Tag Archives: 40 años

MAMIL o por qué el ciclismo triunfa a partir de los 40

La bicicleta es el nuevo descapotable. Eso podrían pensar muchos de los que ven a ciclistas más veteranos, que pasan de los 40 años enfundados en sus mallots de lycra montados en bicicletas de alta gama. Son los MAMIL (Middle Age Man In Lycra) que vuelven a pedalear en la edad ya madura y disfrutar del ciclismo como su deporte favorito.

Aunque en alguna ocasión el término MAMIL se ha utilizado de forma peyorativa de una forma de montar en bici, si tenemos en cuenta que en muchos casos ha sustituido la moto o el descapotable y sus protagonistas pasan de una vida más bien sedentaria a un ejercicio moderado, vamos a ver el lado positivo de esta moda de las dos ruedas. Si queréis estar al día de las noticias en torno al mundo de la bici, podéis suscribiros a nuestra newsletter, donde las recibiréis cómodamente en vuestro correo electrónico.

MAMIL, un fenómeno creciente en las dos ruedas

mamil

Si echamos la vista atrás, el término MAMIL empezó a hacerse popular en Inglaterra tras la victoria en el Tour de Francia de Bradley Wiggins, donde se constató que la venta de bicicletas había crecido, sobre todo por la gama alta debido a la adquisición de las mismas por padres de familia con una capacidad adquisitiva elevada. Esta es una de las características de estos ciclistas, que ahora pueden permitirse adquirir una bicicleta que en otros momentos estaba fuera de sus posibilidades.

La bici nos permite practicar ejercicio sin importar nuestra condición física previa. Poco a poco nos vamos poniendo a tono y muscularmente vamos ganando fuerza. Si ya lo acompañamos con una alimentación un poco más cuidada entre semana, en poco tiempo vamos a coger la forma. Además, al no ser un deporte de contacto, como el running, las articulaciones sufren menos, algo que atrae a muchos ciclistas que vienen de otros deportes.

Pero un MAMIL no se queda sólo en la bici, sino que va con el equipamiento completo, mallot, cullotte, zapatillas con pedales automáticos para sacar el máximo partido a cada pedalada o chaquetas para el frío o cortavientos. Todo ello va sumando a su presupuesto, ya que además busca una calidad de accesorios que tampoco está precisamente en la gama baja. Además tenemos que sumar dispositivos electrónicos, como un pulsómetro, un GPS o una cámara para grabar las salidas. Siempre hay algo que deseamos para mejorar la experiencia de montar en bici.

Si a esto le sumamos que durante la semana se trabaja, hay poco tiempo para disfrutar de la bici y que por su edad muchas veces ya no tienen tantas obligaciones familiares, no es raro ver como madrugan sábados y domingos para salir a rodar a primera hora y pasan la mañana por carreteras y caminos dando pedales, por lo general en compañía de peñas ciclistas donde encuentran el ambiente que les gusta, que les incita a salir más en la bici.

No es raro que incluso parte de sus vacaciones se utilicen para montar en bici. Tenemos muchos hoteles especializados en paquetes turísticos para ciclistas, donde ofrecen todo lo necesario para disfrutar de unas vacaciones montando en bicicleta, desde el alquiler de la misma, alimentación adaptada, talleres o incluso masajistas por si queremos recuperarnos del esfuerzo mejor. En algunos casos cuando se opta por hacer este tipo de viajes en familia, con la pareja, el tándem o una bicicleta eléctrica es la mejor opción para que la vida familiar no se resienta por esta afición a la bici.

Una forma diferente de disfrutar de la bicicleta

mamil-carretera

Pero sobre todo para los MAMIL se disfruta de forma diferente sobre la bicicleta. No se va tanto a buscar un punto de forma óptimo o hacer buenos tiempos medios en los recorridos, sino que se disfruta mucho más de los trayectos, de una forma más pausada, donde el avituallamiento no va a ser a base de geles, sino que más bien se queda en un bar para reponer fuerzas, con bocadillos, embutidos, tortilla acompañados de una buena San Miguel 0,0% para reponer también los líquidos perdidos durante el trayecto.

Quizás esta es una de las críticas que más sufren los MAMIL, que son capaces de comprar bicicletas de gama alta para aligerar el peso de la misma, pero no tienen reparos a la hora de reponer fuerzas de forma contundente, al estilo de lo que hemos visto que ocurría con las marchas cicloturísticas retro. No suelen ser ciclistas excesivamente competitivos, donde disfrutar de la bici ya tiene otro significado al de hace unos años, cuando muchos de ellos soñaban con emular las gestas de ciclistas profesionales.

Por todo ello, volver a retomar la actividad física en bicicleta supone una inversión en su salud, una mejora física que de otra forma no hubieran conseguido. Si para ello tienen que invertir en una bici de gama alta porque es la que les gusta, les motiva y ayuda a salir cada fin de semana, es una inversión mucho más económica que la moto o el descapotable que se adquirían hasta hace poco tiempo.

En Ciudadano 0,0 | Las mejores marchas cicloturistas para disfrutar esta primavera en grupo

Imágenes | dshah | pmanarolla | Strecosa