La importancia de la preparación mental para hacer deporte

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuerpo y mente han de ir unidos en todas las facetas de nuestras vidas. Y aunque a la hora de entrenar parece que lo que más hay que tener en forma es el cuerpo, no se deben dejar de lado los aspectos psicológicos. Si quieres hacer deporte de la mejor forma y rendir lo máximo posible, esto es algo que tienes que trabajar, así que aquí vamos a explicarte por qué es tan importante la preparación mental a la hora de hacer deporte y también vamos a darte unos consejos para que lo lleves al máximo nivel.

Mente y cuerpo están muy unidos y, si se quieren realizar actividades físicas de un modo eficaz, el entrenamiento y la buena forma de la mente son fundamentales. Al igual que, cuando salimos a andar en bici, nos fijamos en que las ruedas estén en buenas condiciones y que el casco no tenga ninguna grieta, también tenemos que encontrarnos con un estado mental adecuado, óptimo para rendir al máximo.

¿Cómo se puede preparar la mente para que nos ayude en actividades físicas?

El modo de trabajar la mente de cada uno para que resulte un elemento de ayuda a la hora de hacer deporte puede variar, según las necesidades y gustos de cada uno.

Una de las maneras que suelen utilizar los deportistas y equipos profesionales son los psicólogos deportivos, que están especializados en ayudar a enfocar los objetivos de cada uno en términos competitivos y que, hoy en día, resultan fundamentales en el deporte a alto nivel.

Para practicar deporte de forma amateur no es imprescindible contar con esta figura tan especializada, ya que no compensarían las inversiones temporales ni económicas en comparación a los resultados que se podrían obtener. Pero, de todas maneras, en muchos gimnasios y clubes, los entrenadores y preparadores también pueden ayudar en el aspecto mental.

La motivación es algo en lo que mucha gente suele fallar a la hora de prepararse para hacer deporte. Hay que saber mentalizarse de que, con unos objetivos marcados a medio y largo plazo, el trabajo puede resultar difícil y tedioso, pero se deben tener siempre presentes las metas y sus beneficios, para no desfallecer o abandonar a mitad de camino.

Por otro lado, también hay personas que comienzan a trabajar la concentración con el fin de obtener unos mejores resultados en sus prácticas deportivas. Esto, que algunos relacionan con el mindfulness, no es otra cosa que trabajar la atención hacia lo que es la práctica concreta que se está llevando a cabo, llevando el centro de la concentración hacia los movimientos corporales, desde la respiración a los brazos y las piernas, para lograr una mayor armonía y equilibrio.

Pero la preparación mental también ayuda a sobreponerse a los contratiempos y adversidades. Un deportista que se encuentre fuerte mentalmente conseguirá desarrollar de un modo mucho más completo todos sus ejercicios y entrenamientos, con los consiguientes éxitos en lo que se refiere a resultados y, por supuesto, competiciones. Todos conocemos ejemplos de deportistas profesionales que, más allá de sus excepcionales condiciones físicas, se ven empujados a un nivel aún más alto gracias a su motivación y preparación mental.

¿En qué afecta la preparación mental a la práctica deportiva?

Lo primero, como se puede deducir de lo dicho anteriormente, es que los resultados serán mejores. Si uno se dispone a practicar deporte de un modo concentrado y motivado, lo hará de un modo más continuado, con unas metas claras y unos logros más exitosos.

Pero, yendo a aspectos más concretos del estado físico, la concentración y la motivación pueden influir en determinados puntos.

El más visible probablemente sea la resistencia, o la capacidad de llegar más allá de lo que se haría en momentos de desánimo y distracción. Si quieres que tus entrenamientos cumplan con todos tus objetivos y deseas completar cada una de las sesiones y retos que te has marcado, tienes que trabajar, junto con el cuerpo, la preparación psicológica.

En otro sentido, la concentración también ayuda a que las prácticas se realicen de un modo correcto. Hablamos de la ejecución de los distintos ejercicios y movimientos, que, en el caso de no hacerse del modo adecuado, pueden derivar en malos resultados y en una consecuente desmotivación. Pero, lo que es más importante, pueden conllevar molestias y lesiones que sí afecten directamente a las capacidades físicas.

La concentración también puede ayudar a poner en práctica esos consejos y pautas que los preparadores indican en lo relacionado a la respiración. La importancia de respirar de un modo adecuado cuando se está haciendo deporte es esencial, sobre todo en lo que se refiere a la resistencia. Y, si estamos más pendientes de factores externos o pensando en otras cosas, es más probable que nos distraigamos y no respiremos del modo adecuado.

Además, la respiración incorrecta durante el deporte también puede suponer otras consecuencias que mucha gente no tiene en cuenta. Y es que, sin una oxigenación adecuada, los músculos pueden sufrir calambres o contracturas, lo cual también afectará a la práctica deportiva.

Y, al igual que en cada deporte o en cada ejercicio son necesarios unos movimientos y unas técnicas concretas, también hay que atender a la respiración apropiada para cada actividad.

En conclusión, la preparación mental es algo que se ha de trabajar más a la hora de practicar deporte, sobre todo en el caso de los deportistas amateur que solo buscan en estas prácticas incluir unos hábitos saludables en su vida. Como hemos dicho, el nivel de exigencia en este sentido será proporcional al tipo de entrenamiento o competición que se afronte. Pero una buena base psicológica no solo ayudará a conseguir mejores resultados, sino que también permitirá evitar lesiones y problemas.

[Total:8    Promedio:2.9/5]

Comentarios

compartir en redes