Los beneficios de contar con un entrenador personal

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Mantener en forma el cuerpo es algo esencial para contar con una salud plena y, por este motivo, mucha gente dedica varias horas a la semana a entrenar. También es cierto que, en parte por desconocimiento o en parte por pereza, no siempre nos implicamos como deberíamos. Pero cada vez hay más herramientas y facilidades para hacer deporte de un modo sostenido y eficaz. Una de ellas es la figura del entrenador personal, antes tal vez más exclusiva y solo presente entre celebrities y personas con gran poder adquisitivo, pero que ahora ya se ha popularizado y cuenta con muchos adeptos. Si quieres saber un poco más acerca de las funciones de los entrenadores personales y qué es lo que te pueden aportar, has llegado al lugar indicado.

¿Qué es un entrenador personal y cuáles son sus funciones?

Los entrenadores personales, o personal trainers si se prefiere la denominación inglesa, son profesionales del fitness y de las actividades físicas, que trabajan en la prescripción de ejercicios físicos y deportivos con el fin de lograr unas metas fijadas previamente.

Las funciones de un entrenador personal se enfocan, de este modo, en la consecución de unos objetivos a través de una planificación personalizada e individual para el usuario que lo contrata, teniendo en cuenta cuáles son los fines de este usuario, así como sus características y capacidades concretas.

Además de esta planificación, un entrenador personal también tiene otras funciones, como son las de instruir y dirigir la práctica y ejecución de los ejercicios indicados, o motivar a los discípulos en momentos de abatimiento o cansancio, para que no pierdan de vista el objetivo final.

¿Por qué es bueno contratar a un entrenador personal?

Aunque la figura del entrenador personal todavía no esté tan extendida como en otros países, es cada vez más común y más requerida por mucha gente. Y si quieres saber por qué te conviene contar con uno a tu lado para ponerte en forma o mejorar tu estado físico, aquí te vamos a dar unos cuantos motivos.

Entrenamientos mucho más eficaces

A todos nos ha pasado que intentamos comenzar nuestras actividades físicas de un modo autónomo o yendo a un gimnasio a la manera tradicional. En estos espacios, es normal contar con la guía y supervisión de algún preparador, pero no siempre tienen la capacidad de atender a nuestra preparación de un modo tan detallado.

La dedicación más personalizada conseguirá identificar las necesidades y las prioridades del practicante, evitando entrenamientos y ejercicios que no sean tan útiles o que no resulten convenientes por su estado de forma o de salud.

El principal beneficio de esta ventaja es la menor duración de los entrenamientos en términos de consecución de objetivos, que pueden ser relativos a la salud, al deporte, a la estética, etc.

Una mayor motivación para entrenar

Uno de los mayores problemas a la hora de cumplir con nuestros objetivos físicos y hacerlo de un modo sostenido es la motivación. Esto resulta más preocupante todavía si hablamos de planificaciones y entrenamientos a largo plazo, o en casos en los que los practicantes no estén habituados a una actividad física continuada.

Mucha gente abandona por cansancio o aburrimiento, aunque también porque dan prioridad a otros aspectos de su vida, como el laboral, el familiar o el social. Para esto último, simplemente consideramos que hay tiempo para todo y es cuestión de organizarse de un modo adecuado, algo en lo que también el entrenador personal puede ayudar.

Pero en lo que más influye la figura del personal trainer es en la incitación y ayuda para esos casos de abatimiento y desmotivación. Éstos son muy frecuentes y resulta importante contar con esa persona al lado que empuje y apoye en esos momentos tan bajos que todos tenemos. Sí, tal y como estás pensando, como un coach o psicólogo.

El entrenador personal se adapta

Ya al principio hemos contrapuesto la figura del entrenador personal a la asistencia al gimnasio. No es que sean incompatibles, pero sí que la primera ha aparecido o se ha expandido como respuesta a las carencias del segundo.

Una de éstas, aunque no parezca tan importante, es la flexibilidad y la capacidad de adaptación. Los desplazamientos hasta el gimnasio o la monotonía que supone entrenar siempre en un mismo espacio pueden ser impedimentos para mucha gente, y los entrenadores personales los superan con facilidad.

Y es que, con un entrenador personal, es mucho más sencillo adaptar la agenda, sin depender de los horarios de determinadas clases o instructores en los gimnasios, y también es más fácil entrenar en cualquier lugar, ya sea en casa, en un parque, en la playa, etc., con el consiguiente ahorro en tiempo y dinero que todo esto significa.

Un seguimiento progresivo y a largo plazo

Los entrenadores personales también resultan más eficaces cuando se mantiene una relación estable durante el tiempo. Este tipo de planificaciones a largo plazo incluyen distintas etapas que, si se realizan con el mismo preparador, se harán de un modo más progresivo, avanzando y logrando objetivos cada vez más ambiciosos.

También es conveniente a la hora de evitar esos momentos de estancamiento en la progresión. Esto suele pasar una vez superada la fase inicial en la que los resultados pueden ser más visibles y que, unida a la desmotivación, puede conllevar un decaimiento o abandono de los entrenamientos.

Igualmente, ante algunas lesiones o enfermedades concretas, también puede preparar y planificar a largo plazo y, por supuesto, mantener un seguimiento de cómo evolucionan éstas a través de los ejercicios que se practican.

Un preparador personal es más completo

Por último, y añadiendo esto a ese punto en el que nos referíamos al entrenador personal como un coach en el momento de motivar, también podemos contar con el entrenador personal como una persona que ayuda a mejorar no solo en el aspecto físico, sino en otros aspectos relacionados con el estilo de vida saludable.

Sin querer referirnos a esta figura como sustituto de un médico o un nutricionista, o incluso de un psicólogo, sí es cierto que contar con su compañía y ayuda a la hora de realizar ejercicio y planificar a largo plazo ayuda a alejarse del estrés y de las preocupaciones, acercándonos al bienestar y a un mayor rendimiento personal y laboral.

[Total:1    Promedio:1/5]

Comentarios

compartir en redes