distintas preparaciones del jengibre

5 maneras de disfrutar los beneficios del jengibre

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

Los beneficios del jengibre son numerosos, así que si todavía no eres fan de esta especia ya estás tardando. El jengibre es una raíz con un olor y un sabor muy particulares, que cada vez conquistan a más gente. Pero es que este rizoma posee unas propiedades muy beneficiosas para tu salud.

Hoy te vamos a proponer varias formas para tomar el jengibre y disfrutar de todas las cosas buenas que aportará a tu cuerpo y a tu espíritu.

jengibre
El jengibre es una raíz de peculiar forma y aún más peculiar sabor que aporta muchos beneficios

 

El jengibre es una raíz de curiosa forma y peculiar olor. Hoy lo podemos ver en muchas fruterías o supermercados, pero el jengibre o Zingiber officinale es una planta originaria de los bosques tropicales de la India y llegó a Europa con el resto de especias procedentes de Asia. El jengibre pertenece a la misma familia que otras especias muy aromáticas como la cúrcuma o el cardamomo. Se trata de una planta tropical que se cultiva sobre todo en India, China y otros países del sur de Asia, pero hoy también podemos encontrarlo en algunos países de África, en Jamaica e incluso en Estados Unidos.

Una especia muy apreciada por sus beneficios

 

El jengibre ha sido siempre muy apreciado no solamente por su intenso sabor, picante y refrescante a la vez, sino también por sus propiedades terapéuticas. Lo podemos saber por su nombre científico: el “apellido” officinale indica que tiene usos en medicina y herbolaria. Es muy apreciado por su intenso sabor y olor, y se le atribuyen numerosos beneficios, además de sus peculiares aromas.

Es precisamente este intenso aroma lo que hace que el jengibre sea expectorante y sea utilizado para aliviar afecciones respiratorias, y es muy recomendado en procesos catarrales para aliviar la congestión y el dolor de garganta, ya que tiene efectos antiinflamatorios.

Se dice del jengibre que mejora las digestiones y que es muy útil para combatir las náuseas, incluidas aquellas que se sufren durante los primeros meses de embarazo. En efecto el jengibre tiene efectos digestivos, y también es útil para eliminar el mal aliento. Asimismo se le atribuyen cualidades para regular nuestro apetito. Esto se debe a los fenoles que posee el jengibre, que ayudan a aliviar problemas del tracto digestivo como la irritación.

Otro de los grandes superpoderes del jengibre es que estimula la circulación de la sangre debido a su acción vasodilatadora. Es perfecto para prevenir varices y otras dolencias de tipo cardiovascular.

Digestivo, antiinflamatorio, dicen que también tiene efectos antioxidantes, es decir que retrasan el envejecimiento, y muchas otras maravillas que se pueden leer sobre el jengibre, lo cierto es que esta raíz mejora las digestiones y funciona contra el catarro. Para otro tipo de remedios recuerda siempre consultar a tu médico. Es quien mejor puede tratar tus dolencias y recomendarte los mejores tratamientos.

5 maneras de disfrutar del jengibre

 

El jengibre es una de esas raíces que se puede utilizar de muchas maneras: fresco, seco, entero, en polvo, en infusión e incluso encurtido, cuando su sabor se intensifica más. En cada caso el resultado es delicioso, y no solamente eso, sino que podremos aprovecharnos de sus beneficios mientras disfrutamos.

jengibre en polvo
El jengibre se puede utilizar fresco o en polvo e incluso encurtido

 

Lo más recomendable suele ser comprarlo entero e ir cortándolo o rallándolo según vayamos necesitando. Se puede conservar en la nevera envuelto en un papel de cera o incluso en el congelador. Si le vas a dar salida rápidamente ni siquiera hace falta que vaya a la nevera.

En té o infusión

 

Añadir jengibre a tu infusión es una gran idea. Es una de las mejores formas de saborearlo y así añadiremos todas sus propiedades a nuestra bebida. Puedes incluirlo rallado o en polvo, incluso puedes adquirir infusiones a granel que ya lleven jengibre. Es adictivo.

Si quieres también puedes elaborar una infusión de jengibre echándolo directamente sobre agua caliente. Una rodajita de limón y una cucharadita de miel serán el toque maestro para tener una bebida reconfortante. Y si estás acatarrado te sentará de miedo.

Para hacer dulces

 

En Europa, y sobre todo en los países del norte, el jengibre se utiliza para los dulces. En el norte de Francia tenemos el pain d’épices, para que se usa esta apreciada raíz y más al norte aún encontramos las típicas galletas navideñas con pan de jengibre en forma de hombrecillo y de casita (es la casita de Papá Noel). Estas galletas con forma de hombrecillo son muy famosas también en Estados Unidos.

Encurtido

 

Esta forma de consumir el jengibre es muy conocida por acompañar a los platos de sushi y también pescados a la plancha. El jengibre encurtido se utiliza para limpiar nuestro paladar de sabores y también como digestivo. En esta forma es muy picante y hay quien dice que sabe un poco a jabón, pero una vez que te acostumbres ya no podrás pasar sin él.

platos de shushi
El jengibre nunca falta cerca de un buen plato de sushi

 

Con pescado y carne

 

Acabamos de ver cómo el jengibre encurtido puede servir para acompañar a los pescados como el sushi y otras preparaciones de la gastronomía japonesa. En Tailandia también se utiliza como un condimento en muchas de sus recetas, y es perfecto para acompañar guisos con almejas o berberechos incluyendo el jengibre rallado en la salsa en el momento de hacer el sofrito para la salsa. De la misma manera, también combina a la perfección con un guiso de carne, especialmente con solomillo de cerdo. El proceso es igual: añádelo al sofrito y ¡a sorprender a tus comensales más exigentes!

En una crema de verduras

 

El jengibre y la calabaza y la zanahoria hacen una gran pareja. Una receta muy sencilla es añadirlo rallado a la crema de calabaza en el momento de servir, o bien añadirlo en el momento de la cocción de las verduras.

crema de verduras
Prueba a condimentar tus cremas de verduras con jengibre para disfrutar de su sabor y sus beneficios

El jengibre es un condimento muy especial que funciona muy bien en todo tipo de platos. Además de las ideas que te sugerimos en este post, te invitamos a que experimentes con sabores. El cilantro, la hierba de limón o lemongrass  y la albahaca van muy bien con el jengibre. También puedes probar a marinar el pollo con lima, cilantro y jengibre.

En todos los casos aconsejamos no abusar de las cantidades ya que como hemos dicho su sabor es muy potente y si te pasas, puedes llegar a arruinar tu plato. Teniendo en cuenta la mesura, atrévete a cocinar con jengibre y así podrás disfrutar de todos sus beneficios.

Ahora que ya conoces los beneficios del jengibre, ¿te atreves a compartir con nosotros tus mejores recetas con esta especia?

[Total:18    Promedio:2.2/5]

Comentarios

compartir en redes