¿Entrenamiento en grupo o por mi cuenta?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Los entrenamientos en grupo y a través de aplicaciones móviles son dos de las tendencias en fitness que más fuerte están pegando.

Curiosamente, son dos extremos opuestos, uno fomenta la individualidad y el otro la colectividad al entrenar en grupos.

Vamos a valorar los pros y los contras de cada uno de ellos ¿Con cuál te quedas tú?

Las buenas compañías siempre son las mejores.

¿Entrenamiento en grupo o por mi cuenta? ¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? ¿Tienes una preferencia clara? ¿Has probado la contraria? Dudar es de sabios y por eso hoy traemos esta disyuntiva a Vive0,0. Si partimos de la base de que entrenar es una sana costumbre que debemos introducir en nuestras rutinas para sentirnos bien, a partir de ahí surgen diversas posibilidades en cuanto al tipo de actividad física: correr, nadar, yoga o diferentes actividades de fitness dentro del gimnasio, y un largo etcétera son las posibilidades que podemos barajar. Deportes hay muchos, y no hace falta que te decidas solamente por uno, puedes probar hasta que encuentres tu actividad física preferida.

Hay, además, otra disyuntiva una vez que has encontrado tu entrenamiento perfecto: ¿individual o en grupo? Estas dos posibilidades son tendencias opuestas, y cada una tiene sus puntos a favor o en contra. En principio, esta opción depende mucho de cada persona, de su experiencia y de sus objetivos y por qué no, de su manera de ser y su carácter. Todos somos diferentes y tenemos necesidades diferentes, y por eso vamos a ver cuáles son las ventajas de cada opción y a partir de ahí, tu decides.

En compañía todo sabe mejor

La tendencia es realizar entrenamientos en pequeños grupos, o SGT (Small Group Training) de entre cuatro y ocho miembros, ya sea en el gimnasio o fuera de él: para correr, montar en bicicleta o realizar cualquier tipo de actividad aeróbica. Es importante que el grupo no sea demasiado numeroso para garantizar un seguimiento suficiente por parte de vuestro entrenador.

Compañerismo, complicidad, información valiosísima y mucha diversión.

Los especialistas y entrenadores coinciden en que entrenar en grupo es beneficioso en primer lugar por la pertenencia a un grupo. Parece una cosa sin demasiada importancia, pero en realidad la tiene. Organizar un entrenamiento con tres o cuatro personas es fácil, ya que no existe demasiada dificultad para cuadrar agendas, y si la hubiese los miembros podrían hacer por cuadrar la agenda, lo que implica un mayor nivel de compromiso con tu entrenamiento.

Otro de los puntos a favor en el que coinciden los expertos es que al trabajar en grupo se genera un punto en común entre los integrantes del grupo, lo que propicia la conversación y el intercambio de experiencias, un compartir ideas y consejos muy fructífero y que proporciona una información valiosísima. Si tienes alguna duda o alguna inquietud siempre tendrás a alguien de confianza a quien consultar.

Mayor motivación, mayor compromiso, mayor diversión, un grupo de personas con el que poder compartir alguna inquietud o alguna duda… y puede que un “pique” sano con los compañeros para esforzarte un poco más e intentar ponerte al nivel de tus compañeros.

Sin duda, entrenar en grupo es una opción perfecta para quienes no tienen mucha experiencia o están empezando con un deporte nuevo. En compañía todo sabe mejor, y también sale mejor porque tendrás un apoyo cuando surja alguna dificultad y también cuando consigues un nuevo logro.

Si quieres empezar a cuidar tu cuerpo, puedes unirte a un pequeño grupo de entrenamiento para que tus primeras sesiones de ejercicio sean lo más fructíferas posible.

Para los más individualistas o para quien no tiene tiempo

En el otro extremo tenemos el entrenamiento por nuestra cuenta. Primer y fundamental consejo: si no has entrenado nunca, mejor no entrenes por tu cuenta. O al menos no solamente. Es mejor reservar los entrenamientos individuales para quienes tienen algo de experiencia y conocimientos sobre cómo trabajar solos, ya que si no tienes la costumbre de hacerlo puedes estar forzando alguna parte de tu cuerpo que no deberías o cometer pequeños fallos que a la larga te pueden perjudicar. Por eso siempre aconsejamos consultar con un profesional para elegir la práctica más adecuada a tus características y que pueda supervisar tus progresos y tus objetivos.

Entrenar por tu cuenta también tiene sus ventajas.

Si haces ejercicio por tu cuenta, la flexibilidad horaria es la mayor ventaja, aunque también corres el peligro de no mantener la regularidad, sobre todo si no has adquirido el hábito de entrenar. Para quienes no tienen tiempo o tienen horarios complicados, bajar a correr al parque puede ser la mejor opción, siempre y cuando tengan cierta experiencia o conocimientos sobre la equipación adecuada, los planes de ejercicio, calentamiento, estiramientos, etc. Por este motivo las apps de entrenadores personales funcionan tan bien: puedes crear un plan personalizado según tus características físicas, tus objetivos (fortalecer, aumentar resistencia, trabajar el core, etc) e incluso tus rutinas diarias. También puedes monitorizar tus progresos, e incluso compartirlos con otros usuarios de la misma app, y ahí nos acercamos un poco a ese sentimiento de pertenencia a un grupo que encontramos en los grupos de deporte. Es más fácil dejar plantado a tu entrenador virtual para una sesión de ejercicio que a tu equipo de running.

Si te gusta mucho correr, el yoga, montar en bicicleta o una hora de natación en la piscina, entrenar por tu cuenta es la oportunidad perfecta para regalarte ese momento tan necesario de estar a solas contigo mismo, de dedicarte un ratito a cuidarte y a desconectar.

Entrenar por tu cuenta puede ser parte de ese momento diario solo para tí.

Si has decidido empezar a cuidarte y hacer ejercicio, lo mejor es que empieces de la mano de alguien que te pueda aconsejar y que te de unas pautas para empezar. Si te sientes cómodo, puedes hacer algún entrenamiento por tu cuenta. Entrenar solo o en grupo no son opciones excluyentes. Lo más importante es mantener una regularidad y entrenar de manera respetuosa con tu cuerpo y tus límites ya sea por tu cuenta o en grupo.

Como siempre valora tus opciones y tus posibilidades, infórmate y pregunta. Siempre podrás encontrar la opción perfecta para tí.

[Total:4    Promedio:2.5/5]

Comentarios

compartir en redes