Trucos y consejos para cocinar de forma saludable

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

En ocasiones te hemos hablado de hábitos de vida saludable y también te hemos dado consejos para que tu alimentación sea lo mejor posible. Tener unos horarios estables, practicar ejercicio de manera periódica, comer más verduras y menos carne, etc. Todo esto es importante, pero, en muchas ocasiones, la base está en la cocina. No sirve de nada esforzarse en otros aspectos si, a la hora de cocinar, se descuidan los procesos de preparación. Por este motivo, hoy queremos darte algunos trucos y consejos para cocinar de forma saludable. De esta manera, podrás conseguir que los alimentos vayan del fuego al plato en el mejor estado y con todos los nutrientes.

Para cocinar de forma saludable, compra de forma saludable

Puede parecer una obviedad, pero es necesario comenzar por aquí. Para poder cocinar de forma saludable, los elementos que se utilicen también lo han de ser o, al menos, permitir.

El mejor modo de hacer la compra con vistas a cocinar de un modo más saludable es buscando alimentos de buena calidad. En esto, primaremos los alimentos frescos y de temporada, los cuales ya hemos recomendado en anteriores ocasiones. Pero, en el caso de las verduras, hay que decir que las congeladas tampoco tienen por qué resultar perjudiciales, sobre todo si se descongelan de un modo adecuado.

Lo que sí hay que mirar bien son las etiquetas de las verduras y alimentos que se compran en conserva. En principio, no deberían dar problemas tampoco, pero los hay que contienen mayores cantidades de sal o algún producto conservante que no es tan beneficioso.

Evita utilizar alimentos precocinados

A diferencia de las comidas congeladas o en conserva, los platos precocinados suelen estar más descuidados en términos de salud. Pueden estar muy ricos y permiten salvar muchas comidas, o darle un toque especial y rápido a otros platos más complejos, pero no todo es tan bonito.

El problema es que muchos de estos platos y alimentos precocinados contienen más grasas y sales de las convenientes, sobre todo en comparación a las que se preparan de un modo doméstico. Además, tampoco es fácil conocer exactamente cuál es la procedencia y la calidad de las materias primas utilizadas.

Así que, si tienes antojo de algo y quieres que en tu cocina primen las formas saludables, mejor si te lo preparas tú. Aunque te lleve más tiempo o te cueste un poco más de dinero, saldrás ganando.

Limita el uso de la sal

La sal es un recurso muy utilizado para potenciar el sabor de los alimentos. De hecho, podríamos decir que hay algunos platos en los que la falta de sal los hace prácticamente incomestibles. Pero, en general, muchos alimentos y comidas pueden resultar más saludables si acostumbramos nuestro paladar a una menor cantidad de sal.

Puedes probar a ir reduciendo progresivamente la cantidad de sal en algunos de tus platos y, a la vez, utilizar otros elementos que ayuden a potenciar los sabores sin resultar tan perjudiciales.

En este sentido, un gran recurso son las especias. Utilizándolas de un modo adecuado y mesurado, no solo pueden servir para realzar el sabor de muchos platos en sustitución de la sal, sino porque pueden aportar muchas propiedades saludables que favorecen la digestión y muchos otros aspectos.

Ajusta la cantidad de las grasas

La mejor grasa para cocinar de forma saludable es el aceite de oliva. Y también es el mejor para aliñar ensaladas y verduras. Sin duda, es mucho más recomendable que otro tipo de aceites o mantequillas, más frecuentes en gastronomías no mediterráneas.

Pero, aunque el aceite de oliva sea muy saludable y deba estar presente en nuestra dieta, tampoco se debe abusar de él, sobre todo cuando está cocinado. En este sentido, si se utiliza para freír, se debería desechar rápidamente, ya que cuando se lleva a altas temperaturas puede degradarse y resultar perjudicial para la salud.

Y, cuando se cocina a la plancha, un buen truco para limitar el aceite utilizado y que los alimentos se hagan bien y de un modo saludable es echar el aceite en un plato y untar los ingredientes, en lugar de echar el aceite directamente en la plancha. Así, se limita la cantidad de grasa aportada al plato resultante sin restar sabor ni resultados.

Limita los tiempos de cocción

En general, el modo más recomendable de cocinar los alimentos es no sobreexponerlos a las altas temperaturas. Esto quiere decir, por ejemplo, que, a la hora de cocer verduras, es mejor que las cocciones sean cortas, para que conserven todas sus propiedades y nutrientes.

Con las carnes también puede decirse lo mismo, aunque hay determinados alimentos, como la carne de pollo, que no debe dejarse cruda, por el riesgo de intoxicación que pueden producir.

Utiliza alimentos con propiedades beneficiosas

Al igual que el uso de algunas especias puede aportarte grandes beneficios, ya que tienen propiedades muy saludables, hay otros elementos que son saludables, enriquecen y te cuidan.

Clásicos en las recetas españolas, el ajo y la cebolla son dos de estos ingredientes que no faltan en la cocina y que tienen grandes propiedades. El primero, porque resulta antiséptico, ayuda a proteger ante enfermedades cardiovasculares y aporta vitaminas y minerales muy útiles. La cebolla, por su parte, ayuda a digerir las grasas, aporta mucho sabor y también tiene otras propiedades beneficiosas para el organismo.

Igualmente, el limón se puede utilizar para algunos aliños de ensaladas y pescados, no solo por su sabor, sino porque es beneficioso en lo que respecta a afecciones cardiovasculares y también ayuda a digerir las grasas consumidas. Y con el jengibre pasa parecido, ya que también ayuda a darle más sabor a muchos platos y es beneficioso en diferentes aspectos.

Esperamos que estos consejos para cocinar de forma saludable te hayan sido útiles y puedas ponerlos en práctica cuanto antes. La cocina saludable no está reñida con la cocina sabrosa, y tenemos la suerte de contar con un montón de productos y recetas válidas para alimentarnos de un modo más sano y nutritivo o, directamente, para conservar la línea sin sacrificar el placer de comer.

Y tú, ¿qué trucos tienes para cocinar de forma saludable? ¡Esperamos tus recomendaciones y aportes!

Comentarios

compartir en redes