Mil y una formas de cocinar al vapor

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

¿Cocinar sano, sabroso, jugoso, diferente y fácil? Cuando vamos a cocinar siempre parecemos buscar lo mismo, un plato que nos sorprenda, que sea sano y esté rico.

Pues bien: la cocina al vapor puede ser la respuesta y puede que esta técnica llegue a tu cocina para quedarse. Hay mil y una formas de preparar los alimentos al vapor. Hoy te contamos algunas de ellas para que domines esta sencilla técnica con la que triunfarás.

Casi todo se puede cocinar al vapor
Casi todo se puede cocinar al vapor

En la olla o el olla exprés, en una sartén o en un wok, en el horno, en una vaporera (las hay de bambú o eléctricas), en el microondas e incluso con la thermomix. Hay muchas maneras de conseguir un plato sabroso, ligero y con todos sus nutrientes gracias a esta técnica milenaria que es la cocina al vapor. Solo tienes que elegir tus ingredientes preferidos y manos a la obra. Aunque es una técnica a la que hay que ir cogiéndole el punto, lo cierto es que al vapor se cocina limpio y muy sano. Consiste en hacer que los alimentos se cocinen con vapor de agua en ebullición sin tocar los alimentos que se están cocinando.

¿El truco para que esta manera de cocinar sea tan sana? Al no sumergirse los alimentos en el agua, sus componentes no se disuelven, por lo que conservan todos sus nutrientes y su sabor, ya que el vapor no supera la temperatura de 100 grados centígrados. Al estar cocinados únicamente al vapor de agua, no necesitamos aceite ni mantequilla, lo que reduce su contenido en grasa. El resultado es un plato sabroso y bajo en grasas, con los alimentos en todo su esplendor y una textura especial.

Grandes inventos de la Humanidad

El vapor ha sido el gran invento de la humanidad, y no hablamos de las locomotoras, si no del vapor de agua que usamos para cocinar. La máquina de vapor vino mucho después, y cambió el mundo, pero la cocina al vapor lleva miles de años entre nosotros y tiene tantos beneficios que nunca la hemos abandonado. Las primeras evidencias de uso de esta técnica se encuentran en Japón en la Edad de Piedra o en Cerdeña durante la Edad de Bronce. Los usos del vapor de agua en la historia son antiquísimos, y por algo será. Sencilla, barata y con resultados excelentes.

La gastronomía oriental usa mucho el vapor, sobre todo en sus famosos dim sum o los dumplings
La gastronomía oriental usa mucho el vapor, sobre todo en sus famosos dim sum o los dumplings

La técnica es en efecto muy sencilla, y consiste en mantener los alimentos en una superficie con agujeros sobre una fuente continua de agua hirviendo. El vapor subirá y entrará en contacto con los alimentos, cocinándolos uniformemente sin necesidad de que estos entren en contacto con el agua, donde su textura, su sabor, e incluso sus nutrientes se modificarían.

Hay mil maneras de cocinar al vapor, y si hoy mismo quieres probar esta técnica pero nunca lo habías hecho antes, solamente necesitas una olla y un colador que encaje bien. Lo importante es que el agua no llegue a tocar los alimentos y tapar la olla para que no se escape el vapor que estás generando. También existen vaporeras eléctricas, e incluso bandejitas de silicona para poder cocinar al vapor en el microondas, pero el caso es que con los instrumentos que tienes en tu cocina, puedes hacer cualquier preparación al vapor. Y si te aficionas, siempre podrás echar mano de todos los inventos que hay en el mercado.   

¿Se puede cocinar TODO al vapor?

Casi todo. Por ejemplo las legumbres suelen quedar duras y con poco sabor y necesitan mucho tiempo de cocción (aunque puedes probar con las lentejas), pero el arroz por ejemplo resulta con una textura especial y es muy sencillo de conseguir. La mayoría de las verduras se pueden cocinar al vapor, y de esta manera conservarán todos sus nutrientes, y lo más importante, no se quedarán demasiado cocidas. En cuanto a las carnes, casi todos los pescados y carnes blancas como el pollo sin candidatos perfectos para hacer un plato al vapor delicioso.

Cocina verduras al vapor y triunfarás
Cocina verduras al vapor y triunfarás

En este punto lo importante son los tiempos, que dependen mucho del tamaño de los ingredientes, de la técnica empleada y del punto que les queramos dar, más o menos crujiente, sobre todo a las verduras. En este caso los tiempos oscilan entre los quince y los veinticinco minutos, teniendo en cuenta que las zanahorias o la coliflor necesitan unos veinte minutos. Cuanto más tiernos o más pequeños sean los trozos el tiempo disminuirá. Si queremos que la cocción sea uniforme, deberemos cortar los ingredientes con un tamaño similar.

En general, las verduras de hoja verde como las espinacas o las acelgas, es mejor hervirlas, ya que en este caso particular, contienen oxalatos, una sustancia que puede en grandes cantidades puede llegar a ser perjudicial.

En cuanto a las carnes y pescados, también depende del tamaño y grosor de la pieza, por lo que ten esto muy en cuenta a la hora de elaborar tu receta, pero con una pieza normal, el tiempo está entre los 15 y 18 minutos.

Cuando seas un fanático de esta técnica de cocina, puedes ir apuntando los tiempos en una libretita para que cuando repitas la receta el resultado sea óptimo. Como en todo, para la gastronomía la experimentación y la práctica son muy importantes.

Un truco es añadir al agua de cocción hierbas aromáticas para darle un toque de sabor muy especial a tu preparación.

Las ventajas de las vaporeras chinas es que se pueden apilar y preparar varios platos a la vez
Las ventajas de las vaporeras chinas es que se pueden apilar y preparar varios platos a la vez

Puedes preparar verduras de temporada al vapor y aliñarlas con un chorro de aceite de oliva y será un plato sano y muy rico. También puedes preparar unas berenjenas con la ayuda de esta técnica si no quieres que chupen demasiado aceite y conseguir que sean algo más ligeras. Los pescados con verduritas al vapor son deliciosos y admiten muchas combinaciones. La cocina al vapor es todo un mundo de posibilidades que te invitamos a que descubras.

Ármate con tu vaporera y sorpréndete a tí mismo y a tus invitados con tus habilidades culinarias y nutricionales. Te garantizamos que nadie saldrá de tu casa con una indigestión.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes