té rojo

Té rojo: por qué tomarlo y todos sus beneficios

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

El té, esa bebida milenaria tan reconfortante. Siglos y siglos como una bebida de reyes lo avalan. El té rojo o pu-erh es una variedad procedente de una región del suroeste de China y alrededores muy preciado por su escasez y por lo especial de su preparación y fermentación en barrica. Sí, como los buenos vinos.

Además el té rojo aporta muchos beneficios que hoy te vamos a contar.

té rojo
El pu-erh o té rojo nos invita a disfrutar de todos nuestros sentidos

 

Los beneficios del té rojo

 

Comencemos por los más inmediatos. Tomarse una infusión, y más en esta época del año, es un gesto que invita al disfrute. Muchas veces puede convertirse en un momento de pausa y descanso en el quehacer cotidiano. Tómate tu tiempo para que el té hierva tres o cuatro minutos en la tetera y otros cinco o siete más para que repose, sírvelo y ve dejando que la temperatura sea de tu gusto. Para que el té sea perfecto hay que apagar el fuego justo antes de que el agua rompa a hervir, después añadir el té y colarlo después de haber reposado. Sea cual sea tu ceremonia del té, una taza a media mañana o después de comer, en soledad  meditativa o en buena compañía ya es en sí un rato especial que dedicas a tu bienestar, no te prives.

En estos momentos aprovecha también para agudizar tus sentidos. Su color rojo intenso y el fascinante sabor, con aromas de madera, almendra, y tierra de bosque son motivos más que suficientes para deleitarse con esta bebida.

ceremonia del té
Seguro que tu también tienes tu propia ceremonia del té

 

El té rojo es rico en teína, aumenta la frecuencia cardiaca que despereza al sistema nervioso, siendo una buena alternativa al café mañanero si eres de los que necesitas algo que te abra bien los ojos en el desayuno. Es importante saber que la teína actúa a niveles muy inferiores a otros compuestos alcaloides como la cafeína, despertando al cerebro de manera más suave y saludable.

A pesar de todo, no está de más recordar que, igual que harías con el café, no lo tomes si estás nervioso, eres hipertensa, o te vas a acostar y arrastras problemas para conciliar el sueño. Si estás embarazada o en periodo de lactancia tómalo con moderación.

Qué nos da, qué nos quita y qué previene el té rojo

 

Da gusto beberlo y espabila, pero son sus propiedades medicinales y los efectos benéficos para el organismo los que lo hacen especialmente recomendable. Tanto la ancestral medicina oriental como las investigaciones más punteras destacan sus cualidades terapéuticas, el equilibrio químico que aporta y la función reguladora de cuerpo y mente que posee.

Qué nos da

 

Mejores digestiones

 

Para empezar, tiene la propiedad de promover la secreción de ácidos gástricos y sales biliares, acelerando la metabolización de los alimentos. El té rojo hace que nuestras digestiones sean más rápidas y menos pesadas.

El delicado proceso que atraviesa el té rojo en su elaboración en presencia de todo un ecosistema de microorganismos en fermentación le confiere propiedades que ayudan a mantener y a regenerar la flora intestinal, con lo que tomándolo después de las comidas todo nuestro aparato digestivo estará bien cuidado.

Un mejor humor

 

La teína, como otros muchos compuestos químicos creados por las plantas,  además de acelerar los procesos metabólicos, aumenta la actividad del sistema nervioso y tiene una función psicoactiva. Actúa como antidepresivo, mejora el humor, levanta el ánimo y favorece la actividad física.

Esqueletos más fuertes

 

El té rojo es una buena fuente de calcio, por lo que personas que no pueden o no quieren tomar leche tienen una opción más en su alimentación para mantener sanos sus huesos.

Qué nos quita

 

Toxinas

 

Una de las principales virtudes del té rojo, si no la mayor, es que tiene propiedades diuréticas, o lo que es lo mismo, desintoxica y depura la sangre. Estimula el hígado y la función hepática, facilita la expulsión de toxinas mediante la orina y evita la retención de líquidos en el cuerpo.

Peso

 

Por dos motivos, el primero vinculado a lo anterior, no retener líquidos innecesarios nos hace perder peso y al generar una mayor actividad en el hígado, el té rojo permite que este órgano procese las grasas más rápida y eficazmente.

Libro, té rojo y gafas
Un libro y un buen té: puede ser tu mejor compañero en muchos momentos y aún no lo sabes

 

En segundo lugar, porque metabolizar adecuadamente aquella comida que ingerimos es básico si se trata de perder peso de manera saludable. Es por esto que, acompañado de una dieta saludable y una actividad física adecuadas, el té rojo ha sido muy valorado en dietas de adelgazamiento para conseguir una pérdida de peso duradera. Por las mismas razones, el té rojo tiene buena fama entre los deportistas que combinan una dieta para ganar músculo y entrenamientos para perder grasa corporal.

Dolores de cabeza

 

Pues tiene excelentes beneficios cardiovasculares, aliviando dolores de cabeza resultantes de una presión arterial inadecuada.

Qué previene

 

El envejecimiento celular

 

El té rojo es una excelente fuente de antioxidantes. Tomándolo habitualmente conseguiremos frenar el envejecimiento prematuro de las células de nuestro cuerpo.

Filtro de té
Deja respirar bien a las hojas para que se oxigenen: es el secreto de un buen té rojo

 

La piel también agradece su acción benéfica, tanto si lo bebes como si lo usas aplicado directamente sobre ella. Si sufres de acné, empapar un algodón con té rojo te ayudará a cuidar y limpiar tu piel.

Infartos

 

Porque mantiene a raya el colesterol. Disminuyendo los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL y mejorando los niveles de colesterol HDL nos protege frente a dolencias cardiovasculares.

Ir al dentista

 

Pues su naturaleza química bloquea el crecimiento de las bacterias que provocan las caries.

Aromático, saludable y reconfortante. Si todavía no eres un amante del té rojo, como ves no faltan motivos para empezar a serlo. Empieza por saborearlo y te conquistará por sus aromas, después siente el bienestar y deja trabajar al pu-erh en tu organismo. Cuando abras la tetera pon té rojo, puede que después ya no quieras otro.

[Total:1    Promedio:1/5]

Comentarios

compartir en redes