Tag Archives: Bicing

Las tiendas de bicicletas se reinventan, del mecánico a domicilio a las bicis artesanales a medida

reparación bici donde estés

Está claro que para montar regularmente en bici hay que tener unas mínimas nociones de reparación, para no quedarnos tirados en cualquier lugar. Pero las habilidades varían según la persona, así que sería demasiado exigir que cada uno de los que disfrutamos pedaleando un rato nos convirtamos en auténticos mecánicos. Por eso vienen de maravilla los servicios que nos ayudan cuando las necesidades van más allá de lo que sabemos hacer. Lo malo es que no siempre tenemos la posibilidad de acudir hasta el taller con una bicicleta estropeada, por lo que vamos a ver una serie de servicios que nos lo pondrán mucho más fácil.

Si te gustan las bicis, tanto para utilizarlas como medio de transporte por la ciudad, como para hacer escapadas y rutas más competitivas o rurales, aquí te traemos todas las novedades y exploramos todas las posibilidades, tratando hasta el último detalle que te pueda interesar, ya sea sobre ciclismo urbano o deportivo. Para estar al día, suscríbete a nuestra Newsletter.

MINOLTA DIGITAL CAMERA

Serbicis: un taller de bicicletas a domicilio en Valencia

Si tu bici necesita reparaciones, es muy posible que no esté ni como para ir al taller, por eso el servicio que ofrece SerBici es fantástico, debido a que acuden a domicilio y te hacen los arreglos que puedas necesitar. Se encuentran en Poeta Serrano Clavero, 53, Valencia, pero puedes avisarles para que vayan a tu casa, recojan tu bici y te la entreguen una vez reparada, sin que esto afecte al precio del arreglo. Tan solo tardarán 24 horas.

Por otra parte, en Serbicis están tan comprometidos con el fomento del uso de la bicicleta, que realizan actividades ciclistas para todo tipo de usuarios. Consulta aquí su calendario.

reparación bici a domicilio

Reparación de bicicletas a domicilio

En Madrid, también encontramos un par de talleres que ofrecen recogida y entrega a domicilio, como Bicihome, que también ofrece servicio de pintura de bicis en cualquier parte de la capital o este mecánico de bicis a domicilio. En Bici con Alas ni siquiera tendrás que esperar a que se lleven y te devuelven la bici, sino que el servicio supone que te la dejan como nueva allá donde estés: en tu casa, en el trabajo, en la calle… un mecánico se desplaza con todo lo necesario y te pone la bici a punto en el acto.

arreglamos bicis a domicilio

Arreglos de bicis in situ

Varios talleres de Barcelona ofrecen asimismo arreglarte la bici te encuentres donde te encuentres. Por ejemplo, Doctor bici también repara en cualquier lugar y tiene una red de ciudades bastante amplia. Bike Care tiene tienda, alquiler y servicio de reparaciones que puede hacerse a domicilio con un pequeño extra por el desplazamiento. Seguro que también ofrecen este servicio otras tiendas y talleres de bicis en Barcelona.

arreglo bici in situ

Bicicletas a tu medida

En la calle Noviciado de Madrid, encontramos a Andrés Arregui Velázquez y su taller de bicicletas a medida. Las bicis que ofrece esta cuidada tienda están diseñadas y construidas para adaptarse al uso y características físicas de una persona concreta.

Las bicicletas Clásicas Leo también están diseñadas para ti partiendo de modelos antiguos y ofrecen gran cantidad de piezas y accesorios trabajados en cuero. Consulta otras tiendas de bicicletas en Madrid.

bici a tu medida

Nuevos modelos de negocio en torno a la bici

La página web Santa Fixie, que envía las bicicletas por correo, tras hacer la compra por Internet, está innovando en los modelos de negocio y ha lanzado la primera franquicia de tiendas físicas basada en una tienda web. Por ahora, están en Madrid y en Barcelona, pero pronto estarán en muchos más lugares. Incluso tú podrías animarte a abrir uno de los establecimientos nuevos, con la confianza que te ofrece contar con su respaldo.

bici boutique

Accesorios y necesidades para las bicis

Entre las tiendas para bicis mejores de Bilbao, nos encontramos con el taller HiriZikloak, donde se trabaja el acero y se realizan algunas piezas muy virgueras de manera totalmente artesanal. También ofrecen vestuario para disfrutar de la bici con estilo y convertirse en un urbanita sobre dos ruedas que haga girar la cabeza.

franquicia tienda bicis

Bicity, todos a montar un negocio en bici

Decíamos que las bicicletas han abierto nuevos cauces de negocio, pero aún son muchas las posibilidades que hay en torno a este modo de transporte y de deporte. Por ese motivo, se celebrará en Madrid entre el 27 de febrero y el 1 de marzo, Bicity, con el lema Todos a montar (negocios) en #bici.

tienda de bicis

Los participantes que tengan una idea sin desarrollar todavía o que la hayan puesto en marcha y le quieran dar un impulso podrán presentar su proyecto y obtener consejo de una serie de mentores y de los compañeros.

Imágenes | Becky McKimmy, Will Vanlue, Sam Saunders, MoBikeFed, Shelton, Umberto Brayj, Kai Hendry, Penn State, Jake Khuon y Mark Jensen.

En Ciudadano 0,0 | Tiendas de Bicis en Barcelona
En Ciudadano 0,0 | Prepara tu bicicleta antes de empezar

¿Por qué se venden más bicis que coches en España?

Puede que a muchos les sorprenda saber que el año pasado en España se vendieron más bicis que coches. En total se vendieron 780.000 bicicletas mientras que de coches no llegaron a los 700.000. ¿Es un cambio cultural? ¿Están influyendo la apuesta de distintas ciudades por la bicicleta como medio de movilidad? ¿Se debe a los efectos de la crisis? Estas y otras muchas son las preguntas que vamos a intentar aclarar respondiendo a por qué se venden más bicis que coches en España.

Porque lo cierto es que basta con mirar a nuestro alrededor para ver que la bicicleta ha ido ganando presencia en nuestra ciudad. Cuando antes veíamos un ciclista de forma esporádica circulando entre el tráfico, ahora vemos que se ha convertido en un goteo constante, sin prisa pero sin pausa. Poco a poco la bicicleta deja de verse como un vehículo extraño a un actor más dentro del tráfico de la ciudad.

Se venden más bicis que coches por la crisis

bici & ciudad
Puede parecer algo extraño que se vendan más bicis que coches, sin embargo, lo extraño es que esto ocurra por primera vez en España, ya que a nivel europeo las cifras son más elevadas. Se venden 20 millones de bicicletas, mientras que dentro de la Unión el número de coches es de 13,4 millones. Por lo tanto no es sólo España, no es un fenómeno aislado o se debe exclusivamente a la crisis económica.

Por otro lado, la crisis económica no explicaría que los países que más utilizan la bici son los considerados más ricos, como pueden ser Alemania, Holanda, Dinamarca, etc. mientras que los que tienen unas estadísticas más bajas son países como Grecia, Italia, España o Portugal. Por lo tanto parece mucho más una cuestión cultural, que de riqueza económica el uso de la bicicleta.

En alguna ocasión hablando con algún amigo que utiliza la bicicleta para desplazarse de forma habitual lo hemos comentado. En España, la generación de nuestros padres veía la bicicleta como un medio de transporte de pobres. El que iba en bici era porque no se podía comprar una moto y luego un coche. Hoy todavía queda algo de esto… Mi padre no llega comprender por qué prefiero bajar en bici a mi trabajo que ir en coche. Mis compañeros de trabajo se sorprenden de que alguna vez vaya en coche y les tengo que recordar que sí, que tengo coche, pero que prefiero ir en bici.

Se venden más bicis que coches por un cambio cultural

bici y ciudad
Pero poco a poco se va produciendo un cambio cultural. La bicicleta está moda, esperemos que no sea pasajera y hoy en día es una tendencia muy urbana. Es “cool” desplazarse en bici, llegar a los sitios en un trasporte limpio, que no contamina, que no aumenta los ruidos de la ciudad. Se busca un nuevo modelo de ciudad, más humana, donde el vehículo a motor pierda parte de su protagonismo en beneficio de todos.

En este cambio de mentalidad también influyen mucho las políticas activas de promoción de la bicicleta como transporte, en lugar de verla sólo como una forma de hacer deporte o ejercicio. Los sistemas de bicicleta pública de alquiler, que facilitan su uso para todo tipo de personas ayudan mucho a cambiar la mentalidad. Son muchos los usuarios que vuelven a probar la bici con este sistema. Montar en bici nunca se olvida y hacen sus primeros recorridos por este medio.

La llegada de los carriles bici a las ciudades han animado a muchos ciudadanos a volver a coger la bici. Se sienten más seguros separados del tráfico y una vez recuperada la confianza aprenden a moverse de forma adecuada por las calles tranquilas de la ciudad, aquellas donde los vehículos no desarrollan grandes velocidades. Además, se crea la masa crítica que hace posible que el ciclista no se vea como un elemento extraño en el tráfico y sea respetado como cualquier otro vehículo en la carretera.

La media de desplazamiento de casa al trabajo es bastante corta en la mayoría de ciudades y esto hace asequible trasladarse en bici al trabajo, de forma cómoda, rápida y eficiente. Los números dan la razón a la bici en este aspecto. La bicicleta es el medio de transporte más eficiente energéticamente hablando. No es razonable tener que mover una máquina de una tonelada para desplazar 80 kilos de peso…

Se venden más bicis que coches por la bici eléctrica

ebike
Si hay un sector al alza dentro de las bicis este es sin duda el de las bicicletas eléctricas, que está experimentando aumento en sus ventas en torno al 20% anual. Claro que debemos tener en cuenta que partía de unas ventas minoritarias, casi anecdóticas, pero su ascenso es imparable y amplía tanto al público potencial de la bici como su radio de acción.

Pero por el momento la bici y el coche son complementarios. No se dejan de vender coches como consecuencia de que la gente se compre una bicicleta. El usuario de la bicicleta en la ciudad tiene más que ver con el usuario habitual del transporte público. Pero en ambos casos su uso es complementario. La bicicleta como complemento al trasporte público para desplazamientos puerta a puerta. Y con el coche, para los desplazamientos más cortos que hacemos de forma habitual.

En todo caso la bici eléctrica si puede ser competencia del ciclomotor, un vehículo limitado al radio urbano, donde las bicicletas de este tipo si pueden suponer una alternativa. Lo cierto es que muchas personas que no se hubieran planteado el uso de una bicicleta para sus desplazamientos han cambiado de opinión después de utilizar una eléctrica.

Pero todavía queda mucho camino por recorrer hasta que la bicicleta se consolide como alternativa de trasporte urbano y tenga su sitio en la ciudad. Hoy por hoy está sólo asomando la cabeza y esperemos que todas estas cifras sólo sean la punta del iceberg de lo que está por llegar.

En Ciudadano 0,0 | Madrid en bici, un futuro prometedor
En Ciudadano 0,0 | Las ventajas de la bicicleta

Imágenes | Andrés Nieto | Jusben | Alvimann | Richard Masoner / Cyclelicious

Moving Bike, una ayuda a la financiación de las bicicletas municipales #sacatubici

Cada vez son más las ciudades de España que tienen sistemas de bicicleta pública, un complemento al transporte público que nos permite ir de puerta a puerta moviéndonos de la mejor manera: a pedales. Estos sistemas, que llegaron a nuestro país con la puesta en marcha del Bicing barcelonés, son un auténtico impulso para la movilidad ciclista y una manera muy efectiva de llenar las calles de bicis para que todos se atrevan a moverse así.

Sin embargo, en esta época de dificultades económicas es complicado poner en marcha un proyecto así. A la larga el uso de la bici siempre es rentable, tanto para nosotros como para las administraciones (por eso en Francia pagan a quienes van en bici al trabajo). Pero el problema es encontrar el dinero para ponerlo en marcha. Y aquí es donde entra la idea de la que te hablamos hoy.

Movingbike es una iniciativa para utilizar las propias bicicletas y las estaciones de préstamo como soporte publicitario. Y es que, si lo piensas, las bicis de un sistema público son una manera ideal de dar a conocer un negocio, porque son miles de puntos que recorren toda la ciudad en permanente movimiento. Y además, las empresas que se publicitan en ellas están haciendo posible una ciudad mejor con más bicicletas.

Las ventajas para el anunciante son muchas. Si se publicitan en los puntos de recogida pueden elegir los que más les convengan, ya sea porque estén cercanos a su negocio o porque sean lugares de paso de sus posibles clientes (zonas de moda, institutos, hospitales…). Además, ofrecen plazos cortos y diferentes formatos para que también las empresas de pequeño tamaño tengan la oportunidad de colaborar con el sistema y darse a conocer.

También pueden elegir publicitarse en las propias bicicletas, de modo que su marca se puede ver por toda la ciudad, circulando por las calles y aparcada en las bases de recogida. Incluso el anunciante puede cambiar la creatividad, así que las bicicletas podrían ir anunciando las diferentes campañas que se quieran realizar durante el tiempo contratado.

Para los usuarios y las administraciones este tipo de publicidad también es una buena noticia, ya que les permitirá poder instalar un sistema de bici pública en localidades que quizás no podrían pagarlo directamente, sin tener que obligar al usuario a hacerse cargo de tarifas demasiado caras. Por el momento, Moving Bike se aplica en el sistema de bicis públicas de Castellón bici-Cas. Además del sistema de publicidad en bicis, los establecimientos que lo deseen pueden unirse a la red Moving, de modo que consigan descuentos y ventajas especiales.

En resumen, Moving Bike es una gran idea para que las empresas colaboren en crear y mantener un sistema de bici pública, y ayuden a que cada vez más gente descubra las ventajas de moverse de manera limpia, sostenible y ecológica. ¿Te anunciarías?

En Ciudadano 0,0 | Bicicletas municipales, una opción práctica y cómoda

El FestiBal con B de Bici a la conquista de la ciudad


Seguro que recordáis que hace unos meses os hablamos del BFF o Festival de cine sobre ciclismo urbano, que tuvo lugar en el Matadero.

En esta ocasión, regresamos a las naves de la orilla de Madrid Río para anunciaros la próxima celebración del FestiBal con B de Bici. El sábado, 18 de mayo, la plaza central del Matadero estará tomada por las bicicletas, que acudirán, con sus dueños y dueñas encima, a participar en las actividades que formarán parte de este festival.

Entre otras cosas, se podrá asistir a un desfile de moda, una feria de muestras, a conferencias, a un taller de trucos BMX, a exhibiciones, a un concierto y una performance, a una exposición de prendas que habitualmente solo se venden por Internet, a carreras de lentitud, etc… Podrás hacerte tus propias matrículas reflectantes, gracias a la ayuda de los convocantes de Ciclocostura. Habrá un picnic y también café y otras formas de cubrir tus necesidades básicas. Consulta los horarios de todas las convocatorias y actividades.

La intención de esta iniciativa es reivindicar y celebrar la bici como medio de transporte urbano y para ello la equiparan a las especies en extinción. Si vives en Madrid o vas a estar de paso el día 18 y si sientes la bici ya como parte de tu anatomía, no puedes faltar. Pero tampoco deberías perderte esta cita si aún no te has animado del todo a sacar tu bici todos los días, ya que allí las prodrás probar y familiarizarte con su uso.

Ciudadano 0,0 de San Miguel estará allí para disfrutar a tope de todas las actividades y más tarde contaros con detalle cómo fue todo durante el FestiBal con B de Bici 2013.

Fotografías | Página oficial del festival y Neo2.

¿Lesiones con la bici? No son para mí

 

Entre muchas otras razones sobre las que solemos hablar a menudo en Ciudadano 0,0, la práctica del ciclismo urbano nos gusta porque es buena para la salud.

Sin embargo, como con todo, es necesario tomar las correspondientes precauciones que impidan que nos lesionemos, que provoquemos tirones o desgarros, que nos duelan las rodillas…

Regular la altura del sillín, del manillar…

En lo que se refiere a esta última articulación, lo que tenemos que tener más en cuenta es la altura a la que se situamos nuestro sillín. Si lo llevamos demasiado bajo, provocaremos un excesivo desgaste articular a nivel de rodilla. En Sportlife nos aconsejan que midamos el ángulo, en lugar de seguir la tradicional guía de nuestra estatura.

Cada uno de nosotros está hecho de una manera, así que vendrá bien conocer nuestra fisonomía para saber cuáles son los reglajes más adecuados a ella. En este artículo nos hablan de distintos tipos de tendinitis y de la forma de prevenirla.

Sí, a veces el asiento nos resulta algo alto porque nos obliga a ponernos de puntillas cuando estamos parados, a mí me ocurre. Pero es preferible esa mínima incomodidad a forzar la rodilla con cada pedalada.

 

Veamos ahora cómo afecta montar en bicicleta a nuestra columna vertebral y, más concretamente, a las zonas lumbar y cervical. Dependiendo de la bici que tengamos, llevaremos el tronco más o menos erguido. En las de ciudad y paseo se puede llevar mucho más recta que en las de contrarreloj. Por lo tanto, si la velocidad nos importa poco en nuestros trayectos, podemos tender a regular nuestra altura de manillar en lo que más se aproxime a la forma de una bicicleta holandesa.

En cualquier caso, ya lo llevemos inclinado sobre el cuadro o en vertical, tratemos de que nuestro tronco dibuje una línea lo más recta posible, conservando las curvaturas fisiológicas y determinando un ángulo de no más de 90º entre el cuerpo y los brazos.

Nos costaría pensar que nuestras manos puedan llegar a lesionarse por el uso de la bici, pero se han llegado a dar lesiones en ciclistas muy constantes. Para evitarlas nos recomiendan ciertas prácticas nada difíciles de seguir.

En general, podemos seguir algunos consejos, que suenan a sentido común, pero que tal vez desoigamos por querer forzarnos: no aguantar el dolor porque sí, descansar, calentar antes y estirar después… Y, por supuesto, tener la bici en buenas condiciones, así como hidratarnos y alimentarnos bien.

 

Si queremos ejercitar los músculos…

En cuanto al esfuerzo, nuestra postura también va a influir. Pedalear de pie imprime mayor energía a la pedalada, pero también activa más músculos y provoca un mayor desgaste, por lo que en general se recomienda levantarse solo para esfuerzos concretos, como una subida o un sprint. Los músculos de las lumbares, que en general parecen no participar demasiado en mi ciclismo diario, noto como se tensan cuando hago el esfuerzo extra de subir las pronunciadas cuestas que me encuentro de vuelta a casa.

Pasar a marchas inferiores nos evitará incorporarnos y pedalear con mayor fuerza, aunque reducirá nuestra velocidad. Elegir cambiar o no de marcha, por lo tanto, dependerá de cuánto ejercicio queramos hacer y de si tomamos la bici para quemar calorías o solo para movernos con ella.

Las bicicletas de ciudad llamadas fixies, que tan de moda están, carecen de marchas –el apócope “fixie” viene de piñón fijo–, por lo que no nos ayudarán en terrenos en pendiente y exigirán un esfuerzo mayor. A cambio, son mucho más ligeras que las que sí incorporan cambio y nos pedirán menor impulso en el pedaleo en llano.

 

La práctica del ciclismo, aunque nuestro objetivo sea trasladarnos, es muy ventajosa para la salud. Y con poco cuidado que pongamos para evitar lesiones como las mencionadas, tendrá solo beneficios sobre nuestro cuerpo. Seguro que ya pones en marcha muchas de las precauciones que hemos mencionado y que te va muy bien. Nos encantará conocer qué otras medidas tomas para que tu momento ciclista del día sea placentero al 100%.

Fotografías | My Empty Bag, Bicycling, Media, Montreal Cycle Chic, Barcelona Cycle Chic, Bike Radar, Oregon Live.

Los 5 enlaces que tienes que leer esta semana sobre la bici

En los últimos días, el mundillo de la bicicleta es un hervidero de noticias. En Ciudadano 0,0, como si fuésemos esos repartidores de periódicos sobre dos ruedas, queremos ponértelo fácil para que te mantengas al corriente. Por ello, enlazamos cinco artículos que seguro que encontrarás de interés, ya que están dando mucho que hablar.

  • La página web del metro de Madrid nos anima a que nos movamos en bici por la capital con la inclusión de cuatro descripciones de Rutas Verdes a las que se puede llegar en este medio de transporte. Ya dimos los horarios en los que nos admiten la bici en el metro, así que no nos resultará nada incómodo alcanzar el inicio de estos caminos. Yo he hecho tres de ellas muy a menudo y las recomiendo de veras.

Seguiremos ofreciendo información de interés para que los amantes o usuarios de la bicicleta estéis al tanto de todo lo que acontece en el mundo sobre este vehículo de transporte urbano que cada vez se populariza más. Si tenéis conocimiento de alguna noticia que creéis que merece ser enlazada, podéis dejárnosla en un comentario ¡Nos encantará compartirla! Gracias a todos.

Fotografías | Luv Handles y Etsy.

Una tarde sorprendente en La Bicicleta Cycling Café

“La gente ha encontrado un sitio que sencillamente faltaba en el barrio”, Quique Arias.

El nº 9 de la plaza de san Ildefonso de Madrid da cabida a La Bicicleta Cycling Café, un proyecto innovador y único en nuestro país, que lleva un año cosechando éxitos y ofreciendo lo que el barrio y sus habitantes necesitaban desde hacía tiempo. Se trata de una cafetería en la que poder desayunar, merendar, charlar con amistades o incluso tomarse un almuerzo ligero.

En apariencia, se podría decir que es un local como tantos otros de la zona: su ambientación es muy atractiva y la concurrencia comparte, seguro, muchas aficiones y características con nosotros. Pero hay mucho más: no es un café cualquiera, sino un Cycling Café. La bicicleta es el punto principal de su ideario.

Orientado a un perfil ciclista urbano, el Café escoge la bicicleta como leit motiv de su decoración. Pero las bicis no se ven solo en sus paredes, pues los usuarios que acuden sobre sus dos ruedas, pueden aparcarlas dentro y tenerlas siempre cerca. Sin intención de rivalizar con los talleres profesionales de reparación de bicicletas, cuentan con herramientas, por si pinchas cerca de allí o si te surge una necesidad en domingo.

Lo que más los acerca a este mundillo es que prestan libros sobre el tema, organizan charlas y encuentros sobre el mundo del pedal y se unen a numerosas iniciativas al respecto. La bicicleta urbana no está solo en la decoración y en el nombre, sino que es una de sus principales reivindicaciones.

 

Si no te mueves en bici, no significa que este no sea tu lugar: los amantes de una buena charla y de los ambientes agradables también apuestan por él como su espacio favorito. Además, cuenta con una sala de exposiciones.

Tal vez necesitas trabajar o estudiar y en casa no puedes concentrarte. Pues bien, La Bicicleta te ofrece puestos donde trabajar. Dispones de wi-fi gratuita, enchufes, cajoneras para guardar tu ordenador… Otros profesionales liberales y autónomos ya han hecho del café su lugar de trabajo principal.

El local, que antaño fue una discoteca, como se puede apreciar en su galería en Tumblr, llevaba tiempo cerrado. Tras la renovación, supone un hervidero de personas de todo tipo y de múltiples nacionalidades. Gracias a su amplitud, ofrece zonas distintas para cada necesidad y acomodación para todo tipo de planes. Seguro que el tuyo también lo cubre.

Estuvimos visitando el local y charlando con uno de sus socios fundadores, Quique Arias, que nos habló de su filosofía y de lo que le había movido a lanzarse con el proyecto. Nos interesó mucho todo lo que tenía que contarnos, no solo sobre su local, La Bicicleta, sino también sobre la bicicleta, con minúsculas, ese medio de transporte que tanto reivindicamos los Ciudadanos 0,0.

 

Entrevista a Quique Arias, socio fundador

¿De dónde nace la idea de montar un local así?

La idea sale de una conversación con una amiga a la que le gustan mucho las bicis, igual que a mí… hace unos tres años, en Mallorca. Es una chica que es letona, de Riga. Me dijo que en su ciudad había un par de hermanos y un primo que decidieron montar un negocio alrededor de las bicis, pero en una cafetería y me pareció brutal. Uno de los hermanos era diseñador gráfico, el otro era rider de BMX y el otro mecánico. Decidieron montarlo así y me pareció un plan de vida que aunaba la pasión de los tres.

Luego ya empecé a investigar un poco y descubrí lo que es el concepto de Cycling Café. El local pionero de este tipo de locales está en Londres, se llama “Look mum, no hands!” [“Mira, mamá, sin manos”]. A partir de ahí, empecé a viajar para conocerlos, para ver cómo funcionaban y, nada, en este último año he lanzado este proyecto. Empezamos a buscar local y un año es lo que hemos tardado.

Desde que habéis abierto, está teniendo éxito.

Sí, la verdad es que sí. Hay varios factores. Primero, la localización es muy buena. Está en Malasaña, donde hay un montón de vecinos que tienen las necesidades que aquí se cubren. La parte de Cycling Café es el germen de la idea, pero al mismo tiempo, había otro elemento que para mí era fundamental que cumpliera el sitio y era que funcionara como Workplace, es decir, como un espacio donde puedas venirte a trabajar. Esas eran las dos patas sobre las que se tenía que construir el proyecto, las que nos decían cómo se tenía que acondicionar el local… todo eso.

En Madrid el mundo de la bici está creciendo y Malasaña yo diría que es la zona donde más está creciendo. Pero no me parece tan crítico eso, como que la mayoría de la gente que vive por aquí ha vivido fuera, está acostumbrada a sitios como este y han encontrado un sitio que sencillamente faltaba en el barrio.

 

¿Cómo surge lo del Workplace?

Yo llevo nueve años de freelance, no me gustaba trabajar en casa y me pasaba el tiempo de peregrinación de bar en bar para encontrar un sitio donde currar. Y, claro, conocía perfectamente cuáles son las necesidades de alguien que va con un ordenador a un sitio a trabajar. Mucha gente que viene el primer día, repite. Incluso gente que vive muy lejos, viene aquí cuatro días a la semana y está más horas casi que mi socia y yo… Es su primera casa, pasan más horas aquí que en su propia casa (risas).

Tenemos un montón de clientes superfieles, tendríamos que hacer un ránking de clientes superfieles. Tenemos tres o cuatro estudiantes de arquitectura, de diseño gráfico, viene gente de periodismo, vienen guionistas a escribir… Viene mucha gente con ordenador que no sabemos en qué trabajan o qué estudian, pero en general ese sería el perfil.

En ese sentido, puede parecerse mucho al Coworking.

Tenemos una diferencia muy grande con el Coworking que es que no nos ganamos la vida alquilando el local. Somos un negocio de hostelería, es una estrategia diferente completamente, que tiene sus pros y sus contras y para nosotros, de momento, parece que nos está funcionando.

El factor más importante para considerar si merece la pena que alguien esté muchas horas consumiendo relativamente poco es la necesidad de rotación de mesas. Para nosotros, una de las características fundamentales a la hora de abrir el local era que pudiese tener muchos puestos. Pretendes que haya un porcentaje de gente que esté tres horas consumiendo lo que se puede consumir en 20 minutos, tiene que haber también gente que esté rotando. Además de ser un sitio grande, el espacio está muy optimizado, con las encimeras, las mesas comunes…

 

 

¿La clave de vuestra wi-fi es PericoDelgado?

Sí, queríamos cambiarlo a MarinoLejarreta, pero a la gente le gusta mucho esta clave. Además, para los guiris, ya es difícil… la gente se queda mirando: “periquo…” (risas).

¿Viene mucha gente de fuera de España?

Vienen franceses, alemanes… lo que más vienen son italianos. El turismo italiano en Madrid, al igual que en toda España, está creciendo muchísimo.

¿La clientela viene de verdad en bici hasta aquí?

Por supuesto que hay gente que viene en bici. Tengo un grupo grande de amigos que viernes y sábados se pasan aquí sus horas tomando algo y claro que vienen con sus bicis. Y nuestra idea es ser un local más activo que pasivo y con los eventos y talleres que organizamos sobre el tema de la bici atraemos a ese tipo de público, aunque sea desde un punto de vista didáctico.

Si no eres aficionado a la bici, ¿no hay cabida para ti?

Este es un local que tiene diferentes targets a los que nos hemos orientado de forma consciente. No tiene que cumplir todos los requisitos una persona: ser freelance, que te guste el arte urbano, que te guste trabajar en una cafetería y que montes en bici. Alguno hay que los cumple todos, como yo, por ejemplo. Viene gente que cumple algunas de esas características, no necesariamente todas.

 

¿Tú, personalmente, te mueves en bici por la ciudad?

Sí, ahora vivo cerca de aquí, afortunadamente. Pero mientras desarrollábamos el proyecto, he ido y he vuelto todos los días desde aquí a Barajas, que es donde vive mi familia y es donde me he estado quedando.

¿Qué le recomendarías alguien que todavía no se atreva a ir al trabajo en bici?

El uso de la bici en Madrid tiene problemas que podemos resolver nosotros. El problema principal es el miedo de la gente. Madrid es completamente ciclable, perfectamente ciclable, pero entiendo que dé miedo. Hay otras ciudades de España en las que la penetración de la bici ha sido más sencilla, como Barcelona hace 6 u 8 años. En Madrid tiene que surgir de cada uno, de que cojamos la bici y perdamos ese miedo. Cuando lo de ir en bici sea una cuestión muy masiva, empezará a haber mucho apoyo. Al final, cuando te acostumbras, no es tan peligroso. Sí que hay que tener una serie de precauciones y en ese sentido queremos programar un cursito sobre seguridad vial básica y consejos para circular.

En Madrid, para el año que viene, para 2014 habrá un sistema de bici pública. Todas estas iniciativas están bien. En Barcelona fue lo que le dio el espaldarazo definitivo al uso de la bici. Esperemos a ver qué cambio supone esto en Madrid. Ojalá cambie. Lo que tiene que haber es una convivencia de todo tipo de transporte. Los problemas de movilidad no pasan solo por la bici, sino también por mejorar el transporte público.

Utopía urbanita: la ciudad desde los ojos de una bicicleta

Soy la bicicleta de Beatriz. Han pasado unos años desde que se celebró, en enero de 2013, la Mesa Nacional de la Bicicleta. Ahora, son muchas más las facilidades que las bicis tenemos para movernos por la ciudad, la urbe es un espacio mucho más acogedor para nosotras y, por lo tanto, mi dueña va en bici a todas partes, en lugar de sacarme solo por diversión.

Sale conmigo todas las mañana, vestida con la ropa con la que mejor se siente, y se desplaza sobre mis dos ruedas hasta su trabajo. En la oficina, hay un lugar donde aparcarme y todas mis compañeras bicicletas también pasan allí la jornada. Por lo que me ha parecido oír, a los dueños de la empresa les dan facilidades por tenernos ahí.

Nos encanta charlar entre nosotras. Comentamos lo contentas que estamos de los cambios que ha habido en los últimos años: hay carril bici por toda la ciudad. Además, los coches tienen una limitación de 30 km/h. en casi todas las calles, lo que hace que sea mucho menos peligroso para nosotras y nuestros usuarios movernos por la urbe.

  

Las calles son un lugar más sano. Hay muchas menos emisiones de CO2, se respira mejor, hay más parques, más zonas verdes… Las distancias se reducen porque lo que a los humanos les parecía muy lejano para ir a pie, nosotras sabemos que está a dos pedaladas. Y los ciudadanos se hermanan mucho más entre ellos, hablan sobre nosotras, las bicis, comentan lo bien que les viene hacer ejercicio todos los días y sentirse en forma.

Cuando salimos del trabajo, mi dueña y yo, siempre nos cruzamos con conocidos que van en bici. El porcentaje de personas que se mueve por este medio ha aumentado mucho desde que se celebró la Mesa Nacional de la Bicicleta, ahora hay un 10% de personas que escogen la bicicleta para desplazarse por la ciudad. Gente que nunca nos habríamos imaginado que se movería en bicicleta, como los jefes, padres o vecinos de nuestros dueños, ahora van en bici aunque sea a comprar el pan.

 

Los diseñadores más importantes se están centrando en crear cascos, chaquetas, corta fríos, shorts ciclistas… y la moda está sobre todo dedicada a innovar en prendas con las que resulte cómodo montarse sobre nosotras.

Por lo tanto, el paisaje urbano ha cambiado mucho: la cantidad de coches es mucho menor y se ven pasar bicis de todos los colores, de todas las formas, de todos los tamaños. Niños, adultos, ancianos… todos se atreven con su bici, que ya no es un vehículo solo para intrépidos, sino para cualquiera. Hay muchos más Ciudadanos 0’0.

Créditos de las fotografías | Marimbajlamesa, Archer10 (Dennis), Mr Michael Phams, Olgaberrios y Rhurtubia.

El BFF, festival de cine sobre ciclismo urbano, llega a Madrid

El Matadero es uno de esos sitios por los que casi cualquier habitante de Madrid a quien le guste el ciclismo habrá pasado seguro, pues se encuentra situado exactamente en el carril bici de Madrid Río. Lo mejor es que, desde la senda ciclable, puedes entrar a su patio sin bajarte de tu bicicleta.

No hace mucho tenían en este recinto una exposición pensada específicamente para nosotros, los que vamos sobre dos ruedas. Las ilustraciones expuestas –de las que tomé fotos que me sirvieron para acompañar este artículo– estaban situadas a una distancia unas de otras que claramente no invitaba a verlas a pie, sino sobre nuestros ciclos. Esta iniciativa me pareció muy curiosa, ya que integra una actividad que se suele relacionar con el deporte o la forma física con un disfrute estético o intelectual, lo que va en consonancia con nuestra idea de tener el ciclismo siempre presente. Como centauros con ruedas en lugar de patas de caballo, algunos urbanitas van convirtiendo su bici en parte de ellos mismos.

Vuelve a ser el Matadero, este espacio recuperado para la creación y la cultura, el que piensa en nosotros, los amantes de las bicis, esta vez combinando esta afición con otra de mis pasiones: el séptimo arte. Desde el 21 al 22 de diciembre, se va a celebrar, por primera vez en Madrid, el Bicycle Film Fest o Festival sobre el mundo de la bicicleta. Nacido hace doce años en Nueva York, este certamen, que ha pasado ya por varias ciudades del mundo, quiere convertirse en un catalizador del movimiento urbano en bicicleta, una de las fuerzas culturales que cada vez va teniendo más relevancia en nuestra sociedad.

El BFF, siglas que en esta ocasión no responden a “mejores amigas para siempre”, proyectará cortometrajes, documentales y largometrajes relacionados con la cultura del ciclismo urbano, dejando un poco de lado la competición o la montaña. En torno al festival se organizarán, asimismo, exposiciones y diferentes eventos, como un Campeonato de Bike Polo, un Criterium de Piñón Fijo, BMX Jam Session… destinados a que Madrid se convierta, durante dos días, en un punto de encuentro de ciclistas urbanos de todo el país. Por eso, si nos estás leyendo desde otra parte de España, esperamos que estas líneas te animen a acercarte.

Las películas que se podrán ver durante estos días en su mayor parte cuentan casos reales y están protagonizadas por auténticos ciclistas. Son historias épicas, emotivas, humanitarias, trepidantes, instructivas, reivindicativas… los cortometrajes quizá echen más mano de la imaginación o del absurdo para crear humor y hasta relatos de amor entre objetos inanimados… y animados, pues el formato de animación también hará que estos vehículos cobren vida.

Las entradas, que tienen un precio general de 3,5 €, están a la venta en taquilla o en www.entradas.com Consulta aquí la programación y horarios, así como precios especiales en Albergues de Juventud, si vienes desde fuera de Madrid.

Ya sabes: tienes todo el carril de Madrid Río para llegar desde muchos puntos de la ciudad hasta el Matadero sin bajarte de tu bici. Numerosas películas entre las que elegir y muchas actividades te esperan. Pero lo más importante será el ambiente que se formará en el recinto, donde podremos conocer a más personas que compartan nuestra afición y charlar sobre un tema que nos apasiona. Hasta ahora, no nos habríamos podido imaginar que nos dejasen entrar al cine con la bici. En este Festival, no solo tendremos la entrada permitida, sino que además se nos invitará a participar y a sentir que formamos parte del evento que reunirá a ciclistas urbanos de todos lados.

En Vive 0,0 | Estrellas de cine en bicicleta

Al trabajo en bici

Llevaba tiempo dándole vueltas a ir a trabajar en bici. No más atascos, no más depender de los horarios del tren y un pequeño ejercicio cada día. Así que un lunes me decidí, saqué la bicicleta del trastero y me monté en ella para ir al trabajo. Y desde entonces no he dejado de hacerlo.

La mayoría de españoles tenemos una bici en casa, pero son pocos los que se animan aún a utilizarla. Aunque seguimos viéndola como un divertimento para los fines de semana o para las excursiones al campo, la bicicleta es de todo derecho un vehículo ideal para la ciudad. Es rápido, eficiente y muy barato. Y sus efectos secundarios son geniales.

No es lo mismo llegar al trabajo después de haber estado apretado en un vagón lleno de gente, o atascado tragando humo sin avanzar durante minutos, que llegar después de dar unas pedaladas atravesando tus calles favoritas de la ciudad. Continue reading Al trabajo en bici