¿Te falta tiempo? Exprime al máximo tus viajes de un día

  • Viajes
cat-icon-on-post

 

A todos nos pasa alguna vez que tenemos ganas de salir de viaje y no lo hacemos por falta de tiempo. De hecho, muchas veces desistimos de nuestros planes porque solo disponemos del fin de semana y creemos que no vamos a ser capaces de aprovechar para disfrutar en una escapada tan corta. ¡Pues muy mal! Los viajes de un día pueden ser muy divertidos y aquí te vamos a dar algunos consejos para que les saques el máximo partido. Ya no tienes excusa. Supera tu pereza y sal un poco a conocer esos lugares cercanos e interesantes.

¿Merecen la pena los viajes de un día?

 

Cuando se dispone de poco tiempo para viajar, muchas veces ésta es una de las preguntas que más fácilmente vienen a la cabeza. Pero, como es lógico, no hay una respuesta única. Bueno, en realidad, hay dos: sí y no. Y, para hallar la respuesta verdadera, hay que tener en cuenta, sobre todo, la cercanía del destino.

En otras palabras, si el viaje en sí va a suponer un esfuerzo tan grande que supera con creces lo que recibiremos en ese lugar al que vamos, la respuesta es no. Pongamos un ejemplo concreto: si tenemos un día para visitar Toledo y nuestro punto de partida es Madrid, la mayoría de la gente te dirá que sí, que merece la pena acercarse a la ciudad de las tres culturas. Es cierto que no se podrá conocer todo a fondo, que faltarán zonas que recorrer y monumentos que visitar, pero la cercanía entre origen y destino hace factible un viaje cómodo, disfrutable y descansado.

En cambio, si el punto de partida es, por ejemplo, La Coruña, estamos hablando de más de seiscientos kilómetros, lo cual supone, en el caso más favorable, una cantidad de horas muy grande, que reducen considerablemente las posibilidades de visita en Toledo y que añaden unas cotas de cansancio altas, lo cual también debe tenerse en cuenta, aunque no siempre sea lo más importante para los amantes de los viajes.

Además de esto, obviamente, hay que tener en cuenta otros aspectos, como pueden ser las ocasiones o eventos especiales, que suceden pocas veces o solo una, y también entra en juego la apetencia por el lugar. Y es que, en muchas ocasiones, las ganas de conocer un destino concreto pueden con todas las desventajas que podamos imaginar, incluso con las inclemencias temporales más agresivas.

Cómo se pueden aprovechar al máximo tus escapadas

 

Si estás cansado de no salir de tu ciudad y quieres hacer, al menos, alguna escapada de un día, no estás solo. Al contrario, a mucha gente le pasa lo mismo que a ti y muchos de ellos han superado ya esa pereza o bloqueo inicial para salir a la carretera y aprovechar al máximo las horas que tienen libres.

Ahora que lo tienes claro, tal vez no sepas por dónde empezar. Pero para eso estamos nosotros aquí, para darte una serie de consejos sobre cómo aprovechar a tope esos viajes de un día que tanto te harán disfrutar.

Selecciona bien tu destino

 

Lo bueno de la península Ibérica es que, vivas donde vivas, siempre tienes varias opciones accesibles para viajar. Incluso si vives en las islas, hay multitud de rincones y parajes que explorar al alcance de tu mano.

Lo que te queremos decir sobre seleccionar bien tu destino es que no subestimes las horas que hay de viaje hasta llegar a él, ya que la vuelta se te puede hacer pesada. Y, con las horas en el coche o tren en la mente, piensa también cómo va a ser la carga física que vas a tener en el destino elegido. Aunque todo parezca muy bonito a priori, puede que termines la jornada extasiado y eso tampoco es plan.

Atento a las previsiones meteorológicas

 

No es la primera vez que, por no prever esto, una escapadita de ensueño se convierte en poco menos que una pesadilla. Lo bueno de este tipo de viajes de un día es que suelen ser más sencillos de modificar o aplazar que otros viajes más costosos, más largos y que involucran a muchas más partes.

¿Con quién vas a viajar?

 

Otra de las cosas que has de tener en cuenta es con quién vas a realizar este viaje de un día. No es lo mismo viajar solo o en pareja que hacerlo con niños pequeños o con gente mayor.

El enfoque del viaje puede variar sustancialmente, aunque el destino sea el mismo, y por eso hay que planificar bien qué lugares visitar y en cuánto tiempo. Por supuesto, también hay que tener en cuenta los horarios de algunas personas para comer, para descansar, etc.

Cuanto más lo trabajes en casa, más podrás aprovechar fuera

 

Un viaje de un día puede ser, simplemente una escapada en plan excursión familiar, para conocer uno de esos lugares cercanos que, por una razón u otra, no se conocían o, simplemente, por salir de la rutina diaria.

Con esto queremos decir que no hace falta invertir dos o tres horas en un restaurante con sobremesa, ni siquiera desperdiciar media hora dando vueltas en busca de un sitio donde comer el menú. Unos bocatas de casa pueden sentar igual de bien, se comen en cualquier sitio, más rápido y más barato.

Lo mismo pasa con los sitios que se van a visitar o las zonas que se van a recorrer. Una planificación y una ruta, la cual no hace falta que sea tremendamente estricta, puede ayudar a una mejor organización y eficiencia. Si las horas en el destino son escasas, invierte en horas en tu casa para sacarle el máximo partido al viaje.

Reduce tu equipaje a la mínima expresión

 

Podemos entender que, en viajes más largos, acumules más cosas de las necesarias, porque hay mayores posibilidades de que surja esa circunstancia en la que piensas cuando te viene a la cabeza el “por si acaso”. Pero, sinceramente, ¿crees que vas a necesitar muchos “por si acaso” cuando te encuentras a tiro de piedra de casa y solo vas a pasar un día fuera?

Disfruta a tope, aunque solo sea un día

 

Lo decimos por experiencia. Este tipo de viajes de un día, que muchas veces se piensan y hacen casi sobre la marcha, ofrecen tantas cosas buenas como los viajes más elaborados. Incluso más. Ya lo dice el refrán: “lo bueno, si breve, dos veces bueno“. Pero es que estas escapadas suelen tener siempre de la mano un tono mucho más relajado e improvisado. Tal vez por eso sea más fácil divertirse y olvidarse, aunque sea por unas horas, de la rutina cotidiana.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes