Consejos y recetas para rendir a tope este verano

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

¿Qué necesitamos comer cuando hace mucho calor? Necesitamos productos que nos hidraten y que nos ayuden a reponer nutrientes, frutas y verduras frescas para aportar fibra, vitaminas y azúcares que nos den energía y a la vez sean frescas y ligeras.

Si no quieres que las altas temperaturas te impidan mantenerte en forma, puedes seguir estos sencillos consejos y recetas para que estar a tope todo el verano.

Con estas temperaturas no apetece meterse nada en el cuerpo
Con estas temperaturas no apetece meterse nada en el cuerpo

 

Ha llegado el verano, y con él las altas temperaturas. El calor hace estragos, parece que tenemos menos ganas de hacer cosas, incluido cocinar, y para qué hablar de comer. El calor nos suele dar menor sensación de apetito, no necesitamos grasa corporal para abrigarnos pero sí necesitamos reponer todos los líquidos y minerales que perdemos con la transpiración.

Durante el verano es muy importante hidratarnos continuamente y comer frutas y verduras que nos aporten vitaminas y minerales para luchar contra el calor y para tener energía suficiente para rendir a tope durante el día. Como la Madre Naturaleza es sabia, durante los meses de calor la tierra nos regala alimentos que más nos convienen según la época del año, y por eso en primavera y verano los huertos nos regalan infinidad de frutas y verduras con los que disfrutar, comer sano y como consecuencia estar a tope de energía cuando más calor hace. Tomates para hacer gazpachos, sandías para hidratarnos y verduras para asimilar minerales y todo tipo de suculentas frutas para darle un gustazo a nuestros paladares.

Un truco: añade el zumo de un limón a tu vaso de agua o haz hielos con un chorro de limón para aliviar la sed y refrescarte un poco más.

Los hábitos también son importantes

Sí, la Madre Naturaleza nos da todo lo que necesitamos cuando lo necesitamos, pero quienes vivimos en la ciudad o alejados del huerto y compramos las frutas y las verduras en el mercado o por internet nos tenemos que dosificar. Por eso hoy te vamos a dar unos consejos, que si bien sirven para todo el año, en verano los agradecerás especialmente.

Frutas y verduras de temporada: es casi la respuesta a todas las preguntas
Frutas y verduras de temporada: es casi la respuesta a todas las preguntas

 

En primer lugar, sea o no la comida más importante del día, te aconsejamos que no te vayas de casa sin haber desayunado un poco de fruta. El melón o la sandía son perfectos como desayuno, ya que hidratan (son un 90% agua) y aportan vitaminas y minerales, fibra y antioxidantes. Cualquier otra fruta es perfecta para acompañar el desayuno y salir de casa con un aporte extra de energía, además del té o el café. Si ya eres de los que toman fruta todas las mañanas, el verano será tu mes preferido, ya que tendrás una gran variedad para elegir.

En cuanto a si tomar té o café, o nada, el té resultará más ligero e hidratante y digestivo. Un zumo o un poco de agua también estará bien. Si quieres tu aporte de calcio pero renuncias al café, qué mejor que un poco de yogur fresquito antes de salir de casa y empezar el día. Le puedes añadir cereales y también frutas. Un desayuno de reyes.

Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo

La sabiduría popular es eso, sabiduría popular, pero en esta ocasión podemos hacerle caso y aún así tenemos algo que añadir. Para cuidarnos como reyes a media mañana conviene ingerir algo más, preferiblemente una pieza de fruta para reponer fuerzas y calmar un poco el hambre. Como en veranos tenemos menos ganas de comer, pero el mismo hambre, es muy buena idea ir comiendo pequeñas cantidades varias veces, ya que si llegamos a la comida sin haber comido nada, pero no nos apetece nada, comeremos mal y seguiremos estando flojos a causa del calor.

Hay vida más allá del puré y las albóndigas
Hay vida más allá del puré y las albóndigas

 

Sopas frías y ensaladas son perfectos para la comida y la cena, siempre intentaremos aportar algo de proteína y de hidratos de carbono. Aunque tal vez sean estos los alimentos que más pesadez pueden causar, te recomendamos que utilices pasta fresca, patatas hervidas o quinoa para confeccionar tus ensaladas. Pescados y mariscos como las gambas o los langostinos también son muy recomendables en los días de más calor. Las legumbres pueden quedar en un segundo plano, aunque preparadas de manera ligera pueden ser las protagonistas de tus ensaladas. Olvida los platos contundentes con salsas muy elaboradas y dile hola a la plancha y a comer casi todo en crudo. Tu cuerpo te lo agradecerá con un plus de energía y ganas de hacer cosas.

Hidratación, alimentos sanos y de temporada serán la clave para que estés a tope todo el verano.

Un poco de inspiración para tus recetas veraniegas

Además de ser el momento perfecto para preparar tus mejores buddah o açaí Bowls, hay algunas recetas que no debes pasar por alto. Al igual que con los buddah bowls, es tiempo de creatividad y experimentación, así que a partir de estas dos sugerencias, puede inventar e investigar para tus platos más refrescantes y coloridos de la temporada.

Aunque unas líneas más abajo te recomendábamos que te olvides de las legumbres, sugerimos esta ensalada de garbanzos y pepino -otra de las estrellas de la temporada-, ya que lo que sí recomendamos es consumir preparaciones con legumbres que no sean muy pesadas, y esta combinación es ligera, fresca, original y deliciosa. Si vas a usar garbanzos no envasados, recuerda que deberás remojarlos durante al cinco o seis horas. Corta el pepino en daditos y mezcla con los garbanzos. Añade queso feta y aliña con salsa de yogur y limón.

El verano está para disfrutarlo
El verano está para disfrutarlo

 

Muy similar a esta ensalada sería el tarator o sopa fría de yogur y pepino. Para su elaboración mezclaremos en un vaso dos yogures griegos, dos dientes de ajo y un poco de sal. Batimos un poco y añadimos pepino cortado para seguir batiendo. Aderezar al gusto con nueces picadas, eneldo, perejil y un chorro de aceite de oliva.

Otra deliciosa y rápida posibilidad es la ensalada de lentejas y aguacate. Recuerda que el mejor aguacate es el que más cerca de tu casa ha crecido, y en nuestro país también crecen ricos aguacates. Lentejas (envasadas o cocidas por tí), aguacate, tomate y un aliño de limón y aceite ofrecen un resultado de chuparse los dedos.

Si no quieres encender los hornillos por nada del mundo, toma nota de estos gazpachos de frutas que te aportarán nutrientes, fibra y frescos a partes iguales.

Es verano y es tiempo de disfrutar, sí también del calor. Cuida tu alimentación y bebe mucha agua para hacer las temperaturas más llevaderas. Evita pasear en las horas de más calor y provecha este post para que tu alimentación te ayude a sobrellevar los meses de julio y agosto con elegancia. Si aún estás sudando, date un buen remojón y ¡mucho ánimo!

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes