Cinco escapadas cortas y relajantes para esta primavera

  • Viajes
cat-icon-on-post

La primavera ya está aquí. Con las temperaturas suaves y el campo en plena explosión de vida, olores y colores, apetece salir de casa a disfrutar del buen tiempo.

No hace falta irse muy lejos para disfrutar de la primavera. Lo importante es explorar lugares nuevos, tomar el aire, hacer un poco de ejercicio y relajarse.

Hoy te vamos a recomendar cinco destinos en los que disfrutar de estancias cortas y relajantes.

En primavera la vida estalla. Escápate de la ciudad para ver esta explosión en persona
En primavera la vida estalla. Escápate de la ciudad para ver esta explosión en persona

 

La primavera está en todas partes, y todos – los alérgicos un poco menos- agradecemos su llegada. En la ciudad las calles recuperan la vida y las terrazas están llenas de gente disfrutando de las suaves temperaturas. ¿Y fuera de ella? Fuera de tu ciudad el campo estalla de vida y ya está preparado para ofrecerte sus innumerables colores y asombrosas vistas. Si ya pasas toda la semana en la ciudad, aprovecha los fines de semana y los fines de semana largos para escapar al campo, es el mejor momento del año para pasear y respirar aire puro.

Te proponemos cinco escapadas perfectas para disfrutar del campo en estado puro, alejarte del bullicio urbanita, relajarte y desconectar. Esta es la mejor medicina para llegar a bienestar.

Sierra de Gata, un entorno auténticamente rural

La Sierra de Gata es una sorprendente comarca extremeña limitada por Portugal al oeste y por Salamanca al norte. Una comarca con paisajes muy variados, y tan aislada que aún conserva su propia lengua: la fala y el extremeño, también conocidos como mañegu o chapurrao. A diferencia de sus vecinos del visitadísimo Valle del Jerte, la Sierra de Gata es una gran desconocida que no te puedes perder.

 Naturaleza y una encantadora arquitectura rural en Robledillo de Gata. Una escapada muy agradable.
Naturaleza y una encantadora arquitectura rural en Robledillo de Gata. Una escapada muy agradable.

 

Trevejo, Hoyos, Gata, Robledillo de Gata o Torre de Don Miguel son verdaderas joyas de arquitectura rural que conservan el encanto de lo auténtico y son lugares perfectos para alojarse y desde los que emprender interesantes sendas. Estos núcleos urbanos están rodeados de bosques, agua y piscinas naturales para refrescarnos un poco. Aprovecha la estancia para acercarte a la ruta de la cascada de Ovejuela, el Chorritero (ya en la zona de Las Hurdes), o a pasar una agradable velada en la Cantina Silvestre, al lado de las piscinas naturales de Villasbuenas de Gata. La Sierra de Gata, cercana a Monfragüe, es además un destino puntero para el avistamiento de aves.

Aunque esta zona no está muy turistificada, sí podrás encontrar alojamientos bonitos y cuidados y encantadoras rutas para explorar este recóndito lugar.

Sierra de Hornachuelos

De sierras va la cosa. Esta sierra situada en el interior de Andalucía, al oeste de la provincia de Córdoba, se trata de un parque natural con uno de los ecosistemas de bosque mediterráneo y de ribera mejor conservados de toda la Sierra Morena. Si Andalucía es conocida en el exterior por sus playas, prueba a dejarte sorprender por los paisajes que encontrarás más allá de su litoral. Además de hectáreas y hectáreas de olivos, las montañas andaluzas pueden presumir de una enorme biodiversidad envuelta en impresionantes paisajes.

Con altitudes de entre 300 y 700 metros, es una zona extraordinaria para caminar en primavera (en verano cierra). Posadas, una localidad a pocos kilómetros de Córdoba, podría ser tu centro de operaciones. Si además de ganas de disfrutar de la naturaleza quieres hacer un poco de turismo propiamente dicho, Córdoba y la impresionante Medina Azahara están a un tiro de piedras, y podrás completar tu escapada con una dosis de arqueología e historia.

Córdoba bien merece una visita si te escapas a la Sierra de Hornachuelos
Córdoba bien merece una visita si te escapas a la Sierra de Hornachuelos

Las hoces del Río Riaza: aves y un pueblo bajo un pantano

Nos vamos a Castilla y León, al norte de la provincia de Segovia, donde podremos encontrar un impresionante Parque Natural con un cañón de hasta 150 metros de profundidad que proporciona el hábitat perfecto para una importante colonia de crías de buitre leonado, así como una zona ideal para el avistamiento de aves. El embalse de Linares recorre todo el parque, y a sus pies, se encuentra Maderuelo, uno de los pueblos más bonitos de España. A cinco kilómetros se encontraba la población de Linares del Arroyo, una población que fue anegada por la construcción de este embalse, y de la cual podemos ver el campanario de la iglesia cuando las aguas están bajas. Esperemos que después de las lluvias y en plena primavera no se pueda ver el campanario, pero el misterio está ahí.

Los Pueblos Blancos de la Sierra de Grazalema: vegetación, fauna y patrimonio

Las sierras son entornos naturales ideales para una escapada primaveral. Esta tercera sierra que hoy recomendamos se encuentra en la provincia de Cádiz, y es famosa por los conocidos como Pueblos Blancos. Algo que no todo el mundo sabe, es que esta zona es la más lluviosa de la mitad sur de la Península, lo que concede a la Sierra de Grazalema un frescor especial.

A los pies de la imponente sierra, Grazalema uno de los pueblos pertenecientes a la Ruta de los Pueblos Blancos
A los pies de la imponente sierra, Grazalema uno de los pueblos pertenecientes a la Ruta de los Pueblos Blancos

Entre bosques mediterráneos y pasos de alta montaña, discurre esta preciosa ruta que comprende el nordeste de la provincia de Cádiz y el noroeste de la provincia de Málaga. Naturaleza y arquitecturas rurales, pero también muchas historia: desde restos prehistóricos hasta emplazamientos que datan del dominio musulmán, la Sierra de Grazalema es un lugar perfecto para perdernos y disfrutar de la naturaleza en una escapada primaveral.

Impresionantes contrastes en Soria

Para esta última escapada proponemos una internada en Soria, concretamente al Cañón del Río Lobos, entre las provincias de Burgos y Soria. Soria es una gran desconocida. Y no precisamente porque allí no se puedan visitar parajes de sublime belleza. La erosión de este río ha creado un inmenso karst (formación geológica consecuencia de la filtración de aguas en rocas calizas) con cuevas, simas y todo tipo de recovecos. Más de diez mil hectáreas forman parte de esta increíble región, que se puede recorrer a pie a lo largo de la senda del río. Se puede visitar también la ermita de San Bartolomé.

Si te sobra un día, a un poco más de una hora en coche podrás visitar la Laguna Negra de Urbión, núcleo de un parque natural situado a más de 1700 metros de altura y que ha sido modelado por el clima glacial del cuaternario. Este parque está coronado por el pico Urbión, donde nace el Río Duero.

Vista desde el balconcillo del Río Lobos
Vista desde el balconcillo del Río Lobos

Esta zona es muy interesante no solamente por su increíble paisaje natural. La arquitectura popular es muy variada, y existe un conjunto histórico artístico en Vinuesa, una población cercana.

Cinco sugerencias para que puedas saludar a la primavera en todo su esplendor. Increíbles parajes en los que acercarnos al campo, pasear en entornos naturales, conocer las costumbres locales (en el caso de la Sierra de Gata hasta el idioma) y desconectar unos días. Seguro que a la vuelta tienes muchas cosas que contarnos ¡Te esperamos!

Comentarios

compartir en redes