¿Gazpachos de frutas?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Gazpacho de fresas, gazpacho de melón, gazpacho de sandía, … Que no te extrañe, cada vez es más frecuente en las cartas de los restaurantes el incluir sopas frías hechas con frutas. Al igual que esta tradicional receta, los gazpachos de frutas son recetas perfectas para disfrutar en verano y ¡hecho en casa!.

Estas preparaciones son fáciles de hacer y muy vistosas, perfectas para comer cuando hace calor. Fáciles de transportar y no necesitan calentarse, aunque sí conviene comerlos bien fríos. Ideal para llevarlas (eso sí, en un termo) al trabajo, a la piscina, al parque o a alguna excursión.

Hoy te vamos a sugerir algunas recetas de sopas frías hechas con frutas para alimentarte, hidratarte y comer rico, todo a la vez.

El gazpacho es el plato estrella del verano, ¿qué tal si le añadimos unas frutas de temporada?
El gazpacho es el plato estrella del verano, ¿qué tal si le añadimos unas frutas de temporada?

 

Cuando hace mucho calor nos da la sensación de no tener hambre y con estas temperaturas es normal que un plato caliente no sea tu primera opción. Lo que sí que es cierto es que, sea verano o invierno, necesitamos alimentarnos correctamente para sentirnos bien por dentro y por fuera.

Una sopa es un delicioso alimento que hidrata y aporta numerosos nutrientes a nuestro cuerpo. Ligeras, fáciles de digerir, y ¿calientes? No tiene por qué. Si la sopa es un alimento universal, las sopas frías también lo son, y sobre todo en los días de calor ¿Te has dado cuenta de que siempre apetece un buen gazpacho?

El alimento perfecto para el verano

En nuestro país el gazpacho es la sopa fría por excelencia. Conocido como gazpacho andaluz, aunque lo podemos comer por toda la geografía española, es una sopa fría compuesta por pan, tomate, pimiento y ajo que se lleva preparando desde hace siglos, pero se sabe que no se le añadió el tomate hasta hace relativamente poco. En las recetas más actuales también se añade pepino y cebolla. Esta mezcla aporta minerales muy necesarios durante los meses de calor, alivia la sed, y aporta energía. Su cremoso primo el salmorejo, al que no echaremos pimiento, cebolla ni pepino, tiene características parecidas: refresca, alimenta y aporta energía.

Como el verano son tres meses, y puede que te apetezca cambiar o salir del, a pesar de todo, maravilloso binomio gazpacho-salmorejo, los gazpachos de frutas han venido a darle un poco de variedad a tus comidas estivales. Al igual que la tortilla de patata, podemos encontrar una receta diferente de gazpacho casi en cada familia, y es que es un plato tan popular y con tanta tradición que admite muchos “toques personales”. Estos toques personales han evolucionado de tal manera que no son pocos los establecimientos que ofrecen en sus menús gazpachos de frutas.

Vete al mercado y llena tu cesta de frutas y verduras de temporada
Vete al mercado y llena tu cesta de frutas y verduras de temporada

 

Pero el gazpacho de frutas no es patrimonio exclusivo de chefs, tú también puedes hacerlo en tu casa. Ármate con tu bolsa de la compra, visita tu mercado más cercano y llénala de frutas de temporada.

Toda una gama de rojos

El ingrediente principal del gazpacho es el tomate, y de ahí su tonalidad eminentemente roja, que varía según la calidad del tomate, la cantidad de pimiento o pepino, etc. La mayoría de los gazpachos de frutas tienen como base el tomate y el pan que encontramos en la receta original de esta sopa fría, y luego añadimos una cantidad de frutos rojos que complementarán el sabor del tomate: si le aportan acidez como en el caso de las cerezas, bienvenido sea, y si le aportan dulzor, como en el caso de las fresas, ¡mejor que mejor!

Primero revisemos la receta del gazpacho. Aunque, como ya hemos dicho, hay muchas versiones, casi tantas como familias. El truco es elegir la variedad de tomate pera y que esté bien maduro, un diente de ajo por cada kilo de tomate que vayamos a usar, y con un trozo de pimiento verde será suficiente. Añádele medio pepino para un extra de frescor. Un trocito de pan de unos diez centímetros será suficiente para un kilo de tomate, y la cantidad de agua depende de la textura del tomate, y sobre todo de cómo te guste más esta sopa, para beber o para tomar con cuchara. Pelar el tomate, el pimiento y el pepino mientras remojamos el pan en un poco de agua. Aliñar la mezcla con sal, vinagre de Jerez y aceite de oliva (en este orden). Mezclar y batir muy bien. Refrigerar unas horas y ¡listo! Y no, no le pongas hielo.

¡Que viva el gazpacho!
¡Que viva el gazpacho!

 

Para hacer el gazpacho de sandía la base es la misma, solo que en vez de un kilo utilizaremos medio kilo de tomates y 600 gramos de sandía. Debemos tener en cuenta que la sandía tiene mucha agua, por lo que puede que no sea necesario añadirle demasiado líquido a tu receta. La menta será el aderezo perfecto para esta deliciosa sopa fría.

Mitad de tomates y mitad de frutas de temporada, ese es el secreto del gazpacho de frutas
Mitad de tomates y mitad de frutas de temporada, ese es el secreto del gazpacho de frutas

 

La fresa y la frambuesa son también dos componentes fantásticos para tu gazpacho de frutas. Al igual que con la sandía, la base es la misma, solo que se recomienda usar vinagre de manzana a la hora de aliñar. Por lo demás, seguimos las instrucciones anteriores y a disfrutar. Como guarnición, la menta, y para los más atrevidos, un poco de queso feta.

No todos los gazpachos de frutas son rojos

El gazpacho admite casi cualquier fruta veraniega, y por eso también lo puedes probar con melón, con melocotón o albaricoque. Tomemos como referencia la receta original del gazpacho y calculemos que más o menos la mitad de la cantidad de tomates se sustituirá por esta fruta. De nuevo cuidado con el agua que suelte la fruta, ya que nos puede aguar la sopa, y recordemos que el resultado suele ser mejor con vinagre de manzana.

Estas recetas son una manera excelente de comer sano durante los meses estivales, pero también es una manera estupenda de hacer cocina de aprovechamiento, ya que podremos usar las frutas que estén más maduras para nuestros gazpachos frutales. Todo son ventajas. Así que ya sabes, compra mucha fruta de temporada, experimenta con sabores y texturas y ¡acostúmbrate a comer sano, de temporada y hecho en casa durante todo el año!

Comentarios

compartir en redes