¿Todavía no sabes lo que es un Buddha bowl?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Seguro que los has visto en fotos por todas partes, sobre todo en Instagram o Pinterest, pero aún no sabes que esos bonitos y coloridos platos tienen un nombre, y ese nombre es Buddha bowl.

¿Qué tienen de especial estas ensaladas, además de ser muy fotogénicas? Sigue leyendo y lo averiguarás.

Hay una fiebre en las redes sociales que se llama Buddha bowl. Lo habrás visto bajo el hashtag #buddhabowl (escrito de diferentes maneras, ya que hay quien no sabe dónde colocar la hache), o simplemente por todas partes. El Buddha bowl es el último grito en nutrición, pero no solo eso, sino que son platos tan fotogénicos que a veces hasta da pena comérselos.

Todo empezó con la fiebre de los bowls, es decir, de los cuencos. De repente, comer en un cuenco se volvió algo cool. La explicación puede ser muy sencilla, desde que el estilo de vida hygge ha entrado en nuestras vidas, el tan apetecible plan de sofá, peli y mantita es uno de los más habituales, y nos invita a comer o cenar en un cuenco si no quieres que toda tu comida se caiga sobre tu amorosa mantita.

Si a esto añadimos que los Buddha bowls son una sencilla manera para mantener una alimentación equilibrada, parece ser que a quien se le ocurrió esta idea dio en el clavo.

Color, textura y vitaminas

Veamos: entonces los Buddha bowls son una novedosa manera de comer sano y conseguir likes en Instagram. La segunda parte vamos a dejarla a un lado y centrémonos en la primera. Existen pocas referencias sobre qué es exactamente un Buddha bowl. Si buscamos en Google, aparece a un lado un resultado de Wikipedia, que son las “delicias de Buda”. Para los que no somos muy asiduos de los restaurantes chinos, parece ser que estas delicias de Buda son platos vegetarianos que consumen los monjes budistas y que se sirven en las casas los días del Año Nuevo Chino, pueden contener hasta 35 ingredientes diferentes y estos suelen estar cocinados.

Hay bastantes coincidencias con el Buddha bowl, pero la gran diferencia es que en estos fotogénicos y coloristas platos, casi todos los alimentos suelen ir crudos. El Buddha bowl se trata de una preparación especialmente concebida para satisfacer las necesidades nutricionales de los vegetarianos y veganos, de quienes se dice que pueden llegar a ingerir menos aportes proteicos de los que necesitan. La solución, pues es perfecta: hemos creado un plato fácil de preparar, adecuado para veganos y vegetarianos, que permite infinitas variantes y que además tiene un aspecto precioso, colorido, sabroso y lleno de texturas.

Estos factores han sido el gran secreto del éxito del Buddha bowl: no hay que ser un gran chef para prepararlos y admiten numerosas posibilidades para conseguir un único plato equilibrado, variado, nutritivo y lo que es lo mismo (y muy importante) un plato sano y rápido.

 Proteínas vegetales: esas grandes olvidadas son la estrella del Buddha bowl
Proteínas vegetales: esas grandes olvidadas son la estrella del Buddha bowl

Una sencilla receta con ingredientes equilibrados

El Buddha bowl está lleno de sabores, texturas y nutrientes. Esa es su principal virtud y posiblemente su razón de ser. Para que este cuenco sea digno merecedor de su hashtag debe llevar cereales integrales, proteínas vegetales y verduras o frutas. A partir de aquí, la imaginación al poder para alimentarnos cada día con esta sencilla y completa receta.

Se trata de equilibrar los diferentes tipos de comidas que consumimos, algo muy parecido al concepto de plato nutricional. Solo que el plato nutricional es una medida imaginaria, y el Buddha bowl es, después de nutritivo (y vegano), algo que debe ser bonito, aunque segundos después de haberlo fotografiado lo vayamos a mezclar todo y a estropear este efímero bodegón.

Si buscas en internet encontrarás muchísima información sobre esta pequeña gran revolución en la alimentación, pero realmente no hay una definición estricta de lo que debe y lo que no debe llevar. Básicamente de los grupos que hemos mencionado más arriba (cereales integrales, proteínas vegetales y verduras) existen una serie de ingredientes que suelen ser los más comunes.

Diseñando tu propio Buddha bowl cada día aprenderás mucho sobre alimentación saludable
Diseñando tu propio Buddha bowl cada día aprenderás mucho sobre alimentación saludable

Podríamos hacer un esquema sobre los componentes ideales que debe llevar este panzón recipiente -al parecer recibe este nombre por el parecido de este cuenco con la tripa de un buda regordete- la distribución sería esta:

1. Para la base usaremos verduras de hoja verde como la lechuga, berros, acelgas, espinacas o kale.

2. A continuación colocamos las verduras: zanahoria, brócoli, coliflor, pepino, tomate, calabacín o judías verdes. El aguacate suele ser la estrella del Buddha bowl.

3. Llega el turno de la proteína, preferentemente vegetal. En este punto es en el que tu Buddha bowl se puede convertir en vegano, vegetariano o simplemente en un cuenco con verduras. Desde quinoa, garbanzos o tofu, hasta los menos canónicos con huevos o incluso pollo.

4. Los hidratos de carbono pueden ser arroz (mejor integral), trigo sarraceno, pasta (mejor integral también), chícharos, cebada o batata.

5. Para darle el toque de texturas podemos añadir algún ingrediente crujiente como el pepino, edamame, nueces, chía o sésamo.

6. Por último, coronaremos nuestro bowl con alguna hierba como cilantro, menta, albahaca o incluso cebollino. También le podemos añadir alguna salsa como tajini, hummus o un simple chorrito de aceite.

7. Como esta combinación se puede preparar en cualquier momento del día (desayuno, comida o cena) hay alguna variante en la que meter frutas. Frutos rojos, papaya, mango, fresas, etc… llenarán de color tu ingesta diaria de fruta.

El perfecto plato vegano

Seas vegano vegetariano, flexitariano o la opción que más te convenga, el Buddha bowl es una opción muy interesante a la hora de organizar tu almuerzo perfecto. Componer uno de estos cada día nos enseña mucho sobre nutrición y nos ayuda a alimentarnos de manera sana y equilibrada.

La barriga de Buda ha sido la inspiración para bautizar estos equilibrados platos
La barriga de Buda ha sido la inspiración para bautizar estos equilibrados platos

En un divertido y algo crítico texto sobre los Buddha bowls y toda la cultura del postureo que según ella hay alrededor de esta tendencia, la autora termina con una bonita reflexión. Después de mucho investigar sobre cómo debería ser un Buddha bowl y no encontrar ninguna definición al respecto, se dirigió a un monje y chef del Bhakti Center de Nueva York. Éste le dijo algo decepcionado que de nuevo estábamos ante una vacía apropiación más de la espiritualidad oriental por parte de los occidentales. Finalmente añadió que el equilibrio no es una cosa que nos deba desagradar. Llevar una dieta equilibrada es muy importante para nuestro bienestar y una de las bases para que nuestra vida sea también equilibrada, por lo que en el fondo esta tendencia no tiene nada de malo: Comamos aquello que nos haga sentir equilibrados y felices, ¿hay algo mejor que eso en la vida?

Si esta equilibrada manera de alimentarte te ha cautivado, no dejes de compartir tus recetas y tus impresiones con nosotros… y por qué no, ¡también las fotos!

Comentarios

compartir en redes