Recetas frías para combatir el calor

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Cuando hace calor no apetecen unas lentejas o un plato de sopa. Un gazpacho, una sopa fría o una ensalada es lo que nos pide el cuerpo. Hoy te vamos a dar algunas recetas para que uses los alimentos frescos y de temporada que pueblan tu cocina.

Parece ser que ya es una realidad. Ha llegado la época de platos fríos y también frescos. Verduras y frutas inundan y llenan de color los mercados deseosas de ir a parar a tu mesa.

Cuando hace calor sudamos más y en consecuencia necesitaremos aportar más nutrientes a nuestro organismo, concretamente sales minerales que perdemos con la transpiración. Por este motivo, las frutas y verduras serán perfectas para una alimentación equilibrada durante estos meses. No te olvides ni abandones el resto de nutrientes, ya que los necesitamos durante todo el año, aunque no te extrañe que no te apetezca demasiado meterte un plato de garbanzos entre pecho y espalda. Eso sí, los garbanzos bien formar parte de tus ensaladas. Ahora lo vamos a ver.

¡A la fresca ensalada!

Fáciles de preparar, coloridas, ligeras y frescas, las ensaladas son un plato ideal para cualquier momento durante los meses de calor. Los vegetales nos aportarán nutrientes esenciales y también parte de la hidratación que necesitamos para hacer frente a una jornada llena de actividades.

Para hacer una ensalada en condiciones solamente necesitamos tres o cuatro ingredientes de cada uno de los diferentes tipos de nutrientes: proteínas, glúcidos, lípidos, vitaminas y sales minerales, o lo que es lo mismo, algo de hidrato de carbono: pasta arroz, alguna legumbre o cuscús, verduras y proteínas. Así completarás el plato nutricional a la perfección. Puedes ajustar las cantidades según tu actividad física, aumentando hidratos y proteínas si sueles realizar mucha actividad física, pero lo ideal es que estos tres alimentos estén más o menos equilibrados, y si de alguno hay que aumentar es de los vegetales.

Existen muchísimos tipos de ensaladas que puedes preparar siguiendo esta sencilla pauta y utilizando un poco de imaginación. Hoy te vamos a dejar una receta de una original ensalada de arroz integral y salmón. Para elaborarla necesitarás salmón fresco, arroz integral, lima, cilantro y una o dos chalotas.

Empezamos por hervir el arroz como recomiende el productor. A continuación cortamos el salmón fresco en daditos y los doramos. Dejamos enfriar tanto el salmón como el arroz. Pelar la lima y añadir los gajos directamente (si los aplastas  un poco con los dedos para sacarles algo de jugo, mejor). Añadimos cilantro al gusto y un chorrito de aceite. El sabor ácido de la lima será suficiente para el aliño. Emplatar y ¡listo!

Gazpachos, salmorejos y otras cremas.

Las cremas y sopas frías también son la sensación de estos meses. Cuando las temperaturas son muy altas a veces no tenemos muchas ganas de comer, pero un plato así de ligero se agradece: hidrata, alimenta y refresca.

Sanas, fresquitas y fáciles de comer y digerir, para muchos son la base de su alimentación durante los meses de más calor. Si eres uno de ellos, serás un experto en este punto. Como hay casi tantas maneras de hacer gazpacho o salmorejo como de maneras de hacer tortilla de patata o de personas en España, hemos consultado a un gurú de la cocina para conocer la mejor manera de hacerlo.

Pero como quedan muchos meses de calor y no solo de gazpacho y salmorejo vive el hombre, te aconsejamos que te aficiones a la crema fría de zanahoria o a la vichyssoise, que son casi igual de ricas. Su elaboración lleva un poco más de tiempo, pero merece la pena. Una vez que las tengas preparadas, solamente tienes que sacarlas de la nevera. En este enlace podrás encontrar otras muchas recetas de sopas frías de todas partes del mundo para que tu repertorio de platos fríos sea amplio, variado y global. ¡Comer sano es una costumbre muy internacional! Desde el tarator, una sopa fría de pepino que se come por todos los balcanes hasta el borsch, la famosa sopa de remolacha originaria de Ucrania que se consume por toda la zona oriental de Europa, podrás disfrutar de ricos platos fríos para el verano.

Abraza la cocina japonesa

Todos conocemos el sushi y otras preparaciones típicas de la cocina japonesa basadas en pescado crudo. Ni todo el sushi es pescado crudo ni todo el pescado crudo es sushi aunque por estas latitudes lo conozcamos con ese nombre genérico. Sea como fuere, ahora vamos a ver cuáles son las características de los principales platos, las preparaciones crudas o poco cocinadas tan típicas de la gastronomía nipona, que son una gran opción para preparar los días de calor, ya que son frescas, ligeras y ¡riquísimas!

Lo que conocemos por sushi generalmente son los makis: rollos de alga nori, arroz y pescado crudo, generalmente salmón o atún, a veces acompañado de aguacate o pepino y también con sus variantes vegetarianas. Las bolas de arroz con la pieza de pescado encima es el nigiri y el sashimi es la pieza de pescado solamente. En estos platos lo importante es el corte de las diferentes piezas, ya que según qué pieza se indica un grosor diferente, o en el caso de los rollos de alga nori el corte es longitudinal.

Otra de las delicias procedentes de la gastronomía del país del sol naciente perfectas para preparar en un día de calor es el tataki. Tataki se refiere a una manera de preparar la carne o el pescado, pasándolo brevemente por la sartén para que se dore la parte exterior. La finalidad es que estas piezas absorban mejor la preparación en la que se marinará a continuación. Esta preparación suele ser a base de vinagre de arroz y jengibre, y a veces se le añade también salsa de soja.

Si no te apetece demasiado acercarte a los fogones, apúntate estas recetas frías para comer sano y variado durante los próximos meses con productos de temporada. Disfruta de la gastronomía de diferentes partes del mundo y ¡ríete del calor!

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes