¿Qué es el rollerski y cómo puedes iniciarte en él?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

 

¿Alguna vez has oído hablar del rollerski? Es un deporte para los nostálgicos del esquí en temporadas más cálidas. Y es que, ya sabes lo que dicen, si Mahoma no va a la montaña… Esta práctica es una alternativa a un pasatiempo más propio del invierno, el esquí de fondo. Además, es un deporte que pueden practicar personas de diferente edad y condición física y en el cual no es difícil conseguir avances y, por supuesto, se puede practicar en cualquier época del año.

El rollerski te permite trabajar un montón de músculos, los mismos que trabajarías si te fueses a esquiar a la montaña, pero sin nieve, ¡claro! Por todos sus beneficios deportivos, te vamos a explicar en qué consiste, cómo practicarlo y qué equipamiento necesitas para hacerlo. Así podrás iniciarte en este deporte, aunque en tu ciudad no caiga ni un copo. ¿Empezamos?

¿De dónde salió el rollerski?

 

Como ya te hemos adelantado, el rollerski es un equivalente al esquí de fondo. Para practicarlo se usa un esquí especial, con ruedas en sus extremos y se utilizan sobre una superficie dura, como el cemento.

Aunque te sorprenda, este deporte cuenta con bastantes años de historia. De hecho, los primeros esquís con ruedas se construyeron a mediados de los años 30 en Italia y el norte de Europa. Pero no fue hasta la década de los 50 cuando esta práctica adquirió un poquito más de popularidad y es que, por esa época, el esquí de fondo era un deporte de competición en alza y sus adeptos necesitaban continuar con su entrenamiento en verano.

Curiosamente, esta práctica que había nacido como una manera de entrenar para poder llegar en forma a la competición de invierno, acabó convirtiéndose en una modalidad por derecho propio y, en los años 70, sus adeptos empezaron a participar en competiciones. ¡Bien por ellos!

pareja practicando rollerski

Lo primero, ¡equípate!

 

Si te pica el gusanillo y te apetece probar, toma nota, porque necesitas una equipación específica para practicar rollerski.

Lo más importante, por supuesto, ¡los skis con ruedas! Como es un deporte con bastante antigüedad, podemos encontrar esquís con diferentes características, pero, si lo que buscas es iniciarte, no te comas mucho la cabeza y elige una modalidad clásica. Si te aficionas a esta práctica ya podrás investigar sobre otros tipos de esquís con ruedas y elegir el que más te guste.

También necesitarás unas botas de esquí de fondo o rollerski para verano que se fijen a tus esquís. Las botas más clásicas son muy parecidas a las zapatillas de deporte, con la suela flexible, pero con una carcasa más blanda. Te recomendamos que incluyas un collarín fijo en el tobillo para mantener una buena estabilidad y control cuando estés practicando este deporte.

Otro equipamiento bastante imprescindible son los bastones para rollerski, que tienen ligeras variaciones respecto a los de esquí de fondo. Tendrás que elegir unos que se adapten a tu medida, así que para ello multiplica tu altura en centímetro por 0.85. Por ejemplo, si mides 1,70 metros, tendrías que multiplicar 170×0,85. El resultado sería un bastón de un tamaño de 144 cm, aproximadamente.

Esta práctica requiere que tus piernas puedan tener libertad de movimientos, por lo que unas mallas o perneras son el equipamiento más cómodo para llevarlo a cabo.

rollerski

Para practicar este deporte con seguridad, es recomendable llevar ropa de protección adicional, como unos guantes, gafas, rodilleras y coderas. Es fundamental, también, que te pongas un casco por si tienes alguna caída, con uno de ciclismo o de montaña estarás más seguro.

Con este equipamiento ya podrías empezar a iniciarte en el rollerski de una manera cómoda, segura y casi como un profesional, pero déjanos aconsejarte una cosa más: si vas a salir a practicar este deporte al atardecer o de noche, te recomendamos que en tu pack incluyas un chaleco reflectante para hacerte más visible. ¡Toda seguridad es poca!

Técnicas básicas

 

Cuando decidas empezar a practicar este deporte, hazlo con cautela. No vale darlo todo al principio, sino que conviene iniciarse de manera paulatina e ir superando ejercicios cada vez más difíciles. Empieza con movimientos de desplazamiento sobre un solo rollerski antes de ponerte los dos y comenzar a deslizarte.

Cuando tengas esas prácticas dominadas, podrás introducir los bastones en tus ejercicios y empezar a trabajar tu coordinación. Poco a poco notarás una mejora en tus movimientos que te permitirá innovar cada vez más hasta que te conviertas en un auténtico profesional.

Para que empieces a iniciarte, te proponemos algunos ejercicios que te pueden ayudar:

 

El patinete: Para empezar, solo necesitarás un rollerski. La idea de este ejercicio es conseguir mantener la pierna sobre él flexionada y con el peso alineado debajo de la cadera. Mientras, con la otra pierna, intenta impulsarte hacia delante. Los brazos deberás llevarlos hacia delante, flexionados ligeramente. ¡Aguanta todo lo que puedas deslizándote manteniendo el equilibrio!

Pasos laterales y posteriores: Ahora que ya controlas uno de los dos rollerski, empieza a trabajar con ambos a la vez. Para ello, comienza dando pasos laterales y hacia atrás, levantando las dos ruedas del suelo de manera paralela al suelo. Debes dominar tanto este ejercicio como el anterior antes de avanzar más. ¡No seas ansioso!

Pasos grandes: Cuando vayas sintiéndote más seguro sobre tus rollerskis, empieza a aumentar la distancia de tus pasos y consigue avanzar en zancadas cada vez más largas.

Correpasillos: Para llevar a cabo este ejercicio, necesitarás de ayuda. Convence a alguien para que se coloque delante de ti y ve empujándole (¡sin pasarte!) para provocar un mayor desequilibrio en tu zancada y te obligues a recolocar tu postura. Te ayudará a mejorar la percepción de tu cuerpo sobre los rollerskis.

Alternativo: Ahora que ya has empezado a deslizarte, alterna los movimientos de tus brazos y piernas, sin levantar el rollerski hacia atrás. En este paso puedes ir introduciendo los bastones.

La clavada: Empieza a clavar tus bastones en el suelo, siempre cerca del rollerski y sin superar la punta de tu pie.

rollerski

Ya sabes qué es el rollerski, cómo nació, qué equipación es necesaria y cómo puedes iniciarte en este deporte. ¿Qué más necesitas? El valor y las ganas para ponerte tus esquís con ruedas y salir a la calle a practicarlo. Desde luego, a muchos les sorprenderá verte salir a la calle con unos esquís, pero en cuanto domines la técnica seguro que dejas a muchos con la boca abierta. ¿Te animas a intentarlo?

[Total:2    Promedio:3.5/5]

Comentarios

compartir en redes