Ideas para tu merienda sana y baja en caloría

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

Es importante hacer cinco comidas al día, y la merienda es una de ellas. No hacen falta demasiados medios para que siempre puedas tener a mano un tentempié sano y bajo en calorías que comer a media tarde.

Sigue leyendo, que te vamos a contar más.

Para a comer algo en mitad de la tarde es un hábito saludable.
Para a comer algo en mitad de la tarde es un hábito saludable.

 

¿Recuerdas en tiempo en el que tu madre metía un trozo de chocolate dentro de un pan y esa era tu merienda? El momento de la merienda era un momento del día muy feliz. No te estamos invitando a que te meriendes todas las tardes un bocadillo de chocolate, pero sí a que meriendes. Y por cierto, el chocolate negro es bueno para nuestra salud, así que, ¿por qué no?

La importancia de una buena merienda

 

Dependiendo de las rutinas de cada uno, la hora media de comer por estas latitudes está entre las dos y las tres y la hora de cenar alrededor de las diez. Esto deja siete horas de ayuno, ya que la mayoría de nosotros no tiene la costumbre de merendar. Y la merienda no solamente nos evita el llegar a la hora de la cena absolutamente hambrientos, sino que además ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre durante la tarde, y no generar un pico a la hora de comer y otro a la hora de cenar. Además, comer algo a media tarde mantiene a nuestro estómago funcionando y dicen, esto es lo mejor para no acumular peso, ya que el suministro de nutrientes a nuestro cuerpo es más constante.

También lo aconsejan los lobos de mar: “Abrígate antes de tener frío y come antes de tener hambre”.

Este momento también supone una pausa en tu jornada, si sigues trabajando, o en tu rutina de la tarde, y verás como cuando retomes este hábito, lo agradecerás mucho. No hace falta darse un atracón, simplemente darle al cuerpo el poquito de gasolina que necesita para seguir a tope hasta la hora de la cena.

Una buena noticia: el chocolate negro es más sano de lo que pensamos
Una buena noticia: el chocolate negro es más sano de lo que pensamos

 

Una fruta y un lácteo, una merienda portátil

 

Volvamos al bocadillo de chocolate. Merendar se puede convertir en todo un placer, sin necesidad de meternos una bomba de azúcar en el cuerpo. Por eso te queremos dar ideas para una merienda sana y baja en calorías, dulce o salada, para que siempre tengas un bocadito que echarte a la boca a eso de las cinco o seis de la tarde. No hace falta atiborrarse, con comer un poquito es suficiente. Llegarás a la hora de la cena de manera digna y le habrás aportado a tu organismo un extra de energía para aprovechar las últimas horas de la tarde.

Primero te vamos a explicar qué es lo que no conviene hacer a la hora de la merienda: pasar toda la tarde picoteando cualquier cosa o comprar una pieza de bollería industrial o una bolsa de snacks salados y engullirlos acompañado de una bebida super azucarada. La comida rápida, aunque lo ponga en la etiqueta, es de todo menos sana.

Una merienda básica podría ser una fruta, un lácteo y unos pocos frutos secos. Vitaminas, proteínas y los azúcares propios de la fruta y la leche. Algo sencillo y que puedes preparar en un táper cada mañana para llevar al trabajo o para llevar en tu bolso durante la tarde. Parar y tomar un tentempié te sentará muy bien a todos los niveles.

Meriendas sanas en casa

 

Si estás en casa, te podrás permitir una merienda más elaborada, aunque el trinomio fruta lácteo y cereal o fruto seco tampoco es de descartar, podrás preparar un bocadillo caliente o una rica tosta. Dulce o salado, es o da igual mientras sea casero y natural.

Del bocadillo de chorizo a la merienda mediterránea, sana y baja en claorías
Del bocadillo de chorizo a la merienda mediterránea, sana y baja en claorías

 

¿Qué podemos hacer para que nuestros bocadillos sean sanos y bajos en calorías? Algunas ideas son utilizar pan integral, con un índice glucémico menor que el de la harina refinada, lo que favorece una saciedad más prolongada y evita el exceso de glucosa en sangre.

También importa lo que ponemos entre panes, un poco de embutido o jamón, algo de queso e incluso una mermelada. Si es casera, mejor. El aporte de azúcar de una mermelada casera o artesanal suele ser menor que el de una confitura industrial: un poco de mermelada endulza la tarde y no tiene por qué ser insano. Incluso si un día elaboras un bizcocho casero y lo haces con harina integral, tendrás una deliciosa merienda para toda la semana.

El asunto del pan y del azúcar

 

Sí, es cierto que el pan aporta muchos hidratos de carbono que se convierten en azúcares, que hacen que nuestro nivel de insulina en sangre aumente para combatir esta subida de azúcar, y con el propio azúcar pasa lo mismo. Hay diferentes tipos de panes y diferentes tipos de azúcar. Los panes artesanos y naturales poco tienen que ver con los industriales, que a veces llevan una falta etiqueta de integrales o super sanos y perfectos para adelgazar.

Lo mismo pasa con el azúcar o los endulzantes. Mejor evita las alternativas al azúcar como la sacarina, un endulzante de laboratorio que está asociado al aumento de peso, y decántate por azúcar moreno o panela, incluso algo de miel o stevia.

Otra cosa importante es que tus meriendas sean variadas. Mejor cambiar con frecuencia que todos los días cereales. En la variedad está el gusto y también la salud. Cuanto más variada sea tu alimentación, más tipos de nutrientes asimilarás y tu cuerpo lo agradecerá.

Los frutos secos son un complemento perfecto para tu alimentación
Los frutos secos son un complemento perfecto para tu alimentación

 

Merendar es un hábito saludable y se trata de un tentempié que además reconforta y da ánimos para seguir con lo que estés haciendo. ¿Qué más ideas para una merienda sana y baja en calorías nos puedes dar?

[Total:2    Promedio:4/5]

Comentarios

compartir en redes