Alimentos sin gluten y sin lactosa. ¿Qué opciones tenemos?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

 

Cada vez más personas que prefieren optar por alimentos sin gluten y sin lactosa en sus comidas diarias, ya sea por salud o por una decisión personal. En nuestra dieta mediterránea más tradicional, no se puede negar que hay una gran variedad de recetas disponibles al alcance de la mano. Esto puede parecer un poco complicado para aquellas personas intolerantes a ciertos alimentos, pero aquí queremos dar una serie de consejos y de ideas para poder llevar a cabo una dieta completa, saludable y sin alimentos que contengan ni gluten ni lactosa.

La tendencia de los alimentos sin gluten y sin lactosa

 

Antes de comenzar a valorar las opciones que se tienen, hay que comprender un poco mejor por qué hay tanta gente que está buscando este tipo de alimentos actualmente y, además, por qué se habla tanto de las bondades de consumir productos sin gluten ni lactosa.

Lo primero de todo es que hay que tener prudencia ante las cosas que se oyen y se leen. Por un lado, voces alarmistas que defienden a uñas y dientes que la lactosa y el gluten son poco menos que venenos fatales para la salud y que hay que eliminarlos radicalmente de nuestras dietas.

Por otro lado, las partes más perjudicadas por estos argumentos que, como es de suponer, defienden todo lo contrario: que la lactosa y el gluten son absolutamente esenciales para el correcto desarrollo y que solo han de ser eliminados o reducidos en casos puntuales de intolerancia.

¿Hay algo de cierto en alguna de las dos versiones? Sí, la verdad es que tanto la lactosa como el gluten no son los nutrientes más fácilmente asimilables por parte del organismo humano. Esto no quiere decir que sean perjudiciales, pero sí que hay un porcentaje significativo de la población mundial que tiene problemas para asimilarlos de un modo correcto.

Esto es un poco más significativo en el caso de la lactosa, sobre la que se estima que más de la mitad de la población mundial es incapaz de digerirla correctamente. Estas intolerancias no son siempre iguales, ni tienen por qué ser permanentes. De hecho, cuando nacemos, todos somos capaces de digerir la lactosa, ya que la leche materna contiene una cantidad importante de ella y es un alimento esencial durante los primeros meses de vida.

En lo que se refiere al gluten, los niveles de intolerancia también son muy variados. De hecho, se estima que hay mucha gente que no asimila bien el gluten y no ha sido diagnosticada nunca de celiaquía. Incluso hay personas que no lo digieren bien sin ser realmente celíacos.

¿Qué comidas sin gluten son las más recomendables?

 

Tanto si te han diagnosticado intolerancia al gluten como si tu opción alimenticia prefiere prescindir de los alimentos que lo contengan, tus opciones se restringen a la hora de elaborar tu dieta. Pero esto no significa que no puedas disfrutar de una nutrición equilibrada y sana. Es más, ahora mismo hay muchas más opciones que tan solo hace unos años, y no solo en lo que se refiere a lo que se vende en los supermercados. Los restaurantes, por fortuna, han ampliado enormemente su variedad e incluyen no solo platos aptos para los intolerantes al gluten, sino también mucha información en sus cartas sobre los ingredientes que utilizan.

Entre los alimentos que tienen gluten y que se deben eliminar de la dieta, los más habituales y conocidos son algunos cereales, como el trigo, la avena, la cebada, el centeno o la espelta. Pero no son los únicos, ya que también hay otros productos que lo pueden contener, sobre todo aquellos que están preparados o precocinados, como carnes, pescados, cremas de verduras, salsas, etc. Para asegurarse en este sentido, lo mejor es buscar la información en la etiqueta en la que se garantiza que el producto contiene unas cantidades de gluten menores a 20 ppm.

Para los más preocupados por los cereales, la buena noticia es que también hay un buen número de ellos que no tienen gluten, como el arroz, el maíz, la quinoa, el mijo o el trigo sarraceno.

¿Qué productos sin lactosa son los más adecuados?

 

La lactosa no es más que el azúcar que contiene la leche de forma natural. Como hemos dicho, se calcula que una gran parte de la población mundial es intolerante en mayor o menor medida a ella y, por este motivo, cada vez son más las propuestas y alternativas alimentarias.

Obviamente, los alimentos que contienen lactosa son los lácteos, aunque tampoco se puede decir que todos ellos la contengan en las mismas cantidades. De hecho, en términos generales, los yogures tienen menos lactosa que la leche y, por su parte, los quesos curados tienen menos lactosa que los quesos frescos.

De todas maneras, y al igual que sucede con los alimentos sin gluten, la mayoría de los alimentos están etiquetados en este sentido, avisando de la presencia de lactosa para todos aquellos que no quieran o no puedan tomarla.

Sobre los alimentos que se deben evitar, obviamente, los lácteos tradicionales. Decimos así porque muchas marcas alimenticias que producen y distribuyen estos alimentos ya están incluyendo leches o yogures sin lactosa, aptos para el consumo de los intolerantes.

Pero no son éstos los únicos. Hay un gran abanico de alimentos como patés, salchichas, bollería, etc., sobre todo los preparados previamente, que también pueden incluir trazas de lácteos y, consecuentemente, resultar no aptos para los que deban evitar la lactosa.

¿Se debe optar por excluir estos elementos de nuestra dieta?

 

Si eres de esas personas que se preocupan por su salud y su alimentación y no sabe si los alimentos sin gluten y sin lactosa son mejores para su organismo, lo más recomendable, sin duda, será consultar al médico o nutricionista, ya que cada caso y cada persona son diferentes. Tal vez no necesites quitar ninguno de estos nutrientes de tu dieta o, por el contrario, a lo mejor no lo sabes y eres intolerante a alguno de ellos. Ante la duda, lo mejor es la opinión de un profesional y, por suerte, hoy ya existen alternativas más que de sobra para todas las opciones.

[Total:2    Promedio:3/5]

Comentarios

compartir en redes