Esto es lo que debes comer después de entrenar

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

La alimentación es algo de tremenda importancia para mantener una salud óptima. Y la gente que practica deporte suele preocuparse bastante por lo que come, con el fin de conseguir la energía y la resistencia necesarias para afrontar sus actividades físicas. De esto ya hemos hablado en varias ocasiones aquí, pero ahora también queremos darte unos pequeños consejos sobre esas cosas que debes comer después de entrenar. Hay determinados alimentos que te pueden venir muy bien para reponer toda esa energía que has quemado y los líquidos que has perdido durante tus entrenamientos, y en ellos nos vamos a centrar hoy.

No valen todos los alimentos y, por supuesto, no debes pensar que puedes comer cualquier cosa ni darte un atracón porque ya has realizado ejercicio y quemado unas calorías. Lo primero, porque ese esfuerzo que has hecho para estar en forma puede resultar inútil y, lo segundo, porque lo que tu cuerpo te va a pedir para reponerse son nutrientes concretos y no calorías vacías. Así que olvídate de comer donuts o patatas fritas después de hacer ejercicio y apunta los alimentos que te vamos a recomendar a continuación.

Aguacate

Los aguacates suelen estar presentes en muchos de los desayunos saludables que proponen los dietistas, ya que aportan grasas saludables, vitaminas y proteínas vegetales, además de resultar muy versátiles y combinar a la perfección con otros muchos ingredientes.
foto aguacate

Los aguacates son una gran fuente de grasas saludables, vitaminas y proteínas vegetales. 

Por estos motivos, el aguacate puede ser un elemento ideal para comer después de entrenar por las mañanas. Tiene un contenido calórico más alto que otras frutas, pero si se consume en las cantidades adecuadas repondrá todas las energías consumidas y ayudarán a la formación de masa muscular.

En combinación con huevos, ya sean revueltos o escalfados, o en una tostada de pan integral o con tomate… siempre quedan bien y siempre cumplen su función, así que puedes contar con los aguacates para recuperar fuerzas después de entrenar.

Plátano

El plátano es la típica fruta que vemos comer a muchos deportistas tras realizar sesiones intensas de ejercicio o, incluso, durante éstas. No nos son extrañas esas imágenes de los tenistas devorando un plátano en las breves pausas de sus largos partidos.

La razón de que sean tan adecuados para comer después de hacer deporte se debe a su riqueza en azúcares y minerales, que ayudan a equilibrar los niveles de glucosa y de electrolitos, esenciales para evitar la deshidratación.

Después de hacer deporte conviene comer plátanos por su alto contenido en azúcares y minerales. 

Además, es muy fácil de comer, tanto por sí solo como si lo preparas en combinación con otros alimentos. Junto a cereales como la avena, por ejemplo, pueden suponer un desayuno muy nutritivo, aunque también es ideal para comer después de entrenar a cualquier hora del día.

Huevo

Aunque los huevos estén muchas veces considerados como no demasiado saludables por su influencia en los niveles de colesterol malo, ésta es una afirmación que hay que coger con cuidado. Salvo casos concretos en los que estén contraindicados por médicos o nutricionistas, el consumo correcto de huevos puede ofrecer enormes beneficios al organismo.

De hecho, su aporte en proteínas y minerales es muy rico, y esto resulta ideal para reponer los músculos después de hacer ejercicio. Eso sí, además de no pasarse con las cantidades, tampoco conviene consumirlos fritos. La forma ideal sería hacerlos cocidos, escalfados o revueltos con muy poco aceite, para combinarlos con alimentos complementarios, como fruta y cereales.

Pescado azul

Las propiedades del pescado azul, en cualquiera de sus variantes, son también muy beneficiosas para la gente que practica deporte con frecuencia y, por este motivo, los debemos incluir en los alimentos recomendados para comer después de entrenar.

Pescados como el salmón, las sardinas, la caballa o el atún, entre otros, ayudan a fortalecer la masa muscular, ya que son ricos en aminoácidos esenciales y ácidos grasos omega 3, así como en antioxidantes.

El pescado azul ayuda a fortalecer la masa muscular. 

Además, la amplitud de platos y recetas que puedes preparar con cualquiera de estos pescados es inmensa, por lo que, aunque los comas varias veces a la semana, no tendrás tiempo de cansarte.

Lácteos desnatados

La leche es una bebida que no se suele tener muy en cuenta para estos momentos después de entrenar y, la verdad, resulta muy adecuada para rehidratarnos tras una sesión de ejercicio.

Es más conveniente tomarla desnatada, por encima de la semi o de la entera, para favorecer su asimilación, y, en caso de preferirlo, se puede tomar yogur desnatado o incluso queso desgrasado. Combinan a la perfección con otros alimentos como la avena o con algunas frutas.

No solo es comer después de entrenar, también es hidratarse

Aunque la ingesta de alimentos resulte muy importante, y uno no se debe saltar nunca la comida después de entrenar, la hidratación es tan o más importante que los alimentos sólidos.

No hablamos solo de beber justo al terminar el ejercicio, sino de hacerlo en los momentos y horas posteriores, momentos clave para recuperar. La presencia de agua en estos momentos se antoja básica, ya que es un modo muy saludable de reponer líquidos, pero también hay otras maneras de conseguir agua para el cuerpo que pueden complementarla y que aportarán también nutrientes que el agua no tiene.

Hay frutas como la sandía y el melón, cuyo contenido en agua es muy alto y que pueden darnos vitaminas y minerales también útiles. Al igual que éstas, otras frutas o incluso verduras pueden ser alimentos que aporten una cantidad de líquido y unos nutrientes muy útiles para después de la actividad física.

Aunque te hayamos dado unas pautas recomendables para tus comidas después de hacer ejercicio, en general es bueno que mantengas, a lo largo de todo el día, unos hábitos saludables en tu alimentación, con una dieta variada y rica en verduras, legumbres y hortalizas.

Y, al igual que siempre descartamos los productos industriales, la bollería o la comida rápida, aunque hagas ejercicio y creas que puedes permitirte uno de estos “premios”, tampoco creemos que sea lo que más te conviene, sobre todo si eres de esos que, cuando empieza, ¡no puede parar!

[Total:39    Promedio:2.4/5]

Comentarios

compartir en redes