¿Preocupado por el turismo sostenible?

  • Viajes
cat-icon-on-post

¿Te preocupa el impacto que está teniendo el turismo en la naturaleza y en el patrimonio cultural de algunos lugares turísticamente masificados?

Es normal. Vivimos en un planeta maravilloso y que merece la pena ser visitado, explorado y conocido, pero por desgracia, el turismo masivo está echando a perder algunos de los destinos más atractivos del planeta.

Por este motivo, hoy queremos hablar de turismo sostenible y de ideas para colaborar con esta causa.

El año 2017 fue designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de Turismo Sostenible para el desarrollo.
El año 2017 fue designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de Turismo Sostenible para el desarrollo.

En lo que va de año el sitio arqueológico de Tulum en la Riviera Maya ha recibido la impresionante cifra de 205 mil visitantes. Aproximadamente 30 millones de turistas al año visitan la ciudad de Venecia. El 30 de abril se inauguraron unos tornos para limitar la entrada de turistas en el casco histórico, en el que viven apenas 63 mil personas, que se están viendo obligados a desplazarse a otros lugares en los que la vida cotidiana no esté supeditada a la invasión turística, a la turistificación.

Algo está pasando en el mundo, y es que los vuelos cada vez más asequibles, las impresionante oferta de alojamientos y en general la facilidad que tenemos hoy en día para viajar está convirtiendo el turismo en un fenómeno que con un impacto feroz en muchas comunidades, así como en el medioambiente. Hace tan solo unas semanas podíamos ver en la televisión un vertedero de botellas de plástico en pleno paraíso de las islas Maldivas, donde llegan cada día mil toneladas de basura. En este mismo reportaje se habla de una nueva era geológica, el Antropoceno, caracterizado por la aparición de un estrato de basura en la Tierra. El impacto del turismo masivo, tanto a nivel económico y cultural en muchas comunidades locales, así como en la naturaleza, está empezando a ser muy preocupante.

Vivimos en un mundo que merece la pena explorar… pero sobre todo cuidar

Esto son solo algunos ejemplos del rastro del ser humano. Erosión, hacinamiento hotelero, contaminación de las reservas naturales o desplazamiento de la población local ante la llegada de visitantes, son también las consecuencias de un fenómeno que mueve millones de euros y de personas. Una industria que no para de crecer, a la vez que el impacto negativo sobre el medio natural.

Las cataratas de Iguazú, un enclave bellísimo y muy masificado
Las cataratas de Iguazú, un enclave bellísimo y muy masificado

Por estos motivos, la ONU y otras organizaciones como Biosphere están promoviendo prácticas de turismo sostenible, sobre todo en los puntos de destino. También hemos encontrado una lista de destinos a los que NO ir en 2018 propuesta por una reputada revista de viajes. Esta lista está propuesta para que dejemos descansar el medio, y también para que respetemos las realidades sociales de cada país o región – en muchos casos a veces no somos conscientes de importantes problemas sociales y políticos- , descarguemos un poco el impacto que vamos dejando y en la medida de lo posible, recuperar el impacto que millones de visitantes dejan cada año en lugares como Tailandia, el Taj Majal o Machu Picchu, maravillas del mundo que están siendo degradadas cada vez más rápido a causa del turismo masivo.

Algunos gobiernos están tomando medidas, como el de Venecia, en Machu Picchu o Tailandia, hay otros que no tanto y las medidas se hacen esperar, pero lo más importante es que nosotros mismos nos concienciemos de que es necesario respetar los lugares que visitamos, que forman parte del mundo en que vivimos, y así, poco a poco y con pequeños gestos, estaremos creando un mundo mejor, o al menos aportando nuestro granito de arena.

Si vas a dejar huella, que sea de tus buenas prácticas

Como viajeros con ansias de explorar el mundo, también debemos ser responsables de la huella que dejamos y de la importancia de preservar el medio en que vivimos, respetar las culturas que visitamos y contribuir a generar riqueza dentro del país.

La definición de Turismo Sostenible según la Organización Mundial del Turismo (OMT) es: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

El mundo está lleno de belleza. Cuídala.
El mundo está lleno de belleza. Cuídala.

Los beneficios del turismo sostenible se dividen en beneficios medioambientales, culturales, sociales y económicos. Puede ser difícil controlar todos estos elementos, pero lo más importante es que todo esto empieza en tí mismo. Bienestar también es respetar y contribuir a crear un mundo en el que merezca la pena vivir. Por tanto, solamente con pensar un poco en cómo puedes adaptar tu comportamiento al lugar al que viajes, ya estás haciendo algo.

A no ser que vayas a un parque temático, ningún otro destino lo es. En todos los lugares vive gente, con su propia realidad, su vida y su historia en ese lugar. Estás visitando su casa y te están acogiendo, por lo que conviene respetarla y cuidarla como si fuera la tuya propia. Olvídate de exigir que en todas las ciudades puedas disfrutar de los mismos lujos de los que disfrutas en tu casa y valora la diversidad y la autenticidad. Ahí está la auténtica aventura.

Algunos consejos para practicar turismo sostenible

Apuntarse al turismo sostenible es mucho más fácil de lo que piensas, y más que renuncias supone realizar una inmersión casi completa en tu lugar de destino. En primer lugar, elige tu medio de transporte con cabeza, tanto si viajas en avión, en tren  o en coche, intenta tomar la decisión teniendo en cuenta cuál es la mejor opción teniendo en cuenta tus posibilidades y las del lugar que te acoge.

Prioriza los alojamientos sostenibles y responsables con el medio ambiente, que cuiden el enclave, usen energías alternativas, etc. Mejor negocios locales para dinamizar la economía local.

Fomenta la economía local
Fomenta la economía local

En cuanto al respeto al medioambiente, procura comportarte igual que en casa, es decir no derroches energía ni tampoco agua, ten cuidado con la cantidad de basura que generas y respeta la fauna y la flora del lugar. Esto incluye no arrancar flores o llevarse animales (parece increíble, ¡pero hay gente que lo hace!) y respetar las temporadas de veda de algunos alimentos, como por ejemplo de los mariscos.

Esto nos lleva a otro punto importante: apoya la economía local. Compra productos elaborados en el país, consume frutas y verduras de temporada y de proximidad. Sumérgete en la cultura del país, y aunque puedas ir a comer a una franquicia que conoces bien comida que conoces bien, mejor visita un bar o restaurante local y prueba las delicias que han preparado. No conoces bien un país hasta que no has visitado su mercado para ver como tratan a los vivos (y dicen también su cementerio, para ver cómo tratan a los muertos).

Por último, intenta mezclarte con la gente, sin imponer tus costumbres o tus hábitos de vida. Abre bien los ojos y los oídos, así aprenderás mucho más que admirando la arquitectura del Taj Majal. Las mejores playas, los más impresionantes monumentos están fotografiados por doquier, pero la comunidad que vive allí y que ha crecido rodeada de una cultura diferente a la tuya, solamente la encontrarás en su casa.

Prepara tus vacaciones teniendo en cuenta esto. El mundo será un lugar mejor si lo cuidamos y lo respetamos, si alimentamos la diversidad y aprendemos de aquello que no conocemos. Para el camino a Bienestar, elige el turismo responsable.

Comentarios

compartir en redes