Tag Archives: aparcamientos

¿Matricularías la bici para evitar su robo?

Hace años cuando las bicicletas eran un vehículo muy popular y no existían tantos vehículos a motor muchos ayuntamientos matriculaban las bicis de los vecinos. Es una forma de identificar la bicicleta y evitar su robo tal y como ocurre con los vehículos a motor. Pero si no es obligatorio nada impide que se pueda quitar la placa, por lo que no sería una garantía. Sin embargo existen diversas iniciativas que buscan registrar las bicis, de alguna forma identificarlas lo que dificulta su robo.

Se trata de que las bicis puedan tener algo similar a una matrícula o un número de bastidor. Cada vez son más las ciudades que cuentan con una Oficina de la Bicicleta que guarda un registro de las bicis de ese municipio o que se han unido a Bicirregistro. Para identificar la bici es necesario darse de alta en el servicio web que tiene un coste de 7€ por bicicleta.

¿Cómo se evitan los robos de bicicletas con una matrícula?

La disminución de robos se logra gracias a un registro normalizado y único para cada bicicleta, que recoge todos los datos en un listado a nivel nacional, e identifica cada una de las bicis a través de unas pegatinas de registro que son indestructibles e imposibles de eliminar de la bicicleta. Estas pegatinas dejan un rastro que en caso de que se pinte encima la policía puede leer e identificar en caso de denuncia de robo.

La bicicleta se registra a nombre de una persona en un ámbito geográfico concreto. La ventaja que ofrece este modelo es que para la Policía es mucho más sencillo identificar al dueño de una bicicleta que ha quedado abandonada por la calle, que se ha encontrado en un depósito cuando se ha procedido a desarticular una banda dedicada al robo de bicis, etc. También para las tiendas de compra-venta de segunda mano y particulares, que tienen un registro donde identificar posibles bicis robadas antes de comprarla a una persona que no es su legítimo dueño.

También saber que con la marca de la pegatina que colocamos en la bici dejará un rastro que aunque se elimine dicha etiqueta se puede verificar, gracias a la tecnología que utiliza. El rastreo en caso de conseguir arrancar la pegatina permite identificar la bici a través de luz ultravioleta. Existen un gran número de ciudades adheridas a Biciregistro o que tienen los suyos propios creados, de manera que tenemos una red local que dificulta la venta posterior de las bicis robadas.

Matricular bicis

La ventaja de este modelo frente a otras opciones tecnológicas es su precio, 7 euros de coste de la pegatina, que ya solo con estar incorporada dificulta la venta. Si se utilizan otros productos tecnológicos, como podría ser un GPS o un avisador o alarma son un poco más costosos y sólo salen rentables en el caso de bicicletas de gama alta, eléctricas o aquellas que tienen un precio elevado.

Lo cierto es que la matrícula como tal genera cierto rechazo a algunos usuarios ya que consideran que es el primer paso para un mayor control sobre los ciclistas o la imposición de tasas municipales, obligaciones de contraer seguros para estos vehículos, etc. Más o menos las mismas obligaciones que tienen los vehículos de tracción a motor, algo ya desmentido por la DGT, en lugar de comprarlos con otros como patines, Segways o similares que podemos encontrar circulando por la ciudad.

Aparcar la bici de forma segura

bici-segura

Al final la cuestión fundamental a resolver es poder dejar la bici correctamente aparcada y estar tranquilos sabiendo que estará en el mismo sitio cuando volvamos a por ella. Esto implica que debemos tomar determinadas medidas de seguridad a la hora de fijar la bici a los aparcamientos a ella destinados que impidan su sustracción o robo.

Normalmente los candados más resistentes implican un mayor peso ya que están fabricados con acero. Esto hace que muchos ciclistas prefieran otro tipo de cierres que pueden ser más cómodos, flexibles, más fáciles de transportar y que no añadan tanto peso a la bici. También esto implica que son más endebles y más fáciles de forzar. La otra opción podría ser hacerse un seguro antirrobo, pero lo cierto es que no demasiadas compañías nos ofrecen una cobertura a tal fin.

Lo ideal es dejar la bici de forma segura siguiendo algunos consejos básicos. Además es interesante saber que no se deben anclar a elementos del mobiliario urbano, señales de tráfico, etc. que está expresamente prohibido y además pueden entorpecer el paso a los peatones.

Imágenes | iStock Photos | Kris Krug

Conviviendo con mi bici: soluciones para guardar la bici en una casa pequeña

Ya hace tiempo que hablamos de las posibilidades de aparcar las bicis en la calle y de los candados que nos permitirían dormir más tranquilos. Pero incluso con todos esos consejos y seguridad, es posible que no nos atrevamos a dejarla a la intemperie toda la noche y prefiramos subírnosla a casa. Si es plegable, no habrá demasiado problema ni para introducirla en el ascensor, ni para cargarla por las escaleras. Las que no se pliegan, con un esfuercito, conseguiremos acarrearlas hasta casa. La cosa está en dónde dejar las bicis una vez las hemos metido en el piso, especialmente si este es pequeño.

Cuando estamos solos, nada de lo nuestro nos molesta. Pero si compartimos vivienda con compañeros o si tenemos familia, habrá que pensar un poco en los demás y no dejar la bicicleta en cualquier sitio, donde pueda estorbar el paso o robar espacio necesario para el día a día. No solo estamos conviviendo con otras personas, sino que también hay que pensar que ellos están conviviendo con mi bici. Por suerte, existen a nuestra disposición soluciones que no solo nos ayudarán a colgar o apoyar la bici donde menos ocupe, sino que harán que se integre tanto en la etética de la casa que hasta parezca que forma parte de la decoración o que contribuya a darle un aire moderno y urbanita a nuestro espacio.

MRBichel02

Trucos y gadgets para colgar tu bici de la pared

De entre todas las soluciones para guardar la bici en una casa pequeña, las que má me gustan son las que consiguen integrar las bicis en casa como piezas de decoración. Una de las mejores ideas para lograr ese propósito es colgar la bici de las paredes. En muchas series de treintañeros, como por ejemplo, New Girl, protagonizada por Zooey Deschanel, vemos viviendas estilo loft de cuyas paredes se sujetan biciclos a pedales como si fuesen cuadros de arte abstracto.

La estantería de madera, llamada The Bike Shelf, sirve para situar la bici contra un muro, si se introduce el tubo largo del cuadro por su abertura central y además se pueden poner libros sobre ella, por lo que no solo no resultará antiestética, sino que quedará bonita y útil. Lo mismo ocurre con este otro estante que, además de sostener la bici con estilo y esta vez sujetándola por el sillín en lugar de por el cuadro, también puede soportar otros objetos decorativos. De este corte, existen otras baldas y ganchos que aguantarán igual de bien el peso de nuestra bicicleta.

Dennis

Este soporte de plástico llamado Cycloc (que vemos en la fotografía anterior) nos vale para colgar la bici de la pared y, además, dejar dentro los guantes, los candados… Lo encontramos en varias de las tiendas de bicis de moda de nuestras ciudades. Un par de estacas componen un soporte tan minimalista que casi resulta invisible. Este otro apoyo, que ocupará poquísimo mientras la bici no está, puede colocarse tanto en vertical como en horizontal.

Ganchos para colgar la bici del techo

En los garajes y trasteros no es raro tener enganches para colgar la bici del techo. Dentro de casa podemos hacer lo mismo. El hecho de que las ruedas no estén tocando el suelo vendrá bien para facilitar la limpieza del hogar y para no estorbar en ese espacio o zona de paso. Habrá que tomar alguna precaución, como no taladrar el soporte en un falso techo, sino hacerlo directamente en la techumbre real o en una de las vigas, y anclar bien las sujeciones para evitar riesgos.

Andre_Charland

Básicamente, encontraríamos dos maneras opuestas de colgar la bici del techo. Una sería con las ruedas para arriba y otra con el manillar y el sillín hacia las vigas de soporte. La diferencia es estética, así que la decisión es de cada uno. Quizá la opción de colocarla invertida nos haga pensar que podríamos pedalear flotando, sin ligarnos a las leyes de la gravedad. A mí, por lo menos, se me despierta la fantasía cada vez que veo una bici dispuesta así, pues parece que pudiese volar o rodar cabeza abajo y en vertical.

En cualquier caso, ya que la bici colgada del techo va a quedar fuera de nuestro alcance, lo mejor es adquirir un colgador elevador, que dispondrá de una cadena para bajar y subir la bici, con un mecanismo similar al de los estores. Además de subirlas hacia arriba, este invento español la inclina para que ocupe menos espacio vertical.

Wickerfurniture

Además de esta cantidad de ingenios que ya se fabrican y se pueden adquirir, uno puede hacerse este tipo de enganches a mano, a base de materiales reciclados, incluso materiales de viejas bicis. Por ejemplo, un antiguo manillar de carreras, taladrado a la pared, puede servir para sostener el cuadro de nuestra nueva bicicleta. Muchas veces estos colgadores que hemos ido mencionando con enlaces a sus descripciones están fabricados para cuadros de bici muy estándar y la nuestra tal vez no se adapte a ellos. De ser así, nos queda la opción de pasarnos por la ferretería y, con una tabla y unos ganchos, confeccionárnoslo a medida.

Consejos para guardar la bici en casa

Hablamos, por supuesto, de maneras de guardar la bicicleta durante la noche, no de almacenarla para una temporada futura, pues las bicis de las que tratamos se utilizan a diario o varias veces a la semana. Puede parecer difícil hallarle el lugar ideal a la nuestro vehículo a pedales, pero con un poco de estudio, lo encontraremos. Habrá que tener en cuenta el espacio que ocupa, sobre todo, cuando nuestros apartamentos son de reducidas dimensiones y necesitamos aprovechar al máximo el sitio del que disponemos.

Tuftronic10000

Pensando en cuestiones muy pragmáticas, como las mencionadas o como la intención de no manchar de barro cada vez que entramos y salimos, aquí nos ofrecen unos cuantos consejos sobre dónde dejar la bici dentro de casa. A veces la opción será ocultarla todo lo posible, pero en otras ocasiones querremos que se vea y se contemple ya que no la consideramos un estorbo, sino todo lo contrario: parte de nuestro estilo. En las oficinas más avanzadas, también se permite a los empleados acceder con la bici y muchas veces la decoración de los despachos y salas comunes mejora gracias a los ciclos aparcados.

Todos estos chismes podrían suponer un buen regalo para entregar estas Navidades a las personas que tienen que subirse la bici a casa. Pronto te ofreceremos más sugerencias de regalos navideños para ciclistas, por lo que tal vez te interese suscribirte a nuestra newsletter y recibirlas antes que nadie. Y no solo un buen regalo: un soporte de bicis para pared o techo también supondrá una compra interesante para nosotros mismos, si nos hace falta. Aunque tal vez ya has solucionado esta cuestión. Cuéntanos dónde dejas tu bici dentro de casa. Si tienes algún invento propio o comprado, explícanos cómo funciona.

Fotografías | Jonathan Youngblood, Richard Child Tuftronic10000, Dennis, Wickerfurniture, M R Bichel, Andre_Charland.