¿Aún no has probado la meditación?

  • Mente
cat-icon-on-post

En Vive 0,0 recomendamos la meditación para casi todo, o bueno, para una sola cosa: para sentirnos bien. Existen muchas técnicas de meditación y muchas maneras de hacerlo. Hoy te vamos a hablar de las más habituales para que empieces a familiarizarte con una práctica que puede cambiar tu vida: la meditación. ¿Aún no la has probado?

¿Qué es la meditación?

La meditación, o las disciplinas meditativas, es el conjunto de actividades que se practican para inducir un modo de conciencia con el objetivo de recibir algún beneficio. Coloquial y actualmente, la meditación se utiliza para modificar las emociones y, principalmente, reducir los niveles de estrés, ansiedad y agotamiento mental.

Además de estos beneficios principales, la meditación puede proporcionar otras cosas positivas a los que la practican. A través de ella, se pueden conseguir muy buenos resultados en términos de concentración, memoria, o, en otro sentido, contra adicciones o problemas emocionales.

La meditación aporta numerosos beneficios al que la practica.
La meditación aporta numerosos beneficios al que la practica.

También hay estudios que defienden que la meditación puede resultar positiva a la hora de fortalecer el sistema inmunitario, el sistema nervioso y la salud en general. En conclusión, que meditar puede aportar multitud de beneficios al que lo practica, no solo los más conocidos habitualmente.

¿Quién puede practicar la meditación?

A priori, no hay limitaciones a la hora de practicar la meditación. Es decir, todo el mundo que se encuentre bien de salud puede meditar. Eso sí, hay personas con determinados problemas psicológicos para los que la meditación puede resultar contraproducente. Y, del mismo modo, hay técnicas de meditación que requieren de algún componente físico y también puede resultar no apropiado para algunas personas.

En caso de dudas, como siempre, lo mejor es consultar al médico, que sabrá aconsejar sobre qué tipos de meditación se pueden probar y en qué cantidad es recomendable practicarlas.

¿Qué técnicas de meditación hay?

Si te interesa practicar meditación y no sabes por dónde empezar o cuáles son los tipos de meditación que mejor se pueden ajustar a ti, te vamos a explicar algunos de los tipos de meditación más conocidos y practicados actualmente.

Existen diversos tipos de meditación según su origen.
Existen diversos tipos de meditación según su origen.

Vipassana

Ésta es una de las técnicas de meditación más populares y conocidas desde hace siglos. Su origen se encuentra en la India, y es conocida también como meditación penetrante, cuya propuesta es ver las cosas como son en realidad.

Su objetivo es lograr el equilibrio entre cuerpo y mente, a través de la auto observación, con el fin de conseguir un bienestar completo. En otras palabras, el propósito de la meditación vipassana es erradicar el sufrimiento personal mediante la confrontación tranquila y equilibrada de los problemas y tensiones.

Mindfulness

La meditación mindfulness, o meditación de atención plena, es un tipo de meditación basada en la meditación de conciencia plena budista. Pero, actualmente, no se concibe como una meditación vinculada a ninguna filosofía o religión.

La meditación mindfulness tiene sus raíces en la meditación vipassana, una técnica de meditación procedente de la India que propone tomar conciencia del presente y vivir el momento.

De este modo, el mindfulness consiste en prestar atención a las circunstancias presentes, ya sean pensamientos, emociones, sensaciones o acciones, aceptándolos sin juzgar si son correctos o no, y sin enfocarse de los acontecimientos pasados ni futuros, solo de los actuales.

Zazen

Este tipo de meditación también se enraíza en el budismo Zen, y propone experimentar el vacío y la nada, a través de la respiración, para llegar al inconsciente más profundo.

También es conocida como meditación sentada, y presta mucha atención a la respiración en el vientre y a la postura, que requiere que la columna esté recta y la barbilla agachada, con los ojos abiertos y mirando hacia abajo.

Hay que tener en cuenta que, aunque es una de las técnicas de meditación más populares y antiguas, es más recomendable para personas que ya tengan experiencia previa con este tipo de prácticas.

Mantra

Las técnicas de meditación mantra se centran en la repetición de palabras o cánticos que permiten enfocar la mente y alcanzar un alto grado de concentración. La efectividad de este tipo de meditación se debe al efecto que provoca la repetición de los sonidos en la mente.

También tiene muy en cuenta a la respiración, y la combinación entre los cánticos, las vibraciones y ésta, se consigue desconectar de todo tipo de pensamientos y liberar la mente. El mantra más básico y conocido de todos los utilizados en esta técnica de meditación es el Om.

Además de las técnicas de meditación más populares, también se puede hablar de una meditación personal o individual y, por otro lado, la meditación guiada, que es la que se realiza bajo las indicaciones de un instructor o meditador experimentado. Para la gente que se está iniciando, tal vez ésta sea una opción interesante.

La meditación guiada es una buena opción para principiantes.
La meditación guiada es una buena opción para principiantes.

¿Es eficaz la meditación?

Ésta es la típica pregunta que se hace la gente interesada pero no iniciada. Y, aunque no hay una respuesta unánime, podemos decir que a muchas personas les ha funcionado y les funciona meditar.

No estamos ante una ciencia exacta. Esto quiere decir que no a todo el mundo le funciona, cuando funciona no a todos les funciona la misma técnica de meditación y, por supuesto, tampoco a todo el mundo le funciona ni con la misma intensidad ni con la misma velocidad.

Es que, de hecho, cada uno puede buscar una cosa distinta en la meditación. Como suele suceder con un deporte o con una afición, a veces hay que ir probando e insistiendo hasta llegar a un punto que resulte satisfactorio y convincente.

Así que la respuesta es que sí, la meditación puede ser eficaz, pero no es algo mágico ni científico. Y, como señalamos anteriormente, también hay personas a las que puede no convenirles practicarla, tanto por motivos físicos como por causas psicológicas.

En conclusión, como norma general, si queréis probar la meditación y creéis que os puede aportar algo bueno, adelante. Es probable que así sea. Y, en caso de dudas, lo mejor es consultar con alguien que sí tenga experiencia o, si tenéis algún problema de salud, con un médico que os indique los posibles riesgos que tiene practicarla.

Comentarios

compartir en redes