5 consejos para aprender a bailar Voguing

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

 

El Voguing está volviendo y con fuerza. Se trata, más que de un tipo de baile urbano, de todo un movimiento que empezó en las calles del neoyorkino barrio de Harlem durante los años 80 y fue popularizado por Madonna.

Hoy, como todo lo vintage está volviendo a pegar fuerte. Si quieres empezar con el Voguing, sigue estos cinco consejos.

El Voguing es un baile urbano que cada vez está ganado más popularidad.
El Voguing es un baile urbano que cada vez está ganado más popularidad.

 

Si no has oído todavía hablar del Voguing tal vez deberías salir más a bailar. El Voguing es un estilo de baile popularizado en 1990 por el ojo clínico para identificar las tendencias de Madonna y su éxito Vogue. Este tema hace referencia a una manera de bailar que se comenzó a extender en los años sesenta en el barrio neoyorquino de Harlem, donde la cultura del ball y de los estratos más marginados de la ciudad daban rienda suelta a sus sentimientos para aliviarse de las presiones sociales, utilizando sus cuerpos para inventar nuevas formas de belleza y subjetividad.

Desde que llegó al mainstream de manos de Madonna, el Voguing ha alcanzado una popularidad enorme y ha evolucionado mucho. Podemos ver su influencia en artistas pop como Ariana Grande, Rihanna o Katy Perry, y no solo eso, también está en las pistas de baile y hasta en las calles. Estados Unidos, Japón, Australia o Europa, el Voguing no conoce fronteras de ningún tipo.

Originalmente se trataba de un baile inspirado en las poses de las modelos que salían en las portadas de revistas de moda como Vogue, y de ahí su nombre. Se trata de hacer movimientos geométricos con el cuerpo al ritmo de la música, como si hubieses salido de un jeroglífico del Antiguo Egipto. Madonna lo incluyó en un éxito pop, pero hoy también se baila al ritmo de música electrónica, especialmente del house.

Si bailar es una forma diferente de entrar en contacto con tu cuerpo, el Voguing hace gala de esto y defiende una cultura de autoaceptación y autoconocimiento, sin complejos. Si quieres aprender a bailar Voguing no necesitas nada más que tener ganas, pero además aquí van cinco consejos para ser el amo de la pista de baile.

Ponte en forma

 

Para bailar bien cualquier tipo de baile es necesario ponerse en forma. Al hacer ejercicio nuestra propiocepción, la capacidad para identificar la postura de nuestro cuerpo se potencia, lo que favorece una mejor coordinación y en general nuestros movimientos. Te sentirás más ligero, más ágil y más flexible, y así moverte al ritmo de la música será casi pan comido. Además al estar en forma serás capaz de conseguir hacer los pasos más complicados. El Voguing incluye además de poses como los de las modelos, algunos pasos de gimnasia y acrobacia que requieren algo de fuerza. A tus sesiones de baile no te vendrían mal un entrenamiento complementario.

El paso del pato es uno de los más característicos en el Voguing
El paso del pato es uno de los más característicos en el Voguing

 

Practicar, practicar y practicar será el secreto: como para casi todo, para aprender a bailar Voguing, la experiencia será fundamental. Solo conseguirás las posturas más variadas y perfectas con mucha práctica y con ilusión.

Infórmate y sumérgete en la cultura del Voguing

 

Cuanto más aprendas de la cultura ballroom y de su difusión en la escena contemporánea, mejor. Así llegarás a comprender mejor los pasos, los movimientos y todo lo que se esconde detrás de este fascinante baile que es el Voguing.

Este verano se ha estrenado la serie Pose, que ahonda en esta cultura y que es fruto de la enorme popularización de este tipo de baile. Pose nos sumerge en el Nueva York de finales de los años ochenta, precisamente en los ambientes en los que el Voguing era protagonista. Hay otras películas como Paris is Burning o Kiki que también te pueden inspirar para conseguir hacer tus mejores poses.

Busca un buen profesor

 

A no ser que ya seas un bailarín profesional (en cuyo caso tampoco estaría mal que tomases unas cuantas lecciones de un especialista) o un autodidacta, lo mejor es que busques un buen profesor, que conozca bien la cultura ballroom y lo más importante, que sepa transmitirla. Una vez que empieces a investigar seguro que puedes encontrar una academia de baile en la que te enseñen cómo empezar a moverte con la libertad que hay en el Voguing.

Sé tu mismo y todo irá bien
Sé tu mismo y todo irá bien

 

Madonna también nos regala una lista de personas en las que fijarnos, por su actitud y por su forma de ser. Fred Astaire, Marilyn, Rita Hayworth, Greta Garbo, eternas divas que brillaron no solo por su apariencia sino también por su personalidad.

Sé tú mismo

 

Esto es lo que nos aconseja Madonna en la letra de su éxito Vogue. Exprésate y sé quién te gustaría ser, siéntete bien, deja que tu cuerpo fluya al ritmo de la música y échale actitud. Nuestra autenticidad es lo que nos hace grandes.

A pesar de lo poco natural de los movimientos del Voguing, la improvisación y la frescura tienen mucha importancia en este baile, por lo que es importante dejarse llevar y fluir. Los movimientos de Voguing incluyen caídas (de repente caen como muertos), andares de modelo sobre la pasarela (catwalk) y movimientos de manos en diferentes ángulos. La práctica te dará la técnica y a partir de ahí tu creatividad y tu personalidad harán lo demás.

Sobre todo diviértete

 

Qué es un baile sino un medio de expresión, una manera de relacionarnos con nuestro cuerpo y con nosotros mismos. Cuando bailamos celebramos y disfrutamos la vida, así que cuando salgas a la pista de Voguing recuerda que lo principal es disfrutar, por que estás bailando para divertirte. Y no solamente durante el baile sino también durante el proceso. Si te atreves a aprender a bailar Voguing te aseguramos que vas a descubrir muchas cosas nuevas.

Como decía Madonna, para bailar Voguing, ¡strike a pose! (¡haz un pose!)
Como decía Madonna, para bailar Voguing, ¡strike a pose! (¡haz un pose!)

 

El Voguing con sus extravagantes y alegres vestimentas, celebra la vida, celebra cómo nuestros cuerpos son los que desafían las normas y escriben la historia. Disfrutemos de nuestro cuerpo y de todo lo que nos da. Pasemoslo bien. Siendo una manera de expresión de colectivos perseguidos y excluidos, precisamente es en el momento del baile en el que estos reivindican y celebran lo que son. Si eres una “drama queen” exprésalo en la pista o en la pasarela. Nada te hará sentir mejor.

[Total:2    Promedio:3/5]

Comentarios

compartir en redes