Algunas cosas que te gustará saber sobre la meditación y el autoconocimiento

  • Mente
cat-icon-on-post

 

¿Sabías que la meditación sirve para más cosas además de para relajarse?

Si todavía eres de los que piensan que la meditación es una práctica solamente para los más místicos, o que sirve para dejar la mente en blanco, puede que después de leer esto te decidas a emprender este camino y descubras un poco más sobre los beneficios de la meditación.

¿Te animas?

Hay muchas maneras diferentes de llegar a la meditación y el autoconocimiento
Hay muchas maneras diferentes de llegar a la meditación y el autoconocimiento

 

Puede que hayas oído muchas cosas sobre la meditación, y puede que hayas leído muchas otras. Toda esta información habrá hecho que compongas una idea en tu cabeza que puede ir desde “esto es una patraña para místicos” hasta “poner la mente en blanco es imposible, yo así no soy capaz de relajarme”. También puede que lo que has oído te haya gustado y estés dispuesto a probar. Si estás en este último grupo, también deberás saber que la meditación y el autoconocimiento no te van a solucionar la vida, eso solamente puedes hacerlo tú, si quieres. Es más sencillo de lo que parece, aunque requiere decisión, perseverancia y práctica.

Para arrojar un poco de luz sobre este tema, hemos vuelto a preguntar a Olga Castañeda, profesora certificada de Mindfulness por la Massachusetts University Medical School y creadora de la comunidad VivetuCuerpo y del Club Clandestino de Meditación.

¿Por qué hablamos de meditación y autoconocimiento?

 

Cuando hablamos de meditación estamos hablando de muchas disciplinas que proceden de muchas culturas diferentes. Todas tienen en común algo: la esencia de la meditación consiste en prestar atención. Es algo tan sencillo y a la vez tan complicado como esto.

Empezaremos simplemente prestando atención a nuestra respiración, es lo primero y lo más esencial, lo que comparten las diferentes formas de meditación, desde el budismo hasta el mindfulness. La respiración es lo que nos trae al presente, solamente podemos prestar atención a la respiración de ahora, no a la de hace un minuto o a la de dentro de un rato. Nuestra respiración será el ancla que nos fija al momento presente.

La respiración también acompaña de manera inconsciente a nuestro estado de ánimo. Cuando estamos tranquilos nuestra respiración es pausada y profunda, si estamos nerviosos, será superficial y rápida. Aprender a observarla y a controlarla también nos puede ayudar a controlar nuestro estado de ánimo o los inoportunos pensamientos negativos que ocupan nuestra cabeza en un momento determinado.

La respiración es la clave de la meditación
La respiración es la clave de la meditación

 

Prestar atención a nuestra respiración, algo aparentemente tan sencillo, se nos puede llegar a complicar, y si pruebas, verás que no es fácil mantener cinco respiraciones sin que tu mente se vaya a otra parte. Si esto ocurre, simplemente, vuelve a llevar tu atención al foco, sin enfadarte ni castigarte por ello. Sin juzgar. Observa tu relación con la incomodidad. Es así, con constancia y concentración como aprenderás a conocerte mejor a tí mismo.

La meditación nos lleva a descubrir cuáles son nuestros patrones mentales, cómo nos tratamos a nosotros mismos y cómo opera nuestra mente. Por esto se suele hablar de meditación y autoconocimiento. Y esto ya es una información muy valiosa sobre nosotros mismos.

Meditar sirve para relajarse

 

Sí, meditar es una buena solución contra el estrés. De hecho así se llama el programa de ocho semanas de mindfulness que creó Jon Kabat-Zinn en 1979 y que ha traído hasta Occidente muchos de los preceptos de meditación de la filosofía budista, MBSR, Mindfulness Based Stress Reduced o en castellano REBAP (Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena).

Meditar sirve para relajarse, pero no solamente eso. Jon Kabat-Zinn descubrió la importancia de la interacción mente-cuerpo y sus aplicaciones clínicas y diseñó el programa REBAP basándose en sus prácticas de yoga y meditación y sus investigaciones como profesor de Medicina. Kabat-Zinn ha aplicado estas técnicas en pacientes con dolores crónicos y ansiedad, enseñándoles a afrontar el dolor y la enfermedad.

A partir de aquí sí podemos decir que la meditación nos ayudará a afrontar las situaciones de estrés y nos ayudará a relajarnos. Mediante la meditación y el autoconocimiento podremos llegar a comprender muchas de las cosas que nos bloquean o nos hacen actuar de una manera concreta y posiblemente contraproducente. Podremos cortar, una vez identificados, los momentos de mayor tensión o ansiedad y reconducirlos, igual que reconducimos nuestro pensamiento cuando se va a otra parte en plena meditación.

En la meditación párate a notar en tu cuerpo las sensaciones que producen las cosas que te rodean
En la meditación párate a notar en tu cuerpo las sensaciones que producen las cosas que te rodean

 

Conocerte a tí mismo te ayudará con esto. Más aceptación y menos ansiedad es igual a mejor salud y mayor bienestar.

La meditación no es la panacea, no te va a solucionar la vida

 

Verás en muchos textos cómo la meditación y el autoconocimiento te van a cambiar la vida de manera drástica. Si practicas meditación tu vida va cambiar, vas a empezar a tener éxito e incluso tu cociente intelectual va a aumentar. Lo cierto es que esto no es exactamente así. Todo esto puede suceder o no, lo importante es que aprenderás a concentrarte, a conocerte mejor a tí mismo y a aceptar tu realidad sin juzgarla, a descubrir cómo funcionan tus pensamientos y partir de ahí, puedes seguir trabajando para conseguir las cosas que quieres.

Todo lo anterior funcionará con trabajo y perseverancia. Para que la meditación nos lleve al autoconocimiento y a conectar con nosotros mismos, debemos asumir un compromiso regular de práctica. Todo será más fácil si empiezas con curiosidad, pero partiendo del escepticismo. No esperes conseguir nada de lo que te están contando y menos automáticamente. Todo llegará con trabajo y disciplina, lo que además puede suponer un cambio para muchas personas.

Solamente sabrás lo bueno que está ese plato cuando lo pruebes. Con la meditación y el autoconocimiento pasa lo mismo
Solamente sabrás lo bueno que está ese plato cuando lo pruebes. Con la meditación y el autoconocimiento pasa lo mismo

 

Entonces, ¿qué hay de falso y qué hay de verdadero en esto de la meditación y el autoconocimiento? Pues eso depende de tí. Te contamos el ejemplo del restaurante: cuando el camarero te está recomendando los mejores platos de la carta, puede que todo te resulte muy sugerente y apetecible, pero solamente sabrás lo bueno que está una vez que lo hayas probado.

Si ya conoces las diferentes prácticas de meditación y estás dispuesto a ponerte a ello, recuerda no empezar pensando que tu vida va a cambiar de manera drástica. Empieza solamente con el convencimiento de que quieres aprender a conocerte a tí mismo.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes