Tchoukball, el deporte que te espera este año

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

 

Comenzar el año con nuevos propósitos siempre es bueno y divertido. Pero si estos propósitos son, además, divertidos y saludables, mejor que mejor. Por eso, uno de los propósitos que desde aquí os animamos a afrontar a partir de ahora es el acercamiento a un deporte que no se haya practicado antes y que pueda resultar interesante. Y ¿qué mejor que un deporte que no sea muy conocido pero que sea mucho más entretenido y menos estresante que otros más populares? Os presentamos el tchoukball, o chukbol. ¿Queréis saber de qué va este juego de pelota?

Un poco de historia del tchoukball

 

El tchoukball tiene sus orígenes en Suiza en los años 70 del siglo pasado. Allí, el biólogo alemán Hermann Brandt, preocupado por la cantidad de lesiones que sufrían los deportistas y los atletas debido al esfuerzo y la agresividad resultantes de la competición, pensó que podía cambiar un poco las cosas.

Se refería, sobre todo, al espíritu del deporte que, en lugar de buscar un jugador campeón o un equipo ganador, debería estar enfocar en la consecución de unos valores humanos que ayudaran a conformar una sociedad más positiva y constructiva.

Así, fue conformando las reglas de un deporte cuyos primeros pasos en serio se dieron en 1971, con la creación de la Federación Internacional de Thouckball (FITB), cuya sede está en Ginebra y cuenta con 13 asociaciones miembros y 22 asociaciones afiliadas.

¿Cuáles son las reglas básicas del tchoukball?

 

El tchoukball se puede jugar en distintas superficies y éstas, a su vez, pueden variar en tamaño. Lo más normal es jugar en superficies sintéticas o de parquet, cuando se juega en interiores, y en arena o césped cuando se juega en exteriores. En el caso de que se juegue sobre arena, la variante es la llamada thouckball playa, y también cambia el número de jugadores, que pasa a ser de 5 por cada equipo en lugar de los 7 habituales en otras modalidades.

En cada uno de los extremos del campo, hay un marco con una red, que está rodeado de un área de 3 metros de diámetro que no se puede pisar. El objetivo es pasarse la pelota con la mano y lanzar al marco para anotar un punto.

Esto hace que el tchoukball se parezca bastante al balonmano, ya que en este deporte también se pasa la pelota con la mano y hay un área alrededor de la portería que no se puede invadir.

La diferencia entre el tchoukball y el balonmano (además de otros muchos deportes de pelota) es que el punto no se obtiene tan solo con alcanzar el marco con la pelota, sino que hay que esperar a que ésta rebote en la red y bote en el suelo sin que ningún jugador del equipo defensor lo pueda recoger en el aire.

Pero también hay otras reglas básicas que caracterizan especialmente a este deporte como uno con los fines más nobles y, valga la redundancia, deportivos.

Por ejemplo, cuando el equipo atacante se va pasando el balón, tiene tres movimientos antes de lanzar contra el marco, y el equipo que defiende no puede interceptar el balón, porque eso se consideraría una actitud agresiva y, por lo tanto, falta.

El cambio de posesión, por lo tanto, solo estará motivado por un lanzamiento al marco o por el cometimiento de una falta en ataque. Éstas pueden suceder cuando se falla un pase, un lanzamiento al marco o si se invade el área que rodea al marco y que no se puede pisar, entre otros supuestos. El balón tampoco puede tocar el suelo, por lo cual no se puede botar como sí se hace en baloncesto y balonmano, ni se puede. Y, por supuesto, el contacto físico entre los oponentes está prohibido por el reglamento.

En general, para cumplir con las reglas del tchoukball, conviene recordar el número 3, ya que es desde el que parte la base de las normas básicas más importantes: 3 pases como máximo. 3 pasos como máximo. 3 lanzamientos consecutivos al mismo marco como máximo y 3 segundos con el balón en las manos como máximo.

El Tchoukball en España

 

Este deporte está cada vez más implantado en muchos países de Europa y, como no podía ser menos, en España también contamos con Asociación española de Tckoukball.

Ésta comenzó sus andaduras en 2011, con su registro en la administración pública y, posteriormente, su reconocimiento por parte de la Federación Internacional de Touchkball.

Desde entonces, han sido ya varias las participaciones de la selección española en eventos internacionales y, también diferentes los torneos que se han organizado a nivel local, con los cuales se fomenta la práctica y expansión de este deporte.

Actualmente, las actividades se concentran en distintas ciudades españolas, aunque es cierto que la mayor presencia se ubica en la Comunidad de Madrid, con distintos clubes y equipos que organizan torneos.

Si crees que es un deporte que te puede gustar, puedes informarte sobre las actividades que preparan desde la Asociación, apuntarte a alguno de los equipos o comenzar a entrenar para aprender cómo se juega a tchoukball y cuáles son las reglas básicas.

Y, sobre todo, recuerda que éste es el llamado deporte de la paz, en el que prima sobre todo la deportividad y los valores de respeto, alejándose por completo de la competitividad y de la agresividad inherentes a otros juegos de contacto.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes