Las frutas y verduras obligatorias para mantenerte en forma

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Los médicos y nutricionistas siempre aconsejan introducir mayores cantidades de frutas y verduras para llevar una dieta saludable. Éstas, además de ricas, ofrecen un montón de opciones, ya que la variedad es inmensa y también lo es la manera de prepararlas. Pero, como en todos los grupos de alimentos, hay que reconocer que no todas las frutas y verduras tienen las mismas propiedades, ni las distintas recetas pueden servir para los mismos fines. Si estás planteándote un cambio en tu recetario o en tus hábitos para mantenerte en forma, éstas son las frutas y verduras que debes comer.

¿Por qué son tan importantes las frutas y las verduras para estar en forma?

En términos generales, se puede decir que las frutas y las verduras tienen un alto contenido en agua y en fibra, lo que quiere decir que, incluyéndolas en nuestras comidas, podremos saciarnos de un modo más rápido y, a la vez, conseguiremos reducir el aporte calórico de nuestras ingestas.

Esto es un primer punto, pero comer frutas y verduras también incide, directamente, en la consecución de un abdomen más plano. Comer estos alimentos ayuda a eliminar líquidos y hay estudios que también asocian la ingesta de fibra con una reducción de grasa abdominal.

Su alto contenido en vitaminas y minerales influyen en otros aspectos de la salud, como el estado de la piel, de la dentadura o en el propio envejecimiento del organismo. Y, en lo que se refiere al estado mental, la luteína, los carotenos y la vitamina C de estos alimentos también favorecen a conseguir una actitud positiva y una mayor capacidad de concentración y creatividad.

¿Qué frutas y verduras son buenas para estar en forma?


Aunque, en general, todas las frutas y verduras son bastante recomendables para llevar unos hábitos alimenticios sanos, hay algunas en concreto que destacan sobre las demás por sus propiedades nutritivas. Éstas son las que te recomendamos:

· Brócoli:


Suele estar presente en casi todas las listas de comidas saludables y llega a estar considerada como un superalimento, porque tiene una cantidad envidiable de vitaminas y minerales.

El modo ideal de consumirla es al vapor, ya que, cuanto más se prolonga la cocción, más aportes nutritivos pierde. Entre los aportes que ofrece, destacan la vitamina A y vitamina C, ácido fólico, potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro.

· Pepino:


Los pepinos contienen un 95% de agua y mucha fibra. 


Si decíamos que las frutas y las verduras contenían mucha agua y mucha fibra, un ejemplo meridiano son los pepinos. Un 95% de su contenido es agua y su alta cantidad de fibra es ideal para saciar y para el proceso digestivo. Además, tienen un efecto diurético y antiinflamatorio.

Su aporte calórico es aproximadamente de 13 calorías por cada 100 gramos, y su sabor y textura refrescantes lo convierten en aliado ideal para consumir en ensaladas y, sobre todo, en los meses estivales, cuando más aprieta el calor y más falta hace hidratarse correctamente.

· Berenjenas:


Las berenjenas son unas verduras muy versátiles y que, debido a esto, cada vez están más presentes en las mesas de muchas familias. Son asequibles, son ricas y se pueden preparar de multitud de maneras, algunas de las cuales, con un poco de cuidado, las convierten en un alimento ideal para estar en forma.

Y es que las berenjenas contienen índices bajos de calorías a la vez que son ricas en nutrientes esenciales y, por si fuera poco, también favorecen el control de los niveles de azúcar en sangre.

· Acelgas:


Las acelgas son verduras muy ricas en betacarotenos, componentes que se transforman en vitamina A al digerirse, y también aportan grandes cantidades de hierro, magnesio, fibra y calcio al organismo, por lo que se puede decir que son una de las verduras más completas en términos nutricionales.

También son conocidas sus propiedades a la hora de fortalecer el sistema inmunológico y sus beneficios para la piel y el cabello. Lo mejor, de nuevo, no cocinarlas demasiado para conservar sus beneficios en niveles altos.

· Pomelo:


Comer pomelo te ayudará a mantenerte en forma física y mentalmente. 


Dentro del mundo de los cítricos, los pomelos no son los más famosos ni los más habituales, pero esto no quiere decir que no sean recomendables. Al contrario, los pomelos son de las frutas más saludables y con más propiedades que puedes tener al alcance de la mano.

Sus altas cantidades de vitamina C, magnesio, potasio, calcio y ácido fólico las convierten en frutas muy interesantes para mantenerse en forma física y mentalmente. Pero, además, también aporta naringenina, un flavonoide antioxidante que ayuda a asimilar las grasas, a reducir el colesterol malo y a favorecer la circulación en sangre.

Si quieres descubrir más propiedades del pomelo o cómo lo puedes comer para sacarle el máximo partido, aquí te lo contamos con pelos y señales.

· Piña:


Otra fruta muy saludable y que, por sus orígenes, siempre nos recuerda a épocas soleadas y escenarios paradisíacos. Pero lo que tiene que evocarnos realmente su presencia es todo lo que su consumo nos beneficia si queremos estar en forma.

Es una de las frutas con mayor poder diurético, por lo que ha servido tradicionalmente como remedio contra la retención de líquidos. Además de las vitaminas y minerales que posee, tiene mucha fibra y es muy eficaz como digestivo.

La piña es un gran aliado de tu sistema digestivo. 


f

Lo más importante para estar en forma, una dieta variada y equilibrada


Aunque estas frutas y verduras sean geniales para mantenerse en forma, no hay que olvidar que no existen alimentos milagro y que, por el simple hecho de consumirlos, no van a convertirte en una persona diferente. Estas frutas y verduras son un apoyo ideal siempre que tu dieta sea variada, complementada con otras frutas y verduras, con legumbres, con cereales y con otros alimentos que te puedan aportar las proteínas necesarias, según cuál sea tu opción alimenticia.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes