Consejos básicos para practicar deporte en verano

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Ya sabes que en este blog somos muy fans de los hábitos de vida saludables y, entre ellos, la práctica frecuente de ejercicio físico. El deporte es recomendable para mantenerse en forma física y mentalmente, pero también requiere de algunas medidas para hacerlo de forma correcta y segura. Con la llegada del verano y del calor, las precauciones para practicar deporte son muy necesarias y tal vez no conozcas cuáles son las más básicas. Pero no pasa nada, aquí te vamos a contar qué es lo que debes tener en cuenta para practicar deporte de un modo seguro en los meses de calor.

Evita que el calor te afecte demasiado

El calor es el protagonista principal de los meses veraniegos. De hecho, hay regiones en las que puede ser tan fuerte que mucha gente renuncia a practicar deporte en verano por resultar tremendamente incómodo.

Pero esto de dejar el deporte a un lado no es la única opción ni es la que aquí te recomendamos. De hecho, estamos seguros de que, si estás acostumbrado a hacer ejercicio de un modo frecuente, quedarte sin actividad durante un par de meses sería un gran esfuerzo para ti.

Lo que puedes hacer para seguir manteniéndote en forma, aunque sea verano, pasa por dos opciones principales: cambiar los horarios o hacer deporte en interiores.

En lo que respecta a esta primera opción, verás que la mayoría de la gente adelanta o atrasa sus horas de actividad, para evitar la franja central del día, en la que el sol calienta con más fuerza. Normalmente, éstas van desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde, y los riesgos que supone salir a ejercitarse durante estas horas van desde la deshidratación a un golpe de calor.

En caso de que, por cualquier motivo, no te sea posible desplazar tus horas de entrenamiento, puedes buscar espacios interiores en los que ejercitarte. Lo primero que se te puede ocurrir es apuntarte a un gimnasio, pero, incluso si no quieres dedicar parte de tu presupuesto mensual a esto, puedes entrenar en casa, más protegido del sol y las altas temperaturas.

Vigila lo que bebes y lo que comes

A la hora de practicar deporte en verano, la alimentación puede resultar tremendamente importante, sobre todo si te vas a exponer a las temperaturas más altas del exterior. Por este motivo, y para evitar la deshidratación, dale más importancia a la ingesta de líquidos que en otras épocas del año.

A causa del calor, se suda más y se pierden más líquidos, por lo que es importante beber más agua, antes, durante y después de la práctica deportiva. Muchos expertos recomiendan beber dos vasos de agua antes de comenzar, y puede que también te sea conveniente hacerte con alguna bebida isotónica.

En cuanto a las comidas, también hay que prestar atención. Como es lógico, las comidas no deben ser demasiado consistentes. No pensamos que esto pueda suponer un gran sacrificio si hay muchos grados en el termómetro, ya que las comidas pesadas no son las que más apetecen cuando aprieta el calor, pero hay que tenerlo siempre presente.

Lo que sí es recomendable comer son las frutas y verduras, no solo sabrosas porque es temporada de muchas variedades, sino muy nutritivas, con un montón de vitaminas y minerales, así como un gran aporte de líquidos, también importante para no correr ningún riesgo a la hora de hacer deporte.

Si necesitas alguna idea, en nuestro blog ya te hemos contado algunas recetas refrescantes para el verano o algunas otras recetas frías para combatir el calor de un modo saludable. Como ves, ¡opciones no faltan!

La ropa también es importante para practicar deporte en verano

La indumentaria que se elige para practicar deporte en los meses de verano también es importante. Al igual que en cualquier otra época, lo principal es que sea una ropa cómoda y que no dificulte la práctica deportiva. Además de esto, hay que buscar prendas con tejidos transpirables, que permitan a la piel respirar y que resulte ligera.

En lo que se refiere a la cabeza, puede ser recomendable utilizar una gorra para cubrirnos y protegernos del efecto directo del sol y del calor, así como contar con unas gafas de sol que puedan ser no solo adecuadas en cuanto a la protección de los ojos, sino que también permitan una visión más cómoda y segura y sean adecuadas para la práctica deportiva. Sobre éstas, hay un montón de modelos que cuentan con materiales más resistentes y diseños ergonómicos, especiales para deportes y actividades concretas.

Un toque extra de protección

Si quieres hacer deporte en el exterior, sobre todo cuando el sol está alto, no te va a sobrar un poco de protección solar. Al igual que te pones cremas protectoras cuando vas a la playa a tomar el sol, si vas a hacer deporte también deberás proteger las partes de tu cuerpo que estén expuestas al sol. Presta especial atención a los brazos, piernas, manos, cara, orejas, cuello y nuca. Algunas de ellas pueden resultar más sensibles a las quemaduras, y probablemente necesites alguna crema que sea resistente al sudor.

Prueba con otros deportes o prácticas

Al principio de estos consejos para practicar deporte en verano te sugerimos que cambiaras tus escenarios habituales por espacios interiores. Esto ya te puede servir como ayuda a la hora de elegir nuevas actividades que practicar.

Pero también puede que, debido al calor, te apetezca probar con otros deportes que no realices tan habitualmente, como la natación o el surf, en caso de que quieras refrescarte en la piscina o en el mar, o el senderismo y la bicicleta si te prefieres retirar a entornos más naturales.

Como ves, aunque el calor haga estragos y pueda dar un poco más de pereza o de miedo, no tienes por qué dejar de ejercitarte en verano. Con solo unas pequeñas precauciones y un poquito de iniciativa podrás seguir poniéndote a tono y pasar el verano lo más cerca de bienestar posible.

Comentarios

compartir en redes