lugar a nuevas y frescas ideas.

 Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

Otras formas de desconectar

A veces buscamos el silencio para alejarnos de las preocupaciones, aislarnos del ruido y el ajetreo de la ciudad para relajar la mente. Este silencio lo podemos encontrar en un parque o una plaza. Vayamos en busca de unas vistas bonitas, que se suelen encontrar en los puntos altos de la ciudad.

Solamente el contemplar un atardecer o las luces de la ciudad al caer el sol es un espectáculo digno de ser disfrutado y nos acerca a la atención plena que mejora nuestro bienestar físico y emocional.

Explora tu ciudad, siempre hay un lugar en el que desconectar en otoño

En efecto, huir del estrés tiene repercusiones positivas en nuestra salud, física y emocional.

Las actividades culturales son también grandes aliadas para cambiar el chip: pasear por una exposición, ver una obra de teatro o una buena película. Actividades de este tipo facilitan la concentración, nos transportan a otros lugares y nos ayudan a reflexionar, además de aportarnos nuevos puntos de vista y nuevas perspectivas. Una actividad cultural nos regala un momento de ocio y de disfrute de un trabajo hecho por otros, y eso resulta muy enriquecedor.

No necesitamos grandes cosas para desconectar y alejarnos por un momento del estrés cotidiano.

Solamente hace falta ser creativos y buscar maneras sencillas de alejarnos de bullicios y encontrar las cosas buenas que nos ofrece la ciudad: una avenida llena de hojas secas, un atardecer o un café caliente mientras observamos la vida pasar.

Desconecta para ser mas creativo, para disfrutar de todo lo que haces y para explorar dentro de ti.

Los museos y yacimientos arqueológicos que tienes que visitar en España

La presencia humana en España se remonta a miles de años atrás. Han sido muchos los pueblos, civilizaciones y culturas que han pasado por la Península Ibérica en todo este tiempo y, además de la herencia presente que tenemos de ellos, son muchos los restos que podemos descubrir y visitar para aprender y conocer un poco más acerca de nuestro pasado. Algunos de ellos están en museos en grandes ciudades, pero otros siguen permaneciendo en su lugar de origen, y la posibilidad de recorrerlos es algo que no nos debemos perder.

Medina Azahara

Este museo fue inaugurado recientemente, en 2009, para dotar al yacimiento homónimo de unas instalaciones dignas y merecedoras de la impresionante colección y riqueza arqueológica que atesora.

Medina Azahara fue una ciudad palatina construida a unos 8 kilómetros de Córdoba en el siglo X, con la que Abderramán III pretendía mostrar el poderío de su califato. Aunque fue abandonada pocas décadas después, los restos que se conservan son de gran calidad, tanto en el propio yacimiento, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1923, como en el museo, que en 2012 fue nombrado Museo europeo del año.

Medina Azahara

Itálica

Cerca de Sevilla, en el término municipal de Santiponce, se encuentra el Conjunto Arqueológico de Itálica, cuyos orígenes se remontan al siglo III a. C.

En esta importante ciudad de la Hispania romana nacieron dos de los emperadores más célebres: Trajano y Adriano, y como muestra de su esplendor podemos disfrutar de un conjunto arqueológico en el que se nos permite visitar las termas, las casas particulares de los romanos pero, sobre todo,            el anfiteatro, que es el tercero más grande del mundo y que contaba con una capacidad de hasta 25.000 personas.

Anfiteatro Italica

Ampurias

Ampurias fue una ciudad griega, y después romana, ubicada en la costa de Gerona, muy cerca del Golfo de Rosas. El yacimiento y su museo adjunto son la única muestra arqueológica de toda la península ibérica en donde conviven restos griegos y romanos.

Fundada por los griegos en el siglo VI a. C., estuvo abandonada durante siglos, aunque su ubicación nunca fue olvidada por completo y ya a comienzos del siglo XX se empezaron a realizar las excavaciones que han dado lugar a uno de los conjuntos arqueológicos más interesantes y relevantes de la península ibérica.

Ampurias

 

Siega Verde

Esta zona, ubicada en la provincia de Salamanca, fue descubierta relativamente hace pocos años, en 1988, y se le considera el conjunto de arte rupestre paleolítico al aire libre de mayor tamaño de toda Castilla y León.

La calidad de sus grabados en las paredes lo han llevado a ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, por su proximidad, también permite acercarse al Parque Arqueológico del Valle del Coa, al este de Portugal.

Siega verde

Mérida

El conjunto arqueológico de Mérida es uno de los más grandes e importantes de toda España, y es Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

De todos es conocido que la ciudad emeritense fue de gran importancia en la Hispania romana, y los monumentos y construcciones que allí se realizaron se pueden disfrutar en su mayoría hoy en día, y, además, en un gran estado de conservación. Imprescindibles el teatro, el anfiteatro, el puente romano, el Acueducto de los Milagros, el Templo de Diana… en conclusión, todo, porque realmente merece la pena.

Cueva de Altamira

Ubicada en Santillana del Mar, esta cueva fue descubierta en 1868, y es considerada uno de los conjuntos más importantes del arte prehistórico de toda Europa. Como parte del complejo, también se encuentra el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

La calidad de sus pinturas y grabados, de decenas de miles de años de antigüedad, han hecho que sea conocida como la Capilla Sixtina del arte rupestre, y fue declarada como Patrimonio de la Humanidad en 1985. Pero la costa norte española es muy rica en este tipo de cuevas rupestres, y en 2008 se extendió la denominación a otras 17 cuevas localizadas desde Asturias hasta el País Vasco, llamándose el conjunto Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España.

Altamira

Museo Arqueológico Nacional

El Museo Arqueológico Nacional, ubicado en Madrid, fue fundado en 1867, con la intención de reunir, conservar y mostrar las colecciones que había en el Real Gabinete de Historia Natural y la Real Academia de Historia, principalmente.

Su colección actual es enorme, de casi un millón y medio de piezas, aunque solo se muestran unas 15.000, la mayor parte de la Prehistoria. Entre las más visitadas y valoradas se encuentran la Dama de Elche, la Estatua de Livia, , el toro de Osuna, el Tesoro de Guarrazar, los ábacos neperianos o la momia guanche.

DAMA DE ELCHE. Escultura ibera de piedra caliza del siglo V o IV a.C. Procedente de Elche (Alicante, España). En el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.

Museo Nacional de Arqueología Subacuática

No todo iba a ser arqueología sobre tierra, y más aún en un país como España, que tiene tanto litoral y ha tenido tanta presencia en los mares a lo largo de su historia.

Este museo, ubicado en Cartagena, tiene su origen en 1970, aunque su sede actual se inauguró en 2008, y aunque no tenga nada que ver con la arqueología, el edificio ya merece la pena por sí solo, habiendo sido hasta exhibido en el MOMA de Nueva York por su valor arquitectónico.

Pero en lo que concierte a la arqueología, aquí se reúnen restos del tráfico marítimo, principalmente del Mediterráneo, desde los fenicios hasta los romanos.Los visitantes de este museo se asombran al descubrir allí expuestos los restos de dos barcos fenicios encontrados en Mazarrón y cuyo origen se calcula en el siglo VI a. C.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para mantenerte sano

Ya desde la Antigua Roma es sabido que el deporte nos ayuda a tener un cuerpo sano y a ser capaces de disfrutar de nuestra salud. Te contamos varias razones por las cuales es bueno hacer ejercicio con regularidad para que te animes si aún no lo has hecho.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Investigando un poco descubrimos que quien escribió esta frase, en realidad no le otorgaba el sentido que le damos hoy, ya que no estaba ligada de ninguna manera al deporte, sino a la religión. Su sentido original es el de la necesidad de orar para disponer de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado. Si bien si se le daba importancia al cultivo del cuerpo (esta es una de las muchas herencias que los romanos tomaron de la Antigua Grecia), los deportistas y los filósofos no parece que se llevaran muy bien.

La frase completa, procedente de las Sátiras del poeta latino Juvenal reza: orandumest ut sitmens sana in corpore sano, que significa que uno sólo debe rezar por una mente sana en un cuerpo sano. Esta frase se vinculó por primera vez a la práctica deportiva en 1861 en Liverpool, cuando se eligió como el lema de un gimnasio, y adquirió tal fuerza que se llegó a utilizar como lema de los Juegos Olímpicos, hasta que fue sustituido por el actual “citius, altius, fortius” (más rápido, más alto, más fuerte).

Sea como fuere, el ejercicio físico mantiene el cuerpo y la mente sanos, y lo mismo pasa con el ejercicio mental. Buscar un equilibrio entre cuerpo y mente es necesario para una vida sana y plena.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Los ejercicios aeróbicos como andar, correr, el ciclismo o la natación aportan muchos beneficios a nivel cardiovascular, ayudan a regular la presión arterial, fortalecen el corazón y disminuyen notablemente el riesgo de infarto. Además nos ayudan a regular los niveles de colesterol y azúcares, por lo que también previenen el sobrepeso y la diabetes. También existen evidencias científicas de que la actividad física ayuda en la prevención de ciertos tipos de cáncer.

Este tipo de ejercicios pone a funcionar también nuestros aparato respiratorio y a la larga aumenta nuestra capacidad pulmonar, así como la capacidad de realizar esfuerzos. Por otra parte, la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo a través de la transpiración tendrá beneficios sobre nuestra piel. En otras palabras, el ejercicio nos rejuvenece.

La transpiración favorece a eliminación de toxinas del nuestro cuerpo, algo que notaremos también en la piel: se verá más limpia y oxigenada.

Se sabe desde hace tiempo que el ejercicio físico es bueno para la salud mental. Un reciente estudio de la Universidad de Granada ha demostrado la relación bidireccional entre ejercicio físico y cognición, ya que favorece la capacidad de mantener la atención sostenida o vigilancia, una función cognitiva de alto nivel que mejora nuestra capacidad de reacción, algo que nos ayuda a mantenernos alerta en periodos largos, y es muy necesario en algunas profesiones como la cirugía o para los controladores aéreos. A largo plazo, hacer ejercicio ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer y otras demencias.

Esta relación no se queda aquí. Con el esfuerzo nuestro cerebro libera diferentes sustancias que hacen posible que nuestro cuerpo funcione correctamente durante la actividad, entre ellas las endorfinas, unas proteínas que actúan como neurotransmisores y nos provocan una sensación de placer. Sirven para luchar contra el dolor, entre otras muchas cosas, y, sobre todo nos transmiten una sensación de felicidad que engancha.

Sí, hacer deporte engancha, y los que lo han probado lo saben bien.

Entrenarnos con regularidad mejora nuestro estado de salud en general, tanto física como mental. La regularidad es importante para sentir los beneficios del ejercicio físico, según varios estudios, mucho más que la intensidad del deporte que hayamos elegido. Esta regularidad ayuda a que insertemos el entrenamiento en nuestra rutina diaria y en nuestro modo de vida. Es seguro que nos va a apetecer comer mas sano y cuidarnos más en general, hacer deporte nos ayuda a aumentar la autoestima, a querernos más y a cuidarnos cada vez más.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

La actividad física por la mañana ayuda a aumentar nuestro nivel de energía y a mantenerlo durante todo el día, y esto repercutirá positivamente en nuestro rendimiento laboral. El ejercicio mejora y ejercita la función mental, destacando la memoria, la agilidad y flexibilidad mental, entre otros.

También descienden los niveles de estrés y de ansiedad, al ejercitarnos estamos favoreciendo un momento de reflexión y de autoexploración, es un momento que nos regalamos a nosotros mismos para reflexionar, ordenar ideas y desconectar. El ejercicio, del tipo que sea, exige una concentración que mejora nuestro estado mental en general. Después de la práctica llega el relax total, y como consecuencia es más fácil conciliar el sueño. Quién no ha disfrutado de un sueño más que reparador después de una larga ruta en bicicleta o una buena carrera. ¡Un merecido descanso!

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

El deporte nos ayuda a superarnos a nosotros mismos, a conseguir metas con nuestro esfuerzo y nuestra fuerza de voluntad, vamos avanzando poco a poco y nuestras capacidades físicas y psicológicas aumentan.

Cualquiera que tenga inserto dentro de su rutina una sesión de running o de ciclismo, de tenis o pádel, de danza o de yoga, cualquier actividad física del tipo que sea, seguro que ha experimentado todos estos beneficios que acabamos de enumerar.

Otra manera de hacer deporte y a la vez apoyar la salud es participar en maratones populares o carreras que apoyen una causa concreta como la carrera de la mujer, un evento deportivo que se celebra desde hace ya trece años y se ha convertido en el mas grande de Europa. Con este tipo de carreras se pretende concienciar a la sociedad de la importancia de la prevención, en este caso del cáncer de mama, así como promover los hábitos de vida saludables en la sociedad.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Apoyando este tipo de eventos estamos apoyando también la investigación y la lucha contra el cáncer. Por lo que hacer deporte no solo es bueno para nuestra salud sino que también ayuda a la de los demás.

No le des mas vueltas y haz tuyo el lema: Mens sana in corpore sano.

Un viaje de mil millas comienza con un pequeño paso

Esta frase de Lao Tse encierra una de las ideas fundamentales de la filosofía taoísta, que confía en la existencia de una solidaridad absoluta entre el hombre y la naturaleza. Caminar para explorar nuevos territorios según vamos avanzando y también para estar en forma. Caminar por la ciudad, caminar por el campo. Todo vale. Desde el senderismo hasta el nordic walk, revisamos diferentes maneras de practicar este saludable hábito.

 

walk

 

Así es: solamente necesitamos dar el primer paso para empezar un largo viaje. Hablamos de un viaje a pie, ya que caminar es una actividad muy saludable, el medio de transporte mas antiguo y ecológico y la mejor herramienta que existe para explorar. Desde que un bebé es capaz de dar su primer paso empieza a descubrir cosas nuevas, emprende su exploración y su camino por la vida, y ya no puede parar.

En invierno o en verano. Por el campo, la ciudad o por la playa. Caminar sin mas es ya un deporte muy beneficioso, es el primero de los ejercicios aeróbicos y el mas asequible, y como tal, ayuda a quemar glucosa y por lo tanto a perder peso y quemar grasas, además de activar nuestra circulación y mejorar nuestra actividad cardiaca. Regulamos el nivel de colesterol, y reforzamos nuestros huesos: al hacer ejercicio al aire libre estamos en contacto con los rayos del sol que favorece que el calcio se fije en nuestros huesos. Además nuestro sistema inmunológico queda fortalecido y está demostrado que el ejercicio físico moderado reduce el riesgo de contraer enfermedades como resfriados o la gripe.

Es una actividad apta para todas las edades, y perfecta para practicar solo o en grupo, por lo que también tiene una dimensión social que podemos tener en cuenta a la hora de compartir una actividad.

 

walk_2

 

Si queremos sacarle el mayor partido a un paseo podemos fijarnos en nuestra postura, estirar la espalda, estirar abdominales y trabajar los glúteos para sacarle un doble partido a un simple paseo por la calle. Esto es una buena alternativa al transporte público para distancias asequibles, ya que caminar 30 minutos al día es suficiente para mejorar nuestra circulación, y abandonar el sedentarismo, que es una de las principales causas de mortalidad en el mundo occidental. Caminar aumenta nuestra esperanza de vida.

 

Caminar por la ciudad

 

La OMS recomienda contra el sedentarismo caminar al menos veinte minutos al día. Un momento perfecto para andar es prescindir del coche o del transporte público para ir al trabajo, si está a una distancia asequible, o bajarnos un par de paradas antes para terminar el camino a pie. Actualmente con las aplicaciones móviles, podemos calcular exactamente el tiempo que vamos a tardar, calcular rutas alternativas y evitar retrasos sorpresa. En alguna ocasión incluso podemos tardar menos al evitar atascos en hora punta.

 

city

 

Si realmente nos resulta imposible ir caminando al trabajo, o simplemente caminar por un polígono industrial no nos resulta muy motivador, podemos dedicarle esos veinte minutos en otro momento del día. El power walking es una tendencia que cada vez tiene mas adeptos, y consiste en caminar a buen ritmo, caminar rápido, movilizando los brazos para que acompañen al cuerpo, trabajando el abdomen y controlando la respiración. Debemos mantener el control de muestra postura en todo momento: hombros atrás, vista al frente, pecho arriba y abdomen activado. Estas posturas evitan arquear la zona cervical y sobrecargar la espalda y las lumbares, lo cual aporta un beneficio añadido a nuestro cuerpo además de los muchos que ya supone andar sin mas. Tonificaremos sobre todo la musculatura del tren inferior y nuestra zona central. Gemelos, glúteos y abdomen realizan la mayor parte del trabajo en el power walking.

 

Caminar por el campo

 

Cuando tengamos la posibilidad, el senderismo es el deporte explorador por antonomasia. A las ventajas de caminar se añade el descubrir nuevas rutas, hacerlo al aire libre respirando aire puro, disfrutar de los paisajes, y llegar a parajes increíbles. El senderismo nos conecta con la naturaleza y con el patrimonio natural y cultural, en muchas de las rutas nos encontraremos con monasterios u otro tipo de ruinas, por lo que forma una simbiosis perfecta entre deporte, cultura y medio ambiente.

Podemos consultar los grupos de senderismo de nuestra ciudad ya que, principalmente por seguridad, es preferible no practicar este deporte de manera individual. El senderismo y las actividades de montaña favorecen la creación de una comunidad, de un compañerismo y una complicidad especiales, potenciando las relaciones interpersonales, compartimos experiencias singulares y muy enriquecedoras.

 

senderismo

 

Otra variante del senderismo es el Nordic Walk o caminata nórdica, una técnica que se va haciendo hueco poco a poco en España y que consiste en caminar al aire libre con unos bastones similares a los que se utilizan para el esquí de fondo. Estos bastones permiten que activemos también el tren superior, y con ellos varios grupos musculares. La caminata se convierte en algo mas eficiente y saludable.

Se trata de un deporte de resistencia con el que trabajaremos la coordinación y la resistencia cardiorrespiratoria sin tener niveles de fatiga perceptibles. Seguro, fácil y económico, ofrece beneficios físicos muy similares a la carrera, la natación o el ciclismo, sin forzar tanto las articulaciones como cuando corremos.

 

NordicWalking3

 

Es importante estirar antes y después de hacer estos deportes, para evitar lesiones o dolores incómodos. Para motivarnos a practicar ejercicios debemos marcarnos pequeñas metas o mini objetivos según nuestra capacidad o forma física. No es necesario forzar, practicando deporte con regularidad estamos trabajando también nuestra resistencia, por lo que cada vez nos iremos superando poco a poco.

Debemos aprovechar y utilizar el tiempo que dedicamos al ejercicio para nosotros, para meditar y observar el camino. No por nada se ha asociado siempre el caminar con el filosofar, caminar nos inspira y muchas veces favorece que procesemos nuestras preocupaciones, aireemos la mente y encontremos soluciones. También es útil al trabajar en nuestros proyectos y encontrar nuevas ideas, a veces conviene levantarnos y dar un paseo.

Ya lo dijo el poeta: Se hace camino al andar.

 

huellas

 

Imágenes | Unsplash | ananaturismo.com |

Viajar a la Edad Media: 9 localidades, mercadillos y castillo que te trasladarán al pasado

Un viaje por Europa nos permite descubrir cómo fue nuestra Historia. Aprender de las vidas de otras personas que pisaron la tierra mucho antes que nosotros sirve para explorarnos a nosotros mismos y para darnos cuenta de la situación que tenemos. En las distintas ciudades y pueblos del viejo continente quedan vestigios de muchas etapas históricas y los medievales nos sirven más que ningún otro para viajar hacia atrás en el tiempo.

Aunque tenemos claro que a ninguno de nosotros nos habría gustado vivir en la Edad Media, la época tiene bastante atractivo por motivos que son difíciles de encontrar. ¿Quién no se ha imaginado alguna vez paseando por largos pasillos de una suntuosa fortaleza? Lo que sí resulta evidente es que los rastros que quedan en nuestro mundo moderno de aquellos oscuros siglos presentan una gran belleza, si obviamos pensar cómo habría sido la vida de quienes habitaron aquellos lugares.

Los castillos, fortalezas, ciudades amuralladas nos sirven para trasladarnos al pasado. Pero si añadimos que la visita a una de las localidades que se han conservado bien desde entonces se realiza durante la celebración de un mercado medieval o unas fiestas con disfraces y actividades de la época, la sensación será mucho más completa.

Carcasona, Francia

Carcasona

La ciudad de Carcasona en Francia, como vemos más arriba en la imagen, tiene un aspecto tan medieval que ha sido inspiración de uno de los juegos de mesa mejores y más triunfadores, con infinidad de expansiones y fans en todo el mundo. Es lógico porque, cuando llegas allí, parece que estás en un lugar inventado. La muralla, el castillo y todo lo que la compone motivaron que fuese incluida entre los tesoros de la Humanidad por la UNESCO. No te olvides de tomarte una Cassoulet –no apta para vegetarianos— para que tu experiencia sea completa.

Piran, Eslovenia

Eslovenia

El castillo medieval de Predjama (en la fotografía superior), en los alrededores de Piran, es espectacular por cómo está construido en la roca, utilizando las grutas y recovecos para permitir su defensa. Merece la pena escuchar la historia sobre cómo se conquistó de voz de uno de los guías, pues contiene una graciosa anécdota que no destriparé. Piran es otra una de las muchas preciosas ciudades que contiene Eslovenia y recomiendo este pequeño país como destino de vacaciones. Sus ciudades y su naturaleza merecen la visita, aunque no haya vuelos desde España: ríos de agua cárstica, cascadas y el maravilloso lago Bled.

Dubrovnik, Croacia

Night Fort Lovrijenac in Dubrovnik (Croatia)

Croacia es un destino mucho más frecuente que Eslovenia, tal vez por la facilidad que dan los vuelos directos y porque ha cobrado mucha fama en los últimos años. Esta celebridad se ha multiplicado gracias a la serie de HBO Juego de tronos, que utiliza entre sus escenarios la fortaleza de San Lorenzo o la puerta de Pile o Trsteno. Pero incluso sin este reclamo, valdría la pena, pues parece un pueblo de cuento. Tuve la suerte de visitarlo antes de que le sobreviniera la destrucción parcial causada por los conflicto bélicos y no sé cómo se encuentra en la actualidad, espero que la reconstrucción le haya hecho justicia.

Praga, República Checa

View of square and astronomical clock

No se trata de un pueblecito o de una zona amurallada, sino de toda una ciudad, capital de un país. Y realmente, Praga sirve para pensar que estamos en otro momento temporal, de ahí que haya sido escenario de tantísimas películas. La plaza de la Ciudad Vieja y el puente de Carlos son solo un par de las numerosas atracciones turísticas que presenta. Si hubiese que encontrarle un aspecto negativo es que es tan bonita que todo el mundo lo sabe y está demasiado llena de visitantes en casi cualquier época del año.

Brujas y Gante, Bélgica

medieval00010

Vamos a hacer trampa e incluir dos destinos dentro de un apartado, pero tiene sentido, ya que se suelen visitar del tirón dado que solo distan media hora en tren el uno del otro. Ya que hablamos de mercadillos, hay que decir que la mejor época del año para ver Brujas y Gante, en Bélgica, se encuentra en los meses previos a la navidad, pues es entonces cuando las ciudades se iluminan y se abren sus puestos de ensueño, llenos de encanto. La única pega a viajar en invierno es que anochece muy temprano, pero un chocolate caliente en uno de los mercadillos compensará la oscuridad y el frío.

Rothenburg, Alemania

medieval00003

En la comarca de Baviera se encuentra una localidad medieval tan auténtica que se dice que inspiró a Disney y más concretamente a su adaptación de la fábula de Pinocho. Alemania contiene una gran cantidad de tesoros del medioevo y esta ciudad es únicamente uno de ellos, por lo que quienes estén interesados en este estilo arquitectónico podrían hacer todo un tour por el país.

Baiona, Galicia

medieval00005

El parador de Baiona es uno de los más bonitos de nuestra geografía, así como toda la ciudad costera llena de historia. El día 1 de marzo se conmemora la llegada de la carabela Pinta al puerto de Baiona con la noticia del descubrimiento de América en una fiesta denominada “La Arribada”. Tanto la localidad como los alrededores se vuelcan para convertirse en una urbe del medievo. Con torneos, espectáculos de cetrería, desfiles y un completísimo mercado consigue que creas que has viajado al pasado. Si le añadimos el atractivo de la gastronomía gallega, no hay espacio ya para dudas.

Peñafiel, Valladolid

medieval00009

En este caso, hablamos del castillo, uno de los más importantes de nuestro patrimonio, aunque la ciudad presenta tiene otros atractivos de antaño, como la Plaza del Coso peculiar, una Torre del Reloj de la Villa. Si te interesan los castillos y la historia, no tiene sentido limitarte a visitar el que mencionamos, sino que merece la pena hacer todo un recorrido por la provincia de Valladolid para conocer su multitud de edificaciones militares medievales.

Besalú, Gerona

medieval00015

En la comarca de La Garrocha, en Girona, se encuentra este encantador pueblo medieval, Besalú, que te recibirá con la que tal vez es su mayor atracción: el puente. Desde ahí accedes a todo un casco amurallado que sin duda te permitirá sentir que te encuentras en otra época. Su origen es el de una fortaleza entre los ríos Fluviá y Capellades.

 

Muchos países aún conservan retazos, vestigios y tradiciones de hace más de 600 años que nos podrán acercar un poco más a la forma de vida de la época, además de disfrutar de agradables vistas y manjares. Tenemos muy fácil visitarlos, pues seguramente hay alguno cerca de donde nos encontramos o en nuestra ruta vacacional. Descúbrelos.

 

Imágenes: ©Moyan Brenn, Contando Estrelas, Wikipedia, iStock Photos,