chia

Beneficios de la chía. Sácale el máximo partido a estas súper semillas

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

No nos gusta hablar de súper alimentos en el sentido más marketiniano de la palabra, porque creemos que no hay ningún producto que obre milagros. Pero tenemos que reconocer que hay algunos alimentos que son más poderosos que otros en términos de salud y nutrición. Y, entre ellos, hoy queremos destacar a las semillas de chía. Si has oído hablar de ellas ­–o, aunque no lo hayas hecho aún– y quieres aprender un poco más sobre qué cosas te pueden aportar, aquí vamos a tratar de explicarte todos esos beneficios de la chía que puedes aprovechar.

La chía aporta múltiples nutrientes y muy pocas calorías

 

No hay que dejarse engañar por el tamaño de estas diminutas semillas, ya que tienen un gran poder nutricional.

Una ración de unos 28 gramos de semillas de chía contiene, aproximadamente 11 gramos de fibra, 4 gramos de proteínas y 9 gramos de grasa (5 de los cuales son omega 3). Además, también aportan buenas cantidades de vitaminas del grupo B y de minerales como calcio, manganeso, magnesio, fósforo, zinc y potasio.

chía

Lo más llamativo de esto es que todo viene con una cantidad tan pequeña de chía como la equivalente a un par de cucharadas y, lo mejor de todo, que en estas cantidades solo aportaría 137 calorías.

Las semillas de chía son muy ricas en antioxidantes

 

Otra cuestión por la que brillan las semillas de chía es por su alto contenido en antioxidantes.

Aunque los beneficios de los suplementos antioxidantes todavía son objeto de debate, la mayoría de los estudios están de acuerdo en que obtener antioxidantes de los alimentos puede tener efectos positivos para la salud.

Lo más importante es que los antioxidantes combaten la producción de radicales libres y, de este modo, ayudan a luchar contra el envejecimiento celular y prevenir algunas enfermedades como el cáncer.

La chía puede ayudar a perder peso

 

Además de que las semillas de chía no aportan grandes cantidades de calorías cuando se consumen, sí que lo hacen de fibra. Y esto es muy bueno, ya que la fibra es algo muy saciante cuando se consume y reduce la sensación de apetito.

Por este motivo, si lo que se busca es perder peso, la chía puede ser un gran aliado, aunque no será el causante directo de que se gane a la báscula. Lo que sí está claro es que ayuda a no comer tanto y a luchar contra algunos antojos.

cucharada de chia

Ayuda a mejorar la salud cardiovascular

 

La gran cantidad de antioxidantes, fibra y grasas saludables hace que el consumo de semillas de chía sea muy recomendable en términos de salud cardiovascular. Además, otros de los beneficios de la chía más populares es que es muy buena para reducir la inflamación, por lo que también resulta favorable a la hora de reducir algún factor de riesgo.

Las semillas de chía tienen muchas grasas omega 3, con unos porcentajes comparables a los del salmón, que es uno de esos alimentos tan recomendados por médicos para combatir el colesterol y la presión alta. Así que se puede concluir que la chía es una gran aliada para luchar contra el colesterol y las enfermedades relacionadas con niveles perjudiciales de éste.

Recomendadas para equilibrar los niveles de azúcar

 

Los picos de azúcar pueden ser un claro síntoma de diabetes tipo 2, una enfermedad que cada vez afecta a más gente con hábitos poco saludables. Esto puede ser aún más grave si las comidas están protagonizadas por carbohidratos, algo habitual cuando tampoco se tiene mucho tiempo para cocinar o planificar la alimentación del día a día.

Los nutricionistas recomiendan incluir la chía en alimentos como compotas de fruta, cocidos con legumbres y en alimentos hechos con cereales. Pero, en general, siempre que puedas incluirlas en las raciones recomendadas, te podrán ayudar.

Las semillas de chía ayudan a cuidar de los huesos

 

Con una porción tan sencilla como la que comentábamos al principio de este texto, que no supere los 30 gramos de peso, ya se está obteniendo hasta el 30% de la cantidad de calcio recomendada al día.

Con estas altas cantidades ya nos estamos dando cuenta de los beneficios que las semillas de chía dan a nuestros huesos, y que se ven incrementados todavía más con el boro, un elemento que ayuda a metabolizar el calcio.

cuenco de chia

Los beneficios de las semillas de chía para el tracto intestinal

 

Por último, que no menos importante, también hay que destacar que las semillas de chía son muy buenas a la hora de ayudar a regular el tracto intestinal, ya que su alto contenido en fibra soluble facilita su crecimiento después de su ingesta y esto es muy positivo a la hora de combatir el estreñimiento.

De este modo, se logran expulsar muchas más toxinas y líquidos de nuestro organismo, lo que resulta muy atractivo para todos aquellos que busquen alimentos o dietas depurativas que ayuden a conservar la salud y la juventud.

No hay que pasarse tomando semillas de chía

 

Como en todo, el término medio es el punto ideal si se quieren aprovechar todos los beneficios de las semillas de chía. Si prescindir de ellas puede alejarnos de tantas bondades, abusar de su consumo también puede traer problemas.

La principal causa que puede perjudicarnos del exceso de consumo de chía es la alta cantidad de fibra que tiene. Un exceso en este sentido puede ocasionar gases, hinchazón y hasta diarrea.

Del mismo modo, hay determinados medicamentos que pueden ver alterados sus efectos con un consumo regular de chía, por lo que siempre conviene consultar a un médico o nutricionista antes de arriesgarse.

De todas maneras, la chía es un alimento que cada vez más gente introduce en sus platos y que aporta grandes beneficios a la salud. Si no lo has probado y te interesa, es una alternativa más para que empieces a cuidarte de un modo más fácil y saludable.

[Total:4    Promedio:3.8/5]

Comentarios

compartir en redes