cuchara con espirulina

¿Has oído hablar de la espirulina? Descubre todas sus propiedades

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

La espirulina es un tipo de alga microscópica de un bello color verde azulado que se suele usar como complemento dietético por sus múltiples propiedades beneficiosas, pero también es un ingrediente que puede ser muy interesante en tu cocina. Tanto si has oído hablar sobre ella como si no, hoy te vamos a hablar de las múltiples propiedades y beneficios de la espirulina y de cómo tomarla.

menaje de cocina
La espirulina es muy nutritiva, pero también funciona a la perfección como un ingrediente sano y con un sabor muy interesante

 

Muchos la llaman el nuevo superalimento, el remedio a la malnutrición mundial, el último descubrimiento para perder peso, y un largo etcétera de super propiedades que ya te serán familiares si no es la primera vez que has oído, o en este caso, leído sobre la espirulina. Lo cierto es que esta alga, que ya utilizaban algunas culturas mesoamericanas, posee un importante valor nutritivo que puede funcionar muy bien como suplemento dietético y ayudar a controlar nuestros niveles de glucosa y colesterol o reforzar nuestro sistema inmunológico.

También dicen que ayuda a perder peso, pero ya sabemos que las dietas milagro no existen. La espirulina funciona muy bien como lo que es, como un complemento a nuestra alimentación que en ningún caso puede sustituir a un estilo de vida saludable, empezando por la comida y siguiendo por una vida activa.

La espirulina, una microalga nutritiva y sostenible

 

Veamos pues de qué se trata la espirulina. Se conoce como tal a una clase taxonómica de organismos unicelulares, antiguamente conocidas como algas verde azuladas por su alto contenido en clorofila y en ficocianina, el pigmento que le da su característico color azulado. La espirulina ha resultado ser un alga que precisamente por este alto contenido en clorofila, la molécula que permite la fotosíntesis, ofrece una fijación altísima de dióxido de carbono, favoreciendo la disminución de éste en la atmósfera, e incluso se ha sugerido su uso para tratar aguas residuales de manera limpia.

espirulina
La clorofila y la ficocianina le dan a esta alga su característico color

 

Tiene un alto contenido en lípidos, proteínas y carbohidratos, lo que la convierte en una importante fuente de nutrientes, que además se absorben de manera rápida y es por eso que se ha popularizado como complemento dietético en incluso como comida idónea para llevar en las misiones de la NASA.

La continua búsqueda de fuentes alternativas de proteínas hace que también esté en el punto de mira de ONU. La espirulina no necesita de tierras especialmente fértiles para ser cultivada, crece rápido y necesita poca energía para su producción, así como menos agua por kilogramo que la soja o el maíz. Es por esto que se considera que la espirulina es una planta sostenible que podría ser muy útil para luchar contra la malnutrición en áreas con escasez de recursos o en emergencias alimentarias. Aún así, y a pesar de todos los beneficios que aporta la espirulina, lo más indicado es utilizarla casi mejor como condimento para nuestras recetas más sanas que como un suplemento.

¿Cómo tomarla?

 

Normalmente la podemos encontrar en comprimidos o en polvos, pero también se comercializa en hebras, lo que facilita su uso en la cocina. Estamos ante un nuevo mundo de posibilidades: un ingrediente sabroso, natural y muy original.

Se puede añadir a tés (pruébala con té verde), zumos y batidos, así como a salsas, sopas y ensaladas. Su sabor es muy particular, con un ligero toque salado, pero le va muy a ingredientes como el aguacate, el salmón e incluso al pesto. En este caso se convierte en un ingrediente más que aportará a nuestras recetas un toque especial, sano y muy nutritivo.

¿Qué nos aporta la espirulina?

 

Superalimentos hay muchos, como el aguacate, el açaí o las bayas de Goji, pero lo cierto es que esto de los superalimentos es más bien un término procedente del márketing y que tiene muy poco de científico. Seguimos insistiendo, el mejor superalimento es una dieta variada, con alimentos naturales y de temporada. Nada funcionará mejor que esto.

Batido de espirulina
Añádela a tus batidos o a un té.

 

Dicho esto, las propiedades de la espirulina son muchas. Si vas a tomar un complemento vitamínico, mejor tomar uno de origen completamente natural que uno salido de un laboratorio. La espirulina tiene vitaminas, minerales, hierro, magnesio, beta-carotenos y los ocho aminoácidos esenciales. Es rica en potasio, fósforo y calcio y contiene una cantidad de proteínas similar a la carne o a la soja. No sabemos si es un super alimento, pero sí sabemos que su composición puede traer muchos beneficios a la salud humana.

Funcionaremos mejor

 

Esta gran cantidad de proteínas, minerales y vitaminas hacen que la espirulina sea un producto tan estudiado y tan valorado para muchos. Todos estos nutrientes hacen que nuestro cuerpo funcione mejor, sobre todo si realizamos actividad física frecuente: repondremos fuerzas y tendremos más energía para seguir dándolo todo. ¡Ah! También mejora las recuperaciones.

La espirulina activa las enzimas antioxidantes de las células, lo que ralentiza el envejecimiento celular. No nos va hacer más jóvenes, pero sí nos ayudará a conservarnos mejor por dentro y por fuera. Es antiinflamatoria y refuerza el sistema inmunológico. Además tiene propiedades antihipertensivas, es decir que reducen la presión arterial. Este microalga también es una buena aliada para nuestro sistema circulatorio y nuestro corazón, porque otra de sus propiedades es la de disminuir los niveles de lípidos en sangre.

platos de comida
La mejor dieta para sentirse bien es la más variada y natural

 

Ojo, el que disminuya los niveles de lípidos en sangre no quiere decir que adelgace. Estos niveles son los de colesterol y triglicéridos, ácidos grasos más importantes que las (por otro lado) necesarias grasas que a veces tanto miramos.  Los “poderes” adelgazantes de la espirulina residen en su alta capacidad saciante. Lo dicho, cuida tu alimentación y hazla lo más variada y natural posible y huye de dietas milagro.

Sí, la espirulina está ahí para que nos beneficiemos de sus no pocas propiedades, pero es importante que tengamos presente que se trata de un complemento dietético para aportar energía extra. El secreto está en respetar y equilibrar el triángulo del bienestar: ejercicio, alimentación saludable y descanso.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes